ACTUACIÓN VENEZOLANA SOBRE EL ESEQUIBO DURANTE EL SIGLO XX.#SectorAcuatico #ElEsequiboEsNuestro

ACTUACIÓN VENEZOLANA SOBRE EL ESEQUIBO DURANTE EL SIGLO XX

Esequibo siglo XX

Continuando con la Mayéutica sobre el Esequibo, en la siguiente entrega repasaremos la actuación venezolana con respecto a la controversia del Esequibo, durante todo el siglo xx.

1900- 1943

Durante estas décadas Venezuela, así como el Reino Unido y el resto del mundo, consideró la decisión de Arbitraje como “un arreglo pleno, hecho y derecho y conclusivo”.  Aun así, durante las primeras cuatro décadas del siglo XX, en el corazón de cada Venezolano se considera la decisión del Laudo como un “doloroso recuerdo” y pedía a Gran Bretaña reparar la deuda histórica con Venezuela que siempre respetó sus mandatos[1].

1944

26 de enero, Discurso pronunciado por el Embajador de Venezuela Dr. Diógenes Escalante con ocasión del agasajo ofrecido por la Pan American Society y la Cámara de Comercio Venezolana en los Estados Unidos, en la Ciudad de Nueva York[2].

“…Venezuela, víctima de sus disturbios internos y de su debilidad, estuvo prácticamente sola en su defensa. En aquel negro instante sólo una voz amiga, además de la suya propia, se alzó en su defensa: la de Severo Mallet-Prevost. Fue aquella una voz fuerte y docta, pero una sola en el proceso arbitral.

Nombrado primero, por el Presidente Cleveland, Secretario de la Misión Americana designada para tomar parte en el Arbitraje, fue luego el Consejero Legal de Venezuela, cuando se presentó el caso al Tribunal de Arbitraje de París. Fue la suya una buena defensa, aunque infructuosa; pero nosotros jamás hemos olvidado su amistad y su interés por nuestra causa.

Nosotros hemos aceptado el veredicto de ese arbitraje (03OCT1899) que tan persistentemente perdimos; pero en el corazón de cada venezolano hay una esperanza imperecedera de que algún día prevalecerá en el mundo el espíritu de la equidad y que éste nos traerá la reparación amistosa que en justicia y moralmente se nos debe …”

1° de febrero, EL Dr. Mallet-Prevost confiesa al Dr. Otto Schoenrich, que se habían sentido molestos a causa de la presión ejercida sobre ellos, durante el final de las audiencias del Tribunal en 1899. En consecuencia el Dr. Schoenrich recomienda que escriba un relato del incidente, para ser publicado después de su muerte, si él no deseaba que se publicase antes[3].

30 de junio, En sesión de esa fecha el Presidente de la Cámara de Diputados, Dr. José A. Marturet exige la revisión de las fronteras venezolanas con la Guayana Inglesa[4].

17 de julio, En la sesión de clausura, el Presidente del Congreso Dr. Manuel Egaña, confirma y reitera el anhelo de revisión de la Sentencia por la cual el imperialismo inglés nos despojó de una gran parte de nuestra Guayana[5].

18 de julio, Las Comisiones Permanentes de Política Exterior de las Cámaras Legislativas se manifiestan sobre la necesidad de revisar el Laudo de 1899[6].

1948

Durante la IX Conferencia Interamericana de Bogotá, Rómulo Betancourt Jefe de la Delegación venezolana deja constancia de las aspiraciones venezolanas reivindicativas de la Guayana Esequiba[7]:

“Al propugnar el principio de autodeterminación de los pueblos coloniales para decidir acerca de su propio destino, no negamos en forma alguna el derecho de ciertas naciones de América a obtener determinadas porciones de territorio hemisférico que en justicia les puedan corresponder; ni renunciamos a lo que los venezolanos, llegado el caso de una serena y cordial revalorización histórica y geográfica de la americana, pudiera hacer valer en pro de sus aspiraciones territoriales sobre zonas hoy en tutelaje colonial y que antes estuvieron dentro de nuestro propio ámbito …”

 10 de diciembre, Muere en Nueva York el Dr. Mallet-Prevost[8].

1949

Se da a conocer el Memorandum de Severo Mallet Prevost[9] es un documento que termina de confirmar las dudas venezolanas acerca de la naturaleza de la decisión del Laudo, el cual fue una componenda para robar territorio a Venezuela. A partir de este año, al conocerse el contenido del documento, una comisión del MRE se dedicaría a recabar información oficial relacionada con el tribunal de 1899. Mallet Prevost formó la Comisión Cleveland en 1896, para investigar la verdadera frontera con la Gran Bretaña, y en la cual se le obligó a firmar el Tratado de Washington un año después. Por eso los árbitros norteamericanos siempre lo consultaban en sus decisiones. Mallet Prevost consideraba que Venezuela debía conservar las bocas del Orinoco, se beneficiaba pues Inglaterra deseaba este territorio, considerada “la puerta de Sudamérica”. Desde la decisión del tribunal, Mallet Prevost se sintió indignado y hay muchas cartas que así lo afirman[10].  Dio órdenes de publicarlo después de su muerte y el de los integrantes del tribunal por ética y por liberar su conciencia antes de su muerte, ya que no podía en vida dar detalles del tribunal que el integró. Fue condecorado por Venezuela en agradecimiento a su papel en pro la soberanía nacional que desempeño en esos años. Venezuela desde finales de los 40, al encontrar más y más documentos que demostraban la nulidad del arbitraje, exigió a Gran Bretaña hablar del tema y reclamó la devolución de su territorio arrebatado.

En julio de este año En el América Journal of International Law Vol 43 Nº3, se publica el Memorándum dejado al Juez Schoenrich para no ser publicado, sino a su juicio después de su muerte.

“El Magistrado Brewer y yo nos embarcamos para Europa en enero de 1899 para asistir a la primera sesión del Tribunal Arbitral, que debía reunirse en París con el objeto de determinar la frontera entre Venezuela y la Guayana Británica. Los términos del Protocolo firmado entre Gran Bretaña y Venezuela, exigía la reunión del Tribunal en esa oportunidad. Sin embargo, como esta fecha resultaba incómoda para todos los que tenían que intervenir en el Arbitraje, se decidió celebrar una simple sesión preliminar, para cumplir con los términos del Protocolo y levantar las sesiones para reanudarlas en fecha más apropiada.

Antes de ir a París, el Juez Brewer y yo nos detuvimos en Londres, y estando allí el Señor Henry White, Encargado de Negocios de los Estados Unidos, nos ofreció una pequeña comida a la cual fue invitado el Lord Justicia Mayor Russell. Me correspondió sentarme junto a Lord Russell y en el curso de la conversación me aventuré a expresar que las decisiones de los arbitrajes internacionales debían fundarse exclusivamente en consideraciones legales. Lord Russell respondió inmediatamente: Estoy enteramente en desacuerdo con usted. Estimo que los arbitrajes internacionales deberían ser conducidos por vías más amplias y tomar en consideración cuestiones de política internacional. Desde aquel momento comprendí que no podíamos contar con Lord Russell para decidir la cuestión fronteriza sobre la base de estricto derecho.

Cuando nos reunimos en París el lº de junio siguiente conocí al Lord Collims. Durante los discursos del Procurador General Sir Richard Webster y mío (los cuales duraron 26 días) apareció claramente que Lord Collins estaba sinceramente interesado en darse cuenta completa de todos los hechos del caso y en determinar la ley a éstos aplicables. Lord Collins, por supuesto, no dio indicación acerca de cómo votaría en la cuestión; pero toda su actitud y las numerosas preguntas que formuló eran criticas de las pretensiones británicas y daban la impresión de que se iba inclinando hacia el lado de Venezuela.

Después de que Sir Richard Webster y yo concluimos nuestros discursos, el Tribunal suspendió sus sesiones para una corta vacación de dos semanas. Los dos Arbitros Británicos regresaron a Inglaterra y llevaron consigo al Señor Martens.

Cuando reasumimos nuestros puestos después del receso, el cambio en Lord Collims era visible. Hizo pocas preguntas y toda su actitud era completamente diferente de lo que había sido. Nos pareció (quiero decir a la defensa de Venezuela) como si hubiera ocurrido algo en Londres para producir tal cambio.

Cuando todos los discursos habían concluido en el mes de agosto o principios de septiembre, el Tribunal suspendió sus sesiones para permitir a los árbitros conferenciar y dictar su sentencia. Pasaron varios días durante los cuales esperábamos ansiosamente, cuando una tarde recibí un mensaje del Magistrado Brewer en el cual me decía que él y el Magistrado Fuller deseaban hablar conmigo y pedían que me les reuniese inmediatamente en su hotel. Fui allí de inmediato.

Cuando entré al departamento en donde me esperaban los dos árbitros americanos, el Juez Brewer se levantó y dijo muy excitado: “Mallet-Prevost, es inútil continuar por más tiempo esta farsa pretendiendo que nosotros somos jueces y usted abogado. El Magistrado Fuller y yo hemos decidido revelarle confidencialmente lo que acaba de pasar. Martens ha venido a vernos y nos informa que Russell y Collins están dispuestos a decidir a favor de la línea Schomburgk que, partiendo de Punta Barima en la Costa daría a la Gran Bretaña el control de la boca principal del Orinoco; y que si nosotros insistimos en comenzar la línea partiendo de la Costa en el Río Moroco, él se pondrá del lado de los Británicos y aprobará la línea Schomburgk como la verdadera frontera.

Sin embargo añadió, él, Martens, estaba ansioso de lograr una sentencia unánime, y si aceptáramos, la línea que él propone, él obtendría la aquiescencia de Lord Russell y Lord Collins a fin de llegar a una decisión unánime. Lo que Martens proponía era que la línea en la Costa comenzara a cierta distancia al Sudoeste de Punta Barima, de modo de dar a Venezuela el dominio de la Boca del Orinoco y que esta línea se conectase con la línea Scomburgk a cierta distancia. en el interior, dejando a Venezuela el control de la Boca del Orinoco y cerca de 5 mil millas cuadradas de territorio alrededor de esa boca.

Esto es lo que Martens ha propuesto. El Magistrado Fuller y yo somos de opinión que la frontera en la Costa debería iniciarse en el Río Moroco. Lo que tenemos que decidir es si aceptamos la proposición de Martens o suscribimos una opinión disidente. En estas circunstancias, el Magistrado Fuller y yo hemos decidido consultar con usted y ahora quiero hacérselo saber que estamos dispuestos a seguir uno u otro camino, según lo que usted desee que se haga. Por lo que acababa de expresar el Magistrado Brewer y por el cambio que todos habíamos observado en Lord Collins, me convencí entonces, y sigo creyendo, que durante la visita de Martens a Inglaterra había tenido lugar un arreglo entre Rusia y Gran Bretaña para decidir la cuestión en los términos sugeridos por Martens y que ese había hecho presión, de un modo u otro, sobre Collins a fin de que siguiera aquel camino. Naturalmente, me di cuenta de que yo solo no podía asumir la enorme responsabilidad de la decisión que se me exigía. Así lo hice ver a los árbitros y les pedí autorización para consultar al General Harrison. Al obtenerla fui a su apartamento para tratarle el asunto.

Cuando revelé al General Harrison lo que acababa de pasar, éste se levantó indignado, y caminando de un lado a otro, calificó la conducta de Gran Bretaña y Rusia en términos para mí inútil repetir. Su primera reacción fue la de pedir a Fuller y a Brewer que presentaran una opinión disidente, pero cuando se calmó y estudió el asunto desde un punto de vista práctico, me dijo: “Mallet-Prevost, si algún día se supiera que estuvo en nuestras manos conservar la desembocadura del Orinoco para Venezuela y que no lo hicimos, nunca se nos perdonaría. Lo que Martens propone es inicuo, pero no veo como Fuller y Brewer puedan hacer otra cosa que aceptar.

Estuve de acuerdo con el General Harrison y así se lo hice saber a los Magistrados Fuller y Brewer. La decisión del Tribunal fue, en consecuencia, unánime; pero, si bien es cierto que dio a Venezuela el sector en litigio más importante desde un punto de vista estratégico fue injusta para Venezuela y la despojó de un territorio muy extenso e importante, sobre el cual la Gran Bretaña no tenía, en mi opinión, la menor sombra de derecho.

Lo anterior ha sido dictado por mí el 8 de febrero de 1944.

 

OTTO SCHOENRICH.

Miembro de la Firma Curtis, Mallet- Prevost,

Colt & Mosle de Nueva York.”

1950

En el mes de octubre, en el Américan Journal of International Law Vol 44 Nº4. Clinfton Child (Formerly Commonwealth Fund Fellow, University of Wisconsin) cuestiona la credibilidad del Memorándum de Mallet-Prevost.

En la misma Revista Vol. 44 Nº4 William Dennis, corrobora las partes esenciales del Memorándum de Mallet-Prevost, revelando que eso se lo había manifestado Mallet-Prevost durante una reunión que sostuvieron en 1910. Sin embargo, la mejor confirmación de las aseveraciones de Mallet – Prevost, lo constituye la carta[11] que Lord Russell de Killowen, Juez Principal Británico en el Tribunal Arbitral, le expresara a Lord Salisbury en carta del 07OCT1899.

“… No tengo ninguna duda que él (de Martens) habló en sentido contrario a los árbitros venezolanos y que el temor de una línea (de demarcación) posiblemente mucho peor fue el incentivo para que ellos aceptasen el Laudo en su demarcación actual…”

1951

14 de enero, Declaración del Canciller venezolano Dr. Luis E. Gómez Ruiz, publica en el Diario el Nacional de Caracas – Venezuela[12].

“… La República –continuó el Canciller- tuvo que resignarse ante ese fallo que, si bien le arrebataba extensos territorios a cuyo dominio tenía justo título, ponía coto a las pretensiones de la Gran Bretaña de obtener el control territorial de las bocas de nuestro Orinoco, y se procedió de común acuerdo a efectuar la demarcación de la frontera en ejecución de los términos del Laudo.”

11 de marzo, Durante la IV Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores, celebrada en Washington, cuando se trató sobre la Reafirmación de Principios Interamericanos en relación con las Colonias y Posesiones Europeas en América, el Canciller Luis Emilio Gómez Ruiz, manifestó[13]:

“… ninguno de los cambios de status que puedan ocurrir en la Guayana Británica como consecuencia de la situación internacional o de las medidas que fueren adoptadas en el futuro, o como resultado del progreso de los habitantes de dichos territorios hacia la determinación de su propio destino no será obstáculo para que Venezuela haga valer sus justas aspiraciones de que se reparen conforme a una rectificación equitativa los perjuicios sufridos por la nación en dicha oportunidad”

 

1954

28 de marzo, Ante La X Conferencia Interamericana reunida en Caracas, Venezuela reitera su posición de no renunciar a sus aspiraciones reivindicativas de la Guayana Esequiba[14]:

“2º En cuanto al caso concreto de la Guayana Británica, el Gobierno de Venezuela declara que ninguna de los cambios de status que puedan ocurrir en ese país vecino, puede ser obstáculo para que el Gobierno Nacional, interpretando el sentimiento unánime del pueblo venezolano, y en vista de las peculiares circunstancias que prevalecieron en relación con el señalamiento de su línea fronteriza con la mencionada Guayana, haga valer su justa aspiración de que se reparen, conforme a una rectificación equitativa, los perjuicios sufridos por la Nación en esa oportunidad. De conformidad con lo que antecede, ninguna decisión que en materia de colonias se adopte en la presente Conferencia, podrá menoscabar los derechos que a Venezuela corresponden por este respecto, ni ser interpretada, en ningún caso, como una renuncia a los mismos.”

1960

En el mes de marzo, Durante una visita a Venezuela de una Delegación Interparlamentaria del Reino Unido, el Dr. Rigoberto Henriquez Vera, expuso que el cambio de status en la Guayana Inglesa no modificaba las aspiraciones reivindicativas territoriales venezolanas[15]:

“Un cambio de status en la Guayana Inglesa no podrá invalidar las justas aspiraciones de nuestro pueblo, de que se reparen de manera equitativa, y mediante cordial entendimiento, los grandes perjuicios que sufrió la nación en virtud del injusto fallo de 1899, en el cual privaron peculiares circunstancias ocasionando a nuestro país la pérdida de más de sesenta mil millas cuadradas de su territorio.”

1962

4 de enero, En Cuenta al Ministro de Relaciones Exteriores el Director de Organismos Internacionales expone:

“Ante la inminencia de la independencia definitiva de la Guayana y la importancia de la resolución que habrá de examinar la Asamblea General al reanudar su período de sesiones, la Delegación de Venezuela ante las Naciones Unidas ha señalado a la Cancillería que quizá sea ésta la última oportunidad que se presentará en las Naciones Unidas para que Venezuela pueda formular alguna reserva sobre una eventual reclamación territorial contra la Guayana Inglesa. Por ese motivo ha solicitado que se le impartan instrucciones al respecto”.

 El Canciller Falcón Briceño elevó el Punto de Cuenta[16] al Presidente y éste a su vez lo sometió a la consideración del Consejo de Ministros. Las recomendaciones formuladas fueron acogidas favorablemente y se decidió que en la oportunidad en que se reabriera el examen del proyecto de resolución de los países afroasiáticos más Yugoslavia, la Delegación venezolana debía hacer una declaración con la finalidad de reservar los derechos del país sobre la porción del territorio de Guayana que le había sido arrebatado en el Laudo Arbitral de 1899.

7 de febrero, El Gobierno británico envió telegrama confidencial a sus representantes diplomáticos advirtiendo que el Gobierno venezolano en el próximo debate en la O.N.U. expresaría reservas sobre la frontera con Guayana Británica; señalando que de acuerdo al desarrollo del debate, se podría proponer una resolución llamando a negociación entre el Gobierno de Su Majestad y el Gobierno de Venezuela, y que las Naciones Unidas a través del Comité de los 17, podría tener un rol en tales negociaciones[17].

14 de febrero, En ocasión de discutirse la cuestión de Guayana Británica en el XVI Período de Sesiones de la Asamblea General de la O.N.U., el Representante Permanente de Venezuela, Doctor Carlos Sosa Rodríguez, envió al Secretario General un Memorándum A/C.4/536 exponiendo la posición del Gobierno de Venezuela y las reservas que tenía respecto a la cuestión[18].

22 de febrero, El Representante Permanente de Venezuela formuló declaración sobre la reclamación venezolana del Esequibo. Memorándum que fue distribuido por intermedio de la Secretaría General de la O.N.U[19].

Por primera se plantea la reclamación territorial en las Naciones Unidas. Al reanudarse el XVI período de sesiones de la Asamblea el Representante Permanente de Venezuela, Dr. Carlos Sosa Rodríguez formuló la declaración en la cual se expusieron los antecedentes del problema y las razones por la cuales Venezuela no podía admitir la validez del Laudo de 1899. El representante venezolano, además de manifestar el apoyo de Venezuela a la independencia de la Guayana Británica, expresó el deseo de Venezuela de que se tomen en cuenta sus legítimos derechos y su aspiración a que se rectifique en forma equitativa la injusticia que se le hizo en la oportunidad en que se dictó el Lauto. Expresó el Delegado venezolano la esperanza del gobierno nacional de que ello pudiera lograrse mediante amistosas negociaciones entre las partes interesadas tomando en cuenta las circunstancias imperantes y los intereses del pueblo de la Guayana.

El Embajador de Venezuela ante la O.N.U., Dr. Carlos Sosa Rodríguez, plantea ante la 130ª Reunión del Cuarto Comité la reivindicación territorial venezolana[20]:

“… En esta oportunidad, cuando ha sido planteada ante la ONU la cuestión de la independencia de la Guayana Británica y la legítima aspiración de su población de alcanzar, mediante pacíficas negociaciones con el Reino Unido, el ejercicio pleno de su soberanía, el Gobierno de Venezuela al apoyar cálidamente tan justas aspiraciones, se ve al mismo tiempo obligado en defensa de los derechos de su propio pueblo, de pedir que se tomen también en cuenta sus justas reivindicaciones y que se rectifique en forma equitativa la injusticia cometida.”

12 de marzo, El Presidente Rómulo Betancourt en su Mensaje Anual al Congreso Nacional; mientras respalda la independencia de Guayana Británica, reafirma la reivindicación venezolana de la soberanía sobre el Territorio Esequibo[21]:

“… El planteamiento hecho antes las Naciones Unidas por nuestra Delegación fue categórico en el sentido de que fieles como somos a nuestra tradición y vocación anticolonialista propiciamos para la Guayana Británica la aplicación del principio de la autodeterminación y de su propia independencia. Pero activamente seguiremos gestionando, a través de negociaciones con el gobierno amigo del Reino Unido, la reintegración a Venezuela de una franja extensa del territorio nacional a nosotros arrebatada…”

4 de abril, La Cámara de Diputados de Venezuela respalda la reclamación venezolana del Territorio Esequibo[22].

4 de mayo, El Consejo de Ministros aprueba plan para reivindicar los derechos venezolanos de soberanía en el Esequibo, en los términos siguientes:

Gestión de la Cancillería ante los demás países del continente para informar a los gobiernos sobre el fundamento, objeto y sentido de la reclamación venezolana; a fin de recabar apoyo para la gestión que había de realizarse en las Naciones Unidas[23].

9 de mayo, El Embajador de Venezuela en Londres, expresó al Secretario Británico la decisión del Gobierno venezolano de proceder a reclamar oficialmente la parte territorial despojada en 1899[24].

18 de agosto, El Encargado del Ministerio de Relaciones Exteriores dirigió al Secretario General de la O.N.U. un radiograma solicitando formalmente la inclusión del tema “Cuestión de Límites entre Venezuela y la Guayana Británica”, en el período de sesiones de la XVII Asamblea[25].

Con esa acción se perseguía: 1) demostrar, mediante una exposición completa del problema y su discusión posterior, la justicia que asiste a Venezuela en la reclamación y exponer los verdaderos alcances de la reivindicación que se desea obtener, 2) presentar nuevos elementos de juicio que había logrado reunir la Cancillería, los cuales corroboran plenamente el alegato venezolano, 3) reiterar el firme deseo de que la cuestión sea resuelta con el gobierno británico a través de negociaciones amistosas antes de la independencia de la Guayana Británica, 4) explorar nuevamente la posibilidad de que la Asamblea aprobara una resolución por la cual se recomendara que la controversia fuera resuelta mediante negociaciones directas.

19 de septiembre, Sir Patrick Dean representante británico ante el Comité Político Especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), rechaza la reclamación territorial venezolana[26].

1° de octubre, Texto del discurso pronunciado por Marcos Falcón Briceño, Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, en el Debate General del XVII Período de Sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas[27]:

“… La existencia de estas buenas relaciones nos permite hacer a la Gran Bretaña y a la Guayana Británica este planteamiento: el de que, como amigos nos sentemos alrededor de una mesa donde podamos considerar, con ánimo desprevenido, la rectificación de la injusticia de que fue víctima Venezuela, en una hora infortunada que nuestro pueblo no puede olvidar, y se llegue a una solución que tome en cuenta los intereses legítimos de nuestro país y los de la población de la Guayana Británica.”

12 de noviembre, El Canciller Venezolano Marcos Falcón Briceño invoca la nulidad del Laudo de 1899[28] ante el Comité Político Especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Doc Nº A/SPC/71[29].

“… Venezuela fue allí víctima de un despojo. Para nosotros ese Laudo no tiene validez, no ha existido y, por lo tanto, nada puede convalidar lo que nunca existió. Esa es nuestra tesis… no hubo un arbitraje propiamente dicho, sino un arreglo. Hubo un compromiso de carácter político. Hubo una componenda por la cual tres jueces, que tenían la mayoría, dispusieron del territorio de Venezuela, porque los dos jueces británicos no estaban actuando, como dice Harrison, como jueces, sino que lo hacían como hombres de gobierno, como abogados. Y en todo eso se estaba comprometiendo el destino de un país arrebatándole lo más importante de su soberanía: su territorio.

… Pretender que Venezuela está obligada a considerar los resultados del Tribunal de Arbitraje como un arreglo pleno, perfecto y definitivo de todas las cuestiones sometidas a los árbitros, sería absurdo. Eso hubiera sido así si los árbitros hubieran conformado su actuación a lo dispuesto en el Convenio Arbitral de 1897, y ese no fue el caso. Es suficientemente claro que ello no ocurrió así.

Por eso, deseosa de resolver amistosa y definitivamente esta cuestión espinosa, Venezuela ha considerado oportuno explicar las razones por las cuales no puede reconocer la validez de un Laudo dictado a espaldas del derecho y en las condiciones y circunstancias que ustedes ya conocen. Todo esto que estoy diciendo se ajusta a la doctrina internacional que no reconoce validez a decisiones arbitrales adoptadas en circunstancias como las que he descrito.”

“…Para nosotros ese Laudo no tiene validez, no ha existido y, por lo tanto, nada puede convalidar lo que nunca existió. Esta es nuestra tesis…”

12 de noviembre, Mr Colin Crowe Representante Permanente Británico en la O.N.U. expresa que el Gobierno Británico no acepta que haya algo que discutir sobre cualquier disputa fronteriza. Sin embargo dice que está autorizado para decir que su Gobierno, con completo consentimiento del Gobierno de Guayana Británica, está preparado para discutir con el Gobierno Venezolano, a través de canales diplomáticos, arreglos para que una Comisión Tripartita, Venezuela – Guayana Británica- Reino Unido, examine el voluminoso material documental referente a esta cuestión[30].

16 de noviembre, El Presidente del Comité Político Especial de la O.N.U. Señor Leopoldo Benítez, mediante Comunicación A/5313, participó a la Asamblea el Acuerdo logrado por las Partes, para mantener conversaciones directas y encauzar, por vías pacíficas y amistosa, la controversia territorial entre Venezuela y el Reino Unido[31]:

“…La Comisión Política Especial ha escuchado las exposiciones del Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela y del Representante del Reino Unido en las cuales han fijado las posiciones de sus gobiernos sobre este asunto. Los Representantes de los Gobiernos del Reino Unido y de Venezuela me han autorizado para informar a la Comisión que, como resultado de las conversaciones que han sostenido en los últimos días a propósito de la cuestión de límites entre Venezuela y la Guayana Británica, han convenido[32], actuando el primero de los Gobiernos nombrados en completo acuerdo con el de la Guayana Británica, en que los tres Gobiernos examinaran la documentación en poder de todas las partes y relativa a este asunto. Con este propósito, procederán a hacer los arreglos necesarios por la vía diplomática. Tengo la certeza de que interpreto el sentir de la Comisión al decir que, en vista de la posibilidad de discusiones directas entre las partes interesadas, no debemos continuar este debate. Creo asimismo que la Comisión deseará que la Presidencia exprese la esperanza de que el procedimiento acordado entre las partes interesadas tenga resultados fructíferos. Tengo entendido que las partes interesadas informarán a las Naciones Unidas sobre los resultados de estas conversaciones…”

De manera expresa, Inglaterra reconoce los argumentos venezolanos y acepta la revisión documental del Laudo de Paris de 1899.

17 de diciembre, Resolución Nº1810 (XVII) de la O.N.U. La Asamblea General, en vista del retardo y obstrucción de algunas potencias para cumplir la Declaración sobre la independencia de algunos territorios coloniales hace un llamado para que cesen las acciones armadas y las medidas represivas contra los pueblos que procuran su independencia. Reiterando el mandato para que se materialice los pasos hacia la concesión de la independencia de esos territorios. Además se aumenta en siete nuevos miembros el número de miembros del Comité Especial[33].

“…Inicialmente el gobierno británico había tratado de restarle importancia a las discusiones y pretendió limitarlas a una simple reunión de expertos para examinar documentos. El procedimiento concebido en la forma como quedó finalmente acordado, fue propuesto por Venezuela. Sólo tras laboriosas e insistentes gestiones de la Cancillería y del Embajador venezolano en Londres, para ese momento el Doctor Ignacio Iribarren Borges, se logró su aceptación. Se convino en que el examen de la documentación se llevaría a cabo en dos fases. En una primera fase, absolutamente preliminar e informal, lo expertos de los tres gobiernos se reunirían para examinar la documentación existente y solicitar el acceso a los documentos que estuvieran en poder de la otra parte que se consideraran importantes. La segunda fase tendría lugar al nivel de Ministros de Relaciones Exteriores con la finalidad de revisar las conclusiones a que hubieran llegado los expertos[34]…”

1963

12 de marzo, El Presidente Rómulo Betancourt en su mensaje anual al Congreso Nacional, anuncia que se ha logrado un Acuerdo con el Reino Unido para discutir la reivindicación venezolana sobre el Territorio Esequibo[35]:

“… Complacido informo al país que se llegó a un acuerdo con el gobierno del Reino Unido para que esta cuestión pueda ser discutida en un plano amistoso entre representantes del Gobierno venezolano, del Gobierno inglés y el Gobierno de la Guayana Británica…”

30 de junio, se iniciaron formalmente las reuniones a nivel de experto, de acuerdo a la Resolución Nº1810 (XVII) de la O.N.U. La parte venezolana estuvo representada por los padres Hemann González y Pablo Ojer. Por el Reino Unido participo Sir Geoffrey Meade, funcionario de la Cancillería de ese país. La Guayana Británica estuvo representada por el señor Persaub, quien poco tiempo después delegó su representación en Sir Geoffrey Meade. Además, funcionarios de la Embajada británica en Caracas visitaron la Cancillería el 12 de septiembre para examinar algunos documentos que reposan en el Archivo General del Despacho[36].

5 de noviembre, El Canciller Venezolano presenta al Honorable R.A. Butler, Secretario de Relaciones Exteriores del Reino Unido un Aide- Memorie expresando la aspiración venezolana[37]:

“La verdad histórica y la justicia exigen que Venezuela reclame la total devolución del territorio del cual se ha visto desposeída, y a este respecto cuenta confiadamente con la buena voluntad y la cooperación del Gobierno de su Majestad”  

7 de noviembre, Comunicado Conjunto sobre las conversaciones celebradas en Londres, durante los días 05-06 y 07 NOV, entre los Ministros de Relaciones Exteriores de Venezuela y del Reino Unido para revisar el progreso logrado en el examen del material documental pertinente al Laudo Arbitral de 1899 sobre las fronteras entre Venezuela y la Guayana Británica[38]. Circuló en la O.N.U. con el Nº P220VENE(2).

“Comunicado Conjunto

El Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela se reunió con el Secretario de Relaciones Exteriores del Reino Unido los días 5, 6 y 7 de noviembre para revisar el progreso logrado en el examen del material documental pertinente al Laudo Arbitral de 1899 sóbrela frontera entre Venezuela y la Guayana Británica. Este examen fue acordado por los gobiernos venezolano y británico con la participación del gobierno de la Guayana Británica en la Comisión Política Especial de las Naciones Unidas en noviembre de 1962. Los expertos venezolanos han examinado ya parte de la documentación disponible en Londres. Como siguiente etapa los Ministros de Relaciones Exteriores acordaron que el experto británico, quien actúa también en nombre de la Guayana Británica, irá en breve a Caracas examinar la documentación disponible en los archivos venezolanos. Después que haya sido examinada la documentación pertinente los expertos se reunirán para discutir los resultados de su investigación. Los expertos presentarán posteriormente un informe a sus respectivos gobiernos. Estos informes servirán de base para ulteriores discusiones entre los gobiernos. Los plazos y fechas serán convenidos a través de los canales diplomáticos. El texto del presente comunicado será dado a conocer al Secretario General de las Naciones Unidas.

Londres, 7 de noviembre de 1963”

22 de noviembre, Se realiza en Londres la Tercera Conferencia Constitucional para la Independencia de la Colonia de la Guayana Británica. Dejando en manos del Gobierno Británico la adopción de un procedimiento para la independencia. Se proponen nuevas elecciones para 1964[39].

3 de diciembre, llegó a Caracas el experto británico Sir Geoffrey Meade quien permaneció en Venezuela hasta el 11 del mismo mes efectuando la revisión de la documentación sobre el caso de los límites de Venezuela con la Guayana Británica. Estuvo asistido en la investigación por el señor Anthony Thomas, funcionario de la Embajada Británica en Venezuela. Por la parte venezolana participaron el Embajador Rafael Armando Rojas y Hermann González Oropeza[40].

1964

2 de julio, El Presidente de la República, en Consejo de Ministros, aprobó la iniciativa del Ministerio de Relaciones Exteriores sobre los mapas de Venezuela; los cuales deberían señalar el territorio reclamado por Venezuela[41].

15 de diciembre, El Canciller venezolano Ignacio Iribarren Borges solicita al Secretario de Estado George Ball la intercesión de EE.UU. en la reclamación venezolana para la revisión de la frontera con Guayana Británica[42].

18 de diciembre, Se firma el Acta de Washington en el marco de la Primera Conferencia Interamericana Extraordinaria de la Organización de Estados Americanos (O.E.A.), sobre la admisión de nuevos miembros[43]:

“3. – Que el Consejo de la Organización no tomará ninguna decisión sobre solicitud alguna de admisión presentada por una Entidad política cuyo territorio esté sujeto, total o parcialmente y con anterioridad a la fecha de la presente resolución, a litigio o reclamación entre un país extracontinental y uno o más Estados miembros de la Organización mientras no se haya puesto fin a la controversia mediante procedimiento pacífico.”

1965

18 de marzo, Los expertos venezolanos para la cuestión de límites con Guayana Británica presentan su informe al Gobierno Nacional. La conclusión de que el Laudo fue efecto de un compromiso diplomático está evidenciado en la carta que Lord Russell Killowen, Juez Principal Británico en el Tribunal Arbitral enviará a Lord Salisbury en OCT1899, al referirse sobre su conducción, el curso y resultado del arbitraje venezolano, describiéndolos en ese momento que tiene frescos los recuerdos[44]:

“… Debo llamar la atención sobre un asunto incidental ya que puede afectar el curso de los eventos en el futuro. Cuando surgió la discusión detallada sobre lo que debería ser la línea, se hizo uso, que consideramos injusto, de varios ofrecimientos diplomáticos de compromiso…”

En su informe los expertos venezolanos señalaron que como resultado del examen de la documentación habían llegado a las siguientes conclusiones:

“ 1) Venezuela tuvo que aceptar el Tratado de Arbitraje de 1897 bajo presión indebida por parte de los Estados Unidos y la Gran Bretaña, los cuales negociaron las bases del compromiso con exclusión del gobierno venezolano, al cual se le dieron explicaciones que lo indujeron a error.

2) Venezuela fue de tal manera preterida que Estados Unidos y Gran Bretaña acordaron desde el comienzo de la negociación que ningún jurista venezolano habría de formar parte del Tribunal de Arbitraje.

3) Aun cuando sustanciales reservas venezolanas al Tratado no fueron tomadas en cuenta por los más directos negociadores del mismo, Venezuela interpretó el compromiso arbitral en el sentido de que la decisión del Tribunal debía ser de estricto derecho.

4) El llamado Laudo del 3 de octubre de 1899 es nulo. Esta nulidad se fundamenta:

  1. a) En la falta de motivación de la decisión.
  2. b) En que los árbitros no tuvieron en cuenta, para dictar su fallo, las reglas de derecho aplicables y, en particular, el principio del uti possidetis juris; y tampoco hicieron esfuerzo alguno de investigación en lo que concierne a los territorios que pertenecían, sea q los Países Bajos, sea al Reino de España, para la época de la llamada adquisición (Art. III del Tratado de Arbitraje).
  3. c) En que los árbitros no decidieron cómo debía computarse el plazo de 50 años de prescripción, ni lo aplicaron según lo acordado en el Tratado de Arbitraje.
  4. d) Sin que estuvieran facultados para ello por el compromiso arbitral, los árbitros establecen y reglamentan en su sentencia la libre navegación de dos ríos fronterizos y por cierto en contra de Venezuela.
  5. e) El hecho de que el llamado laudo no fue efecto de un compromiso diplomático explica que los árbitros no tomaron en cuenta las reglas de derecho contenidas en el Tratado Arbitral. Los documentos contemporáneos, mientras revelan que los árbitros eran conscientes de ello, confirman el hecho al que califican de “componenda” y de “farsa”.

5) Los representantes de Gran Bretaña presentaron al Tribunal de Arbitraje mapas a los que se atribuía decisiva importancia, los cuales habían sido adulterados en el Colonial Office.

6) La línea del llamado laudo había sido preparada en el Colonial Office en el mes de julio de 1899, o sea con varios meses de antelación con respecto a la sentencia. Esta línea de frontera fue impuesta a los árbitros americanos por el Presidente del Tribunal, el profesor ruso Frederick de Martens, por medio de coacción.

7) Venezuela nunca ha dado asentimiento al llamado laudo del 3 de octubre de 1899. La participación de Venezuela en la demarcación de la frontera revistió carácter puramente técnico. A ello fue forzado el país por circunstancias para él insuperables. Tanto el Gobierno como el pueblo venezolanos, en cuanto y como les fue posible, protestaron el llamado laudo de 1899”

24 de mayo, Comunicado de la Cancillería Venezolana sobre concesiones para exploración petrolera en el territorio reclamado por Venezuela[45]:

“…Venezuela no reconoce las concesiones otorgadas sobre el territorio y plataforma continental por ella reclamados,…”

El 3 de agosto, los expertos venezolanos y británicos intercambiaron en Londres los respectivos informes con las conclusiones a que habían llegado como resultado de la investigación histórica con lo cual quedó completada la etapa relativa a la revisión de la documentación y se abrió el camino para la siguiente etapa que, conforme lo acordado en Londres, consistiría en una nueva reunión a nivel de ministros.

5 de agosto, Con respecto a la solicitud venezolana, un análisis del Departamento de Estado hace las siguientes consideraciones[46]:

Es interés de U.S.A. hacer todo lo posible para facilitar una pronta solución.

U.S.A. nunca ha cuestionado el Laudo de 1899.

En este momento puede ser de nuestro interés decirle a los venezolanos que ellos no pueden contar con nuestro apoyo para avanzar en su reclamación.

Los venezolanos deben encontrar una solución amigable con el Reino Unido antes de la fecha de la independencia de la Guayana Británica.

Le hemos dicho a los británicos que nosotros esperamos que la disputa puede ser resuelta entre dos buenos amigos como son el Reino Unido y Venezuela.

Los británicos han señalado en varias oportunidades que la independencia será concedida con las disputas fronterizas resueltas.

12 de agosto, Declaración de la Academia Nacional de la Historia de Venezuela, acerca de los límites de Venezuela con la Guayana Británica[47].

“La Academia Nacional de la Historia ha analizado detenidamente la cuestión de los límites de Venezuela con la Guayana Británica, y aplicando al examen del problema un criterio sereno y científico, precisa en la siguiente síntesis las consideraciones que en su concepto definen y caracterizan la situación:

En virtud del Uti Possidetis Iuris, fundamento esencial del Derecho Público Americano en materia de límites, la República asumió la plena propiedad del territorio que en 1810 pertenecía a la Capitanía General de Venezuela, el cual se extendía en Guayana hasta el río Esequibo. Al igual que España, consideró toda ocupación extranjera al occidente de ese río como usurpación territorial en violación del Tratado de Münster de 1648 por el cual España reconoció a Holanda los territorios, que esta última poseía.

La documentación relativa a las misiones diplomáticas enviada por la Gran Colombia a Londres, revela que con carácter oficial se dio a conocer a Gran Bretaña que la frontera entre Venezuela y la Guayana Británica corría por el Esequibo, sin que aquella potencia objetara tan categóricas declaraciones. A este respecto, reviste singular trascedencia la declaración formulada por el Ministro Plenipotenciario, don Manuel J. Hurtado, cuando negoció y obtuvo el reconocimiento de la Gran Colombia por el Reino Unido.

Inglaterra se apartó del reconocimiento de esa frontera en 1840 al publicar la llamada Línea Schomburgk como frontera tentativa, expuesta a la discusión con los países lmítrofes. El hallazgo de un mapa de Guayana Británica compuesto por Schomburgk en 1835 existente en los archivos de la Royal Geographical Society de Londres, ha revelado que anterior a esa que se consideraba como primera línea Schomburgk existió otra, la línea Schomburgk original, coincidente grosso modo con la reclamada por Venezuela. Gran Bretaña no presentó, como era lo procedente, esta línea Schomburgk original al examen del Tribunal de Arbitramiento, privando a éste de un elemento de convición decisivo.

El litigio fronterizo, creado prematuramente por Schomburgk, se caracterizó en el siglo XIX por los sucesivos avances de su línea que con el mismo nombre usurpaba cada vez mayor porción de territorio venezolano al Oeste del Esequibo: la de 1835 sólo daba a la Guayana Británica 4.920 Km2, la de 1840 extendió la usurpación a 141.930 Km2, la de 1887 a 167.830 Km2, hasta llegar a la máxima pretensión británica que trató de incluir 203.310 Km2 de territorio venezolano dentro del cual estaban situadas poblaciones venezolanas tan antiguas y conocidas como Guasipati, Tumeremo y otras.

Valiéndose de su potencia económica y militar, Gran Bretaña violó el acuerdo de 1850, formalizado por cruces de nota entre la legación británica y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela, mediante el cual ambos países se habían comprometido a no ocupar el territorio que tan arbitrariamente aquélla ambicionaba. Posteriormente la Gran Bretaña pretendió que se diera valor jurídico a la ocupación por la fuerza, a pesar de las protestas venezolanas expuestas en notas diplomáticas de nuestra Cancillería. Es de observarse que tanto el Gobierno Metropolitano como el Colonial habían reiterado públicamente en múltiples ocasiones la advertencia a los que se adentraran en el territorio reclamado por Venezuela, que no habían de contar con la garantía del Gobierno de su Majestad.

En su intento por dar apoyo cartográfico a los sucesivos avances territoriales sobre Venezuela, Gran Bretaña publicó a partir de 1887, y representó al Tribunal de Arbitramento, una serie de mapas en los cuales la llamada línea Schomburgk, aparece adulterada.

Persiguiendo una desaforada política colonialista, Gran Bretaña decidió ocupar el territorio comprendido dentro de la adulterada línea Schomburgk a la que por primera vez se refirió el Gobierno británico en octubre de 1886, o sea casi medio siglo de la terminación de los mapas de aquél y a los veintiún años de su muerte. El incidente promovido en 1894 por un funcionario británico en frente de la confluencia del Yuruán, en territorio que Gran Bretaña había reconocido como venezolano sin disputa hasta ocho años antes del suceso, y sobre todo la ocupación del litorial hasta el río Amacuro, pusieron de manifiesto la ambición británica de apoderarse del territorio venezolano hasta las propias bocas del Orinoco.

El Gobierno de los Estados Unidos y la opinión pública de ese país, se percataron de que si las bocas del Orinoco pasaban a manos de Gran Bretaña, lograría ésta su hegemonía en el Norte de Sur América, la intervención norteamericana detuvo en 1895 el avance británico sobre el territorio venezolano, y obligó a Gran Bretaña a someter la cuestión a arbitramento.

La negociación del Tratado de Arbitramento de 1897 fue conducido por Estados Unidos y Gran Bretaña en circunstancias en las que a la momentánea tirantez surgida entre ambas potencias sucedió una etapa de cordial entendimiento calificado de entente por los historiadores de ambos países. Respecto de importantes cláusulas del Tratado, se le dio a Venezuela una interpretación distinta de la convenida por los negociadores. A pesar de su renuncia, nuestro país se vio en el caso de firmarlo para evitar mayores perjuicios. Así se comprende que contar la oposición de la opinión pública del país, el Gobierno venezolano se vio obligado a someter la cuestión a un Tribunal en cuya composición, por acuerdo previo entre Gran Bretaña y los Estados Unidos, no entraría ningún venezolano, aunque si formaba parte del mismo árbitros británicos, creándose así una flagrante elaboración del llamado Laudo.

El Tribunal de Arbitramento, presidido por el profesor ruso Frederick de Martens, estaba obligado de acuerdo con el Tratado de 1897, a decidir la cuestión en estricto derecho. Sin embargo, como culminación de un proceso en el que el derecho, de la fuerza se impuso sobre la fuerza del derecho, el Tribunal terminó en lo que diversos documentos contemporáneos calificaron de farsa. Como elementos de esa farsa se han comprobado los siguientes hechos:

Que el Presidente del Tribunal, Frederick Martens, coaccionó a los árbitros americanos para que admitieran la hora conocida como línea del Laudo, bajo la amenaza de que lo contrario él votaría por una frontera aún más desfavorable a Venezuela.

Que una línea, previamente preparada en el Colonial Office tres meses antes de la sentencia del Tribunal, fue adoptada por los árbitros británicos y ruso, e impuesta a los árbitros americanos.

Que la llamada sentencia fue el resultado de una componenda del Presidente ruso del Tribunal con los árbitros británicos.

Que los árbitros se excedieron en sus poderes llegando incluso a sentenciar y regular sobre la libre nevegación de los ríos venezolanos Barima y Amacuro, para lo cual no estaban facultados.

Que excediéndose en sus poderes, los árbitros actuaron contra el Tratado arbitral al no dictar una sentencia de derecho sino de compromiso, prescindiendo además de la parte motiva, esencial en toda sentencia jurídica.

Que al Tribunal fueron presentados por Gran Bretaña mapas adulterados, y se le ocultaron cartas geográficas y documentos, entonces en posesión del Gobierno británico, cuyo examen era de decisiva importancia para la correcta decisión del asunto.

Venezuela ha venido repudiando reiteradamente el llamado Laudo de 1899 desde la infausta fecha de su promulgación hasta nuestros días. El argumento de que el Laudo del Tribunal Arbitral tiene un carácter definitivo e irrevocable y no puede, por lo tanto, ser revisado, carece de todo fundamento, y es improcedente. Ese argumento sería ciertamente irrefutable si no existiese la evidencia, comprobada por investigaciones posteriores, de que el Laudo adoleció de vicios sustanciales que lo invalidan totalmente y lo hacen aparecer como la obra de coacción, de la malicia y del perjuicio. Ya pasada la era ominosa del colonialismo y la conquista durante la cual, y gracias a su inmenso poderío, impuso por todo el globo su dominio, la Gran Bretaña debe admitir que el Laudo carece de validez porque lo afectan vicios de fondo y de forma, y que se hace necesaria su revisión. Sufriría mengua el prestigio moral de la Gran Bretaña sí por intransigencia de su parte, Venezuela se viera obligada a denunciar ante la opinión pública mundial los oscuros pormenores del proceso que culminó en ese Laudo, baldón de la justicia.

En consecuencia de lo expuesto, la Academia Nacional de la Historia acuerda dar todo su apoyo a la justa reclamación que Venezuela tiene planteada al Reino Unido que le devuelva el territorio que en derecho le pertenece, y del cual fue despojada arbitrariamente por el Laudo, fruto de viciadas circunstancias, favorecidas singularmente por el ambiente de aquella época, cuando la política colonialista de las Grandes Potencias se hallaban en pleno auge y prevalecía por sobre toda otra consideración.

Caracas, 12 de agosto de 1965

Cristóbal l. Mendoza, Director – José Nucete-Sardi, Primer Vice Director – Carlos Felice Cardot, Segundo Vice Director – Mario Briceño Perozo, Bibliotecario-Archivero – Lucila L. De Pérez Díaz – Ambrosio Pereira – Augusto Mijares – Héctor García Chuecos – Pedro José Muñoz –Héctor Parra Márquez – Alfredo Boulton – Guillermo Morón – J. Gabaldón Márquez – Arturo Uslar Pietri – Virgilio Tosta – Luis Beltrán Guerrero – Blas Bruni Celli – Ramón Díaz Sánchez Secretario.”

5 de octubre, El Canciller Ignacio Iribarren Borges reitera la reclamación territorial venezolana ante la XX Asamblea General de la ONU[48].

“…Una vez más reitero la posición indeclinable de mi gobierno. Venezuela no reconoce validez alguna al llamado Laudo Arbitral de 1899. No puede tener valor un Laudo que adolece de vicios sustanciales…”

2 de noviembre, El Embajador Venezolano en Londres Dr. Héctor Santaella, reitera ante el Honorable Michael Stewart, Secretario de Relaciones Exteriores del Reino Unido la reivindicación territorial venezolana[49]:

“Con ocasión de la Conferencia sobre la Independencia de Guayana Británica. … Tengo a honra reiterar a Vuestra Excelencia, por expresas instrucciones de mi Gobierno, la explícita y constante posición de Venezuela respecto del colonialismo y de la vieja controversia con el Reino Unido acerca de nuestros límites con la Guayana Británica…

En consecuencia, tengo el honor de dirigirme a Vuestra Excelencia expresando la voluntad unánime de las autoridades y del pueblo de Venezuela para reafirmar de la manera más formal y categórica la posición de mi gobierno en el sentido de que ningún cambio de status que pudiere ocurrir en cuanto a la Guayana Británica, derivado de una declaración de independencia o de cualquier otra causa en nada afectara los derechos territoriales irrenunciables e imprescriptibles que a Venezuela legítimamente corresponden en la Guayana Esequiba.”

5 de noviembre, Se emitió una serie de sellos postales alusivos a la reclamación venezolana sobre la Guayana Esequiba, en conformidad con el Decreto No. 223 de fecha 01DIC1964 y la Resolución No. 24 del 03NOV1965 de los Ministerios de Hacienda y Comunicaciones[50].

7 de diciembre, El Doctor Leonardo Díaz González, Delegado de Venezuela en la Cuarta Comisión, en el XX Período de Sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, sobre Guayana Británica, luego de exponer las diligencias venezolanas ante esa Organización, en procura de la reivindicación de soberanía de la Guayana Esequiba, manifiesta el voto negativo al proyecto de Resolución sobre la independencia de Guayana Británica[51]:

“… quiero reafirmar una vez más, que Venezuela apoya la independencia de la Guayana Británica, lo que no podemos apoyar es el proyecto de Resolución contenido en el Doc A/C.4/4809, ya que dicho proyecto, por omisión intencionada de toda referencia a la existencia de la reclamación venezolana, prejuzga contra nuestros derechos.”

9 de diciembre, El Canciller Venezolano Dr. Ignacio Iribarren Borges, en la Conferencia Ministerial de Londres, ante el Canciller del Reino Unido Michael Stewart, y con la participación del Primer Ministro de la Guayana Británica, Forbes Burnham,  rechaza el informe de los expertos británicos[52].

“El Gobierno de Venezuela ha examinado cuidadosamente el informe de los expertos británicos, y ha llegado al firme convencimiento de que sus conclusiones son totalmente inaceptables.”

“…Los vicios de fondo y la forma del informe de los Expertos británicos han sorprendido al Gobierno venezolano. Aquellos son tales que bien justifican la expresión de Vuestra Excelencia en su Nota AV1081/75, del 3 de agosto de 1965, de que dicho informe -no representa necesariamente la reflexiva opinión del Gobierno de Su Majestad Británica acerca de ninguna de los puntos en discusión-…”

“…Lejos de haber persuadido a mí de que su reclamación carece de fundamento, el informe de los Expertos británicos le ha convencido de la firmeza inconmovible de su posición…”

“…El Gobierno de Venezuela está convencido que la solución satisfactoria del problema fronterizo con Guayana Británica consiste en la devolución del territorio que en derecho le pertenece. En consecuencia considera que debe acordarse la fijación de la frontera legítima entre Venezuela y Guayana Británica…”

Entre las propuestas consideradas en esa reunión figuró una de Venezuela que, con la finalidad de facilitar la aceptación de su posición de negación de la validez del Laudo Arbitral, planteaba la posibilidad de que una vez reconocida la soberanía venezolana sobre la parte del territorio esequibo que reclamaba, se podía convenir una administración conjunta de Venezuela, el Reino Unido y la Guayana Británica para impulsar el desarrollo de esa región. Esa propuesta fue rechazada.

La Parte británica con el consentimiento del Primer Ministro Burnham propuso un procedimiento basado en el Tratado de la Antártida, según la cual se permitiría el desarrollo económico en las zonas vecinas en los dos lados de la frontera fijada por el Laudo al tiempo que Venezuela se comprometería a no insistir durante treinta años en su reclamación[53].

Esta propuesta fue evidentemente rechazada por la parte venezolana. Dijo el Canciller Iribarren:

“…No encuentro ninguna conexión entre el caso de la Antártica y el de nuestro problema con el Reino Unido. La Antártica no forma parte de la unidad nacional o territorial de varios Estados signatarios de ese Tratado como es el caso de la Gran Bretaña. En cambio, el problema de Venezuela con el Reino Unido en relación con la Guayana Británica se refiere a un territorio que forma parte del territorio venezolano. Está situado en el límite mismo de la Guayana Británica con Venezuela, no se trata de un territorio de ultramar. Por consiguiente, este problema no puede ser resuelto de la manera del Tratado sobre la Antártica; es un problema que de no encontrársele una solución satisfactoria, continuará siendo causa de fricciones entre Venezuela y la Gran Bretaña y la Guayana Británica…”

10 de diciembre, Comunicado Conjunto sobre las conversaciones celebradas en Londres, el 09-10DIC, entre los Ministros de Relaciones Exteriores de Venezuela y del Reino Unido, y el Primer Ministro Forbes Linden Bunrham de Guayana Británica[54].

“1.- De conformidad con lo acordado en el Comunicado Conjunto del 7 de noviembre de 1963, se han celebrado conversaciones en Londres el 9 y el 10 de diciembre entre el Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela por una parte y el Secretario de Estado para Asuntos Exteriores del Reino Unido y el Primer Ministro de la Guayana Británica por la otra, sobre la base de la siguiente Agenda:

Agenda para la continuación a nivel ministerial de las conversaciones gubernativas concernientes a la controversia entre Venezuela y el Reino Unido sobre la frontera con la Guayana Británica, de conformidad con el Comunicado Conjunto del 7 de noviembre de 1963.

1) Intercambio de puntos de vista acerca de los informes de los Expertos sobre el examen de documentos y discusión de las consecuencias que de ellos se derivan. Necesidad de resolver la controversia.

2) Buscar soluciones satisfactorias para el arreglo práctico de la controversia que ha surgido como resultado de la contención venezolana de que el Laudo de 1899 es nulo e írrito.

3) Planes concretos de colaboración en el desarrollo de la Guayana Británica.

4) Determinación de plazos para el cumplimiento da lo que se acuerde respecto de los puntos 1, 2 y 3 anteriores

5) Comunicado conjunto sobre las presentes conversaciones.

2.- Además de considerar los informes de los Expertos sobre el material documental relativo al Laudo Arbitral, los Ministros discutieron vías procedimientos para poner fin a la controversia que amenaza quebrantar las tradicionalmente cordiales relaciones entre Venezuela, por una parte y el Reino Unido y la Guayana Británica, por la otra.

3.- Se intercambiaron ideas y propuestas para un arreglo práctico de la controversia. Se acordó que algunas de ellas deberían someterse a ulterior consideración y que los Ministros deben continuar las presentes discusiones durante la semana que comienza el 13 de febrero de 1966, en Ginebra, con el objeto de considerar dichas propuestas, así como otras que pudieran sugerirse de acuerdo con la referida Agenda. Por no haber podido ninguna de las partes aceptar las conclusiones de los expertos designados por la otra, el punto uno no será considerado. Se acordó además, que en breve funcionarios de los gobiernos interesados iniciarán conversaciones preparatorias.

4.- El texto de este Comunicado se llevará a conocimiento del Secretario General de las Naciones Unidas.

El Embajador .Adolfo R. Taylhardat, al abordar el tema, expresa lo siguiente[55]:

“…Considero importante destacar que esta reunión arrojó un saldo extraordinariamente favorable para Venezuela por cuanto 1) por primera vez el Gobierno del Reino Unido, en presencia del Primer Ministro de la Guayana Británica, reconoció la existencia de una controversia, 2) admitió la existencia de “la contención venezolana de que el Laudo de 1899 es nulo e írrito” 3) aceptó que se habían discutido “vías y procedimientos para poner fin a la controversia” 4) estuvo de acuerdo en que había necesidad de continuar considerando “ideas y propuestas para un arreglo practico de la controversia” y 5) admitió la necesidad de continuar la discusión de esas ideas y propuestas, para lo cual convino en celebrar una tercera ronda de conversaciones en Ginebra en el mes de febrero del siguiente año…

16 de diciembre, Resolución 2071 (XX) de la O.N.U. sobre la cuestión de la Guayana Británica. Tomando en cuenta que la Guayana Británica logrará independencia el 26 de mayo solicita a la potencia Administradora que ponga fin al Estado de Emergencia, libere los prisioneros políticos y los habilite para que participen en la vida política del territorio. Además hace llamado a los principales partidos políticos para que resuelva las diferencias existentes para que el territorio pueda lograr su independencia en una atmósfera de paz y unidad. La Asamblea General decidió también, sin objeción, tomar nota de la declaración del Presidente del Cuarto Comité en el sentido de que las discusiones entre los Gobiernos (Reino Unido, Venezuela y Guayana Británica) concernientes a la reclamación territorial continuaban según lo aprobado en 1962 y de acuerdo con la declaración del Presidente del Comité Político Especial, quien lo reportó a la Asamblea el 10 de Diciembre de 1962[56].

1966

Luego del discurso del canciller Marcos Falcón Briceño[57] en 1962, Inglaterra se negó a hablar de cambios en la frontera, sin embargo, propuso una comisión para revisar los numerosos documentos, con el fin de probar a Venezuela que el Laudo era legal. Al conocer el informe de los expertos británicos Venezuela lo consideró inaceptable. Gran Bretaña, aun así, aceptó una reunión en Ginebra en febrero de 1966 para buscar una solución a la reclamación venezolana y aceptando que existía una “controversia”.

El Presidente Raúl Leoni dijo al referirse al tema:

 “La Venezuela de hoy es completamente distinta de la de aquel entonces. Ya no somos un país económicamente débil, desgarrado por la lucha de facciones, apenas convaleciente de los dolorosos estragos de largas y cruentas guerras fratricidas e impotente para defenderse de actos de agresión. En esta nueva Venezuela se ha formado una conciencia nacional en torno a la justicia de nuestra reclamación. Sin abandonar nuestra indeclinable posición favorable a la pacífica y amistosa solución de las diferencias entre naciones, estamos dispuestos a hacer valer todos nuestros recursos para la buena defensa de nuestros derechos territoriales”.

16 de febrero, Se instaló en el “Palais des Nations” la Conferencia de Ginebra para atender la Reclamación Territorial Venezolana de la Guayana Esequiba. La Delegación venezolana estaba conformada por el Ministro de Relaciones Exteriores, Doctor Ignacio Iribarren Borges, el Embajador de Venezuela en Londres, Doctor Héctor Santaella, Doctor Blas Pérez Ferrás, Director de la Dirección Especial de Guayana, Germán Nava Carrillo, Ministro Consejero de la Embajada de Venezuela en Londres, Adolfo Taylhardat, Jefe del Departamento de Organismos y Conferencias Internacionales, Demetrio Boersner, Sub-Director de la Oficina Central de Información (O.C.I.), Leonardo Díaz González, Ministro Consejero en la Embajada de Venezuela en Bonn, Mercedes Senior, Secretaria Privada del Ministro, los Expertos de la Dirección de Guayana, S.J. Hermann González Oropeza y S.J. Pablo Ojer; Doctor Jaime Lusinchi, Representante de Acción Democrática, Doctor Andrés Roncajolo, Representante del F.N.D., Doctor Simón Antoni Paván, Representante del U.R.D., Doctor Gonzalo García Bustillos, Representante de COPEI, Doctor Iván Terán, Representante del F.D.P., Doctor Manuel Alfredo Rodríguez, Representante del P.R.N. y el Doctor Armando Soto Rivera, Representante de los Independientes[58].

El Dr. Iribarren Borges reiteró la actitud receptiva de Venezuela en cuanto a la búsqueda de una solución satisfactoria. Insistió en la receptividad de nuestro país respecto de la búsqueda de soluciones satisfactorias e invitó al Ministro británico a exponer su reacción a los planteamientos venezolanos y las propuestas de su país…

Propuesta británica: El Ministro británico insistió en la posición de su país acerca de la “intangibilidad” del Laudo y respondiendo a la invitación del Canciller venezolano volvió a presentar su propuesta basada en lo que establece el Tratado sobre la Antártida, la cual entregó por escrito. La propuesta perseguía establecer un régimen de desarrollo conjunto de las zonas situadas a ambos lados de la línea establecida por el Laudo Arbitral y al mismo tiempo pretendía obligar a Venezuela a congelar su reclamación durante treinta años.

Propuesta venezolana: El Canciller Iribarren presentó nuevamente una propuesta que había adelantado durante la reunión de Londres, la cual contemplaba la solución del diferendo en tres etapas: 1) La creación de una Comisión Mixta, 2) La Mediación y 3) el Arbitraje.

Esta propuesta fue rechazada por las delegaciones del Reino Unido y de la Guayana Británica que objetaban la mención del recurso al arbitraje y a la Corte Internacional de Justicia.

Nueva Propuesta venezolana: Elaboración de un un borrador que comprendía el mecanismo de una Comisión Mixta la cual tendría un plazo de cuatro años para lograr una solución. Si la Comisión Mixta no alcanzaba un acuerdo en ese tiempo, los gobiernos de Venezuela y de Guyana escogerían uno de los métodos de solución pacifica contemplados en el artículo 33 de la Carta de las Naciones Unidas[59] que, como se ha visto, consisten en la mediación, la conciliación, el arbitraje y el recurso a la Corte Internacional de Justicia ya que la negociación y la investigación habían sido agotadas. Si transcurridos tres meses no había acuerdo sobre la elección del medio de solución pacífica, se pediría a un órgano internacional escogido de común acuerdo, que escogiera el medio de solución pacífica a aplicar. Si tampoco se lograba acuerdo sobre esto último se pediría al Secretario General que escogiera el medio de solución pacífica. Si el medio seleccionado no daba resultado, el órgano internacional o el Secretario General, según el caso, escogería otro de los medios contemplados en el artículo 33 y así sucesivamente hasta que se lograra una solución o hasta que se hubieran agotado todos los recursos previstos en esa disposición de la Carta. Como puede apreciarse esta formulación incorporaba también el recurso a una instancia u organismo internacional como lo contempla el artículo 33 de la Carta.

El articulado definitivo fue redactado así:

1.- Si dentro de un plazo de cuatro años contados a partir de la fecha de este Acuerdo, la Comisión Mixta no hubiere llegado a un acuerdo completo para la solución de la controversia, referirá al gobierno de Venezuela y al Gobierno de Guyana en su informe final cualesquiera cuestiones pendientes. Dichos gobiernos escogerán sin demora uno de los medios de solución pacífica previstos en el Artículo 33 de la Carta de las Naciones Unidas.

2.- Si dentro de los tres meses siguiente a la recepción del informe final el gobierno de Venezuela y el Gobierno de Guyana no hubieren llegado a un acuerdo con respecto a la elección de uno de los medios de solución previstos en el Artículo 33 de la Carta de las Naciones Unidas, referirán la decisión sobre los medios de solución a un órgano internacional apropiado que ambos acuerden o, o de no llegar a un acuerdo sobre este punto, el Secretario General de las Naciones Unidas. Si los medios así escogidos no conducen a una solución de la controversia, dicho órgano, o como puede ser el caso, el Secretario General de las Naciones Unidas, escogerán otro de los medios estipulados en el Artículo 33 de la Carta de las Naciones Unidas, y así sucesivamente, hasta que la controversia haya sido resuelta, o hasta que todos los medios de solución pacífica contemplados en dicho Artículo hayan sido agotados.

Adolfo R. Taylhardat, opina lo siguiente[60]:

“…La referencia al artículo 33 de la Carta cumplía varios objetivos. En primer lugar insinuaba la posibilidad de que la controversia podía afectar las buenas relaciones existentes entre los dos países. En segundo lugar incorporaba de manera indirecta las alternativas de la mediación, el arbitraje y el recurso a la Corte Internacional de Justicia que formaban parte de la propuesta venezolana. En tercer lugar al Reino Unido y a la Guayana Británica le resultaría difícil rechazar una propuesta basada en una disposición de la Carta de las Naciones Unidas. En cuarto lugar aseguraba una solución definitiva ya que luego de haber escalado progresivamente la serie de medios contemplados en el Artículo 33, una vez agotados éstos, le correspondería a la Corte Internacional de Justicia dictar una decisión final. En quinto lugar, habiendo sido agotadas la negociación a través de las reuniones de Cancilleres y la investigación con el trabajo de los expertos historiadores, quedaban por utilizar la mediación, la conciliación, el arbitraje y el arreglo judicial que necesariamente consistiría en someter el problema a la Corte Internacional de justicia..”.

17 de febrero, Comunicado Conjunto sobre las conversaciones celebradas en Ginebra, el 16-17FEB, entre el Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, el Secretario de Relaciones Exteriores del Reino Unido y el Primer Ministro de la Guayana Británica[61]:

”Como consecuencia de las deliberaciones se suscribió un Acuerdo cuyas estipulaciones permitirán llegar a la solución definitiva de estos problemas. Los Gobiernos han convenido elevar el texto de dicho Acuerdo al conocimiento del Secretario General de la O.N.U. El Acuerdo ha sido bien acogido por los Ministros de los tres Gobiernos en cuanto provee los medios de resolver una disputa, que amenazaba dañar las relaciones entre dos vecinos y contiene las bases de buena voluntad para la futura cooperación de Venezuela y Guyana.”

 17 de febrero, Firma del Acuerdo[62] para resolver la Controversia entre Venezuela y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte sobre la Frontera entre Venezuela y Guayana Británica[63]. Registrado en la Secretaría General de la O.N.U. bajo el número 8192 (1966).

El Acuerdo de Ginebra firmado por el Gobierno de Venezuela, de Gran Bretaña y el de la colonia de la Guayan Británica, obligan a las partes a encontrar una solución en la controversia que es la soberanía del territorio al este del río Esequibo[64]. Todos los intentos para llegar a una solución siempre han sido “frenadas” por el gobierno guyanés (sucesora de Gran Bretaña) y en cuatro años de negociaciones se negaron a aceptar los argumentos y propuestas venezolanas.

19 de febrero, El partido político guyanés Peoples Progressive Party (PPP) mediante Comunicado rechaza la firma del Acuerdo de Ginebra[65]:

“A la luz de las decisiones de la Conferencia de Ginebra sobre el tema fronterizo Venezuela – Guayana Británica, el PPP desea denunciar la llamada solución por las razones que ella da sustancia y status a la espúrea reclamación que no tiene base legal y también compromete la soberanía de este país por asociarla a un Gobierno agresor en un arreglo especial en relación al territorio que es objeto de controversia y la base para una amenaza de agresión…

El Gobierno de Guayana Británica ha condescendido en la Conferencia sobre asuntos vitales, con el resultado de que Guayana está obligada a trabajar con Venezuela en la búsqueda de una solución a la disputa que no tiene base legal, pero que ahora se le dio status internacional…”

11 de marzo, El Presidente Raúl Leoni en su mensaje anual ante el Congreso Nacional informa haber autorizado la firma de un Tratado con la Gran Bretaña y la Guayana Inglesa sobre la reinvindicación venezolana del Territorio Esequibo[66]:

“… Por tener un conocimiento exacto de la historia de nuestra reclamación y un claro criterio sobre los fundamentos jurídicos de la misma, así como la existencia de una sentencia írrita, con apariencia de cosas juzgada, impartí precisa autorización al Canciller Iribarren Borges para que suscribiera en nombre de Venezuela el Acuerdo concertado, con la Gran Bretaña y la Guayana Inglesa, en Ginebra, ya que tengo la bien fundada convicción de que él reabre el caso de la Guayana Esequiba, ofreciendo a Venezuela una oportunidad, como nunca tuvo antes, para hacer valer sus derechos y conseguir la reparación del daño que nos causara el doloso Laudo de París …”

 

31 de marzo, La Comisión de Política Exterior del Senado de la República de Venezuela presenta su informe a la Cámara sobre el Proyecto de Ley Aprobatoria del Acuerdo firmado en Ginebra el 17FEB1966, por los Gobiernos de la República de Venezuela y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte en consulta con el Gobierno de la Guayana Británica para resolver la controversia entre Venezuela y el Reino Unido sobre la frontera con la Guayana Británica[67]:

“… La Comisión sustenta el criterio de que el Acuerdo de Ginebra es un punto de partida de firme básica jurídica que permitirá a Venezuela avanzar en el camino de la recuperación del territorio que nos despojó la Gran Bretaña…

Por todo lo expuesto, la Comisión de Política Exterior del Senado estima que el Acuerdo de Ginebra, como instrumento jurídico internacional, es oportuno y conveniente al interés del país y a los altos y delicados objetivos que persigue…”

4 de abril, El Secretario General de la O.N.U., Señor U. Thant, envía comunicación al Ministro Ignacio Iribarren Borges, aceptando funciones confiadas en el Acuerdo de Ginebra del 17FEB1966[68]:

“… He tomado nota de las obligaciones que eventualmente puedan recaer en el Secretario General de las Naciones Unidas en virtud del párrafo 2 del artículo IV del Acuerdo, y me complace informarle que dichas funciones son de tal naturaleza que pueden ser desempeñadas apropiadamente por el Secretario General de las Naciones Unidas.”

13 de abril, Ley aprobatoria del Acuerdo de Ginebra[69], el cual fue distribuido en las Naciones Unidas el 03MAY1966, bajo la sigla A/6325.

16 de abril, Los Doctores Luis Loreto Hernández y Gonzalo García Bustillos son nombrados Representantes Venezolanos con plenos poderes en la Comisión Mixta. Anteriormente, el 14 ABR1966, habían sido nombrados Sir Donald Jackson y el Señor Mohamed Shahabudden como Representantes de la Guayana Británica[70].

2 de mayo, Jaime Lusinchi y Adolfo R. Taylhardat  negocian en Georgetown con el gobierno de la Guayana Británica, el inicio de las actividades de la Comisión Mixta contemplada en el Acuerdo de Ginebra:

Hoy día lunes dos corriente mes sostuvimos amplia conversación con Primer Ministro de la Guayana Británica. Resultados siguientes: Primero: Está de acuerdo realizar en principio primera reunión en Caracas semana comprendida entre el 15 y el 21 mayo. Fecha exacta sujeta consulta realizará con Sir Jackson, quien no está actualmente aquí. Primer Ministro de la Guayana Británica en todo caso coincide con nosotros necesidad celebrar una reunión comisión antes independencia. Segundo: se le informó que nota enviará Venezuela con ocasión del reconocimiento de Guayana independiente incluirá declaración en conformidad Acuerdo de Ginebra expresando reserva con respecto territorio reclamado. Primer Ministro de la Guayana Británica contestó le parecía perfectamente comprensible actitud de Venezuela, por cuyo motivo no consideramos necesario mostrarle texto previsto, pero determinación nuestra quedó clara. Tercero: Se le adelantó posibilidad venida delegación de Venezuela número previsto sin objeción alguna de su parte; acomodar delegados resuelto. Se explicará verbalmente. Programa oficial celebraciones contempla visita buques y aviones militares. Primer Ministro de la Guayana Británica manifestó desfile militar venezolano sería bien recibido y apreciado. Insistimos realizar este punto. Cuarto: sin sugerirlo nosotros, Primer Ministro de la Guayana Británica insinuó que Venezuela debería ofrecer motivo independencia regalo valioso tio grupo escolar u hospital, preferentemente este último. Textualmente dijo que Venezuela no debería limitarse ofrecer usual regalo bandeja de plata sino algo útil y permanente para un país pobre. Quinto: referente establecimiento de Misión Diplomática, primer Ministro de la Guayana Británica manifestó deseo y posibilidad tenga sede Caracas con jurisdicción Trinidad, Barbados y Jamaica. (Cablegrama Firmado Lusinchi y Taylhardat)

26 de mayo, Independencia de la Colonia de la Guayana Británica.

El Gobierno de Venezuela reconoce[71] al nuevo Estado Independiente de Guyana, con la reserva de que:

“no implica por parte de nuestro país renuncia o disminución de los derechos territoriales reclamados, ni de ninguna manera afecta los derechos soberanía que se desprenden de la reclamación surgida de la contención venezolana de que el llamado Laudo Arbitral de París de 1899 sobre la frontera entre Venezuela y la Guayana Británica, es nulo e írrito… En consecuencia, el territorio de la Guayana Esequiba sobre el cual Venezuela se reserva expresamente sus derechos soberanos limita al Este con el nuevo Estado de Guyana a través de la línea del río Esequibo, tomado éste desde su nacimiento hasta su desembocadura en el Océano Atlántico…”

 21 de junio, El Gobierno de Venezuela manifiesta ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas su complacencia por el ingreso de Guyana a la Organización de las Naciones Unidas, pero aclarando que[72]:

“Venezuela deja formal constancia de que, ni su apoyo a la solicitud de ingreso de Guyana a las Naciones Unidas, ni el ingreso mismo, cuando se produzca, pueden implicar renuncia ni disminución de los derechos de soberanía de Venezuela sobre el territorio situado en la margen izquierda del río Esequibo, ni reconocimiento en forma alguna del llamado Laudo Arbitral de París de 1899 sobre la frontera entre Venezuela y la Guayana Británica, acerca de los cuales ha hecho la oportuna reserva al reconocer al nuevo Estado.”

2 al 4 de julio, Se instala en Caracas, la Comisión Mixta Venezolano – Guyanesa, de conformidad con el artículo I del Acuerdo de Ginebra, encargada de buscar una fórmula de negociación que ponga fin a la controversia de límites entre Venezuela y Guyana. La parte venezolana está representada por Luis Loreto y Gonzalo García Bustillos, asesorados por los Presbíteros Pablo Ojer y Herman González Oropeza; y la parte guyanesa, por Donald Jackson y Mohamed Shahabudeen[73]. La Comisión  debía encontrar las “soluciones satisfactorias para el arreglo práctico de la controversia” resultante de la reclamación de Venezuela. La Comisión Mixta tenía cuatro años para concluir su trabajo.” Nunca nuestro país se negó a reconocer la independencia guyanesa, lo cual hizo con su respectiva reserva[74].

19 de agosto, Nota del Gobierno de Guyana en respuesta al Reconocimiento de Venezuela. Firmado por L.F.S. Burnham, Primer Ministro y Ministro de Relaciones Exteriores[75]:

“… Mi Gobierno toma nota del agrado con que el Gobierno de Venezuela ha otorgado su reconocimiento a Guayana, pero observa, con pesar, que el Gobierno de Venezuela ha descrito la línea media del río Esequibo como la frontera occidental del Estado de Guyana, en contradicción con el Acuerdo de 1905 resultante de los trabajos de la Comisión Demarcadora de la frontera, la cual dispuso y delimitó la frontera oeste de la Colonia de Guayana Británica a lo largo de los ríos Cuyuní y Venamo. En este sentido deseo señalar que el Artículo I (2) de la Constitución de Guyana estipula que el “territorio de Guyana comprenderá toda el área que con anterioridad inmediata al 26 de mayo de 1966 estaba comprendida en la antigua Colonia de Guayana Británica junto con las áreas que como Acta del Parlamento puedan ser declaradas, parte del territorio de Guayana.” El territorio que se extiende entre la línea media del Río Esequibo por el Este y la frontera de la antigua Colonia de Guayana Británica a lo largo de los ríos Cuyuní y Venamo por el Oeste, estaba incluido, con anterioridad al 26 MAY1966, tanto jurídica como administrativamente, dentro de la antigua Colonia de Guayana Británica y forma parte del Estado de Guyana….”

12 al 16 de septiembre, La Comisión Mixta Venezolano – Guyanesa realiza su Segunda reunión en Georgetown[76].

13 de septiembre, Se crea la Embajada de Venezuela en Georgetown, Guyana. Más tarde, el 06OCT1966, se designa a Walter Brandt, como Primer Embajador venezolano ante Guyana[77].

20 de septiembre, Resolución 2133 (XXI) de la O.N.U. mediante la cual la Asamblea General decide admitir a Guyana como miembro de las Naciones Unidas. Venezuela reitera reservas expresamente sobre sus derechos soberanos en el Territorio Esequibo[78].

30 de septiembre, El Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela Dr. Ignacio Iribarren Borges, ante la Asamblea General de la O.N.U. en su 21º Período de Sesiones, reitera la posición venezolana sobre la independencia de Guyana y la reivindicación territorial venezolana[79].

En todos estos años bajo, Venezuela siempre sostuvo sus argumentos y respeto los dictámenes del Acuerdo de Ginebra. Nuestro país siempre fue la parte que entregó propuestas, ideas y soluciones, habló efectivamente del desarrollo conjunto, para ayudar a la naciente república y a mejorar la calidad de vida de los esequibanos y Guyana siempre las negó aun sin revisarlas. Guyana siempre paso por encima del Acuerdo a otorgar concesiones en el área disputada y negando la búsqueda de una solución pacífica entre las partes.

En octubre de ese año, se llega a un pico en las tensiones entre los dos países,  el ejército guyanés invadió la isla de Anacoco e izó la bandera de su País de manera inamistosa y violando una vez más el Acuerdo de Ginebra. La isla de Anacoco, que está en un brazo del río Cuyuní está dentro la “frontera” con el territorio Esequibo, y siempre fue ocupado por Venezuela. En 1966 poseía rancherías de mineros venezolanos y era visitado regularmente por el ejército., Al enterarse por medio de pobladores del lugar, la Guardia Nacional de Venezuela, al mando del Coronel José Pilar Barbella Ramos, retiró a los efectivos guyaneses y el Gobierno venezolano decidió crear una base militar y un aeropuerto en el lugar[80].

18 de octubre, El Gobierno guyanés, mediante radiograma, protesta la ocupación total y la construcción de un aeropuerto en la Isla de Anacoco por parte de personal venezolano[81].

El Ministro Ignacio Iribarren Borges rechaza la protesta del Gobierno guyanés sobre la Isla de Anacoco[82].

“… el Gobierno de Venezuela rechaza la referida protesta, por cuanto la Isla de Anacoco es territorio venezolano en su integridad y la República de Venezuela siempre ha estado en posesión de ella.

Al propio tiempo, señalo a Vuestra Excelencia que si el Honorable Gobierno de Guyana tuviere alguna reclamación que formular, deberá hacerlo a través de la Comisión Mixta creada al efecto por el Acuerdo de Ginebra del 17FEB1966, de conformidad con lo dispuesto en el párrafo segundo del Artículo Quinto del mismo Tratado…”

El Gobierno de Venezuela protesta ante el Gobierno de Guyana por los ultrajes al Consulado y a la Bandera nacional[83].

20 de octubre, La Cámara de Diputados de Venezuela aprueba Acuerdo respaldando la actitud del Ejecutivo Nacional en resguardo de los derechos de soberanía de Venezuela sobre la Isla de Anacoco[84].

22 de octubre, El Primer Ministro Forbes Burnham, en nombre del Gobierno guyanés presenta excusas al Gobierno venezolano por los sucesos del 14OCT1966[85] (arriada y destrucción de la Bandera Nacional).

28 al 30 de diciembre, La Comisión Mixta Venezolano – Guyanesa realiza su tercera reunión en Caracas[86].

1967

10 de marzo, El Presidente Raúl Leoni en su Mensaje anual ante el Congreso Nacional informa al país sobre el reconocimiento al nuevo Estado de Guyana[87].

“. Venezuela reconoció al nuevo Estado de Guyana inmediatamente después de la proclamación de su independencia, pero al formular su reconocimiento hizo expresa reserva de nuestros derechos sobre el territorio que se extiende al oeste de la línea media del Río Esequibo, desde su nacimiento hasta su desembocadura en el Atlántico…”

12 de marzo, La Comisión Mixta Venezolano – Guyanesa realiza su cuarta reunión en Georgetown[88].

15 de julio, La Comisión Mixta Venezolano –Guyanesa realiza su quinta reunión en Caracas[89].

30 de octubre, La Comisión Mixta Venezolano –Guyanesa realiza su sexta reunión en Georgetown. Luego se reúne nuevamente del 28NOV al 01DIC en el mismo Georgetown[90].

En Diciembre, La Comisión Mixta Venezolano –Guyanesa realiza su séptima reunión en Caracas y Maracay[91].

1968

Entre marzo y abril, La Comisión Mixta Venezolano – Guyanesa realiza su octava reunión en Georgetown[92].

14 de mayo, Comunicado Oficial del Gobierno de Venezuela, en el cual declara públicamente que no reconoce ningún tipo de concesión otorgada por el Gobierno de Guyana sobre la Guayana Esequiba para la explotación de bosques, tierras o minas[93].

28 de junio, El Gobierno de Guyana envió nota de protesta al Gobierno de Venezuela por la acusación de violar en Acuerdo de Ginebra y de agresión económica[94].

En julio, La Comisión Mixta Venezolano –Guyanesa realiza su novena reunión en Caracas[95].

9 de julio,  el Presidente Leoni firmo un Decreto de los Derechos de Venezuela al mar del Esequibo, pues al no estar definidos los límites marinos con Guyana (ya que aún no se aclaraba la frontera terrestre con este país) Venezuela, lógicamente, se reservaba sus derechos en el Atlántico[96]. En dicho Decreto se traza una línea de base recta entre la línea divisoria del Río Esequibo hasta Punta Araguapiche del Territorio Federal Delta Amacuro, reivindicando la soberanía sobre el espacio marítimo correspondiente[97].

16 de julio, Comunicado del Gobierno de Venezuela en respuesta a las declaraciones formuladas por el Primer Ministro de Guyana, Linden Forbes Burnham, quien acusa al Gobierno venezolano de violar constantemente el Acuerdo de Ginebra y de practicar la piratería[98]:

“… e) El Señor Primer Ministro ha acusado a Venezuela de violar el Acuerdo de Ginebra al señalar que no reconoce ninguna concesión, contrato u obligación que el Gobierno de Guyana contraiga con entidades públicas o privadas en relación con el territorio situado al Oeste del Río Esequibo. Lejos de constituir una violación del Acuerdo, esta declaración es consecuencia lógica del mismo. No puede esperarse que Venezuela reconozca obligaciones contraídas por otro país sobre un territorio cuya devolución reclama. Esta reclamación es precisamente la razón de ser del Acuerdo de Ginebra…”

 18 de julio, Nota de Protesta del Gobierno de Guyana por el Decreto de Mar Territorial que incorpora unas 3 millas marítimas del Litoral Atlántico de la Guayana Esequiba, como mar perteneciente a Venezuela[99].

19 de julio, Decreto del Congreso de Guyana rechazando el Decreto de Mar Territorial venezolano[100].

8 de agosto, El Gobierno de Venezuela en Nota dirigida a la Embajada de Guyana rechaza públicamente cualquier tipo de concesión que haga el Gobierno de Guyana en el Esequibo y deja constancia de su posición, al aclarar entre otras cosas[101]:

“2) Venezuela no está ni ha estado nunca obligada por el pretendido Laudo Arbitral de 1899, porque dicho acto es nulo e írrito y, por lo tanto no ha podido producir nunca efectos jurídicos.

3) Como consecuencia necesaria de lo anterior, considera el Gobierno de Venezuela que la detentación por parte de Guyana del territorio situado al Oeste del Río Esequibo, y los actos que en virtud de ella haya realizado o realice, carecen de toda base en derecho y en justicia.”

En el mes de septiembre, la Comisión Mixta Venezolano – Guyanesa realiza su décima reunión en Georgetown[102].

4 de octubre, El Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela Dr. Ignacio Iribarren Borges, expresa ante la Asamblea General de la O.N.U., en su XXIII Período de Sesiones, el rechazo de Venezuela a las acusaciones formuladas por el Representante de Guyana sobre la Isla de Anacoco, intervención en los asuntos internos de Guyana, exclusión de Guyana a la O.E.A. y del Tratado de Desnuclearización de América Latina, de agresión económica y de agresión del Decreto del 09JUL1968 relativo al Mar Territorial de Venezuela[103].

6 de octubre, Discurso pronunciado por el Doctor Ignacio Iribarren Borges, Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela en el XXIII Periodo de Sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas[104]:

“… En cuarto lugar, ha acusado a Venezuela de “agresión económica”. Venezuela se ha limitado a dejar constancia de que, cuando el territorio que le fue arrebatado por el Reino Unido regrese a su soberanía, no reconocerá las concesiones extranjeras que sobre él haya otorgado Guayana. Esta constancia es necesaria para evitar que, en el futuro, puedan los poderosos consorcios económicos internacionales interesados en el territorio, pretender oponer a Venezuela los espurios títulos obtenidos del Gobierno de Guyana…”

En diciembre, La Comisión Mixta Venezolano –Guyanesa realiza su décima primera reunión en Caracas[105].

1969

2 de enero, Estalla en la Zona del Rupununi, territorio de la Guayana Esequiba, una sangrienta revuelta protagonizada por los grupos de hacendados y ganaderos amerindios que intentan separarse del Gobierno de Georgetown, con la intención de anexar este territorio a Venezuela. Produciéndose una migración, desde el Barima hasta el Roraima, que buscó amparo y asistencia en nuestro país. A esos refugiados se les otorgó Cédula de Identidad como ciudadanos venezolanos por nacimiento[106].

En abril, a Comisión Mixta Venezolano – Guyanesa[107] realiza su décimo segunda reunión en Bridgetown (Barbados).

En el mes de junio, La Comisión Mixta, se reunió informalmente en Antigua y durante la segunda quincena realizó la décima tercera reunión en la Ciudad de México[108].

31 de julio, Fue fundado el pueblo de San Ignacio de Yuruani[109], en la ribera del Río Yuruani en la Gran Sabana, como primer pueblo de refugiados. 40 casas dotadas de todos los servicios, acueducto, escuela, dispensario, electricidad, etc.

En el mes de septiembre, La Comisión Mixta Venezolano – Guyanesa realizó su décima cuarta reunión en Puerto España, Trinidad[110].

7 de octubre, Discurso de Andrés Aguilar, Delegado de Venezuela en la Organización de las Naciones Unidas, sobre la respuesta del Gobierno de Venezuela ante la Asamblea General de O.N.U., desmintiendo las acusaciones del Canciller guyanés Sonny Ramphal, del día 05OCT, sobre la supuesta colaboración de Venezuela en la Revuelta del Rupununi[111]:

“… Estando, pues, pendiente la solución de esta controversia, Venezuela tiene más que el derecho, él deber de advertir a todos aquellos que tengan la intención de invertir en el territorio que reclama que, cuando ese territorio sea reintegrado a su soberanía, no reconocería los títulos o derechos que puedan haber adquirido bajo las leyes de Guyana. Estas advertencias son necesarias porque la legislación venezolana es estricta en la protección de los recursos naturales de nuestro país y cuidadosa de las condiciones en las cuales permite extracción de nuestras riquezas. Como no tenemos la actitud permisiva de Guyana al respecto, podríamos vernos en el futuro, una vez más en posesión de la integridad de nuestro territorio, confrontando por pretensiones inaceptables por parte de grandes consorcios extranjeros cuyo poder no puede desestimarse…”

 18 de diciembre, la Comisión Mixta Venezolana – Guyanesa realizó su décima quinta reunión en Buenos Aires, Argentina[112].

1970

13 al 16 de febrero, La Comisión Mixta Venezolana – Guyanesa realizó su décima sexta reunión en Kingston, Jamaica[113].

23 de febrero, El Gobierno de Guyana envía nota de protesta al Gobierno de Venezuela por supuestos ataques a la integridad territorial de Guyana[114].

23 de febrero, El Gobierno guyanés se dirige a la Embajada de Venezuela solicitando la reducción del número de venezolanos empleados por la Embajada de Venezuela[115].

23 de febrero, El Gobierno guyanés se dirige a la Embajada de Venezuela expresando preocupación por el aumento en el número del personal militar en el área adyacente a la Isla de Anacoco[116].

23 de febrero, Guyana se transforma políticamente en la República Cooperativa de Guyana. Al saludar el establecimiento del régimen republicano, el Presidente Rafael Caldera expresó[117]:

 “… En esta solemne ocasión, por mandato imperioso del cargo que desempeño, no puedo menos que ratificar, en salvaguardia de los legítimos derechos territoriales de Venezuela, las reservas que habíamos formulado ante el Reino Unido y que hemos reiterado ante aquel país y ante Guyana cuando ésta fue proclamada independiente…”

24 de febrero, El Embajador guyanés ante la O.N.U., P. A. Thompson dirige comunicación al Presidente del Consejo de Seguridad de la O.N.U. (S/9663) denunciando la grave situación surgida como resultado de ataques armados perpetrados por fuerzas militares de Venezuela[118].

6 de marzo, El Embajador venezolano ante la O.N.U., Andrés Aguilar dirige comunicación al Presidente del Consejo de Seguridad de la O.N.U. (S/9681) refutando la comunicación guyanesa (S/9663) y llamando la atención sobre la maniobra guyanesa[119].

“… de que los incidentes alegados por el Representante guyanés hayan coincidido con la presencia en Georgetown de distinguidas personalidades extranjeras, con ocasión de la proclamación de la República de Guyana.”

13 al 16 de mayo, La Comisión Mixta Venezolana – Guyanesa se reunió en Caracas, para preparar el Informe final[120].

15 al 18 de junio, La Comisión Mixta Venezolano – Guyanesa se reunió en Puerto España, Trinidad para elaborar el Informe final[121].

18 de junio, la Comisión Mixta Venezolano–Guyanesa presentó su informe final en Puerto España (Trinidad)[122]. En definitiva, a pesar de las intenciones por parte de la Comisión Mixta, en llegar a un acuerdo, luego de 17 reuniones celebradas la misma cesó sus labores sin haber logrado una solución satisfactoria. El Acuerdo de Ginebra estipulaba que sí, dentro de un lapso de 4 años contados a partir de la fecha del Acuerdo, la Comisión Mixta no hubiera llegado a un acuerdo completo, según constaría en su informe final, los gobiernos de Venezuela y Guyana escogerían uno de los medios de solución pacífica establecidos en el artículo 33 de la Carta de las Naciones Unidas.

Aunque la Comisión Mixta, creada a raíz del Acuerdo de Ginebra, no tuvo los resultados esperados, el gobierno del entonces presidente de la República Rafael Caldera llegó a la conclusión de que era importante tratar el tema dentro de la exclusiva decisión de las partes interesadas, por lo que era fundamental buscar un medio que brindara un compás de espera, a fin de que ambos gobiernos pudieran reflexionar, dialogar y fomentar las posibilidades de cooperación entre las 2 naciones, así como establecer relaciones de mayor amistad. Derivado de esta postura por parte del gobierno venezolano y de los buenos oficios del entonces primer ministro de Trinidad y Tobago, Eric Williams, el 18 de junio, se suscribe el “Protocolo de Puerto España” congelando por 12 años la controversia sobre la Guayana Esequiba. El Protocolo fue aprobado por la Asamblea Nacional guyanesa el 22JUN1970. No fue aprobado por el Congreso Nacional de Venezuela, sin embargo todos los gobiernos venezolanos lo cumplieron, hasta JUN1982, cuando el Gobierno de Luis Herrera Campins decidió no prorrogarlo[123].

Al vencerse el plazo que tenía la Comisión, el Gobierno venezolano, el guyanés y el inglés se reunieron en Puerto España, Trinidad y Tobago, para firmar el Protocolo de Puerto España[124], que congelaría por 12 años las conversaciones por el territorio Esequibo. Este documento se considera ilegal por muchos analistas, pues no fue aprobado por el Congreso de la República por lesionar los derechos venezolanos. Sin embargo, dicho acuerdo fue respaldado por los presidentes Caldera y Pérez[125].

El Protocolo de Puerto España se suscribe después de que la Comisión Mixta no cumpliera con lo establecido en el Acuerdo de Ginebra de 1966 de llegar a una solución del conflicto en un plazo de cuatro años. En este Protocolo se establece la suspensión por doce años de los artículos 1º y 4º del Acuerdo de Ginebra, que establecían la contención de Venezuela sobre el Tratado de 1899 sobre los límites de Guyana y Venezuela, así como la aplicación del artículo 33º de la Carta de las Naciones Unidas, respectivamente. Durante el lapso de 12 años “…no se haría valer ninguna reclamación que surja de la contención a que se refería el artículo 1° del Acuerdo de Ginebra y se suspendería el funcionamiento del Artículo 4° de dicho Acuerdo…”.

Por otra parte, el Protocolo de Puerto España fue presentado el 22 de junio de 1970 ante el Congreso venezolano para su ratificación, pero al estar dicho cuerpo dominado en su gran mayoría por miembros del Acción Democrática, no se pudo efectuar tal acción. Finalmente, el plazo previsto en el Protocolo de Puerto España se venció en junio de 1982, ante lo cual el gobierno de Luis Herrera Campins manifestó su decisión de no considerar una nueva prórroga y de recurrir a los pasos previstos en el artículo 4° del Acuerdo de Ginebra de 1966. Por tal motivo, hasta el momento presente ha quedado en manos del Secretario General de las Naciones Unidas escoger algunos de los medios estipulados en el artículo 33 de la Carta de dicho organismo para resolver de manera pacífica esta controversia todavía no resuelta

Durante el año 1970 entraron al país, 600 refugiados procedentes de la Zona en Reclamación, a los cuales se les otorgó Cédula de Identidad venezolana; y se les ubicó en zonas del Río Amacuro, ambos lados de la carretera El Dorado – Santa Elena de Uairén, San Ignacio de Yuruani, San Martín de Turumbang y Ciudad Bolívar[126].

1977

15 de junio, Nota de protesta del gobierno de Guyana por folleto publicado por Venezuela en el extranjero, en el cual se destaca la Guayana Esequiba como Zona en Reclamación[127].

30 de junio, El Gobierno de Guyana promulga la Ley de Fronteras Marítimas (Act. Nº 10 of 1977 Maritime Boundaries Act.1977). En la cual se modifica sustancialmente la Concepción Marítima Guyanesa en aspectos fundamentales como Mar Territorial, Plataforma Continental, Zona de Pesca y Zona Económica Exclusiva, entre otros[128]. Además deja sin efecto la Concepción Marítima del Reino Unido de 1878.

1978

18-20 de octubre, El Presidente de la República de Venezuela, Carlos Andrés Pérez, realizó una visita oficial a Guyana. Durante esta visita ambos mandatarios conversaron sobre el Acuerdo de Ginebra, la posible firma de un Acuerdo Petrolero, la creación de una Empresa Multinacional para la explotación de bauxita y la defensa de los precios del aluminio. El Presidente Pérez también ofreció la posibilidad de apoyar financieramente al proyecto Alto Mazaruni, situado en la región del Esequibo, así como el estudio para la interconexión eléctrica entre los dos países[129]. Parecía entonces que la cooperación era posible. A pesar de una supuesta ilegalidad del Protocolo de Puerto España, existió la voluntad de mejorar las relaciones entre ambos países.

21 de noviembre, El periódico guyanés The Mirror, denuncia un acuerdo secreto negociado, desde el año 1974, entre gobierno y el predicador norteamericano Jim Jones y miembros del culto Poeple`s Temple para instalar, bajo el pretexto de una comunidad agrícola, un desarrollo comunitario religioso en la Zona en Reclamación, Distrito Noroeste, para que actúe como una Buffer Zone, (Zona Tapón) ante una agresión militar desde Venezuela[130].

1979

29 de enero, El Gobierno Venezolano protesta[131] los sucesos protagonizados por la secta religiosa “Peoples Temple.”

21 de febrero, El Gobierno de Guyana firma contrato con la empresa francesa COGEMA para la exploración y explotación del uranio en el área de Pakaraíma[132].

1981

13 de enero, mediante una declaración conjunta entre los cancilleres de Cuba y Guyana, Isidro Malmierca y Rashleigh Jackson,  se señala que “Cuba le reconoce a Guyana la totalidad territorial, incluyendo la Guayana Esequiba o Zona en Reclamación”

15 de enero, luego de la visita a Venezuela del Canciller Italiano Emilio Colombo, al ser consultado el Canciller Zambrano Velasco sobre la reciente declaración Conjunta o Pacto cubano guyanés, este señaló:

 “…he solicitado el texto preciso de esa declaración para estudiarlo y examinarlo cuidadosamente…”

 y dándole un giro diplomático le restó importancia sin caer en provocaciones procedió señalar:

 “…esta declaración debe de ser observada en diversas perspectivas, en la perspectiva que yo la veo en este momento creo que es en definitiva el reconocimiento por parte de Guyana de la existencia y vigencia de una reclamación que tiene planteada Venezuela y desde ese punto de vista, que en el fondo entraña el reconocimiento de nuestra reclamación, tiene elementos que debemos examinar cuidadosamente y en forma optimista…”

4 de abril, El Gobierno de Venezuela informa mediante un Comunicado Oficial, que durante la visita del Primer Ministro de Guyana Forbes Burnham a Venezuela, su gobierno ratificó al de Guyana su posición de reiniciar las negociaciones sobre el Territorio Esequibo descongelando el Protocolo de Puerto España, y manifestó su rechazo al Proyecto Hidroeléctrico del Alto Mazaruni en el Esequibo[133].

8 de abril, El Primer Ministro de Guyana, Linden Forbes Burnham manifestó a su llegada a Guyana mediante un Comunicado de Prensa que ni el Acuerdo de Ginebra ni el Protocolo de Puerto España impedían a su país desarrollar el territorio Esequibo reconocido por el Laudo de 1899 como territorio perteneciente a Guyana, aunque no obstante, están dispuestos mantener los vínculos de amistad y cooperación con este país[134]:

“Posición Oficial del Gobierno Guyanés sobre la Reclamación Territorial Venezolana:

El Laudo Arbitral de 1899 es totalmente válido.

Aún en el caso de que el Laudo no sea válido, los límites fijados de acuerdo a él han adquirido validez como resultado del reconocimiento, aceptación y otros hechos por parte de Venezuela.

Aún en el caso de que ni el Laudo ni los límites sean válidos, la tierra reclamada por Venezuela no pasa a ser automáticamente suya.

En una situación tal, sin importar el procedimiento adoptado, deberán tomarse en cuenta las reclamaciones de ambas Partes, incluyendo en especial,

Una reclamación guyanesa a las áreas de Amacuro, Barima y Cuyuní, que perdimos ante Venezuela como resultado del Laudo y, Reclamaciones guyanesas basadas en sus derechos de posesión y ocupación hasta tiempos recientes, cuando Venezuela rechazó formalmente por primera vez la validez del Laudo de 1899.

  1. e) Entre tanto, la región del Esequibo es parte integral de Guyana y lo ha sido durante toda la historia del país.
  1. f) No existe nada en el Acuerdo de Ginebra o en el Protocolo de Puerto España que le prohíba a Guyana desarrollar cualquier parte de su territorio, incluyendo el área en reclamación. Guyana no aceptará nunca un arreglo en ese sentido. Por el contrario, Guyana tiene el deber de hacer el uso óptimo de sus recursos para beneficio de su población y para el fomento del desarrollo integrado de la región y del hemisferio del cual forma parte.

  2. g) Lo anterior se aplica específicamente al Proyecto Hidroeléctrico del Alto Mazaruni. Además de ser un elemento crucial en el desarrollo del país el Proyecto ofrece oportunidades para la cooperación regional del tipo que promueve OLADE, de las cuales Venezuela vigoroso patrocinante, y el Tratado de Cooperación Amazónica, con el cual están comprometidos Venezuela y Guyana. Guyana por lo tanto, intenta multiplicar sus esfuerzos para hacer realidad ese Proyecto.”

El gobierno presidido por Luís Herrera Campins, asumió el poder en Venezuela en 1979. Poco después de la visita oficial a Caracas por el Presidente de Guyana, Forbes Burnham, Campins anunció que Venezuela no deseaba renovar el Protocolo de Puerto España de 1970. El Protocolo que pudo ser renovado llegó a su término el 18 de junio de 1982.”

Luego de 12 años, Venezuela no consideró necesario renovar el Protocolo de Puerto España, para aplicar otros mecanismos pacíficos previstos por la ONU. Como nación soberana estaba en su derecho a no hacerlo, pero Guyana lo tomó como una afrenta. El gobierno de Burnharm, ahora aliado con Cuba, comenzó a realizar actos inamistosos contra Venezuela.

Campins manifestó su decisión de recurrir a los pasos previstos en el artículo 4° del Acuerdo de Ginebra de 1966. Por tal motivo, hasta el momento presente ha quedado en manos del Secretario General de las Naciones Unidas escoger algunos de los medios estipulados en el artículo 33 de la Carta de dicho organismo para resolver de manera pacífica esta controversia todavía no resuelta.

10 de abril, Declaración oficial del Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, José Alberto Zambrano Velazco, sobre la finalización del Protocolo de Puerto España, la reactivación del Acuerdo de Ginebra de 1966 y el rechazo a la construcción de la Represa Hidroeléctrica del Alto Mazaruni, localizada en el Territorio Esequibo[135]:

“… Las posibilidades de hacer funcionar positivamente los procedimientos del Acuerdo de Ginebra aumentan en la medida en que haya mayor unidad del país alrededor de estos asuntos. Esa unidad será igualmente necesaria para hacer comprender a Guyana y a la Comunidad Internacional que para Venezuela es inaceptable, pendiente aún la solución satisfactoria de la controversia, que por decisión unilateral se produzcan actos de disposición sobre el territorio reclamado, que podrían afectarlo gravemente y que pretenderían desconocer nuestros derechos. En el caso concreto de la Represa del Alto Mazaruni debe quedar claro, en el ámbito internacional, que su contracción en las condiciones actuales es inadmisible para Venezuela y que en consecuencia no estamos dispuestos a reconocer ningún derecho que pretendiera invocarse a partir de la hipotética ejecución de dicho proyecto”

23 de abril, El PPP emite un comunicado acerca de la reclamación territorial venezolana[136]:

“Cuando el PNC llegó al poder, casi inmediatamente vendió los derechos soberanos del pueblo guyanés por firmar, contrario a la advertencia del PPP, el Acuerdo de Ginebra, y reconociendo la existencia de una disputa. Luego procedió a firmar el Protocolo de Puerto España, lo cual mantuvo la reclamación.”

8 de junio, Comunicación de José Alberto Zambrano Velazco, Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela para el Presidente del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento, sobre la posición del Gobierno de Venezuela ante la solicitud de préstamo hecha por el Gobierno de Guyana para el proyecto de la Represa del Alto Mazaruni[137]:

“… Ahora bien, la proyectada represa del Alto Mazaruni se encuentra en el Territorio Esequibo, objeto de la controversia territorial y obedece a una iniciativa unilateral del Gobierno de Guyana, que no se compadece con sus obligaciones internacionales. En tal virtud, el Gobierno de Venezuela se ve obligado a formular las siguientes consideraciones…

… 2) Como consecuencia de lo anterior, el Gobierno de Venezuela ha sostenido públicamente y ratifica, que no reconoce ningún derecho o situación jurídica que pudiera invocarse en el futuro, sea por terceros estados, sea por organismos o entidades internacionales o por corporaciones privadas que tengan por fundamento un hipotético acto unilateral de disposición cumplido por Guyana sobre el Territorio Esequibo…”

17 de junio, Comunicado de Prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores ratificando la oposición de Venezuela sobre el Proyecto Hidroeléctrico del Alto Mazaruni y la construcción de la Represa correspondiente, cuyo financiamiento fue solicitado por la República Cooperativa de Guyana al Banco Mundial[138].

1° de julio, La reunión de los Ministros de Relaciones Exteriores del CARICOM, realizada en St. George´s Granada, aprobó una Resolución de apoyo a Guyana e invitando al Gobierno venezolano a solucionar la controversia de manera pacífica[139]:

“… Reafirmando apoyo por la integridad territorial de Guyana, los Ministros notaron que la acción del Gobierno de Venezuela contra un Estado miembro del CARICOM no está de acuerdo con los principios fundamentales que gobiernan las relaciones internacionales consagradas en la Carta de la ONU, en particular, la igualdad soberana de los Estados, respecto a la integridad territorial, y la independencia política de los Estados, y el arreglo pacífico de todos los asuntos internacionales. Los Ministros hacen un llamado al Gobierno de Venezuela para arreglar este asunto (controversia política surgida de la contención venezolana de que el Laudo Arbitral de 1899, que establecía las fronteras entre Guyana y Venezuela, es nulo e írrito) por medios pacíficos…”

5 de agosto, Respuesta de Ernest Stern, Vicepresidente Principal de Operaciones del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento al Señor José Alberto Zambrano Velazco, Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela[140]:

“Banco Mundial

Washington, D.C. 20433.

EE.UU.

Estimado Señor Ministro:

En nombre del Presidente del Banco Mundial, le agradezco su carta del 08 de junio, 1981, referente a un Proyecto Hidroeléctrico en el río Mazaruni. Deseo informarle que dentro del marco legal establecido por el Acuerdo de Ginebra el 17 de febrero de 1966, y de acuerdo con el Protocolo firmado en Puerto España el 18 junio de 1970, las opiniones expresadas en su carta se tomarán en cuenta en el momento en que el Banco evaluase una solicitud de asistencia financiera para aquel Proyecto.

El Banco Mundial comparte la esperanza de su Gobierno en el sentido de que se encuentre una solución práctica a la controversia entre Venezuela y Guyana.

Señor José Alberto Zambrano Velazco

Ministro de Relaciones Exteriores de la República de Venezuela

Caracas, Venezuela”

24 de septiembre, El Primer Ministro de la República Cooperativa de Guyana, Ptolomy Reid acusa, ante la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, al Gobierno de Venezuela de pretender arrebatarle a Guyana su territorio, así como, no querer renovar el Protocolo de Puerto España con el fin de obstaculizar proyectos de desarrollo en la Zona del Esequibo. Ese mismo día, el Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela José Alberto Zambrano Velazco ejerce su derecho a réplica, y cuestiona la actitud intransigente del gobierno de Guyana a buscar una salida favorable y pacífica para la solución de la reclamación venezolana del Esequibo[141].

24 de septiembre, El Ministro de Relaciones Exteriores Dr. José A. Zambrano Velasco, ante el Trigésimo Sexto período de sesiones de la Asamblea General de la O.N.U., expresa[142]:

“… Venezuela quiere ante todo ganar la batalla de la paz y la fraternidad de Guyana, porque somos inevitablemente vecinos y porque en gran parte somos hijos de la misma historia americana. … Venezuela quiere ganar la batalla de la paz, porque es dentro del marco de la paz y la comprensión que ésta ubicado el objetivo de lograr una solución satisfactoria para el arreglo práctico de la controversia.”

07 de octubre, la Reunión de Jefes de Gobierno de la Comunidad Británica realizada Melbourne, Australia, emitió un comunicado, en cuyo artículo 29, se refería a la controversia territorial[143]:

“Los Jefes de Gobierno expresaron su profunda preocupación por la amenaza a la integridad territorial de Guyana, por la resucitación de la reclamación venezolana a más de dos tercios del territorio de Guyana y los pasos dados por Venezuela en prosecución de esa reclamación.

Notan que la frontera existente ha sido establecida por un Laudo Arbitral Internacional en 1899 y aceptado por todos los concernientes como un arreglo final, ellos expresaron apoyo a Guyana e hicieron un llamado para un arreglo pacífico de la controversia, de acuerdo a los procedimientos establecidos y completo respeto a la santidad de los tratados.”

07 de octubre, la Embajada de Venezuela en Australia emite un Comunicado en respuesta a la Declaración Final presentada en la Reunión de Jefes de Gobierno de la Comunidad Británica[144]:

“… Nuestra reclamación ha sido reconocida por la Gran Bretaña y Guyana, cuando las tres Partes firmaron el Acuerdo de Ginebra … La Embajada de Venezuela reitera que siendo la controversia territorial un asunto bilateral, no considera esta Conferencia como foro apropiado para su discusión …”

11 de diciembre, mediante Nota GM-515 el Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, comunica a los Gobiernos Guyanés, Reino Unido y al Secretario General de la O.N.U., formalmente la decisión de no prolongar la aplicación[145] del Protocolo de Puerto España, más allá del 18JUN1982.

11 de diciembre, el Ministerio de Relaciones Exteriores, mediante comunicado expresa posición política de cumplir y hacer cumplir el Acuerdo de Ginebra de 1966[146]:

“… En 1966, como resultado de la tenaz posición de la Cancillería venezolana, el Reino Unido en vísperas de la independencia de Guyana, admitió la existencia de una controversia y la necesidad de resolverla … Debemos proceder a través de ese tratado internacional, a buscar una solución que, sin perder de vista todos los factores históricos, geográficos, políticos, sociales y jurídicos presentes en la cuestión, se propongan la obtención del objetivo fundamental para Venezuela, que es el logro de un arreglo práctico que rectifique la injusticia cometida con el abusivo despojo del que fuimos víctimas en la Guayana Esequiba …”

14 de diciembre, acuerdo del Senado de la República respaldando la decisión del Gobierno Nacional de no prolongar la aplicación del Protocolo de Puerto España[147].

15 de diciembre, acuerdo de la Cámara de Diputados respaldando la decisión del Gobierno Nacional de no prolongar la aplicación del Protocolo de Puerto España[148].

1982

12 de marzo, mensaje de Luis Herrera Campins, Presidente de Venezuela pronunciado en el Congreso, referido al estado actual de las relaciones diplomáticas con Guyana como consecuencia de la prescripción del Protocolo de Puerto España y la oposición de Venezuela al Proyecto Hidroeléctrico Alto Mazaruni[149]:

“En abril de 1981 visitó a Venezuela el Presidente de la República Cooperativa de Guyana, Forbes Burnham, con quien conversé sobre los temas de común interés y, en particular, sobre nuestra reclamación histórica de la Zona del Esequibo y de nuestra oposición a la construcción de la Represa del Alto Mazaruni, mientras el problema no sea resuelto…”

1° de abril, la reunión de los Ministros de Relaciones Exteriores del CARICOM, realizada en Belize, aprobó un pronunciamiento reiterando que las Partes deben cumplir escrupulosamente las provisiones del Acuerdo de Ginebra y buscar arreglos de la controversia territorial por medios pacíficos[150].

1° de junio, el Ministro de Relaciones Exteriores en Carta al Presidente del Consejo de Seguridad de la O.N.U. responde a la Carta dirigida por el Representante Permanente de Guyana ante la O.N.U[151].

”Venezuela quiere una solución pacífica. Se la propuso a la Gran Bretaña por la vía del arbitraje en innumerables ocasiones durante el siglo XIX y le fue rechazada. Solo cuando la Gran Bretaña consideró llegado el momento de ir al arbitraje, dadas las componendas internacionales que había logrado, se le impuso entonces el arbitraje a Venezuela bajo la amenaza de dejarle inerme frente al Imperio británico. Buscó Venezuela por vía pacífica una reparación de la injusticia del Laudo frente a la Gran Bretaña, y lograda por Guyana su independencia ha seguido Venezuela recurriendo a los medios pacíficos de solución.”

6 de junio, durante la Reunión Ministerial del Buró de Coordinación del Movimiento de los Países No Alineados celebrada en La Habana – Cuba, se adoptaron los siguientes párrafos, relativos a la controversia territorial[152]:

“Después de haber escuchado la intervención del Ministro de Relaciones Exteriores de Guyana, los Ministros expresaron su preocupación ante algunos acontecimientos con relación a los reclamos territoriales de Venezuela contra Guyana, que han provocado profundas reservas en Guyana, que es un país miembro del Movimiento de los Países No Alineados.

Los Ministros tomaron nota de la intervención hecha por el Observador de Venezuela, en la que expresó la disposición y compromiso de su Gobierno para un arreglo pacífico de la controversia. Los Ministros reafirmaron que es inadmisible el uso o la amenaza de uso de la fuerza en la solución de controversias; que debe respetarse la soberanía, independencia y la integridad territorial de los países; que ningún Estado debe tratar de interferir o intervenir en los asuntos internos de otros Estados y que todas las diferencias o reclamos que puedan existir entre los Estados deben solucionarse por medios pacíficos para que prevalezcan las relaciones pacíficas entre los Estados.

Pidieron que se llegue a una solución pacífica y justa de la controversia sobre la base de los principios mencionados supra y de estricta conformidad con el Acuerdo de Ginebra de 1966.”

17 de julio, el Canciller José A. Zambrano Velasco en discurso pronunciado ante el Congreso Nacional expresó[153]:

“… No cabe duda de que, analizado con la mayor objetividad, el Protocolo de Puerto España ha justificado su existencia. Ante el pueblo guyanés ha quedado claramente demostrado que su permanente crisis económica y social no deriva, como quiso hacerlo creer su Gobierno, de un pretendido acoso venezolano. La perpetuación del régimen personalista existente en Guyana, en medio de acusaciones de manipulación electoral ha ido erosionando ante la Comunidad Internacional la imagen inicial, cuidadosamente cultivada, de una dirigencia patriótica recién llegada a la independencia, empeñada en la defensa de su país frente a un vecino codicioso. La paciente y serena actuación de Venezuela ha contrarrestado los intentos de configurarle una imagen de agresor y una sostenida acción diplomática ha hecho conocer ante los países del mundo los fundamentos de elemental justicia de la reclamación venezolana y la disposición permanente de nuestro país de alcanzar soluciones razonables por las vías pacíficas.”

18 de junio, el Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Doctor José Alberto Zambrano Velasco, mediante comunicación GM – Nº 135 ratifica al Gobierno de Guyana, la decisión del Gobierno venezolano de no prolongar la aplicación del Protocolo de Puerto España más allá del 18JUN1982. También, mediante comunicación GM – Nº 136, hace la misma ratificación al Gobierno del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte[154].

1° de julio, el Gobierno de Venezuela propone al Gobierno de Guyana las negociaciones directas entre las partes como modo de solución para la controversia[155].

8 de julio, el Ministro José A. Zambrano Velasco ante la Convención de Gobernadores realizada en Ciudad Bolívar expresó la actitud del Gobierno Nacional ante la plena reactivación del Acuerdo de Ginebra[156]:

“… El Acuerdo de Ginebra permite a las Partes un amplio margen de apreciación en relación con los métodos a seguir para la solución del diferendo, y con la calificación de “aceptable” para su solución. Sin embargo, esta libertad, por amplia que fuere, tiene su limite en cualquier actitud contraria al espíritu y a los términos del Acuerdo. A este respecto se estableció la previsión de que se debe buscar una solución “práctica”, “aceptable para las dos Partes.” No es, pues, una solución cualquiera la que debe ser buscada. Las Partes tienen la obligación estricta de no hacer nada, que represente un obstáculo a tal búsqueda. En razón de esta obligación fundamental, el Acuerdo estableció un sistema muy amplio de vías y medios para resolver el litigio. Nada de lo expuesto autoriza, sin embargo, a una de las partes a presentar el problema desde el principio, en forma que cierre toda posibilidad de buscar un compromiso, como resultó de la actitud guyanesa durante la etapa de la Comisión Mixta, y a que se detenga el desarrollo de las negociaciones, pues en este caso se obstaculiza de tal manera la realización de los fines del Acuerdo, que ello realmente autoriza a pensar que se le quiere dejar sin efecto.”

2 de agosto, mediante NºDG-401, el Ministro de Relaciones Exteriores Dr. José A. Zambrano Velasco informa al Secretario General de la O.N.U. que el 18JUN1982, recobró plena aplicabilidad el Acuerdo de Ginebra del 17FEB1966[157].

2 de agosto, el Gobierno de Guyana no acepta las negociaciones directas entre las partes y sugiere el arreglo judicial por la Corte Internacional de Justicia[158].

13 de agosto, nota Nº GM-435 del Ministro de Relaciones Exteriores, Dr. José Alberto Zambrano Velasco, al Secretario General de las Naciones Unidas, Sr. Javier Pérez de Cuellar, en la cual informa la creación de la Comisión Nacional Asesora para la Reclamación Esequiba[159]:

“… Dentro de idéntico propósito el Gobierno Nacional, por Decreto Presidencial Nº 1549 del 14 de julio de 1982, a dispuesto la constitución de una Comisión Nacional de la más amplia y plural composición. El objeto de la misma es el de garantizar que la posición que asumiremos durante todo el proceso de aplicación del Acuerdo de Ginebra sea producto de la concertación y del esfuerzo común de la mayoría de los venezolanos.”

30 de agosto, el Gobierno de Venezuela, mediante Nota GM–185, rechaza la proposición del arreglo judicial propuesta por el Gobierno de Guyana y le invita a negociar sobre las bases más amplias a la búsqueda de una solución satisfactoria para el arreglo de la controversia[160].

19 de septiembre, el Gobierno Venezolano hace del conocimiento del Gobierno guyanés y al Gobierno del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte su propósito de elevar a consideración del Secretario General de la O.N.U., la escogencia del medio de solución pacífica de la controversia por el Territorio Esequibo[161].

19 de septiembre, el Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela Doctor José Alberto Zambrano Velasco, mediante comunicación GM – Nº 214 notifica al Señor Javier Pérez de Cuellar, Secretario General de la O.N.U., que el Gobierno de Venezuela considera que, agotado los tres meses previstos en el artículo IV, 2 del Acuerdo de Ginebra, se hace necesario aplicar las otras previsiones del mismo párrafo[162]:

“… El Gobierno de Venezuela ha llegado al convencimiento de que el organismo internacional más apropiado para señalar el medio de solución es el Secretario General de O.N.U., quien aceptó esta responsabilidad por nota del 04ABR1966, suscrita por U. Thant, y cuya actuación fue expresamente convenida por las Partes en el texto mismo del Acuerdo de Ginebra.”

27 de septiembre, el Ministro de Relaciones Exteriores José Zambrano Velasco en el Trigésimo Séptimo Período de Asamblea General de la O.N.U[163].

“… La Historia de esta humillante mutilación no puede ser olvidada por los venezolanos. Toda nuestra tradición, todos nuestros instintos nos llevan al deseo de mantener y desarrollar con el pueblo guyanés, que en verdad fue, como nosotros, víctima del imperialismo británico y que, como nosotros, pertenece a los pueblos que tratan de alcanzar el desarrollo, las más estrechas relaciones de amistad, cooperación y solidaridad…La verdad es clara, ni la ambición territorial ni la codicia de riquezas ajenas alimentan la reivindicación venezolana.”

30 de septiembre, el Ministerio de Relaciones Exteriores en carta al Presidente del Consejo de Seguridad de la O.N.U., responde las acusaciones formuladas por el Representante Permanente de Guyana ante la O.N.U en documento S/15398 del 17SEP1982[164]:

“Las observaciones formulada por el Gobierno de Guyana carecen de fundamento y solo pueden atribuirse al reiterado empeño del Gobierno de Guyana de falsear situaciones para servir a su campaña propagandística contra Venezuela en la cual una vez más, envuelve al Consejo de Seguridad…El Gobierno de Venezuela, asimismo, estima oportuno llevar a la atención del Presidente del Consejo de Seguridad que la voluntad permanente de Venezuela de encontrar una solución pacífica y negociada a esta situación producto del imperialismo británico, ha quedado demostrada a todo lo largo de la historia de la controversia territorial …”

30 de septiembre, la Embajada de Venezuela en Guyana, mediante nota I-3/5/707 rechaza las acusaciones formuladas en las Notas Nº 9/20/24 y 9/20/25, sobre supuestos incidentes ocurridos los días 03SEP1982 y 05SEP1982[165].

“… el Gobierno de Venezuela considera necesario recordar, como lo hizo de manera reiterada en ocasiones anteriores, su clara y conocida posición a favor de una solución pacífica de esta controversia.”

6 de octubre, el Gobierno venezolano mediante NºGM-233 refirió formalmente el asunto de la controversia al Secretario General de la O.N.U, de conformidad con los términos del Acuerdo de Ginebra[166].

9 de octubre, párrafo adoptado en la Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores y Jefes de Delegación de los Países No Alineados celebrada en Nueva York[167].

“Observando que el Protocolo de Puerto España había expirado en JUN1982, la Reunión instó a una solución justa y pacífica de la controversia relativa a la reclamación territorial de Venezuela contra Guyana sobre la base de los principios contenidos en los párrafos 134 y 135 del Comunicado de la Reunión de La Habana, en particular la inadmisibilidad del uso de la fuerza en el arreglo de controversias, y de conformidad con el Acuerdo de Ginebra de 1966.”

15 de octubre, el Representante de Venezuela ante la O.N.U., replica la intervención del Ministro de Relaciones Exteriores de Guyana en el Trigésimo Séptimo período de sesiones de la Asamblea General de la O.N.U[168].

“Invitamos a Guyana a resolver juntos los problemas heredados del colonialismo británico y a encontrar una solución satisfactoria para el arreglo práctico de la controversia territorial pendiente, de modo de que esta quede resuelta de forma aceptable para ambas partes.”

16 al 18 de noviembre, comunicado de la Tercera Reunión de la Conferencia de los Jefes de Gobiernos de la Comunidad del Caribe, celebrada en Ocho Ríos, Jamaica[169]:

“Recordando la Resolución aprobada en la Octava reunión de Jefes de Gobierno celebrada en Georgetown en abril de 1.973, la cual trató sobre la asistencia mutua contra la agresión externa, se declaró inter alia que la independencia política e integridad territorial de los Estados Miembros son un pre- requisito esencial para el logro de los objetivos económicos de la Comunidad, la Conferencia discutió el desarrollo en las relaciones entre Guyana y Venezuela a la luz de la controversia surgida como resultado de la pretensión venezolana de que e l laudo Arbitral de 1899, sobre la base en la cual fueron definidos los límites entre Guyana y Venezuela, es nulo e írrito.

Recordando su preocupación por lo sagrado de los tratados y los límites demarcados y definidos, la Conferencia destacó que esta controversia tiene un grave efecto en las relaciones entre los Estados de la CARICOM y Venezuela y tomó nota del compromiso incondicional dado por el Gobierno venezolano para evitar el uso de la fuerza como medio de solución de la controversia. La Conferencia también instó a Venezuela a desistir de acciones o amenaza de acción que pueda afectar el desarrollo económico de Guyana.

En la Conferencia instaron a Guyana y Venezuela a que continúen su empeño por una solución pacífica de la controversia en concordancia con los términos del Acuerdo de Ginebra de 1.966 a fin de llegar a una solución lo más pronto posible.

18 de noviembre, la reunión de los Jefes de Gobierno del CARICOM realizada en Ocho Ríos, Jamaica discutió la controversia fronteriza entre Guyana y Venezuela, emitiendo un Comunicado expresando su preocupación por la santidad de los tratados y por las fronteras definidas y demarcadas; notando el grave efecto que esta controversia está teniendo en las relaciones entre los Estados del CARICOM y Venezuela. Hacen un llamado para que Venezuela desista de acciones que afecten el desarrollo económico de Guyana[170].

“… La Conferencia urge a Guyana y Venezuela a continuar la búsqueda de un arreglo pacífico de la controversia, de acuerdo con los términos del Acuerdo de Ginebra de 1966 para lograr una decisión final tan pronto como sea posible…”

1983

28 de marzo, Guyana acepta la instancia del Secretario General de la O.N.U., como lo prescribe expresamente el Acuerdo de Ginebra. Este método de asistencia, seleccionado por el Secretario General de O.N.U., y aceptado por los Gobiernos de Venezuela y Guyana ha sido el resultado de un largo proceso de negociación. Vencido el Protocolo de Puerto España, Venezuela propuso a Guyana la negociación directa; la cual no aceptó y planteó, en un principio, el arreglo judicial; y más tarde propuso tres instancias para la selección de los medios de solución (Asamblea General de la O.N.U., Consejo de Seguridad o Corte Internacional de Justicia); lo cual Venezuela no aceptó y propuso la instancia del Secretario General de la O.N.U.

29 de marzo, El Ministro de Relaciones Exteriores de Guyana informa al Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela que acepta referir la decisión acerca del medio de solución al Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas[171].

31 de marzo, El Secretario General de la O.N.U. Dr. Javier Pérez de Cuellar, acepta su intervención y se apresta a ejercer la responsabilidad que le ha sido conferida según el artículo IV (2) del Acuerdo de Ginebra[172]. Se oficializó la intervención del Secretario General de la ONU[173]. Pérez de Cuellar designó a Diego Cordovez como su representante personal.

Los Buenos Oficios y la Controversia Territorial:

“Intento de uno o más Gobiernos Americanos, no partes de la controversia, o de uno o más eminentes ciudadanos de cualquier Estado Americano, no parte de la controversia, por reunir las Partes, de una manera que ellas mismas alcancen una solución adecuada entre ellas mismas.”

Pacto de Bogotá, Solución Pacífica de las Controversias 30-abril-1948

23 de mayo, Nota Nº GM-95 del Ministro de Relaciones Exteriores, Dr. José Alberto Zambrano Velasco, al Ministro de Relaciones Exteriores de Guyana, Sr. Rashleigh Jackson, relativa a la nueva etapa de la controversia[174].

”En esta ocasión, en momentos en que la controversia territorial pendiente entra en una nueva etapa, me complace reiterarle la inalterable disposición del Gobierno de Venezuela para cumplir fielmente y requerir el cumplimiento del Acuerdo de Ginebra, en el convencimiento de alcanzar por esa vía una solución satisfactoria para el arreglo práctico de la controversia, de modo que la misma quede amistosamente resuelta, en forma aceptable para ambas partes, tal como hemos convenido por dicho Tratado.”

3 de junio, El Comité de Ministros responsables por los asuntos exteriores del CARICOM, reunidos en Antigua expidieron un Comunicado expresando satisfacción por cuanto los gobiernos de Guyana y Venezuela habían seguido los procedimientos establecidos en el Acuerdo de Ginebra y reiteraban su posición referente a la santidad de los Tratados y la solución pacífica de las controversias[175]:

“… Al reiterar su posición sobre la santidad de los Tratados y sobre la necesidad de respetar las fronteras bien definidas y demarcadas, el Comité urge a las partes para que actúe totalmente en concordancia con el Acuerdo de Ginebra con el fin de lograr un arreglo justo y pacífico de la controversia sobre las bases de los principios reconocidos internacionalmente, especialmente aquellos relacionados a la inadmisibilidad de la amenaza o el uso de la fuerza en el arreglo de las disputas y el respeto por la independencia, soberanía e integridad territorial.”

9 de julio, La reunión de los Jefes de Gobierno del CARICOM, realizada en Trinidad – Tobago, reiteró la posición del 18NOV1982 (Reunión de Jamaica)[176].

21 al 24 de agosto, Diego Cordovéz Subsecretario de la ONU visita Venezuela y posteriormente a Guyana, como Representante Personal del Secretario General de la ONU[177].

5 de octubre, Párrafo adoptado en la Reunión de Ministros y Jefes de Delegación del Movimiento de los Países No Alineados, celebrada en Nueva York[178]:

“Los Ministros y Jefes de Delegación examinaron los hechos relacionados con la controversia surgida entre Guyana y Venezuela, a consecuencia de la afirmación del Gobierno de Venezuela de que el Laudo de 1899, sobre cuya base se estableció la frontera entre Guyana y Venezuela, era nulo y sin valor. Observaron con satisfacción las seguridades absolutas dadas por el Gobierno de Venezuela de que no recurriría a la fuerza como medio de arreglar la controversia. Observaron igualmente, que de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo de Ginebra de 1966, Guyana y Venezuela habían encomendado al Secretario General de las Naciones Unidas la elección de los medios para el arreglo de la controversia. Asimismo, expresaron la esperanza de que ningún Estado pusiera impedimentos al desarrollo económico de Guyana.”

1984

6 de junio, El Embajador Emilio Figueredo Planchart, es designado Representante Personal del Canciller Morales Paúl ante Shridath Ramphall a fin de adelantar contactos informales para la búsqueda de un arreglo práctico de la controversia, en un procedimiento oficioso paralelo a la aplicación del Acuerdo de Ginebra[179].

4 al 7 de julio, Comunicado de la Quinta Reunión de la Conferencia de los Jefes de Gobiernos de la Comunidad del Caribe, celebrada en Nassau, Las Bahamas[180]:

“Los Jefes de Gobierno escucharon la declaración hecha por el Presidente de Guyana sobre los desarrollos en relación a la controversia entre Guyana y Venezuela surgida como resultado del argumento venezolano de que el Laudo Arbitral de 1899, sobre la base en la cual fueron definidos los límites entre Guyana y Venezuela, es nulo e írrito.

Destacaron con satisfacción la decisión incondicional tomada por el Gobierno venezolano para evitar el uso de la fuerza como medio para la solución de la controversia.

Los Jefes de Gobierno además destacaron que Guyana y Venezuela han referido la escogencia del medio de solución de controversia al Secretario General de las Naciones Unidas, en concordancia con las disposiciones del Acuerdo de Ginebra de 1966. Expresaron su confianza de que Venezuela desistiera de alguna acción o amenaza de acción que afecte el desarrollo económico de Guyana.”

20 de septiembre, Comunicación del Ministro de Relaciones Exteriores Isidro Morales Paúl para el Ministro de Relaciones Exteriores de la República Cooperativa de Guyana Rashleigh Jackson, advirtiendo sobre el otorgamiento de concesiones para explotación petrolera en la Zona en Reclamación[181]:

“… Por otra parte, si bien el Gobierno de Venezuela ve con complacencia cualquier actividad que tienda al mejoramiento económico y social de Guyana, al propio tiempo resulta pertinente, dentro del clima de cordialidad que ha caracterizado las relaciones entre ambos países, que el Gobierno de Guyana considere la preocupación que ocasiona la realización de convenios con participación de terceros, dentro del área de reclamación…”

1985

6 de febrero, El Dr. Emilio Figueredo Planchart es acreditado como Embajador en Misión Especial, ante las Naciones Unidas para la aplicación del Acuerdo de Ginebra[182].

20 al 22 de marzo, Luego de varias reuniones e intercambios, a nivel de cancilleres y de representantes, el Representante Diego Cordovez presentó una propuesta oficiosa, consistente de una Comisión Mixta de cinco miembros. La cual luego de ser sometida a un período de análisis las conclusiones de las consultas llevadas a cabo, nacionalmente y con asesores extranjeros, por la Cancillería Venezolana resultó no conveniente a los intereses nacionales[183].

“… resultaba inaceptable para Venezuela, se inclinaba hacia una solución de tipo jurídico, excesiva discrecionalidad del Secretario General de la O.N.U. y el funcionamiento del procedimiento escapaba al control de las partes.”

14 de mayo, Reunión Emilio Figueredo Planchart – Diego Cordovéz, planteándose de manera oficiosa las reservas venezolanas sobre la propuesta Cordovéz[184].

4 de julio, La Cancillería Venezolana en análisis con los Asesores ratifica la inconveniencia de la propuesta Cordovéz y se conviene en proponer una fórmula de Buenos Oficios[185].

20 de agosto, El Presidente Desmond Hoyte ante el VI Congreso del PNC reiteró su compromiso de cooperar con el Secretario General de la ONU a fin de encontrar pronta solución a la controversia del Esequibo[186].

En el mes de septiembre, Durante una reunión en Nueva York el Ministro Consalvi expuso al Ministro Jackson sus reservas a la propuesta Cordovez y adelantó la fórmula de Buenos Oficios, la cual consistiría en la designación de una personalidad, en consulta con las partes, a fin de asistirlas en el abordaje de los asuntos controversiales.

Por otra parte, Diego Cordovéz entrega texto revisado de su primera Propuesta, recogiendo varias observaciones formuladas por Venezuela. La parte Venezolana considera que la nueva fórmula era mejorable[187].

En el mes de noviembre, Los Doctores Rubén Carpio Castillo y Oswaldo Alvarez Paz, se reúnen con Diego Cordovez para considerar la posibilidad de introducir otras modificaciones, sobre la base de la Propuesta venezolana de los Buenos Oficios. De esa gestión surgió la tercera versión de la Propuesta Cordovez. La cual fue posteriormente sometida a consideración de la CARE[188].

1986

En el mes de julio, La Secretaría General de la ONU somete a consideración de las Partes un Aide-Memoire, explicando la Comunicación que el Secretario General enviaría a ambos Gobiernos para el establecimiento de mecanismos escogidos, la cual hace mención expresa de los Buenos Oficios[189].

Diego Cordovez entregó la versión 3 de su propuesta, presentada con un Aide – Memoire de la O.N.U. a las Partes en JUL1986, el cual, en términos generales se refería al establecimiento de un Grupo de Contacto para el arreglo de la controversia, formada por cinco miembros. Cada gobierno designaría dos miembros, uno de su nacionalidad, y el otro debía tener nacionalidad diferente. Los cuatro miembros escogerían el quinto miembro, quien sería el presidente del Grupo de Contacto; pero la nacionalidad debía ser diferente a la de los otros cuatro miembros seleccionados. El Grupo de Contacto adoptaría sus decisiones por consenso y su propósito sería lograr una solución aceptable y definitiva; podría presentar informes parciales al Secretario General, y al final de su trabajo presentaría el Informe definitivo al Secretario General.

A pesar de su mejoramiento, esta propuesta fue considerada como inflexible y cargada de mucho formalismo, además que limitaba las posibilidades de contacto directo entre los Gobiernos de Venezuela y de Guyana.

1987

En febrero, Se instruyó al Embajador Pedro Sorensen para plantear al más alto nivel guyanés una fórmula de los Buenos Oficios que fuera lo más flexible, sencilla, menos elaborada y menos específica: un procedimiento en el cual, todo fluya de manera natural y permita a las partes abordar el problema sin estar obligados a adoptar posiciones formales[190].

10 al 11 de marzo, Reunión de los Cancilleres Simón Alberto Consalvi y Rashleigh Jackson en Georgetown. Reiterándose los planteamientos del Embajador Pedro Sorensen. El Ministro Jackson expresó que estaban preparados para ser flexibles, sugiriendo comunicar al Secretario General de la ONU, que ambos países estaban discutiendo el asunto para precisar los términos de una nueva propuesta. Exigiendo que se le presentaran los detalles y modalidades de los Buenos Oficios[191]. Luego de varias reuniones entre los cancilleres y enviados especiales, el Ministro Consalvi, planteó al Presidente Hoyte la conveniencia del método de los Buenos Oficios, quien respondió no tener objeción al respecto; pero debía analizarlo con mayor detenimiento y en mayor profundidad.

24 al 28 de marzo, Visita Oficial del Presidente Desmond Hoyte a Venezuela. Comunicado Conjunto[192]:

“Los dos Jefes de Estado examinaron la cuestión de la controversia entre los dos países y señalaron que el clima de amistad y entendimiento que existe entre Guyana y Venezuela es propio para tratar ese aspecto fundamental de las relaciones bilaterales con flexibilidad y buena voluntad…. Al manifestar al doctor Javier Pérez de Cuellar su agradecimiento… reiteraron su determinación de continuar cooperando plenamente con el Secretario General en la escogencia de un medio de solución.”

En conversaciones de Presidentes y Cancilleres se convino de manera oficiosa en:

“sugerir al Secretario General que proponga una fórmula de Buenos Oficios, confiados a una persona escogida por el Secretario General.”

Además se suscribieron los siguientes acuerdos: Prevención, control y represión del consumo y tráfico ilícito de estupefacientes y sustancias psicotrópicas, supresión de visas en pasaportes diplomáticos oficiales y de servicio; Notas reversales que establecen el mecanismo de coordinación, consulta y evaluación general de la cooperación entre la República de Venezuela y la República Cooperativa de Guyana, ampliando el Convenio suscrito entre el Fondo de Inversiones de Venezuela y el Banco de Guyana en materia financiera y el Contrato Petrolero hasta el 31DIC1987.

En las conversaciones sostenidas por ambos Presidentes en Caracas, se convino en[193]:

“… sugerir al Secretario General de la O.N.U. que proponga una fórmula de Buenos Oficios, elaborada por él mismo. Ambos gobiernos consideran que los referidos Buenos Oficios debían ser confiados a una persona escogida por el Secretario General.”

6 de abril, Los Jefes de Misión de Venezuela y Guyana ante la ONU participan al Secretario General la disposición de ambos países de aceptar el método de los Buenos Oficios. El Secretario General comunicó que en atención a la petición, seleccionaría una personalidad que no sería un mediador, dedicándose a esta labor hasta que ambas partes lleguen a un acuerdo mutuamente aceptable. Oportunamente someterá a la consideración de ambos gobiernos el nombre de esa persona[194].

12 de agosto, Firma de Acuerdo entre la Agencia de Recursos Naturales de Guyana y las Compañías LASMO de Inglaterra y BROKEN HILL PROPIETARY de Australia para la exploración y explotación petrolera costa afuera de la Zona en Reclamación[195].

1988

17 de junio, El Gobierno de Guyana otorgó concesiones[196] para la exploración petrolera a las compañías estadounidenses Guyana Exploratión LTD y Petrel Petroleum Corporation, en un área costa afuera, adyacentes a las costas del Esequibo de aproximadamente 12450 Km2.

18 de junio, El Gobierno de Guyana suscribe acuerdo con la empresa estadounidense HOMESTAKE MINING COMPANY para conducir actividades exploratorias auríferas en tres áreas de la Zona en Reclamación[197] (Peter´s Mine, Akaiwong y Dizier Creek).

22 de junio, El Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela mediante comunicado de prensa reitera su posición ante las concesiones otorgadas para la exploración y explotación de hidrocarburos en las áreas marinas y submarinas de la Zona en Reclamación[198]:

“El Gobierno venezolano ratifica a todas las partes interesadas que Venezuela no reconoce las concesiones que pudieran ser otorgadas sobre el territorio y la plataforma continental, por ella reclamada y, por consiguiente, mantiene la debida reserva para los efectos a que haya lugar.”

1989

8 de noviembre, Reunión del Presidente de Venezuela, Carlos Andrés Pérez con Desmond Hoyte, Presidente de Guyana, celebrada en Puerto Ordaz-, Venezuela, y en la cual aceptan la designación de Alister McIntyre como Buen Oficiante[199].

Guyana al fin coopera y acepta el nombramiento y dejar la controversia al Secretario General de la ONU. Esto es criticado desde Guyana, ya que estaban respetando (cosa que no hicieron antes) al Acuerdo de Ginebra. Carlos Andrés Pérez, aun con las conversaciones reanudadas, mantuvo la amistad con Guyana y firmó acuerdos de cooperación muy importantes para los guyaneses.

11 de noviembre, Designación del Sr. Alister McIntyre como Buen Oficiante[200] para la búsqueda de una solución al conflicto[201]. Mediante una audaz y novedosa moción, el Presidente Pérez propuso el nombramiento del eminente erudito y Funcionario Público de las Antillas Occidentales, Sir Alister McIntyre, como el representante personal del Secretario General de las Naciones Unidas, en el rol de Buen Oficiante, para proseguir e identificar un medio de mutua aceptación por las partes, para la solución de la controversia.

1990

18 de Abril, se firma en Caracas el Tratado de Delimitación de Áreas Marinas y Submarinas, por el Primer Ministro de Trinidad y Tobago (Arthur Napoleón Raymond Robinson) y por el Presidente de la República de Venezuela (Carlos Andrés Pérez).

Aprobación Legislativa, 23 OCT 90, Ratificación Ejecutiva, 25 OCT 90, Publicado en la GACETA OFICIAL Nº 34588  06 NOV 90.

En ese entonces se decía que[202]:

“…a partir de la firma del Tratado, se consolida el interés prioritario de Venezuela de obtener una salida soberana y libre desde la cuenca del Río Orinoco (recurso natural utilizado para el transporte de productos desde Guayana y Petroleros) al Océano Atlántico, sin necesidad de ningún tipo de obstáculos jurídicos o políticos por ejercer plena soberanía sobre la zona en cuestión.

El Tratado también prevé el acceso a las 200 millas náuticas y permite la explotación y exploración de aquellas áreas que pertenecen inequívocamente a cada país y establece una cláusula de unidad de yacimiento a fin de facilitar la solución de problemas que pueden surgir con motivo de la existencia de cualquier recurso compartido…”

28 de abril, Entrevista de los Cancilleres Reinaldo Figueredo Planchart-Rashleigh Jackson; se establece el mecanismo a aplicar en el proceso de Buenos Oficios. Adoptándose el criterio de Facilitadores, la habilitación de un mecanismo flexible y discreto, al margen de los canales oficiales y formales, que permitan discutir y explorar parámetros de solución sin compromisos[203].

El Buen Oficiante Allister McIntyre, sostiene en la sede de la ONU en Nueva York, su primera reunión conjunta con los cancilleres Reinaldo Figueroa Planchard y Rashleigh, en donde fijan las pautas para la negociación, sobre la base de un informe elaborado por el propio McIntyre. Esta reunión sirvió también para explorar, a su vez, la forma como cada gobierno concebía el desarrollo de las conversaciones, acordándose un mecanismo flexible y confidencial de las reuniones aspecto este que marcará las acciones del Buen oficiante en la década de los noventa.

Ese mismo día, los Ministros Consalvi y Jackson, analizaron el método de los Buenos Oficios y acordaron instrumentar el mecanismo de los facilitadores, flexible y discreto, al margen de los canales oficiales y formales, que permita discutir y explorar parámetros  de solución sin la rigidez de los compromisos diplomáticos.

1991

1° de abril, El Presidente Desmond Hoyte promulgó una Resolución estableciendo una Zona Económica Exclusiva. Esta Resolución había sido firmada el 23FEB1991. Este acto administrativo convierte la Zona de Pesca establecida en 1977 a un área donde Guyana reclama derechos de exploración, explotación, conservación y manejo de los recursos naturales y el aprovechamiento de la fuente de energía eólica y marítima

Para abril de este año, se efectúa en Nueva York una reunión de carácter informativo entre los Gobiernos de Venezuela y Guyana, donde los ministros de relaciones Exteriores de ambos países y el representante del secretario de la ONU el Buen Oficiante Allister McIntyre, analizaron las funciones que venía cumpliendo éste. Hubo coincidencia de criterios, al concluir que la gestión estaba basada en los “Buenos Oficios” y no guardaba un carácter “mediador”, como se ha pretendido hacer ver, acordando continuar con el mismo procedimiento.

17 de octubre, El Gobierno guyanés otorgó concesión de 4126 acres para explotación maderera en la Zona en Reclamación (Distrito Noroeste y Distrito Mazaruni – Potaro) a la empresa surcoreana Barama Company Limited[204].

1993

10 de fefrero, La Compañía SUNKYONG y la empresa canadiense HOMEOIL informan sobre una asociación para llevar a cabo un proyecto de exploración petrolera en las concesiones otorgadas por el Gobierno guyanés[205].

17 al 19 de febrero, Visita Oficial a Venezuela del Dr. Cheddi Jagan, Presidente de la República Cooperativa de Guyana. Se suscribe un Memorándum de Entendimiento sobre Coordinación, Consulta y Evaluación de la Cooperación entre la República de Venezuela y la República Cooperativa de Guyana. Apoyaron la gestión del Buen Oficiante Allister McIntyre y ratificaron a los facilitadores Emilio Figueredo Planchart y Barton Scotland[206]. Durante su visita se discutieron una serie de temas entre los que se destacaron: pesca, petróleo, materias sanitarias, interconexión eléctrica, operaciones anti-narcóticos y de minería ilegal en las respectivas áreas (término cuestionado), establecimiento de medidas restrictivas a la actividad minera en los ríos Cuyuni, Venamo, Amacuro y Akarabisi; en sus respectivas áreas militares (término cuestionado) control y restricción a la inmigración en el área fronteriza (termino cuestionado).

Se cuestionan los términos señalados anteriormente en virtud de que la administración de la Guayana Esequiba o Zona en Reclamación bona fide, (de buena fe), esta provisionalmente a cargo de las autoridades guyanesas y que la controversia viene siendo ventilada a instancias del Secretario General de las Naciones Unidas y de un Buen Oficiante, y con la finalidad de impedir cualquier inconveniente que pudiese afectar la posición venezolana en el actual proceso de la reclamación, hasta tanto no sea determinada la frontera definitiva. Nuestros gobiernos no deben aceptar términos semánticos que afirmen lo que niegan (de que la sentencia del 03 de octubre de 1899 dictada en el Laudo Arbitral de Paris sobre la frontera entre Venezuela y la Guayana Británica, hoy Guyana, es nulo e irrito).

Razón por la cual los funcionarios públicos deben de ser formados, sensibilizados, al respecto para evitar se cometan errores y se comprometa la justa aspiración de reivindicación de la Nación venezolana por los territorios al Oeste del río Esequibo ante cualquier instancia internacional.

Así mismo, se firmó una Declaración Conjunta, durante la visita de Jagan a Venezuela en la que se hacía énfasis en el apoyo a la gestión de Buenos Oficios ejercida por Allister McIntyre, en la búsqueda de un entendimiento para la solución práctica de la reclamación que mantiene nuestra Nación. Por su parte, el Presidente Cheddi Jagan, anunció que nombraría un Facilitador por parte de Guyana.

A finales de Marzo de este año, Cheddi Jagan  cumple su compromiso al nombrar a Barton Scotland, como facilitador por parte de Guyana, en el proceso de negociación, en búsqueda de una solución práctica a la controversia.

10 de agosto, Nota de Protesta al Gobierno de la República Cooperativa de Guyana por el otorgamiento de concesiones petroleras a la empresa Mobil, costa afuera, en las áreas marinas y submarinas de la Zona en Reclamación y del Estado Delta Amacuro[207]:

“… En cuanto al primer punto, relativo al otorgamiento de concesiones frente a la costa de la Zona en Reclamación, el gobierno de Venezuela está plenamente consciente de que, en estricto derecho, tales hechos no tienen ningún efecto sobre la reclamación, de conformidad con el Artículo V del Acuerdo de Ginebra de 1966…

… En cuanto al segundo aspecto, relativo al límite occidental de las concesiones otorgadas, causa sorpresa y preocupación que, de manera unilateral, el gobierno de la República Cooperativa de Guyana haya adoptado un trazado que conlleva a otorgar concesiones en áreas marítimas que correspondan a la proyección de la fachada marítima que se extiende entre Punta Araguapiche y Punta Playa, y constituye, por ende, zonas sobre las cuales Venezuela ejerce efectiva y plenamente su soberanía y jurisdicción, independientemente de la reclamación, en el mar territorial, la zona económica exclusiva y la plataforma continental, hasta el borde exterior del margen continental que conforma el límite de la jurisdicción venezolana con la Zona Internacional de los Fondos Marinos …”

1994

3 de mayo, Mediante comunicado de prensa, el Ministerio de Relaciones Exteriores reitera su posición ante el otorgamiento de concesiones, por parte de Guyana, a empresas extranjeras en el Territorio Esequibo[208]:

“… al igual que en el pasado, estas nuevas concesiones no afectan ni los títulos ni los derechos de Venezuela. Estos están amparados en el Artículo V del Acuerdo de Ginebra de 1966…”

1995

3 de marzo, Visita del Canciller Miguel Angel Burelli Rivas a Guyana, entrevista con el Presidente Jagan y el Canciller Rohee. Se planteó el Enfoque de Globalidad para abordar las relaciones bilaterales[209]. El Canciller Miguel Ángel Burelli Rivas planteo que en la nueva etapa de relaciones, el gobierno venezolano procuraría la aceptación de un enfoque de globalidad, que permitiera abordar, discutir y plantear soluciones a los problemas comunes, incluyendo el aspecto de la reclamación territorial.

La nueva estrategia de la globalidad en las negociaciones con Guyana, aplicada a Colombia y Brasil, no era más que una corriente y metodología de negociaciones, conocida como negociación integrativa y no es otra cosa que la complementariedad de interés. Si éstos son definidos, aprovechados y coordinados por las partes, todos saldrán conformes de la negociación. Es lo que algunos teóricos llaman negociar sin ceder y otros el juego de ganar-ganar, que no es muy frecuente ni ocurre espontáneamente en la realidad.

Mecanismo y método que se aplican debido a la naturaleza y características de la negociación de mutuo acuerdo, al fijar una agenda global de asuntos comunes pendientes, definiéndolos adecuadamente para su tratamiento y posible solución, a través de un modus operandi.

Con esta globalidad, aparentemente, no se pretendía incluir todo en un solo paquete para ser tratado en una misma mesa de negociaciones. Se trata más bien de resaltar los diversos elementos cooperativos en las relaciones bilaterales, a fin de que los aspectos conflictivos por la reclamación del Esequibo disminuyan, buscando un mejor momento político para su solución.

Sin embargo, ambas naciones aceptaron, formalmente, un procedimiento ya convenido, que fue el de acudir al Secretario de ONU, quien a su vez nombro un representante que funge como Buen Oficiante (Allister McIntyre).

Por otro lado, no es posible incluir todos los problemas domésticos a lo largo de la Línea Esequiba (línea fronteriza término cuestionado, versus la reclamación por los territorios al oeste del río Esequibo), sin atender al diferente grado de importancia que tienen, ni pretender resolverlos a un tiempo, sin antes ordenar sus soluciones. Los asuntos de la Línea Esequiba o de facto, se deben de estudiar en su conjunto, pero no por ello las soluciones de cada uno se han de afrontar globalmente.

Y lo más importante, delicado, y trascendente es que no se debe comprometer bajo ninguna circunstancia con algunas de estas soluciones, la tradicional posición venezolana, sobre la reclamación de los territorios ubicados al oeste del río Esequibo en una justa negociación que conlleve a un arreglo practico de la injusticia cometida en el Tribunal Arbitral de Paris en 1899, que le arrebato a la Nación venezolana 159.500Km2 de territorio.

24 de agosto, El Gobierno de Venezuela mediante comunicado de prensa expresa su preocupación por las consecuencias humanas, ecológicas y materiales que podría tener la represa de desechos tóxicos ubicada entre el Río Omai y la población de Bartica en el Territorio Esequibo[210]:

“… El gobierno de Venezuela, dentro del espíritu que hoy caracteriza las relaciones con la República Cooperativa de Guyana, reitera su firme oposición a esta política indiscriminada de concesiones mineras y madereras, así como cualquier otra acción adoptada por el Gobierno guyanés en el Territorio Esequibo que altere de manera permanente e irreversible dicha región sobre la cual reclamamos soberanía…”

Entre 2 y 3 millones de metros cúbicos de desechos de cianuro caen al río Esequibo.

1998

21 al 23 de julio, Visita Oficial a Venezuela de la Señora Janet Jagan, Presidente de la República Cooperativa de Guyana para tratar diversos temas de cooperación, y la necesidad de negociar un acuerdo Ambiental sobre el Esequibo dentro del concepto del medio ambiente sustentable. Durante esta visita fue condecorada con el “Collar de la Orden del Libertador”.

En su intervención en Sesión Conjunta del Congreso Nacional, al referirse a la Reclamación Territorial expresó[211]:

“Estamos comprometidos al examen de todas las iniciativas que contengan la posibilidad de una solución que sea satisfactoria para los pueblos de nuestros países.”

Comunicado Conjunto emitido en ocasión de la Visita Oficial a Venezuela, de la Presidente Janet Jagan[212]:

  1. Los Presidentes evaluaron el Proceso para la Solución de la Controversia Territorial que existe entre Guyana y Venezuela y reiteraron su firme compromiso para resolver pacíficamente la Controversia.

  2. Expresaron su apoyo al Proceso McIntyre.

  3. Ambos Presidentes acordaron que bajo la égida del Proceso McIntyre, Guyana y Venezuela iniciarán negociaciones que conduzcan a un Acuerdo sobre Cooperación Ambiental.

  4. Acordaron adoptar un esquema integral y global para la agenda bilateral.

  5. Se acordó constituir una Comisión Bilateral de Alto Nivel (COBAN) con las Subcomisiones en las siguientes áreas: Política, Ambiente, Comercio y Cooperación Económica, Cultura, Salud, Agricultura y Agro-Industria, Transporte y Asuntos Consulares.

Acordaron designar grupos técnicos de trabajo, a través de los canales diplomáticos para identificar áreas específicas de exploración y explotación de los recursos vivos del mar. Incluyendo el establecimiento de empresas conjuntas para el procesamiento y mercadeo de esos recursos.

20 de septiembre, En carta publicada en el Stabroek News, el Ministro de Relaciones Exteriores Clement Rohee acusa al PNC por haber firmado el Acuerdo de Ginebra de 1966:

“… el más grande acto de traición jamás cometido contra esta nación por el People´s National Congress … reabrió la controversia con Venezuela, la cual fue finalmente resuelta en 1899.”

7 de octubre, En carta publicada en el Stabroek News, el Ex-Ministro de Relaciones Exteriores, Rashleigh Jackson señala que el Acuerdo de Ginebra fue la culminación del proceso del examen a la documentación acordado por los tres países y que lejos de una traición, el Acuerdo de Ginebra provee mecanismos a través de los cuales pueden continuar discusiones sensibles entre los gobiernos de Guyana y Venezuela en la búsqueda para una resolución de la controversia surgida como resultado de la contención de Venezuela de que el Laudo de 1899 es nulo e írrito.

9 de octubre, En carta publicada en el Stabroek News, el Ministro de Relaciones Exteriores de Guyana Clement Rohee responde a Rashleigh Jackson:

“En vista de que ciertamente Venezuela no pudo postergar la independencia de Guyana, tal como se señala anteriormente y el conclusivo fallo de que no hubo evidencia que sostuviera la posición de Venezuela, era ilógico, sino temerario, pero probablemente oportuno que el gobierno de Guyana accediera a firmar el Acuerdo de Ginebra a nivel del mismo Primer Ministro Burnham.

El Acuerdo dio responsabilidad y consecuentemente “institucionalizó” los reclamos de Venezuela y por lo tanto puso en riesgo la integridad territorial de Guyana. El Señor Rashleigh Jackson es prácticamente decepcionante, cuando argumenta que el Acuerdo de Ginebra fue la culminación de un proceso iniciado por la revisión de documentos. Una pequeña reflexión demuestra que esto es ridículo. Si alguien reclama falsamente que usted le debe una alta suma de dinero y una revisión de los documentos prueba que no existe base para dicho reclamo, cambiaría usted y firmaría un Acuerdo con ese individuo? El pueblo guyanés no es tonto.”

23 de noviembre, En ocasión del encuentro que sostuviera el Primer Mandatario venezolano Rafael Caldera con su homólogo brasileño Fernando Henrique Cardoso, en santa Elena de Uairen, Estado Bolívar, Venezuela, el Presidente Caldera, al observar un mapa donde coinciden las fronteras de Venezuela, Guyana y Brasil, hizo la anotación que el mapa no incluía la Zona en Reclamación en la cual Venezuela tiene derechos que demandar y señaló[213]:

“… nosotros hemos reclamado nuestros derechos pacíficamente, a través del consenso y el diálogo, pero tampoco vamos a renunciar a la demanda de dichos derechos, los cuales fueron usurpados por el imperio británico…”.

Asimismo, refirió que:

“… Guyana es un país amistoso, el cual nosotros estimamos, pero que desafortunadamente heredó una gran injusticia”.

1999

7 de enero, El Gobierno de Guyana otorgó una extensión de 30 años más, a la concesión forestal que opera la empresa Willems Timber and Trading Company (WTTC) en un área aproximada de 300.000 hectáreas ubicada en la Región 7 Cuyuní-Mazaruni en el Territorio Esequibo. Asimismo, las partes suscribieron un Acuerdo para el procesamiento y comercialización de madera[214].

21 de enero, La empresa coreana-malaya[215], concesionaria de explotaciones madereras Barama Company Ltd. suscribió un acuerdo con la compañía canadiense Golden Star Resources Ltd. operadora del complejo minero de Omai ubicado en la Zona en Reclamación, para iniciar trabajos exploratorios de búsqueda de metales preciosos en el área que la primera tiene en concesión en el Distrito Noroeste de este país (Región 1 Barima-Waini en el Territorio Esequibo).

15 de marzo, se reúnen  en Caracas Sir Alister Mcintyre con el canciller Rangel para revisar la situación actual del diferendo. Se cumple un Siglo de la reclamación venezolana sobre el Esequibo. Es oportuno señalar que a nivel de las Naciones Unidas, del Movimiento de Países No Alineados, de la Asociación de Estados del Caribe, del CARICOM y en sus relaciones bilaterales, los dos Gobiernos han expresado satisfacción con el método de los Buenos Oficios, aspecto que fue reiterado durante dicha visita. Sin embargo resulta necesario que esas manifestaciones sean complementadas con otras iniciativas de carácter diplomático que reafirmen la voluntad de ambos países para avanzar en la solución de la controversia territorial. En este contexto cobra relevancia la preservación ambiental, la presencia de empresas multinacionales en la explotación indiscriminada de recursos y la migración guyanesa.

22 de marzo, El Vicecanciller de Venezuela, Embajador Jorge Valero, descartó la posibilidad de recurrir a la intermediación de terceros para resolver la controversia con Guyana por la instalación de una Plataforma de Lanzamiento Satelital en el Territorio en Reclamación[216].

12 de julio, Se dio a conocer a través del Servicio Informativo de Guyana que el Gobierno aprobó un plan de extensión a la Compañía Maderera Barama en el Esequibo (Zona en reclamación por Venezuela). El Director de la Oficina de Inversiones de Guyana (GO-INVEST), Sr. Deochand Narain confirmó que la compañía puede comenzar sacando madera de su nueva concesión de 500 acres, construir un aserradero a Port Kaituma y unas casas de alojamiento sobre el banco izquierdo del río Esequibo que queda a unas 4 millas de la boca del río Supenaam. Dicha inversión se llevará a cabo en dos etapas, donde más de 700 personas recibirán empleos, totalizando las inversiones de Barama en Guyana a US$ 135 millones[217].

13 de julio, el gobierno de Hugo Chávez emitió una Nota de Protesta ante Georgetown, como respuesta a concesiones costa afuera, otorgadas a empresas petroleras, CENTURY GY y EXXON, por Guyana, frente al estado venezolano de Delta Amacuro y en la zona bajo reclamación[218].

15 de julio, El Gobierno de Guyana suscribió un acuerdo con la compañía sudafricana “Migrate Mining Ltd (MML)” para el otorgamiento de una concesión a esta firma, para la exploración minera de oro y diamantes en un área aproximada de 8 millones de acres, ubicada en la Sierra Pakaraima, que forma parte de la formación geológica de Roraima, la cual abarca a Brasil, Guyana y Venezuela. El permiso exploratorio abarca una vasta zona en la parte oeste extrema y central de Guyana y se extiende a lo largo de la frontera con Venezuela, pasando por amplios sectores de las Regiones 7 Cuyuní-Mazaruni y 8 Potaro –Siparuni, dentro del Territorio en Reclamación[219].

28 de julio, La compañía minera local “Roraima Gold Corporation” logró un acuerdo conjunto con la compañía norteamericana Newmont Overseas Exploration LTD, para desarrollar una concesión minera de 13.000 acres en la parte baja del río Cuyuní (Zona en Reclamación por Venezuela). Se dio a conocer durante una conferencia de prensa que Newmont entre otras cosas gastará un monto de US$ 5 Millones durante los próximos seis años y adquirirá un interés del 75%. Se explicó también que el acuerdo conjunto con una compañía de la altura internacional de Newmont traerá credibilidad a los descubrimientos recientes de los empleados exploratorios del Roraima y asegura a los inversionistas de un programa exploratorio completamente gerenciado y bien financiado. Newmont Overseas Exploration LTD, es una sucursal de Newmont Mining Corporation, la cual extrajo unos cuatro millones de onzas de oro el año pasado de sus operaciones en Norteamérica y en Ecuador, Perú, Brasil y Tanzania[220].

El 20 de septiembre , El Ministro de Relaciones Exteriores, José Vicente Rangel, mantuvo reunión en las Naciones Unidas con el Ministro de Relaciones Exteriores de Guyana Clement Rohee, el Buen Oficiante Alister McIntyre, el Asistente del Secretario General de la O.N.U. para Asuntos Políticos Alvaro de Soto, los Facilitadores de ambos países, Dr. Carlos Ayala Corao y el Dr. Ralph Ramkarran, el Representante Permanente de Guyana en la O.N.U. Samuel Insanally, el Encargado de Asuntos de Venezuela en la O.N.U. Carlos Bivero y el Director de Política Internacional del M.R.E. Francisco Vélez; para revisar el estado de las discusiones sobre la controversia territorial del Esequibo.

1º de octubre, Comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela en ocasión de los 100 años del Laudo de París:

“Con ocasión de cumplirse, el domingo 3 de octubre, cien años de haberse dictado en París el doloso Laudo Arbitral sobre la frontera entre Venezuela y la Guayana Británica, el cual despojó ilícitamente a nuestro país del territorio Esequibo, el Ministerio de Relaciones Exteriores desea recordar, una vez más, el carácter nulo e irrito de ese Laudo y la aspiración nacional de obtener la reparación de la grave injusticia cometida.

El Ministerio de Relaciones Exteriores reafirma el compromiso del Gobierno venezolano de dar fiel cumplimiento al Acuerdo suscrito en Ginebra el 17 de febrero de 1966 y, por tanto, de buscar conjuntamente con el Gobierno de la República Cooperativa de Guyana soluciones satisfactorias para el arreglo práctico de la controversia pendiente, en el marco de ese Acuerdo.

En este sentido, el Ministerio de Relaciones Exteriores expresa su satisfacción con los Buenos Oficios del Secretario General de las Naciones Unidas, a través de su representante personal, el señor Alister McIntyre, y ratifica la determinación venezolana de hacer todo lo posible para garantizar su éxito.

Por último, considera oportuno destacar el auspicioso clima de entendimiento existente entre los pueblos y los gobiernos de Venezuela y Guyana, tal como lo han expresado los Presidentes Hugo Chávez Frías y Bharrat Jagdeo.”

Comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Guyana en ocasión de los 100 años del Laudo de París:

“El Gobierno de Guyana aprovecha la oportunidad en la ocasión del 100 Aniversario del Laudo del Tribunal de Arbitraje de París, de fecha 3 de octubre de 1899, para reiterar la validez de este Laudo, el cual estableció las fronteras existentes entre Guyana y Venezuela.

Guyana continúa sosteniendo esta posición frente la controversia que ha surgido como resultado de la contención de Venezuela de que el Laudo es nulo e írrito, formulando así el reclamo del territorio Esequibo. El Gobierno de Guyana mantiene que la región del Esequibo es una parte integral del territorio de Guyana. Por consiguiente, la intención del gobierno es la de preservar la soberanía e integridad territorial de Guyana.

El Gobierno de Guyana permanece comprometido con la continuación del proceso del Buen Oficiante de las Naciones Unidas, bajo los auspicios del Secretario General de las Naciones Unidas, de acuerdo a lo previsto en el Artículo IV (2) del Acuerdo de Ginebra de 1966, con vista hacia un arreglo pacífico de esta controversia.

El Gobierno de Guyana continuará trabajando junto con el Gobierno de Venezuela por el mantenimiento y fortalecimiento de los vínculos bilaterales de amistad y cooperación existentes.”

2 de noviembre, Comunicado del Ministro de Relaciones Exteriores de Guyana, relativo a la aceptación del Señor Oliver Jackman, como nuevo Representante del Secretario General de las Naciones Unidas en el caso de la controversia territorial entre Venezuela y Guyana.

10 de noviembre, El Gobierno guyanés informó que ha concluido las negociaciones con la empresa Beal Aerospace Technologies, respecto a la construcción de una plataforma para el lanzamiento de satélites en el interior de Guyana; y es posible que se firmará el acuerdo en cualquier momento. La empresa estadounidense, que planifica lanzar satélites comerciales desde un sitio en la Región Nº 1, ha enviado los compromisos del Gobierno a sus abogados a fin de asegurar si tales compromisos están permitidos dentro de la Ley guyanesa.

13 de noviembre, La compañía North American Resources, INC Ltd (NARIL) inauguró oficialmente una mina de oro de 100.000 onzas en Konawaruk, Región Nº 7. NARIL está financiada por la empresa estadounidense South American Minerales Inc. y tiene hasta ahora aproximadamente G$ 500 M. invertido en la industria, minera local con 90 empleados para sostener su operación en Konawaruk. La mina Bob Stuzman esta ubicada aproximadamente a 30 millas de Madhia y producirá inicialmente de 10.000 a 15.000 onzas de oro anualmente. La concesión de NARIL cubre 75.000 acres de tierra en las áreas de Mazaruni, Cuyuní, Madhia y Kone[221].

 [1] Carlos Oropeza, Respuesta a Guyana sobre su posición en la controversia por el Esequibo. sábado, 28 de enero de 2012.

http://esequibonuestro.blogspot.com/2012/01/respuesta-guyana-sobre-su-posicion.html

[2] Fuente: M.R.E., D.G.S.F., Oficina de Archivo, año 1944, Exp. 8.1.17.

[3] Fuente: M.R.E, Reclamación de la Guayana Esequiba, año 1982, pag 156.

[4] Fuente: M.R.E., Reclamación de la Guayana Esequiba, Documentos 1962-1981, Caracas 1982, pag. 40.

[5] Fuente: M.R.E., Op cit, pag. 40.

[6] Fuente: M.R.E., Op cit, pag. 40.

[7] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1965, pag. 23.

[8] Fuente: M.R.E., Reclamación de la Guayana Esequiba, Documentos, 1982, pag. 160.

[9] http://esequibonuestro.blogspot.com/2011/10/el-memorandum-de-severo-mallet-prevost.html

[10] http://esequibonuestro.blogspot.com/2011/12/carta-de-severo-mallet-prevost-al.html

[11] Fuente: Hartfield House, Herts, Documentos Privados del Márques de Salisbury, Vol. A/94, Doc. Nº 2, citado por M.R.E., La Reclamación Esequiba, Documentos, Caracas 1984, pag. 185.

[12] Fuente: M.R.E., D.G.S.F., Ofic de Archivo, año 1938, Exp.8.1.13.

[13] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1948 – 1953, pag. LVII.

[14] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1955, pag. LIX y Libro Amarillo 1965, pag. 24.

[15] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1965, pag. 25.

[16] Mi Participación En La Reclamación Del Territorio Esequibo. Adolfo R. Taylhardat, 21 de abril de 2012. http://www.adolfotaylhardat.net/miparticipacionenlareclamaciondelterritorioesequibo.htm

 [17] Fuente: Foreign Office to Certain of Her Majesty´s Representatives, Confidential Intel, N° 26, CO 1031/3451, citado por Cedric Joseph en Anglo – American diplomacy.

[18] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1965, pag. 35.

[19] Fuente: Taylhardat, Adolfo Raúl. Informe “La Reclamación Venezolana sobre los Limites con la Guayana Británica. Comienzo y Evolución de la Reclamación”. 04ABR1964.

[20] Fuente: M.R.E., Reclamación de la Guayana Esequiba, Año 1982, pag. 18.

[21] Fuente: Presidencia de la República, Mensajes Presidenciales, Tomo VI, 1960 – 1971, Caracas 1971, pag. 170.

[22] Fuente: M.R.E., Reclamación de la Guayana Esequiba, Caracas, 1982, pag. 12.

[23] Fuente: Taylhardat, Adolfo Raúl. Informe “La Reclamación Venezolana sobre los Limites con la Guayana Británica. Comienzo y Evolución de la Reclamación”. 04ABR1964

[24] Fuente: Taylhardat, Adolfo Raúl. Informe “La Reclamación Venezolana sobre los Limites con la Guayana Británica. Comienzo y Evolución de la Reclamación”. 04ABR1964

[25] Fuente: Taylhardat, Adolfo Raúl. Informe “La Reclamación Venezolana sobre los Limites con la Guayana Británica. Comienzo y Evolución de la Reclamación”. 04ABR1964.

[26] Fuente: Odeen Ishmael, The Trail of Diplomacy, A. Documentary History of the Guyana – Venezuela Border Issue, Part Four, Chapter 16, pag. 9.

[27] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1963, Documentos, pag. 10.

[28] http://esequibonuestro.blogspot.com/2011/11/exposicion-del-canciller-de-venezuela.html

[29] Fuente: M.R.E., Reclamación de la Guayana Esequiba, Caracas 1982, pag. 20.  

[30] Fuente: Odeen Ishmael, Op cit, Chapter 16, pag. 10.

[31] Fuente: M.R.E., Reclamación de la Guyana Esequiba, Caracas, 1982, pag. 22.

[32] Subrayado y “negritas” nuestro.

[33] Fuente. Basil. A Ince, Op cit, pag. 179.

[34] Mi Participación En La Reclamación Del Territorio Esequibo. Adolfo R. Taylhardat, 21 de abril de 2012. http://www.adolfotaylhardat.net/miparticipacionenlareclamaciondelterritorioesequibo.htm

[35] Fuente: Presidencia de la República, Mensajes Presidenciales, Tomo VI, 1960 – 1971, Caracas 1971, pag. 237.

[36] Mi Participación En La Reclamación Del Territorio Esequibo. Adolfo R. Taylhardat, 21 de abril de 2012. http://www.adolfotaylhardat.net/miparticipacionenlareclamaciondelterritorioesequibo.htm

[37] Fuente: M.R.E., Reclamación de la Guayana Esequiba, Caracas, 1982, pag. 23.

[38] Fuente: Ibid, pag. 25.

[39] Fuente: Jagan Cheddi, Op. cit, pag. 278.

[40] Mi Participación En La Reclamación Del Territorio Esequibo. Adolfo R. Taylhardat, 21 de abril de 2012. http://www.adolfotaylhardat.net/miparticipacionenlareclamaciondelterritorioesequibo.htm

[41] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo, año 1964, pag. VI y VII.

[42] Fuente: Departament Of State, Memo of Conversation Confidencial, 15DIC1964.

[43] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1964, pag. CXVII.

[44] Fuente: Harfield House, Herts, Documentos Privados del Tercer Marqués de Salisbury, Vol. A/94, Doc Nº 2, citado por M.R.E., La Reclamación Esequiba, Documentos, Caracas 1984, pag. 188.

[45] Fuente M.R.E., Reclamación de la Guayana Esequiba, 1982, pag. 45.

[46] Fuente: Departamento of State, Memo Office Of Colombian Venezuelan Affairs Confidencial, 05AGO1965.

[47] Fuente: Comunicación Nº 116 de la Academia Nacional de la Historia, 25MAR2004.

[48] Fuente: M.R.E., Reclamación de la Guayana Esequiba, año 1982, pag. 55.

[49] Fuente: M.R.E., Reclamación de la Guayana Esequiba, año 1982, pag. 60.

[50] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1965, pag. XVI.

[51] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1965, pag. 33.

[52] Fuente: M.R.E., Reclamación de la Guayana Esequiba, Documentos 1982, pag. 62.

[53] Firmado en Washington en diciembre de 1959, contempla un sistema de cooperación científica y de intercambio de información entre las Partes contratantes, pero además congeló todas las aspiraciones territoriales de cualquiera de los países signatarios, puso a fin a la negación o afirmación de derechos de soberanía y prohibió la presentación de nuevas reclamaciones sobre el territorio antártico

[54] Fuente: Ibid, pag. 66.

[55] Mi Participación En La Reclamación Del Territorio Esequibo. Adolfo R. Taylhardat

      http://www.adolfotaylhardat.net/miparticipacionenlareclamaciondelterritorioesequibo.htm

[56] Fuente: Basil A. Ince, Op cit, pag. 185.

[57] http://esequibonuestro.blogspot.com/2011/11/exposicion-del-canciller-de-venezuela.html

[58] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1966, pag. XX.

[59] Artículo 33 de la Carta de las Naciones Unidas. 1.- Las partes en una controversia cuya continuación sea susceptible de poner en peligro el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales tratarán de buscarle solución, ante todo, mediante la negociación, la investigación la mediación, la conciliación, el arbitraje, el arreglo judicial, el recurso a organismo o acuerdos regionales u otros medios pacíficos de su elección.

[60] Mi Participación En La Reclamación Del Territorio Esequibo. Adolfo R. Taylhardat

http://www.adolfotaylhardat.net/miparticipacionenlareclamaciondelterritorioesequibo.htm

[61] Fuente: M.R.E., Reclamación de la Guayana Esequiba, año 1982, pag. 72.

[62] Dicho Acuerdo posteriormente recibió el nombre de “Acuerdo de Ginebra” – aunque en un momento determinado el Canciller Iribarren Borges sugirió el nombre de “Acuerdo del Beau Rivage (Acuerdo de la bella rivera) como una forma de asociarlo al Rio Esequibo y porque el acto de la firma tendría lugar en un salón del Hotel Beau Rivage, donde estaban alojadas las delegaciones que participaron en la reunión.

[63] Fuente: Ibid, pag. 73.

[64] http://esequibonuestro.blogspot.com/2011/10/acuerdo-de-ginebra-de-1966.html

[65] Fuente: Odeen Ishmael, Chapter 19, pag. 6 of/70.

[66] Fuente: Presidencia de la República, Mensajes Presidenciales, Tomo VI, 1960 – 1971, Caracas 1971, pag. 388.

[67] Fuente: Congreso Nacional, Diario de Debates, Sesión Extraordinaria del 01ABR1966.

[68] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1966, pag. XXII.

[69] Fuente: G.O. Nº 28008, 15ABR1966.

[70] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1966, pag. XXII.

[71] Fuente: M.R.E., Reclamación de la Guayana Esequiba, Caracas 1982, pag. 107.

[72] Fuente: Ibid, pag. 111.

[73] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo, año 1966, pag. XXIV.

[74] http://esequibonuestro.blogspot.com/2011/11/nota-del-canciller-de-venezuela-al.html

 [75] Fuente: M.R.E., Documentos (1962-1981), Reclamación de la Guayana Esequiba, pag. 109.

[76] Fuente: M.R.E., Boletín Nº 5 del Archivo de la Casa Amarilla, año 1998, pag. 415.

[77] Fuente: Gaceta Oficial de la República de Venezuela, Nº 28134 del 13SEP1966.

[78] Fuente: M.R.E., Reclamación de la Guayana Esequiba, año 1982, pag. 117.

[79] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1967, pag. 25.

[80] http://esequibonuestro.blogspot.com/2011/11/el-incidente-de-anacoco-12-de-octubre.html

[81] Fuente: M.R.E., Boletín del Archivo de la Casa Amarilla Nº 5, Caracas 1998, pag. 414.

[82] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1966, pag. 13.

[83] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1966, pag. 14.

[84] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1966, pag. XXV.

[85] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1966, pag.14.

[86] Fuente: M.R.E., Boletín Nº 5 del Archivo de la Casa Amarilla, año 1998, pág. 415.

[87] Fuente: Presidencia de la República, Mensajes Presidenciales, Tomo VI, 1960 – 1971, Caracas 1971, pag. 439.

[88] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo, año 1967, pag. XVII.

[89] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1967, pag. XVII.

[90] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1967, pag. XVII.

[91] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1967, pag. XVII.

[92] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo, año 1968, pag. 9.

[93] Fuente: M.R.E., Boletín Nº 5 del Archivo de la Casa Amarilla, año 1998, pag. 416.

[94] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1968, pag. 10.

[95] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo, año 1968, pag. 9.

[96] http://esequibonuestro.blogspot.com/2011/10/reserva-de-los-derechos-de-soberania-de.html

[97] Fuente: M.R.E., Boletín Nº 5 del Archivo de la Casa Amarilla, año 1998, pag. 416.

[98] Fuente: M.R.E., Boletín Nº 5 del Archivo de la Casa Amarilla, año 1998. Pag. 343.

[99] Fuente: Ibid, Pag. 416.

[100] Fuente: Ibid, Pag. 416.

[101] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1968, pag. 267.

[102] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo, año 1968, pag. 9.

[103] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1968, pag. 270.

[104] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1969, pag. 270.

[105] Fuente: Ibid, Pag. 9.

[106] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1969, pag. IX.

[107] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo, año 1969, pag. VIII.

[108] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo, año 1969, pag. VIII.

[109] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1969, pag. IX.

[110] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1969, pag. VIII.

[111] Fuente: M.R.E., Boletín Nº 5 del Archivo de la Casa Amarilla, año 1998, pag. 350.

[112] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo, 1969, pag. VIII.

[113] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1970, pag. CCCXVI.

[114] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1970, pag. 184.

[115] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1970, pag. 184.

[116] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1970, pag. 184.

[117] Fuente: M.R.E., Boletín Nº 5 del Archivo de la Casa Amarilla, año 1998, pag. 417.

[118] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1970, pag. 187.

[119] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1970, pag. 185.

[120] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo, año 1970, pag. CCCXVI.

[121] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1970, pag. CCCXVI.

[122] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1970, pag. CCCXVI.

[123] Fuente: M.R.E., Boletín Nº 5 del Archivo de la Casa Amarilla, año 1998, pag. 417.

[124] http://www.historiaolvidada.com/guyana1.htm

[125] http://esequibonuestro.blogspot.com/2011/12/protocolo-de-puerto-espana-puerto.html

[126] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1970, pag. CCCXV.

[127] Fuente: Ibid, pag. 420.

[128] Fuente: Gaceta Oficial de Guyana 07JUL1977.

[129] Fuente: M.R.E., Boletín del Archivo de la Casa Amarilla Nº 5, Caracas 1998, pag. 420.

[130] Fuente: Odeen Ishmael, Op cit, Part. Six, Chapter 29, pag. 5.

[131] Fuente: M.R.E., Boletín Nº 5 del Archivo de la Casa Amarilla, año 1998, pag. 421.

[132] Fuente: M.R.E., Archivo DGSF, G-1979.8.10.8, Nota DG-00165.

[133] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1981, pag. 819.

[134] Fuente: Ibid, pag. 422.

[135] Fuente: M.R.E., Boletín Nº 5 del Archivo de la Casa Amarilla, pag 372.

[136] Fuente: Odeen Ishamel, Op cit, Part six, Chapter 32, pag. 22.

[137] Fuente: M.R.E., Boletín Nº 5 del Archivo de la Casa Amarilla, año 1998, pags 377 y 378.

[138] Fuente: M.R.E., DGSF, CONC97A/25NOV97.

[139] Fuente: Odeen Ishmael, The Trail of Diplomacy, A. Documentary History of the Guyana – Venezuela, Border, Issue, Chapter 34, pag. 23.

[140] Fuente: M.R.E., La Reclamación Esequiba, Documentos 1981 – 1982 – 1983, Caracas, 1984, pag. 76.

[141] Fuente: M.R.E., Boletín Nº 5 del Archivo de la Casa Amarilla, año 1998, pag. 422.

[142] Fuente: M.R.E., La Reclamación Esequiba, Documentos, Caracas 1984, pag. 86.

[143] Fuente: Odeen Ishmael, The Trail of Diplomacy, Part Seven, Chapter 37, pag. 31.

[144] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1982, pag. 929.

[145] Fuente: M.R.E., La Reclamación Esequiba, Documentos, Caracas 1984, pags. 101,102 y 103.

[146] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1981, pag. 823.

[147] Fuente: M.R.E., La Reclamación Esequiba, Documentos, 1984, pag. 23.

[148] Fuente: Ibid, pag. 25:

[149] Fuente: M.R.E., Boletín Nº 5 del Archivo de la Casa Amarilla, año 1998, pag. 393.

[150] Fuente: Odeen Ishmael, Op cit, Chapter 38, pag. 6.

[151] Fuente: M.R.E., La Reclamación Esequiba, Documentos, Caracas 1984, pag. 111.

[152] Fuente: M.R.E., Unidad Especial de Guyana, DOCPR-TE-123, 15JUL1999.  

[153] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1982, pag. 856.

[154] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1982, pag. 871.

[155] Fuente: M.R.E., La Reclamación Esequiba, Documentos, Caracas 1984, pag. 118.

[156] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1982, pag. 881.

[157] Fuente: M.R.E., la Reclamación Esequiba, Documentos, 1984, pag. 119.

[158] Fuente: M.R.E., Boletín Nº 5 del Archivo de la Casa Amarilla, año 1998, pag. 423.

[159] Fuente: M.R.E., Reclamación de la Guayana Esequiba, Documentos, Caracas 1984, pag. 125.

[160] Fuente: M.R.E., La Reclamación Esequiba, Documentos, Caracas 1984, pag 128.

[161] Fuente: M.R.E., Unidad Especial de Guyana, DOCPRT-E-108, 25ENE1999.

[162] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1982, pag. 906.

[163] Fuente: M.R.E., La Reclamación Esequiba, Documentos, Caracas 1984, pag. 138.

[164] Fuente: Ibid, pag. 141.

[165] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1982, pag. 936.

[166] Fuente: M.R.E., La Reclamación Esequiba, Documentos, 1984, pag. 145.

[167] Fuente: M.R.E., Unidad Especial de Guyana, DOCPR-TE-123, 15JUL1999.

[168] Fuente: M.R.E., La Reclamación Esequiba, Documentos, Caracas 1984, pag 147.

[169] Fuente: Embajada de Venezuela en Guyana, Nota Nº III.OI.C4/206, 25ABR2000.

[170] Fuente: Odeen Ishmael, Op cit, Chapter 43, pag. 13.

[171] Fuente: M.R.E., La Reclamación Esequiba, Documentos, Caracas 1984, pag. 153.

[172] Fuente: Ibid, pag. 153.

[173] http://esequibo.mppre.gob.ve/index.php/capitulo-v/15-articulos/36-los-buenos-oficios-y-la-contorversia-territorial

[174] Fuente: M.R.E., Reclamación del Territorio Esequibo, Documentos 1984, pag. 155.

[175] Fuente: Odeen Ishmael, Op cit, Part Nine, Chapter 44, pag. 16.

[176] Fuente: Odeen Ishmael, Op cit, Part Nine, Chapter 44, pag. 18.

[177] Fuente: M.R.E., Unidad Especial de Guyana, DOCPR-TE-108, 25ENE1999.

[178] Fuente: M.R.E, Unidad Especial de Guyana, DOCPR-TE-123, 15JUL1999.

[179] Fuente: M.R.E., Unidad Especial de Guyana, DOCPR-TE – 108, 25ENE1999.

[180] Fuente: Embajada de Venezuela en Guyana, Nota Nº III.OI.C4/206, 25ªBR2000.

[181] Fuente: M.R.E., DGSF/1093.

[182] Fuente: M.R.E., Unidad Especial de Guyana, DOCPR-TE – 108, 25ENE1999.

[183] Fuente: M.R.E., Unidad Especial de Guyana, DOC-PRTE-108, 25ENE1999.

[184] Fuente: Ibid

[185] Fuente: Ibid.

[186] Fuente: M.R.E., Boletín Nº 5 del Archivo de la Casa Amarilla, año 1998, pag. 424.

[187] Fuente: M.R.E., Unidad Especial de Guyana, DOCPR-TE-108, 25ENE1999.

[188] Fuente: M.R.E., Unidad Especial de Guyana, DOC-PRTE-108, 25ENE1999.

[189] Fuente: M.R.E., Unidad Especial de Guyana, DOCPR-TE-108, 25ENE1999.

[190] Fuente: M.R.E., Unidad Especial de Guyana, DOCPR-TE-108, 25ENE1999.

[191] Fuente: Ibid.

[192] Fuente: M.R.E., Boletín Nº 5 del Archivo de la Casa Amarilla, año 1998, pags. 403, 424. M.R.E., Unidad Especial de Guyana, DOCPR-TE-108, 25ENE1999.

[193] Docprte-109, 27ENE1999

[194] Fuente: M.R.E., Unidad Especial de Guyana, DOCPR-TE-108, 25ENE1999.

[195] Fuente: M.R.E., Archivo DGSF, Nota Nº EVG-P1/824 del 12AGO1987.

[196] Fuente: M.R.E., Archivo DGSF, Telefax Nº EVG-EC-2/490 del 22JUN1988.

[197] Fuente: M.R.E., Archivo DGSF, Telefax Nº EVG-EC-2/301 del 21JUN1988.

[198] Fuente: M.R.E., DGSF, CONC97A/25NOV1997.

[199] Fuente: Ibid.

[200] Fuente: Ibid.

[201] http://laguayanaesequiba.blogspot.com/2009/11/la-guayana-esequiba-la-onu-y-el-buen_23.html

[202] http://historiadiplomaticadevenezuela.wikispaces.com/Delimitaci%C3%B3n+de+%C3%A1reas+marinas+y+submarinas+entre+Venezuela+y+Trinidad+y+Tobago.

[203] Fuente: M.R.E., Unidad Especial de Guyana, DOCPR-TE-109, 27ENE1999.

[204] Fuente: M.R.E., Archivo DGSF, Nota Nº EVG-EC/3/518 del 17ºCT1991.

[205] Fuente. M.R.E., Embajada de Venezuela en Guyana, Nota Nº EVG-EC-2-EC-4/60, 02FEB1993.

[206] Fuente: M.R.E., Unidad Especial de Guyana, DOCPR-TE-108, 25ENE1999.

[207] Fuente: M.R.E., GM-001116.

[208] Fuente: M.R.E., DGSF/CONC97A/25NOV97.

[209] Fuente: M.R.E., Unidad Especial de Guyana, DOCPR-TE-108, 25ENE1999.

[210] Fuente: M.R.E., Libro Amarillo 1995, pag. 688.

[211] Fuente: M.R.E., Unidad Especial de Guyana, DOCPR-TE-110, 31ENE1999.

[212] Fuente: M.R.E., Unidad Especial de Guyana, DOCPR-TE-110, 31ENE1999.

[213] Fuente: Embajada de Venezuela en Guyana, Fax N° II.2.G12.E1.F.60.3.2/420. 24NOV1998.

[214] Fuente: Ministerio de Relaciones Exteriores, Unidad Especial de Guyana, DOCPRTE-15, 19ENE2000.

[215] Fuente: Ministerio de Relaciones Exteriores, Unidad Especial de Guyana, DOCPRTE-151, 19ENE2000.

[216] Fuente: Diario “El Nacional”. Internacional y Diplomacia. Pág. A/2. 23MAR2000.

[217] Fuente: Ministerio de Relaciones Exteriores, Unidad Especial de Guyana, DOCPRTE-151, 19ENE2000.

[218] Fuente: M.R.E., GM-000516.

[219] Fuente: Agregaduría Militar de Venezuela en Guyana, Informes 1999.

[220] Fuente: Ministerio de Relaciones Exteriores, Unidad Especial de Guyana, DOCPRTE-151, 19ENE2000.

[221] Fuente: Embajada de Venezuela en Guyana, Fax Nº 413, 16NOV1999.

Publicado en DIFERENDOS, ESEQUIBO | Etiquetado , | Deja un comentario

EL ESEQUIBO ES NUESTRO.#SectorAcuatico

EL ESEQUIBO ES NUESTRO

delimitaciones pendientes de Venezuela en las guayanas

Con este lema creció mi generación y debería seguir siendo el lema de todo venezolano.

En los últimos días las noticias sobre la legítima e histórica reclamación venezolana sobre el territorio Esequibo, han vuelto a traer a la opinión pública el tema.

La “Venezolanización” del Esequibo debe partir de una política de Estado clara y contundente, apartada completamente de particularidades o posiciones políticas o más bien politiqueras, que permita la convocatoria de venezolanos expertos en el tema y de toda corriente ideológica, académica, religiosa y gremial, que permita una discusión sana que evalue la situación y genere el consenso necesario que permita fijar una POSICIÓN DE ESTADO ante la controversia.

Por tal razón me parece apropiado continuar lo que durante años he mantenido como principio didáctico; una MAYEUTICA[1] que nos permita como venezolanos contextualizar el tema.

Durante mi participación como asesor de la Comisión de Disposiciones Fundamentales de la Soberanía y de los Espacios Territoriales, y como miembro del denominado “Gabinete Guyana”, se plantearon temas interesantes que aún no se han materializado, los cuales resumo

  1. Creación del Territorio Federal Esequibo.

  2. Elección de dos (2) Diputados representantes del Territorio Esequibo.

  3. Obviamente la inclusión del Territorio Esequibo en el Situado Constitucional, condicionando el uso del Presupuestos, a campañas de “Venezolanización” de la población del Territorio en cuestión, campañas de difusión por medios televisivos y radiales, que permitieran la enseñanza del idioma español y las costumbres arraigadas del venezolano; campañas para cedulación de la población Esequiba, etc.

  4. Campaña para que en toda oficina pública y en todas las aulas de clase de todos los institutos públicos y privados de enseñanza en todos los niveles educativos, se exhibiese en sitio privilegiado, el mapa oficial de la República Bolivariana de Venezuela.

  5. Inclusión en los textos de educación, del nuevo concepto de “ESPACIO GEOGRAFICO” el cual amplia el tradicional concepto de territorio.

Todo lo anterior está aún en el tintero.

Para finalizar, pienso que además de todos los títulos y estudios legales que sustentan la válida e histórica reclamación, deben  tener como  base lo siguiente:

EL PRINCIPIO DEL UTI POSSIDETIS JURIS

Fue bajo este principio que para el 19 de abril de 1810, el territorio de Venezuela fue considerado como aquel que fue el territorio de la Capitanía General de Venezuela; El Territorio de la Gran Colombia (1821-1830) fue el territorio del Virreinato de la Nueva Granada y el de la Capitanía General de Venezuela y que luego de la separación, ambas Repúblicas reclamaron.

Vale la pena aclarar que existe una clara diferencia entre el “Uti Possidetis” romano y la norma jurídica político-territorial de Bolívar:

Según el derecho romano, ante un litigio de posesión, el juez-pretor preguntaba quién de los litigantes poseía de hecho al  objeto de la disputa, una vez averiguado, se dictaba el siguiente interdicto provisional: “uti possidetis, ita possideatis” es decir, “así como lo poseéis, así también lo poseáis o sigáis poseyendo”, hasta tanto, el segundo en litigio demuestre en el juicio su derecho de propiedad (jus possidetis). De aquí el espíritu “de facto” del principio romano.

La fórmula de “El Libertador” prescinde de la posesión u ocupación del territorio, no hace referencia explícita al principio romano y toma en cuenta solo el título jurídico legal, con lo cual le imprime un carácter irrevocable y definitivo. De aquí el espíritu “de juris” del principio de Bolívar.

[1] En la filosofía socrática, diálogo metódico por el que el interlocutor interpelado descubre las verdades por sí mismo.

Publicado en DIFERENDOS, ESEQUIBO | Etiquetado , | 1 comentario

Trigésima Séptima Entrega, “Las Raíces del tema de los diferendos”.#SectorAcuatico

Trigésima  Séptima Entrega, “Las Raíces del tema de los diferendos”

ZZE Esequibo

AÑO 2015

ENERO

CRONOLOGIA DE  GUYANA-VENEZUELA

2ENE2015

“Guyana no puede evadir el acuerdo”, advierten expertos[1].

Rivas y Alcalay dicen que texto de Ginebra es la vía para solucionar el diferendo. Diplomáticos saludan posición de Venezuela

Guyana no puede “saltar” lo que establece el Acuerdo de Ginebra, firmado en 1966 por el expresidente venezolano Raúl Leoni y el gobierno de Gran Bretaña e Irlanda del Norte para buscar una solución al conflicto limítrofe entre ambos.

Los exembajadores Julián Rivas y Milos Alcalay coinciden en que la posibilidad de que Guyana unilateralemnete plantee un arbitraje o acuda a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) es una violación al acuerdo vigente.

“Ellos lo pueden hacer políticamente, pero desde el punto de vista jurídico, del derecho internacional, Guyana no tiene ninguna posibilidad de evadir el compromiso de una solución práctica con Venezuela en los términos que lo plantea el Acuerdo de Ginebra”, aseguró Rivas a ÚN.

Por su parte, Alcalay recordó a ÚN que el artículo 33 de la carta de Naciones Unidas establece varios mecanismos para una solución pacífica entre ellos la mediación, las negociaciones bilaterales, el arbitraje y los buenos oficios, “pero lo que no puede hacer unilateralmente Guyana es recurrir a la CIJ y decir ya estamos cansados de que no haya solución y el Esequibo es de Guyana y vamos a demandar a Venezuela… Lo que tiene que hacer es cumplir el Acuerdo de Ginebra”.

Para Rivas el tema se ha extendido en el tiempo por la falta de voluntad política de los gobiernod de Guyana. “Más allá de si el buen oficiante ha funcionado o no, lo que debe haber es voluntad política que hasta ahora Guyana no ha tenido… La extensión en el tiempo no quiere decir que pueda haber una decisión desesperada… Guyana está confundiendo los roles, eso (la solución) no depende del buen oficiante si no de su voluntad política de buscarle una solución a este problema”, indicó.

Señaló que las declaraciones de la canciller Carolyn Rodrigues-Birkett sorprenden “porque en este momento hay muchos canales y puentes de comunicación entre Guyana y Venezuela, ya sean bilateral, Caricom, Petrocaribe y ella debió haber abordado esto de otra manera, ahora lo que no hay duda es que Guyana reconoce que tiene que resolver una situación con Venezuela que es un reclamo que tiene toda la validez del caso”.

Rivas no duda que las declaraciones “puede ser una orientación, un esfuerzo por ver un globo de ensayo, habría que ver en los próximos días qué pretende Guyana y qué factores pudieran estar  detrás de esa propuesta”.

Acciones

Aunque Alcalay saluda y califica de positivo el comunicado de la Cancillería del pasado 30 de diciembre, afirmó que no debe quedarse en el papel y llamó al despacho a ejercer acciones concretas.

“Lo importante es ejecutarlo y tiene que buscar las bases jurídicas y constitucionales que Venezuela siempre a esgrimido con relación al Esequibo”, aseguró. Para ello, exhortó a la Cancillería a abrir el diálogo con distintos sectores que permita reconstruir “la memoria histórica”. Asimismo, dijo que el país debe atender, además del Esequibo, temas como la fachada atlántica y las delimitaciones marítimas.

4ENE2015

Guyana, El Nacional y la guerra[2].

Los días de Navidad y otras festividades son propicios para cometer algunos desmanes que pasen más o menos a la sombra de la opinión pública. En estos tiempos de ataque generalizado contra Venezuela, mientras todos o casi todos nos distraíamos o estábamos pendientes sólo de las manifestaciones domésticas del fascismo empresarial, alguien hizo estallar en Guyana una bomba declarativa. Sólo declarativa, por ahora: el tema se tocó en una rueda de prensa donde se trataron docenas de temas, no en un acto destinado a informar nada específico.

La canciller de esa especie de país, que sigue siendo un apéndice británico aunque un papel sellado diga que se trata de un Estado independiente, dijo que en 2015 “probablemente” el gobierno decidirá “si busca o no nuevas opciones” para resolver el diferendo con Venezuela sobre el Esequibo. Nuevas opciones, para significar que “tal vez” Guyana decida apartarse del proceso de Buenos Oficios activado en la ONU para discutir el asunto en canales diplomáticos y de manera bilateral.

El párrafo anterior está lleno de comillas porque, mientras la señora canciller Carolyn Rodrigues habló de posibilidades y de eventuales decisiones que deben discutirse, un diario venezolano ya asumió que esas declaraciones son justificación suficiente para declararle la guerra a Guyana. Dos editoriales de ese periódico, publicados el 27 y el 31 de diciembre pasados, pretenden cumplir la asquerosa misión de poner en la calle la matriz según la cual es importante, digna, necesaria e inevitable comenzar una escalada bélica, una guerra internacional. Venezuela contra ¿Guyana? No: contra Inglaterra.

El primero de esos editoriales ya anuncia desde el título la naturaleza de la provocación: no nos hemos caído a cañonazos con Guyana porque le tenemos miedo. En ese mismo escrito, que algún lamebolas del Henrique Otero perpetró tal vez en medio de una borrachera navideña, se acusa indirectamente al Gobierno venezolano de traición al pueblo, pero al mismo tiempo está dispuesto a creer todo cuanto dice la canciller de Guyana. Por ejemplo, que ese país ya le notificó a Venezuela lo que pensaba hacer. El último párrafo es de antología: “En vez de estar reprimiendo estudiantes” los militares venezolanos deberían estar echando plomo en el Esequibo

En el segundo editorial queda claro que la tesis del editorialista borracho no está tan lejos de la realidad: desde el primer párrafo dice expresamente que el diferendo sólo puede resolverse mediante una acción armada: “El asunto se lo bailan sin el valor de asumir la ocupación de ese territorio que sería, luego, el fin de una vez por todas de la controversia”. Y al final: “Nosotros, si tuviéramos coraje, le buscaríamos, ante la debilidad del enemigo, una solución contundente. Pero hay que pedir permiso a Fidel”.

En el ínterin, el sirviente de Henrique Otero obvia que el Gobierno venezolano ya reaccionó y fijó posición al respecto, y les hace creer a sus lectores que quien respondió no fue la Cancillería venezolana sino la agencia de noticias EFE. Lean detenidamente y se encontrarán con que las burras de El Nazional le atribuyen todo a EFE y no al Gobierno.

En una guerra a cañonazos entre países pequeños siempre salen ganando las potencias. No hay forma de ganarle una guerra convencional a Guyana, en primer lugar porque Guyana no es Guyana sino Inglaterra y eventualmente la OTAN

De paso, también maniobra con el discurso de manera que parezca que a quien le tiene miedo el Gobierno venezolano es a una vieja sifrina (“¡Qué cínica esta señora que se gasta las tres cuartas partes de su sueldo en vestirse en las mejores casas de moda de Europa!”).

¿A qué está jugando El Nacional? ¿A dejar que un empleado borracho aproveche las vacaciones del gentío para escribir titulares irresponsables? No: está jugando a la posibilidad de calentar la calle con otro tema, muy sensible para la enorme mayoría de los ciudadanos de cualquier bando, a ver si por presión de la gente el Gobierno se ve empujado a realizar alguna jugada, declarativa o fáctica, que termine en tragedia. En una guerra a cañonazos entre países pequeños siempre salen ganando las potencias. No hay forma de ganarle una guerra convencional a Guyana, en primer lugar porque Guyana no es Guyana sino Inglaterra y eventualmente la OTAN, y al final regar de cadáveres la selva esequiba no garantiza que nuestra soberanía sea respetada o reconocida.

El Nacional, al igual que muchos factores del poder económico venezolano y sus matrices transnacionales, suele recrearse en fantasías historicistas, esto es, cree que si algo ocurrió de una forma en otra época y en otras latitudes entonces aquí va a funcionar igual. Los dueños de este pasquín ya han fantaseado con la idea de que el Gobierno democrático de Venezuela caerá como cayeron las dictaduras proyanquis de los 70 y 80, así que se les chorrea el cuento de la Argentina de Galtieri, la guerra forzada por las Malvinas y el fin de la dictadura: cree el editorialista borracho que, si mete suficiente casquillo, Nicolás Maduro le declarará la guerra a Guyana, que Guyana e Inglaterra nos volverán mierda y que entonces, en la próxima curda, el editorial de El Nacional tendrá ocasión de decir: “Maduro nos llevó a la guerra, la perdimos y nos asesinaron a miles de jóvenes: es hora de tumbar a Maduro”. No son más güevones porque no han hecho el curso completo.

Sin embargo, pese a la torpeza y la irresponsabilidad infantil de esta jugada, tiene sus matices sospechosos y peligrosos esta maniobra. En primer lugar porque no está claro si existe alguna conexión o plan conjunto entre El Nacional y el gobierno guyanés (o con el Reino Unido) para lanzar este globo de ensayo en este año venezolano que se anuncia tan incandescente. Sería bueno revisar qué clase de relaciones o contactos pueden haber ocurrido entre ese periódico y las potencias extranjeras. Sería muy bueno, muy importante.

Y en segundo lugar, porque El Nacional ha picado adelante con un tema que, insistimos, es sensible y caro a todo el mundo: cuando usted remueve o manipula el nacionalismo está jugando con una de las pulsiones primarias cruciales del ser humano: nuestra especie, al igual que la mayoría de las que pueblan la tierra, defiende territorios. Usted divide a la especie humana en clanes, les dibuja unas rayas en el piso y les dice “de aquí para allá es tuyo y tienes que defenderlo con la vida” y hay guerra. Y en la guerra muere gente que de verdad cree y siente esas cosas. No los dueños de periódicos ni los banqueros y perros de la guerra: estos se limitan a cobrar, a hacer negocio con la muerte de los demás.

Por cierto que del lado de acá hay quien todavía se deja embetunar y calentar la oreja con este tipo de llamados ridículos al combate y a “defender la patria” con un fusil en las manos. Como la historia de las revoluciones está llena de gestas heroicas y románticas en que la figura central es el barbudo que echa plomo en el monte y tumba gobiernos, muchos de los nuestros creen que si no agarran un fusil entonces son cobardes o poco hombres. Pero a la hora de las guerras de verdad sólo los soldados de nuestra Fuerza Armada van a meterle el pecho a la guerra. Es mentira que para ir a la guerra basta con coger un autobús hasta la frontera con Guyana y entonces ahí usted empieza a dispararles a los guyaneses.

Cierto discurso entronizado en todos nuestros pobres países devastados ha galvanizado la especie de que sólo el que mata y hace la guerra es macho y valiente. El que hace la guerra “tiene bolas”; el que no, pues cuidado, que hasta marico puede ser. Me viene a la mente otro impulso animal que no sé si el ser humano lo ha sepultado lo suficientemente bien: cuando hay pelea entre toros de lidia y uno muere en el combate, el vencedor se frota y eyacula en el cadáver del vencido. Perder una guerra es algo más humillante que la muerte, y pregúntenle a los argentinos sobre el dolor y las frustraciones de la generación que fue llevada a la muerte por una dictadura infecta y una potencia criminal en las Malvinas.

El Nacional está apuntando justamente hacia esa clave mental, ya bastante manida por la escualidera en años anteriores: hay que tomar las armas porque está en juego nuestra hombría. Sólo que si llegara a estallar una guerra no serían Miguel Henrique Otero ni sus editorialistas borrachos los que irán a caerse a tiros con nadie. Igual para los que comen finta con la presunta obligación de “morir por la patria”, por favor ténganlo en cuenta: es mentira que sea necesario ir a matar guyaneses para recuperar el Esequibo, es mentira que nosotros le podamos ganar una guerra convencional a Inglaterra sólo porque “somos hijos de Bolívar y los hijos de Bolívar no pierden guerras”; es mentira que si usted no va a una guerra usted es cobarde o no es hombre; y es mentira que, llegado el momento de la guerra, la ciudadanía debe irse en masa a pelear en el campo de batalla.

Coja mínimo y entienda entonces que está en marcha una operación psicológica a ver si usted, en vez de trabajar por construir un país, come finta y se lanza a proponer que nos destruyamos en una guerra que sólo les convendría a los financistas de El Nacional.

4ENE2015

Chavismo asumió discurso de Cuba y debilitó reclamación del Esequibo[3].

El presidente Nicolás Maduro y su par guyanés Donald Ramotar durante su encuentro en agosto del año pasado.

El presidente Nicolás Maduro y su par guyanés Donald Ramotar durante su encuentro en agosto del año pasado.

La Habana, en los ochenta, tildó a Venezuela de expansionista y neoimperialista por el reclamo territorial

“El reclamo venezolano es prueba de expansionismo y Guyana tiene pleno derecho a gozar de su entero territorio con plena libertad. Reiteramos nuestra solidaridad con Guyana”, declaró el ex canciller de Cuba, Ricardo Alarcón el 7 de octubre de 1981 ante la prensa de Georgetown. La relación de apoyo incondicional de Cuba a Guyana que comenzó en 1972, se gestó oficialmente tras la firma de la declaración conjunta o pacto cubano-guyanés del martes 13 de enero de 1981 en Georgetown, en el que hacía constar su pleno apoyo a Guyana y el derecho del pueblo al respeto de su integridad territorial.

Toda esta actitud formaba parte de la deuda de gratitud de Cuba hacia el gobierno de Georgetown al ser el primer país suramericano en establecer relaciones diplomáticas y por dejar que en 1975 usara su territorio para el ejército y las aeronaves que serían enviadas para combatir en Angola. Era la época de la Guerra Fría. La Habana y el eje del bloque comunista encabezado por la Unión Soviética, expresaron todo su apoyo a la que ellos calificaban como la pobre y recién creada República Cooperativa de Guyana que se dirigía al socialismo contra una Venezuela que era reflejada por Fidel Castro como una poderosa nación con ansias imperiales que se amparaba en su aliado Estados Unidos.

Con su declaración, La Habana fijaba su posición en el diferendo sobre el Esequibo aún cuando en relaciones internacionales no se puede aceptar la intervención de un tercero a menos que sea para un dialogo conciliatorio aceptado por los litigantes, de lo contrario es una muestra de intervencionismo e injerencia en los asuntos internos de un nación independiente.

El 22 de marzo de 2008 en su discurso en la Cumbre de Río, el fallecido presidente Hugo Chávez ofreció una explicación histórica de su versión sobre los orígenes del reclamo venezolano en el Esequibo muy parecida a la tesis expresada por el gobierno de los Castro décadas antes: “Ahora, después de 20 o 30 años, sale la verdad. Nos querían utilizar para invadir Guyana en nombre de aquel reclamo territorial para derrocar al gobierno de Forbes Burnham, un hombre de izquierda. Está en documentos, pero yo lo viví cuando Burnham gobernaba Guyana, y casi vamos a la guerra por una vieja reclamación territorial que casi nadie recordaba, porque viene de tiempos inmemoriales. Está en documentos, Bharrat Jagdeo –el para el momento presidente guyanés– incluso consiguió unos papeles allá, que evidencian la complicidad de guyaneses de la derecha”.

Sadio Garavini, quien fue embajador de Venezuela en Guyana entre 1979 a 1984, señaló: “El comentario es propio de una ceguera política marxistoide. Que Chávez asegurase que Kennedy necesitara a Betancourt para desestabilizar un gobierno de izquierda, es una estupidez histórica”. Las declaraciones contradecían el discurso original de Chávez, quien el 3 de octubre de 1999 en el programa Aló, Presidente afirmó: “No vamos a dejar dormir esa reivindicación. Seguiremos reclamando y exigiendo nuestros derechos, como se lo he dicho a las autoridades de Guyana cada vez que he podido y ahora reiteramos”.

Inflexión

En menos de un lustro, Chávez varió su posición y pasó del reclamo territorial a dar luz verde para que Guyana explotara y otorgara concesiones en el Esequibo, haciendo propio además el discurso cubano que desvirtúa la exigencia venezolana al plantearla como una operación imperialista. El punto de inflexión llegó el 21 de febrero de 2004 cuando Chávez declaró que no se oponía al desarrollo de proyectos en el territorio Esequibo. “Me he comprometido con el presidente Bharrat Jagdeo a que el gobierno venezolano no va a oponerse a ningún proyecto en la región que vaya en beneficio de sus habitantes, en beneficio directo”, dijo.

Estas declaraciones de Chávez abrían el camino para que empresas mineras y petroleras transnacionales acudieran a las convocatorias de Georgetown para realizar prospección y posterior explotación de los recursos de la zona en reclamación, un territorio rico en oro, bauxita, diamantes y maderas, además de yacimientos petroleros, gasíferos e incluso uranio. En un artículo del 29 de febrero de 2004 el fallecido ex canciller Simón Alberto Consalvi escribió: “Por iniciativa personal e inconsulta el jefe de Estado echó abajo una posición que le permitía a nuestro país mantener vigente la reclamación sobre el Esequibo, mientras Guyana se mantenía renuente a aceptar todas las hipótesis presentadas en las últimas décadas para una solución equitativa y racional de la antigua controversia”.

El gobierno de Chávez se alineaba así con la tesis de Cuba pues, aunque ciertamente mucho tiempo había transcurrido desde las declaraciones de Alarcón en 1981, La Habana mantenía la misma política. “La posición de un gobierno es la que emite su canciller. Además, Cuba no ha cambiado de gobierno, es el mismo gobierno castrista, con su aliado original Guyana”, explicó Garavini.

El diplomático lamenta el cambio de postura del gobierno: “Durante la etapa de Chávez, hubo una serie de decisiones de cuasi abandono o de dejadez en el tema. Renunció a uno de los pocos mecanismos de presión que teníamos en el tema, que era según el artículo 5 del acuerdo de Ginebra el que no reconocíamos ninguna inversión de trasnacionales tanto en las zonas terrestres como marítimas, era una forma de presionar para que Guyana negociara, perdimos a cambio de nada uno de nuestros mecanismos de presión”.

Cesión

El 7 de febrero de 2008, el embajador de Guyana en Caracas, Odeen Ish-mael, fue citado por el Ministerio de Relaciones Exteriores para reunirse con el para el momento canciller y hoy presidente del país Nicolás Maduro. El representante guyanés declaró que Georgetown consideró que el mandatario Hugo Chávez podría dar un paso al frente para retirar el reclamo sobre el Esequibo. Guyana presentó la propuesta de cesión de territorio a Caracas, que nunca le respondió. El para el momento viceministro para América Latina y el Caribe, Rodolfo Sanz, declaró que Venezuela no tenía respuesta a la propuesta del gobierno guyanés de declinar la reclamación.

El historiador Manuel Donís dice: “El reclamo sólo dejará de estar vigente cuando se llegue a una solución consensuada entre las partes o en caso de que Venezuela renuncie oficialmente al Acuerdo de Ginebra”. El documento de 1966 está aún vigente y compromete a las partes a llegar a un arreglo práctico para una solución satisfactoria y definitiva.

El Dato

Venezuela es, desde 2012, el segundo socio comercial de Guyana. El aumento del intercambio de bienes y servicios entre ambos Estados tiene más de seis años; el factor determinante es el acuerdo de Petrocaribe que permite transar energía a cambio de bienes y servicios.

8ENE2015

 El Esequibo y la Corte Internacional de Justicia[4].

Uno de los grandes logros de la Diplomacia Venezolana en relación a la histórica  controversia territorial sobre el Esequibo fue alcanzado durante la etapa democrática, gracias a la suscripción del Acuerdo de Ginebra de 1966 que es el  instrumento jurídico vigente entre las partes para resolver pacíficamente el diferendo.

Por ello la opinión pública venezolana quedó indignada con las declaraciones del día 22 de diciembre en las que la Canciller de Guyana Carolyn Rodriguez-Birkett afirmó: “Han pasado más de 20 años desde el proceso de buenos oficios (1989). Si en dos décadas no se tienen resultados, hay que revisar otras opciones“, para concluir que su Gobierno ya ha solicitado la asesoría de expertos y mencionó poder recurrir ante la Corte Internacional de Justicia.

De inmediato la Mesa de la Unidad Democrática emitió el 24 de Diciembre una Declaración categórica en la que le exige al Gobierno del Presidente Maduro que se pronuncie de inmediato para repudiar estas declaraciones inamistosas que violan el Acuerdo de Ginebra que establece la necesidad de que sea entre los dos países que se determinen los mecanismos de solución pacifica definidos en el Acuerdo, y se rechacen las medidas unilaterales por parte de Georgetown, ya que deben agotarse los otros métodos previstos en el artículo 33 de la Carta de las Naciones Unidas acordadas conjuntamente por los dos países.

Pero es que además del Esequibo, Guyana ha adoptado últimamente medidas que ponen en peligro la soberanía venezolana de la fachada Atlántica frente a las costas del Delta Amacuro, cercenándose centenares de miles de kilómetros de áreas marinas y submarinas.

Es necesario reconocer que por primera vez en mucho tiempo, vimos una Declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores que recoge algunos de los planteamientos hechos por la MUD. A pesar de que es un primer paso que transforma la negligencia y abandono que  la Cancillería Venezolana ha asumido en los últimos años al ideologizar el tema de la justa reclamación venezolana, atribuyéndola a “presiones del imperialismo” y no a la justa reivindicación Venezolana que se adelanta desde finales del Siglo XIX,  creemos que no basta con una simple declaración, sino que es necesario que el Gobierno actúe, y para ello debe convocar a los dirigentes venezolanos y a los conocedores del tema para realizar una amplia consulta en la defensa de los intereses de la Patria en la que participen expertos, académicos, historiadores, diplomáticos, parlamentarios, dirigentes de los partidos políticos, medios de comunicación y de esa manera, entre los diversos responsables del país, se pueda fijar una sólida posición de Estado. Si no, terminaremos obligados a aceptar la decisión de Guyana de ir obligados al Tribunal Internacional de Justicia, lo que sería muy riesgoso para el país.

19ENE2015

Nueva posición de Guyana[5].

En su tradicional conferencia de prensa de fin de año, la canciller de Guyana Carolyn Rodrigues-Birkett, recordó que después del incidente del buque Teknik Perdana, apresado por la Armada venezolana en octubre de 2013, Guyana y Venezuela firmaron un comunicado conjunto donde “acordaron  explorar mecanismos en el marco del derecho internacional para abordar el tema de la delimitación marítima y que en los próximos 4 meses un equipo técnico se reúna para intercambiar opiniones al respecto”. Manifestó que en 14 meses solo hubo una reunión, evidentemente sin resultados concretos. Además, refiriéndose a la reclamación venezolana del Esequibo, afirmó: “Han pasado más de 20 años desde el proceso de buenos oficios (1989). Si en dos décadas no se tiene el progreso que quieres ver y ha habido (temas) que lo han complicado, hay que revisar otras opciones”. Agregó además que su gobierno ya ha solicitado la asesoría de expertos internacionales y mencionó el arbitraje y la Corte Internacional de Justicia como alternativas.

Recordemos que, en estos meses, Guyana ha reactivado su solicitud a la ONU de ampliar la plataforma continental de 200 a 350 millas, incluyendo en la misma no solo la fachada atlántica que proyecta la zona en reclamación del Esequibo, sino la del estado venezolano Delta Amacuro, cercenándonos, potencialmente, centenares de miles de kilómetros cuadrados de áreas marinas y submarinas, ricas en hidrocarburos y pesca, privando además a Venezuela de su salida libre al Atlántico. También ha seguido dando concesiones a transnacionales petroleras tanto en la Zona Económica Exclusiva (ZEE) del Esequibo como en la ZEE del estado Delta Amacuro. La Cancillería venezolana en el comunicado del 30-12-2014 reitera que el mecanismo de los buenos oficios “sigue siendo la vía jurídica y políticamente adecuada para solucionar el diferendo limítrofe” y solicita que se nombre rápidamente de común acuerdo un nuevo buen oficiante.

Después del incidente del Teknik Perdana, Guyana creía poder negociar solo una línea de delimitación marítima, entre la zona en reclamación y el estado Delta Amacuro, dejando de lado la negociación sobre la zona en reclamación, prevista en el Acuerdo de Ginebra de 1966. El gobierno venezolano, presionado también por los medios y expertos en la materia, no aceptó seguir en ese camino y Guyana entonces plantea, por primera vez en años, buscar una solución definitiva a la reclamación y, dado que los buenos oficios no han funcionado, sugiere el arbitraje o la Corte Internacional de La Haya.

Venezuela debe aprovechar el nuevo e intenso interés de Guyana en ampliar “su” plataforma continental y en las inversiones de transnacionales en “su” territorio en general para replantear la negociación prevista en el Acuerdo de Ginebra. El hecho que el “statu quo” ya no satisface a Guyana puede favorecernos si sabemos utilizar inteligentemente la oportunidad. Insistir simplemente en los buenos oficios cuando Guyana ya los descarta no es una opción. Guyana, en el marco del Acuerdo de Ginebra, puede solicitar unilateralmente al secretario general de la ONU proceder a escoger la mediación como mecanismo de solución de la controversia.

Mientras tanto, frente a la nueva posición del gobierno guyanés, Venezuela debe:

  1. a) Reafirmar públicamente que la salida libre al Atlántico no es negociable.
  2. b) Mantener el patrullaje tradicional de la Armada en nuestra fachada atlántica.
  3. c) Nombrar, con urgencia, un negociador-facilitador por Venezuela a tiempo completo. El actual encargado, el embajador Roy Chaderton, tiene otros cuatro cargos que atender. El nuevo negociador, además, debe ser apoyado por un pequeño equipo de funcionarios y tener también acceso a expertos nacionales e internacionales.

25ENE2015

AHORA…QUE LA VERDAD SEA DICHA[6]!!

Desde que tengo el honroso cargo de Presidente del Instituto de Estudios Fronterizos de Venezuela, organización civil sin fines de lucro fundado en el año 1989, por insignes y valiosos patriotas venezolanos a quienes la Patria siempre estará agradecida y cuyo “leit motiv” es el estudio, investigación y divulgación de todo lo concerniente a la defensa de la integridad territorial, marítima y fluvial de Venezuela. Por ello y asumiendo mi responsabilidad, ante cualquier escrito u opinión pública que pueda confundir a la colectividad nacional, cumplo con el título de este artículo: Ahora,  que la verdad sea dicha.

Este domingo 25 de Enero, en el diario El Universal, salió publicada una entrevista que el diligente periodista Lic. Reyes Theis  hizo a tres versados del tema sobre la reclamación del Territorio Esequibo y la actitud, por demás inamistosa, de Guyana en la voz de su Canciller Roselyn Rodriguez B. por cierto venezolana amerindia. Los aludidos: Dr. Emilio Figueredo Planchart, V/A (r) Elías Daniels Hernández y el Cnel.(r) Pompeyo Torrealba, expresaron sus opiniones en torno a la figura del Buen Oficiante de la O.N.U y su trabajo conciliatorio de las partes, en la búsqueda de una solución práctica y pacífica del litigio según lo estipulado en el Acuerdo de Ginebra de 1966. Asimismo expusieron la falta de diligencia del gobierno nacional en atender con energía, continuidad, sapiencia, oportunidad y prontitud las ilícitas acciones y estrategias de Guyana, sobre todo el incumplimiento de la Carta Magna de Venezuela, en la defensa de los más altos intereses del país.

Comparto en gran parte lo expresado en la entrevista pero RECHAZO DE MANERA ENFÁTICA, por falsa y tendenciosa, lo dicho (¿?) por el V/A. Daniels Hernández de que: “..no hay documentos jurídicos que demuestren la soberanía de Venezuela en todo el Territorio Esequibo…” No deseo entrar en polémicas con Daniels, cada quien es dueño de lo que calla y esclavo de lo que dice, pero es inaudito lo afirmado por alguien que estuvo más de 16 años, al frente de la Unidad Especial Guyana en nuestra Cancillería y que debe conocer el significado del Estoppel y sus consecuencias…

Lo que haré es recordar a todos mis compatriotas civiles y más a los militares, la tradición y posesión de Venezuela sobre nuestro Territorio Esequibo y al cual nunca renunciaremos.

Debo comenzar por lo elemental: Que es un documento? La más sencilla definición es: (Documentum) “Título o prueba escrita; un documento histórico o  cualquier cosa que sirva de prueba”.

Es difícil abreviar 405 años de historia desde el Tratado de Tordesilla en 1494 donde España y Portugal definen sus tierras en el Nuevo Mundo, hasta el año 1899 fecha del irrito y nulo Laudo de París.

En 1582 se funda la Provincia de Guayana cuyo límite al sur era el río Amazonas.

En  1648 en el Tratado de Munster, España reconoce los límites de Holanda hasta el río Esequibo.

En 1713 Inglaterra reconoce los límites de España al este, hasta el río Esequibo.

En 1768 el geógrafo Jaques Bellín en su mapa, ubicó el límite de la Guayana Holandesa en el río Esequibo.

En 1777 se crea la Capitanía General de Venezuela con la inclusión de la Provincia de Guayana y un total territorial de 2.240.000 kms2. Limites sur el río Yuruba, afluente del río Amazonas y al este  el río Esequibo, desde su naciente hasta llegar al Atlántico, limites admitidos por el gobierno británico.

En 1779 el Generalísimo Francisco de Miranda, imprimió y publicó en Londres el mapa Cruz de Cano y Olmedilla, el mejor cartógrafo español del momento, con patrocinio del gobierno británico donde el río Esequibo era nuestro límite al este.

En 1814 Tratado de Londres, Holanda vende a Inglaterra sus establecimientos de Esequibo, Demerara y Berbice ( 22.000 millas2).

En 1821, 1822, 1823, 1824 y 1825 Inglaterra reconoció los límites de la gran Colombia desde el río Culebra al NO frontera con Guatemala, hasta el río Esequibo al Este.

En 1829 un mapa inglés del Sidney Hall de Londres, colocaba el límite de la Guayana Inglesa en el río Esequibo.

En 1830 es la separación de Venezuela de la gran Colombia y según el principio jurídico universal del “Uti Possideti Juris”, impulsado por nuestro único Libertador Simón Bolívar, nos corresponden los territorios y límites de la Capitanía General, reconocidos sin objeción por Inglaterra.

En 1834 el cartógrafo  Shomburg, por orden de Inglaterra, traza un mapa entre Demerara y Venezuela donde señala el río Esequibo como límite, desde su naciente hasta el Atlántico. Este mapa fue ocultado por Inglaterra durante el Arbitraje. Mapas sucesivos del mismo cartógrafo y ya como Caballero de la Reina, fueron modificados por la codicia de los grandes yacimientos de oro del Yuruarí y el deseo de Inglaterra de poseer  “el Danubio de América” es decir el río Orinoco.

El  afán expansionista de la 1era. Potencia del Mundo para la época, obligó por la fuerza, el engaño y las componendas políticas burlar los legítimos derechos y los múltiples documentos jurídicos, mapas, cartas, convenios, expedientes coloniales y archivos, que Venezuela opuso en defensa su ancestral territorio, histórico y legítimo. La secuela de esto, el Tratado de Arbitramiento de Washington de 1897 y el felón Laudo de París de 1899 que por cierto ambos tienen causales de nulidad según el Derecho Internacional, nos arrebató 160.000 kms2 de territorio nacional.

Existen múltiples archivos de juristas criollos, como los del Dr. Alejo Fortique, gran investigador y recolector de documentos cartográficos históricos; del Dr. Diego Urbaneja Alayón; del Dr. José Maria Rojas; del Dr. Rafael Seijas y del Gral. Domingo Sifontes, con suficientes documentación jurídica que avalan nuestra justa causa y sobre todo, el Informe del Dr. Severo Mellet Prevost, testigo presencial de la componenda contra Venezuela durante el irrito Laudo de París de 1899 y determinante para la contención venezolana que, por primera vez hace sentar a Inglaterra en la misma mesa, abrumada por nuestras pruebas irrefutables e inequívocas que nos llevan al Acuerdo de Ginebra de 1966.

De aquí en adelante corresponderá a la actual y a las nuevas generaciones de venezolanos, recuperar lo que es nuestro, el Territorio Esequibo , sin dejar de pensar en esa frase de mi profesor y ductor, Dr. Pablo Ojer Celigueta:

 “Venezuela es un país en donde los venezolanos tenemos que luchar contra nosotros mismos, para defender lo que es nuestro…”

25ENE2015

Defienden la instancia del buen oficiante para el Esequibo[7].

Elías Daniels recomienda un debate amplio sobre la reclamación.

La Canciller guyanesa le propuso a Ban Ki-Moon que se abandone la fórmula del buen oficiante para la controversia con Venezuela

Ante la pretensión expresada por el Gobierno de Guyana de dirimir la reclamación venezolana sobre el Esequibo en instancias distintas al proceso de buenos oficios del secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), expertos venezolanos en la materia coinciden en que al país le conviene insistir en el actual mecanismo.

“Venezuela debe seguir en el procedimiento del buen oficiante porque es lo que nos permite mantener una negociación directa, sin intermediarios, porque ya sabemos los resultados de las experiencias cuando hemos negociado con intermediarios: hemos perdido territorio valioso”, considera el coronel (r) Pompeyo Torrealba, jefe de la Unidad Asesora del Esequibo de la Cancillería venezolana.

En noviembre de 2014 se cumplieron 25 años de la reunión de los presidentes Carlos Andrés Pérez de Venezuela y Desmond Hoyte de Guyana, quienes aceptaron la designación de Alister Mc Intyre como representante del secretario general de las Naciones Unidas para desempeñarse como Buen Oficiante; dando inicio de esta forma al proceso de los buenos oficios en la controversia territorial entre los dos países.

“Han pasado más de 20 años desde el proceso de buenos oficios. Si en dos décadas no se tiene el progreso que quieres ver y ha habido (temas) que lo han complicado, hay que revisar otras opciones”, expresó a finales de diciembre pasado la canciller guyanesa Carolyn Rodrigues-Birkett, quien habló del tema en septiembre pasado con el secretario general de la ONU Ban Ki-Moon.

La declaración de la diplomática fue considerada como un acto “inamistoso” por la Cancillería venezolana, que cuestionó la forma inconsulta.

“A mí me parece que la mejor opción es la de los buenos oficios, solo que no ha dado resultados porque Venezuela no la ha tomado en serio”, expresa al respecto el vicealmirante (r) Elías Daniels, ex jefe de la unidad asesora de Guyana de la Cancillería. Añade que este esquema es el que permite mayor flexibilidad para negociar.

“Los representantes de Venezuela no han hecho proposiciones, el actual (Roy Chaderton) no ha hecho. No hay que tener miedo a discutir con Guyana porque nada compromete hasta que lo aprueben los gobiernos”, señala Daniels.

Emilio Figueredo, quien fuera embajador de Venezuela para la aplicación del Acuerdo de Ginebra desde 1984 hasta 1996, respalda la opinión de la falta de diligencia. “A los buenos oficios no se le ha hecho mucho caso ni aquí ni allá. Es una negociación asistida, pero como no ha habido ganas de negociar de un lado ni del otro, ha sido un período muerto. Cuando yo me ocupé de eso discutíamos fórmulas, ideas”, comentó.

Los expertos consultados coinciden en que siempre será necesaria la aprobación de Venezuela para que el caso se dirima en la Corte Internacional de La Haya o en otra instancia, por lo que la petición de la canciller guyanesa no tiene lugar.

Algo o todo

En el aspecto donde hay diferencias es en el objeto de la negociación.

Para Torrealba, “haríamos una negociación inconstitucional en el momento que planteemos negociar con Guyana dividiendo el territorio”, por lo que la misma debe enfocarse en la devolución total del territorio a cambio de una compensación.

En cambio, Daniels señala: “cuando Isidro Morales Paul lideró la negocación (primer Gobierno de CAP) hubo una decisión cercana, pero los venezolanos nunca encontraremos unidad de criterio. Si dices que recuperaste la mitad te mandan a buscar la otra mitad. Hay que leer e investigar. No hay documentos jurídicos que demuestren la soberanía de todo el territorio Esequibo”. Añade que tampoco el Reino Unido tenía tales documentos.

Daniels propone que se abra un debate amplio sobre este tema donde el Estado escuche a los expertos en la materia, por su parte, Torrealba plantea un proyecto de recuperación del Esequibo, que vaya más allá del proceso de negociación y que consiste en: “acercarse, conocer, enamorar y penetrar a nuestro territorio Esequibo” , para estimular la conciencia nacional de los esequibanos.

[1] Fuentes: Mariela Acuña Orta:

http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/actualidad/politica/guyana-no-puede-evadir-el-acuerdo-advierten-expert.aspx#ixzz3OdbRhQLA ; http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/actualidad/politica/venezuela-mantiene-posicion-historica-sobre-el-ese.aspx#ixzz3Odas8v9B

[2] Fuente: José Roberto Duque, http://misionverdad.com/la-guerra-en-venezuela/guyana-el-nacional-y-la-guerra

[3] Fuente: Manuel Tovar, El Nacional, http://www.soberania.org/2014/01/04/chavismo-asumio-discurso-de-cuba-y-debilito-reclamacion-del-esequibo/

 [4] Fuente: Milos Alcalay http://runrun.es/internacional/diploos/180003/el-esequibo-y-la-corte-internacional-de-justicia-por-milos-alcalay.html

[5] Fuente:  Sadio Garavini Di Turno http://www.el-nacional.com/opinion/Nueva-posicion-Guyana_0_552544951.html

[6] Fuente: G.D  Oswaldo Sujú Raffo.Pdte. del  I.D.E.F.V,     http://laprotestamilitar.blogspot.com/2015_01_01_archive.html

[7] Fuente: Reyes Theis, El Universal, http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/150125/defienden-la-instancia-del-buen-oficiante-para-el-esequibo

Publicado en DIFERENDOS, ESEQUIBO | Etiquetado , | Deja un comentario

Trigésima Sexta Entrega, “Las Raíces del tema de los diferendos”.#SectorAcuatico

Trigésima  Sexta Entrega, “Las Raíces del tema de los diferendos”

ZONA DISPONIBLE PARA DESARROLLAR ZEE GUYANA ESEQUIBO VENEZUELA

AÑO 2014

 CRONOLOGÍA DE  GUYANA-VENEZUELA

4ENE2014

Cuba prohíbe a Maduro reclamar territorio del Esequibo[1].

Maduro entrega el Esequibo

“El reclamo venezolano es prueba de expansionismo y Guyana tiene pleno derecho a gozar de su entero territorio con plena libertad. Reiteramos nuestra solidaridad con Guyana”,

declaró el ex canciller de Cuba, Ricardo Alarcón el 7 de octubre de 1981 ante la prensa de Georgetown.

La relación de apoyo incondicional de Cuba a Guyana que comenzó en 1972, se gestó oficialmente tras la firma de la declaración conjunta o pacto cubano-guyanés del martes 13 de enero de 1981 en Georgetown, en el que hacía constar su pleno apoyo a Guyana y el derecho del pueblo al respeto de su integridad territorial.

Toda esta actitud formaba parte de la deuda de gratitud de Cuba hacia el gobierno de Georgetown al ser el primer país suramericano en establecer relaciones diplomáticas y por dejar que en 1975 usara su territorio para el ejército y las aeronaves que serían enviadas para combatir en Angola.

Era la época de la Guerra Fría. La Habana y el eje del bloque comunista encabezado por la Unión Soviética, expresaron todo su apoyo a la que ellos calificaban como la pobre y recién creada República Cooperativa de Guyana que se dirigía al socialismo contra una Venezuela que era reflejada por Fidel Castro como una poderosa nación con ansias imperiales que se amparaba en su aliado Estados Unidos.

Con su declaración, La Habana fijaba su posición en el diferendo sobre el Esequibo aún cuando en relaciones internacionales no se puede aceptar la intervención de un tercero a menos que sea para un dialogo conciliatorio aceptado por los litigantes, de lo contrario es una muestra de intervencionismo e injerencia en los asuntos internos de un nación independiente.

El 22 de marzo de 2008 en su discurso en la Cumbre de Río, el fallecido presidente Hugo Chávez ofreció una explicación histórica de su versión sobre los orígenes del reclamo venezolano en el Esequibo muy parecida a la tesis expresada por el gobierno de los Castro décadas antes: “Ahora, después de 20 o 30 años, sale la verdad. Nos querían utilizar para invadir Guyana en nombre de aquel reclamo territorial para derrocar al gobierno de Forbes Burnham, un hombre de izquierda. Está en documentos, pero yo lo viví cuando Burnham gobernaba Guyana, y casi vamos a la guerra por una vieja reclamación territorial que casi nadie recordaba, porque viene de tiempos inmemoriales. Está en documentos, Bharrat Jagdeo –el para el momento presidente guyanés– incluso consiguió unos papeles allá, que evidencian la complicidad de guyaneses de la derecha”.

Sadio Garavini, quien fue embajador de Venezuela en Guyana entre 1979 a 1984, señaló:

“El comentario es propio de una ceguera política marxistoide. Que Chávez asegurase que Kennedy necesitara a Betancourt para desestabilizar un gobierno de izquierda, es una estupidez histórica”.

Las declaraciones contradecían el discurso original de Chávez, quien el 3 de octubre de 1999 en el programa Aló, Presidente afirmó: “No vamos a dejar dormir esa reivindicación. Seguiremos reclamando y exigiendo nuestros derechos, como se lo he dicho a las autoridades de Guyana cada vez que he podido y ahora reiteramos”.

Inflexión. En menos de un lustro, Chávez varió su posición y pasó del reclamo territorial a dar luz verde para que Guyana explotara y otorgara concesiones en el Esequibo, haciendo propio además el discurso cubano que desvirtúa la exigencia venezolana al plantearla como una operación imperialista.

El punto de inflexión llegó el 21 de febrero de 2004 cuando Chávez declaró que no se oponía al desarrollo de proyectos en el territorio Esequibo. “Me he comprometido con el presidente Bharrat Jagdeo a que el gobierno venezolano no va a oponerse a ningún proyecto en la región que vaya en beneficio de sus habitantes, en beneficio directo”, dijo.

Estas declaraciones de Chávez abrían el camino para que empresas mineras y petroleras transnacionales acudieran a las convocatorias de Georgetown para realizar prospección y posterior explotación de los recursos de la zona en reclamación, un territorio rico en oro, bauxita, diamantes y maderas, además de yacimientos petroleros, gasíferos e incluso uranio.

En un artículo del 29 de febrero de 2004 el fallecido ex canciller Simón Alberto Consalvi escribió: “Por iniciativa personal e inconsulta el jefe de Estado echó abajo una posición que le permitía a nuestro país mantener vigente la reclamación sobre el Esequibo, mientras Guyana se mantenía renuente a aceptar todas las hipótesis presentadas en las últimas décadas para una solución equitativa y racional de la antigua controversia”.

El gobierno de Chávez se alineaba así con la tesis de Cuba pues, aunque ciertamente mucho tiempo había transcurrido desde las declaraciones de Alarcón en 1981, La Habana mantenía la misma política. “La posición de un gobierno es la que emite su canciller. Además, Cuba no ha cambiado de gobierno, es el mismo gobierno castrista, con su aliado original Guyana”, explicó Garavini.

El diplomático lamenta el cambio de postura del gobierno: “Durante la etapa de Chávez, hubo una serie de decisiones de cuasi abandono o de dejadez en el tema. Renunció a uno de los pocos mecanismos de presión que teníamos en el tema, que era según el artículo 5 del acuerdo de Ginebra el que no reconocíamos ninguna inversión de trasnacionales tanto en las zonas terrestres como marítimas, era una forma de presionar para que Guyana negociara, perdimos a cambio de nada uno de nuestros mecanismos de presión”.

Cesión. El 7 de febrero de 2008, el embajador de Guyana en Caracas, Odeen Ish-mael, fue citado por el Ministerio de Relaciones Exteriores para reunirse con el para el momento canciller y hoy presidente del país Nicolás Maduro. El representante guyanés declaró que Georgetown consideró que el mandatario Hugo Chávez podría dar un paso al frente para retirar el reclamo sobre el Esequibo.

Guyana presentó la propuesta de cesión de territorio a Caracas, que nunca le respondió. El para el momento viceministro para América Latina y el Caribe, Rodolfo Sanz, declaró que Venezuela no tenía respuesta a la propuesta del gobierno guyanés de declinar la reclamación.

El historiador Manuel Donís dice: “El reclamo sólo dejará de estar vigente cuando se llegue a una solución consensuada entre las partes o en caso de que Venezuela renuncie oficialmente al Acuerdo de Ginebra”. El documento de 1966 está aún vigente y compromete a las partes a llegar a un arreglo práctico para una solución satisfactoria y definitiva.

El Dato

Venezuela es, desde 2012, el segundo socio comercial de Guyana. El aumento del intercambio de bienes y servicios entre ambos Estados tiene más de seis años; el factor determinante es el acuerdo de Petrocaribe que permite transar energía a cambio de bienes y servicios.

31MAR2014

Venezuela sigue ejerciendo su histórica y legítima reclamación sobre el Esequibo[2].

El Canciller de la República, Elías Jaua Milano, se refirió este lunes al conflicto por el Esequibo. Aseguró que Venezuela no ha renunciado al reclamo sobre la soberanía en este territorio, sino que ha respetado y se ha alineado a los mecanismos establecidos por la Organización de Naciones Unidas (ONU).

“No hemos renunciado, simplemente que como hemos acordado las partes, lo hacemos no a través de los micrófonos sino del mecanismo de los buenos oficios del Secretario General de la Organización de Naciones Unidas. Ese es el mecanismo acordado mediante el cual Venezuela sigue ejerciendo su histórica y legítima reclamación sobre ese territorio”

, sumó.

Manifestó que prefiere “no disertar” sobre el tema pues “es muy delicado” y “precisamente las posibilidades de su éxito depende en sacarlo de la diatriba política, en función de la defensa de los intereses nacionales, de manera seria, responsable, en el marco del derecho internacional, utilizando un mecanismo establecido que es el de los buenos oficios del secretario General de la ONU”.

Afirmó que la Unasur no se pronuncia al respecto puesto que “uno de los elementos fundamentales para la constitución de la Unasur es que no podíamos partir del tema de que cada quien llevara sus diferendos territoriales”.

“En América Latina nadie está pensando en realizar una guerra con un país hermano para recuperar el territorio que reclama”

, sumó.

25JUN2014

Las Malvinas y Chávez[3].

Sadio Garavini di Turno

Hace 30 años la dictadura militar argentina trató de resolver sus crecientes problemas internos con la ocupación militar de las islas Malvinas (Falklands para los británicos), una aventura poco seria y mal planificada, basada en la ilusión que la Gran Bretaña de la Señora Thatcher reaccionaría sólo con una protesta en la ONU. Posteriormente, los generales argentinos demostraron una vez más que la estupidez es infinita (Einstein dixit). En efecto, una vez que la Dama de Hierro decidió enviar una flota al Atlántico Sur para recuperar el archipiélago, hubo un entero mes en el cual la mediación del General Haig, Secretario de Estado norteamericano, presentó varias opciones de salida pacífica de la crisis, que obligaban a las partes a negociar, esto, por cierto, constituye la actual solicitud del gobierno argentino. El general Galtieri y su Alto Mando, enfrascados en una ridícula competencia patriotera, no lograron ponerse de acuerdo y dejaron que jóvenes conscriptos, mal armados y sin experiencia militar, enfrentaran a los feroces profesionales Gurkas nepaleses de Su Majestad Británica, con el resultado conocido de una humillante derrota y la muerte de más de 600 argentinos y casi 300 británicos. Las islas Malvinas son un residuo de lo que fue el Imperio Británico, el imperio más extenso de la historia de la humanidad. España fue la primera en ocupar temporalmente las islas, Francia también tuvo una efímera presencia y desde la primera mitad del Siglo XIX, los británicos han ocupado las Malvinas. Sus 3000 habitantes actuales, llamados Kelpers son y quieren seguir siendo británicos.

Por tanto el problema es muy complejo porque se enfrentan dos derechos, el derecho histórico de la soberanía sobre un territorio ubicado claramente frente a las costas argentinas y el derecho de autodeterminación de sus pobladores. Tomando en cuenta el reducido número de los Kelpers, una inteligente estrategia argentina podría haber sido cultivar las relaciones con ellos y ofrecerles no sólo la mayor autonomía posible, sino los más elevados privilegios y subsidios económicos y comerciales. Desgraciadamente, la utilización de la fuerza en 1982 ha aumentado la desconfianza de los Kelpers hacia Argentina y hace muy difícil, sino imposible, esa estrategia.

 Chávez ha apoyado firmemente la reclamación argentina. Ahora bien, la Gran Bretaña nunca ha aceptado negociar con Argentina, en cambio Venezuela logró que, en relación al despojo británico del territorio venezolano del Esequibo, el Reino Unido y Guyana firmaran, en 1966, el Acuerdo de Ginebra, en el cual se afirma que la controversia debe ser resuelta amistosamente y de forma aceptable para ambas partes y que hay que buscar soluciones satisfactorias para el arreglo práctico de la controversia. En el caso del Esequibo además, la factible solución práctica de la controversia pasa por una recuperación parcial de un territorio básicamente despoblado y su relativa proyección marítima. Guyana en septiembre presentó su solicitud de ampliar la plataforma continental, incluyendo la correspondiente a la zona reclamada por Venezuela y más aún afectando nuestros derechos en la fachada atlántica del Delta del Orinoco. En abril la Comisión de Límites de Plataforma continental de la ONU debe decidir al respecto y Venezuela todavía no ha enviado las necesarias notas diplomáticas a la ONU y a Guyana reafirmando nuestros derechos. No hay que olvidar que en el Derecho Internacional, el silencio otorga. La actitud de Chávez en relación al Esequibo demuestra su falso nacionalismo y una ceguera ideológica descomunal, que le impide percibir y defender los intereses permanentes del Estado venezolano.

23JUN2014

Contralmirante Blas Raimundo Misticchio nuevo comisionado especial para Guyana[4].

El contralmirante Blas Raimundo Misticchio Tortorella fue designado como comisionado especial para Guyana, según la Gaceta Oficial número 40.439 del 23 de junio pasado.

Misticchio es militar activo de la Armada Nacional Bolivariana y sustituirá en sus funciones al vicealmirante (r) Elías Daniels, quien por 19 años estuvo a cargo de la Unidad Especial de Guyana, que brindó asesoría y realizó investigaciones sobre la reclamación venezolana del Territorio Esequibo.

30JUN2014

Desestiman supuesta participación de la Armada en diferendo del Esequibo[5].

José Luis Carrillo.

Niegan que exista presión sobre la cancillería para que el componente naval asuma conducción del tema.

Fuentes de la Cancillería desestimaron la veracidad de informaciones de prensa que circularon el pasado fin de semana según las cuales el canciller Elías Jaua habría acogido una solicitud de la Armada venezolana de que se le permita conducir lo relacionado al tema de Guyana y de la reclamación sobre el territorio Esequibo.

“En base a una tergiversación van montando una noticia. El tema es un problema de Estado y de alto nivel”, expresó la fuente consultada por Hinterlaces, que añadió que con este tipo de información, se pretende manipular a la opinión pública haciendo ver que la Armada estaría ejerciendo algún tipo de presión sobre el canciller Jaua.

Campaña. Aseguró que no está pasando nada extraño con respecto a Guayana. “Venezuela debe recuperar el territorio Esequibo y tenemos que informar a la población. Así que va a haber unos procesos informativos” anunció.

Aseguró que es normal que Guyana pretenda conservar su posesión sobre el territorio y que busque sacar provecho, siendo un país pobre, de los recursos que habría en la zona.

Incidente. En agosto de 2013 circularon informaciones según las cuales Guyana habría ofrecido bloques para la exploración petrolera en áreas aún no delimitadas de la fachada atlántica. Posteriormente, en octubre de ese año, se conoció que el patrullero venezolano “Yekuana” detuvo al buque guyanés “Tecknik Perdana”, que realizada levantamientos sísmicos en la fachada atlántica venezolana por orden de Guyana. A raíz de este incidente, el canciller venezolano, Elías Jaua, y su par de Guyana, Caroly Rodríguez-Birkert anunciaron que buscarían mecanismos en el marco del derecho internacional para abordar la delimitación marítima.

7JUL2014

Jefes de CARICOM quieren pronta solución a Guyana / Venezuela disputa marítima[6].

Los países de la comunidad expresaron que el Laudo Arbitral de 1899 es nulo, además de su apoyo a la soberanía de Guyana. Los miembros de Caricom expresaron su esperanza de que se encuentre una rápida solución de la controversia que surgió como resultado del Laudo Arbitral de 1899, documento que estableció definitivamente la frontera entre los dos países. En un comunicado señalaron que esa resolución es nula y sin efecto.

Los Jefes dado a conocer su posición oficial en un comunicado oficial emitido al término de la confabulación, celebrada en Antigua.

Jefe de Estado, Donald Ramotar, encabezó la delegación de Guyana, que incluía el ministro de Relaciones Exteriores, Carolyn Rodrigues-Birkett, y el Fiscal General, Anil Nandall entre otros,

Los Jefes de CARICOM, a raíz de la conclusión de la confabulación regional, reiteraron su firme apoyo a la soberanía e integridad territorial de Guyana y para el desarrollo económico y social sin trabas de todos Guyana.

Expresaron su esperanza de una pronta resolución de la controversia que surgió como resultado de la afirmación de Venezuela de que el Laudo Arbitral de 1899, que estableció definitivamente la frontera entre los dos países, es nulo y sin efecto.

Los Jefes de Gobierno expresaron su preocupación por la falta de progreso hacia la consideración de opciones, en el contexto del derecho internacional, en la delimitación de la frontera marítima entre Guyana y Venezuela según lo acordado por los Ministros de Relaciones Exteriores después de su reunión.

Se estableció un comité después de esa reunión para explorar las opciones para resolver el diferendo marítimo Guyana y Venezuela sobre su delimitación pero las conversaciones se estancaron cuando estallaron las protestas en Venezuela en los asuntos internos.  No ha habido ningún movimiento al respecto desde entonces.

En octubre pasado, un buque de la marina armada venezolana, el ‘Yekuana’, perdía el buque sísmico, la RV Teknik Perdana que estaba bajo contrato con Anadarko.

Anadarko tiene una licencia de prospección de petróleo para buscar hidrocarburos en el bloque costa afuera Roraima Guyana.

En el momento en el Ministerio de Asuntos Exteriores ha anunciado que con la entrada en el territorio de Guyana el buque de la Armada venezolana obstruye el paso del buque de investigación, y pidió que cambiar de rumbo y dejar de agrimensura.

El Ministerio informó que la tripulación de la RV Teknik Perdana explicó a la tripulación del buque venezolano que estaban realizando una encuesta multihaz del fondo marino en la zona económica exclusiva de Guyana. El equipo venezolano, sin embargo insistió en que el buque estaba haciendo este tipo de trabajo en la zona económica exclusiva de Venezuela y dio instrucciones de que el buque apagar sus motores y cerró su equipo sísmico.

Dos horas más tarde, el buque de la Armada de Venezuela ordenó la RV Teknik Perdana, viajar a los cinco nudos en dirección oeste. El buque más tarde recibió instrucciones para aumentar su velocidad y da direcciones para navegar a la isla de Margarita en Venezuela.

“Fue entonces claro que el buque y su tripulación no eran sólo de ser escoltado fuera de las aguas de Guyana, pero fue arrestado … Estas acciones por parte del buque de la Armada de Venezuela no tienen precedentes en las relaciones de Guyana en Venezuela.”

El Capitán ucraniano del barco fue acusado de violar la zona económica exclusiva de Venezuela, pero le permitió salir con otros miembros de la tripulación y la búsqueda de petróleo por parte de Guyana se detuvo hasta que una resolución de la controversia ya que no hay garantía de que otro buque de intentar llevar a cabo una encuesta en ese lugar no correr la misma suerte.

No existe una frontera marítima formal establecido con Venezuela, por tanto, el incidente de la Teknik Perdana.  Ministro Rodrigues-Birkett explicó que Guyana mantiene que el buque se encontraba en la jurisdicción de Guyana. Dijo que bajo la ley marítima internacional, donde no hay delimitación formal de la frontera marítima, una línea se puede dibujar usando la equidistancia. “Nos basamos nuestra línea y dibujamos su línea”, dijo Rodrigues-Birkett.

Explicó que, cuando surge la confusión es que la línea fronteriza dibujado por Venezuela atraviesa a la costa de Guyana. Ambas partes, dijo, se inicia la frontera marítima en el lugar correcto, pero como la línea se toma más lejos, los cortes de reclamos venezolanos a través de la costa de Guyana.

23JUL2014

Venezuela ratifica que reclamo sobre el Esequibo es legal y está vigente[7].

El ministro para Relaciones Exteriores, Elías Jaua Milano, ratificó este martes que la reclamación que realiza el Gobierno nacional sobre los derechos en el territorio Esequibo es legal y está vigente, así como está regida por un mecanismo de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

“Reivindicamos nuestro reclamo histórico en el marco de la lucha internacional y por la vía pacífica”

, dijo en entrevista concedida al programa Vladimir a la 1, transmitido por Globovisión.

“Nuestra reclamación es vigente y seguimos optando por la vía del Buen Oficiante como mecanismo para la solución”

, agregó Jaua a propósito de la ausencia de un Representante Personal del Secretario General de las Naciones Unidas en las negociaciones entre Venezuela y Guyana acerca de la controversia por el territorio Esequibo.

En octubre de 2013, Venezuela y Guyana reconocieron que la delimitación de fronteras marítimas entre los dos Estados sigue siendo un tema pendiente y coincidieron en que dicha determinación de límites requerirá negociaciones.

11AGO2014

Venezuela debe discutir sobre la reclamación del Esequibo[8].

ELÍAS DANIELS, ALMIRANTE (R)

11-08-14.-El ex director de la Unidad Especial de Guyana en la Cancillería cree que el Gobierno Bolivariano cometió un error al “politizar” el diferendo territorial, que requiere una política de Estado consensuada

—¿Cuál es el estatus de la reclamación del Esequibo?

—La reclamación está vigente porque el Acuerdo de Ginebra está vigente. El problema es que el manejo interno en los últimos años ha sido de enfrentamiento. El tema se ha convertido en parte de la polémica política. Eso ha sido un error porque la reclamación es un asunto nacional, que interesa a todos los venezolanos y todos deben recibir información apropiada.

—¿Qué ha hecho Venezuela en los últimos años?

—Ha usado el método de los buenos oficios, que consiste en que el secretario general de la ONU nombra un representante y cada país designa un facilitador (el de Venezuela es Roy Chaderton) para tratar el tema. Pero esos facilitadores tienen que reunirse. Habría que buscar en la historia cuándo fue la última vez que se reunieron.

—¿Por qué el método no ha dado resultados?

—Porque Venezuela en los últimos años no ha conseguido un facilitador que tuviera ideas para ponerlas en el tapete. También porque las circunstancias han variado. No es lo mismo 1966 que 2014. La geografía marítima varió. La legislación internacional cambió.

—¿Qué se debe hacer ante la muerte del buen oficiante Norman Girvan?

—Hay que tener cuidado porque el secretario general de la ONU puede determinar que los buenos oficios ya no son el método adecuado y escoger otro de los medios previstos en el Acuerdo de Ginebra. Es peligroso porque no estamos preparados para eso. Hay que hacer foros, asambleas, discusiones, análisis con personas calificadas. Venezuela tiene que discutir sobre la reclamación del Esequibo.

—¿Cómo se respondió a la solicitud que Guyana hizo en 2012 ante la ONU para ampliar su plataforma continental?

—Venezuela actuó bien. Esa es una de las cosas que no se sabe, porque la Cancillería se manifiesta solo mediante comunicados. El canciller no da entrevistas ni declaraciones, como lo hace su contraparte de Guyana. El canciller tiene que dejar el miedo con la prensa y expresar los problemas de política exterior. La posición de Venezuela fue distribuida a los 193 países que están en la Asamblea General de la ONU. ¿Cómo puede ser secreta? Eso es algo público.

—Se ha cuestionado el manejo de la reclamación. ¿Hay un descuido del tema y de la política exterior en general?

—Hay que dividir eso en dos etapas, porque el gobierno tiene varios años. Al principio se le dio mucha importancia y se continuó la gestión de años anteriores. Pero en 2002 el gobierno dejó de enfocar la reclamación como un asunto de Estado. El tema Guyana no puede ser una política de gobierno, que es circunstancial, sino una política de Estado, que debe ser consensuada.

—¿Es posible lograr ese consenso?

—Sí. Para eso son importantes los medios, las academias, las universidades; dónde se puede discutir el tema. Porque la reclamación forma parte de un asunto más grande, que es la conformación geográfica. Con Colombia está pendiente la delimitación submarina. Después hay un solapamiento entre las fronteras de República Dominicana con Colombia y Venezuela. Eso hay que solucionarlo. Luego hay una cantidad de islas con la que no se ha delimitado: San Cristóbal y Nieves, Antigua y Barbuda, Dominica, Montserrat (Reino Unido), Santa Lucía, San Vicente y Granadinas, Granada.

—¿Las prospecciones petroleras de Granada afectan a Venezuela?

—Se dice, hay que constatarlo, que se alquiló un buque oceánico que está haciendo levantamiento sísmico en las aguas territoriales de Granada. Hay que estar pendiente no vaya a ser que estén usurpando espacios marítimos de Venezuela. Hay que tener mucho cuidado.

—¿Para que no pase lo mismo que con el Teknik Perdana, detenido en 2013 cuando hacía prospecciones petroleras para Guyana?

—Allí Venezuela actuó bien. Porque detuvo un buque que estaba en aguas que no son de Guyana. Pero ese episodio confirma la necesidad de reunirnos a discutir los temas de soberanía, de conformación geográfica. Hay muchos recursos en la Plataforma Deltana, en Isla de Aves, en el Golfo de Venezuela. Hay recursos de gas e hidrocarburos que dan para solucionar muchos problemas. Pero primero tenemos que terminar la delimitación con Colombia. Hay que solucionar eso. Y después, si quieren, lo sometemos a referéndum popular, si es un tema tan controversial. Pero no hay que tener miedo a discutirlo.

—¿En la frontera terrestre con Colombia y Brasil hay asuntos pendientes?

—Allí hay que tomar en cuenta la integración, que tiene que darse. En la Comunidad Andina avanzamos mucho en la integración con Colombia. Con Brasil, a partir de Unasur, comenzamos a discutir. Y Unasur es un proyecto de integración muy interesante con respecto a la reclamación del Esequibo, porque incluye a Guyana.

—¿Fue un error abandonar la Comunidad Andina?

—Creo que sí, fue un error. No es lo mismo ser cabeza de ratón que cola de león. El proceso de integración más avanzado era el de la CAN. Tenía parlamento elegido democráticamente, normas, instituciones. De pronto, nos salimos para adherirnos al Mercosur, que tiene sus problemas.

—¿Es posible un acercamiento con la CAN?

—Ahora nos estamos dando cuenta de la necesidad de la relación bilateral con Colombia. En la CAN ya nos habíamos integrado tanto que había cadenas productivas. ¿Cómo retomar eso? Son necesarios los foros, la discusión, los análisis. No hay que tenerles miedo. Hay que hacerlos, pero sin pretensión de imponer un criterio.

—¿Por qué lo sacan de la Cancillería en junio, después de 19 años?

—Soy un estudioso de la política exterior y escribo ensayos que se llaman reflexiones, que se alimentan con informaciones que son de dominio público a través de Internet. Siempre fui muy cuidadoso en deslindar los papeles confidenciales que le entregaba al canciller de los que son públicos. Pero eso parece que incomodaba. Lo que pasa es que hay que mantener informada a la opinión pública. Las cosas deberían ser como al principio del gobierno, cuando los periodistas tenían acceso a las fuentes oficiales. Últimamente no es así. Eso hace mucho mal.

—¿Cómo queda la Unidad Especial de Guyana?

—Creo que la intención del gobierno es darle continuidad al trabajo que se hacía allí. Esa unidad se ha encargado de tener un registro de todo lo que afecta la reclamación del Esequibo. Ojala siga investigando.

El  perfil

– Almirante retirado de la Armada.

– Ex inspector general de la Fuerza Armada Nacional.

– Director de la Unidad Especial de Guyana del Ministerio de Relaciones Exteriores entre 1995 y 2014.

29AGO2014

Claves para entender los regalos de Venezuela a Guyana[9].

El gobierno de Venezuela se ha mantenido en silencio frente a acciones de Guyana que comprometen parte del territorio venezolano. Por ejemplo, en los últimos cinco años, Guyana ha firmado acuerdos con empresas como Shell, ExxonMobil, Anadarka y CGX para explorar territorio en aguas de la fachada atlántica de Delta Amacuro. Mientras eso sucede, Venezuela no hace nada. Al contrario, celebra las buenas relaciones que mantiene con la antigua colonia inglesa.

1- Lo primero que hay que saber es que una cosa es la zona en reclamación y otra, MUY DISTINTA, es la fachada atlántica de Delta Amacuro. No hay que confundir la reclamación del territorio Esequibo, que tiene procedimiento en el Acuerdo de Ginebra con la defensa de la soberanía nacional sobre sus áreas marinas y submarinas, que no puede constitucionalmente ser objeto de negociación alguna.

2- Lo que hace ese territorio tan valioso y rico energéticamente es que está frente a la desembocadura del Río Orinoco. Y, ¿a quién pertenece el Orinoco? A Venezuela. Es evidente que su origen geológico es la sedimentación generada a través de miles de años por el río Orinoco.

3- Venezuela no tiene nada que negociar con Guyana al oeste de Punta Playa. Cualquier delimitación con ese país, tiene que ser hacia el este y desde la fachada atlántica de la zona en reclamación; en función de lo que resulte en las negociaciones entre Venezuela y Guyana con base en el Acuerdo de Ginebra.

4-Guyana otorgó tres concesiones importantes a compañías energéticas para explorar y explotar la fachada atlántica de Delta Amacuro. La primera es la que comenzó la empresa canadiense CGX Energy en el Bloque Pomeroon.

5- La segunda concesión que dio Guyana en aguas venezolanas, es la que otorgó a Shell y Exxon, en el Bloque Stabroek. Los anuncios comenzaron en 2009. Pero se formalizaron en 2012.

6-Otra de los negocios que hizo Guyana a costa de territorio venezolano, fue la concesión que firmó con Anadarko, en el Bloque Roraima, el 27 de junio de 2012.

7-El gobierno venezolano se mantiene en silencio, porque ha logrado comprar votos en la OEA a cambio de soberanía. Así lo denunció hace algunos años el periodista Nelson Bocaranda en sus Runrunes.

8- El 10 de octubre de 2013, la Marina venezolana interceptó el barco de exploración petrolera Teknik Perdana, mientras realizaba un trabajo de exploración para Anadarko Petroleum USA. Se encontraba en el Bloque Roraima, en la zona económica de Venezuela. Fue conducido a la Isla de Margarita, y liberado a los cinco días. No hay registro de que le hicieron pagar la multa correspondiente a navegar para explorar sin autorización en aguas venezolanas.

9- La presión fiscal es de 55% en Guyana, mientras que en Venezuela es cercana a 90%. Además, la falta de seguridad jurídica que hay en Venezuela, hace que las empresas vean más factible negociar con la antigua colonia inglesa.

10- El silencio en derecho internacional es muy grave, se llama: “aquiescencia”, lo que significa “El que calla otorga”. Cualquier gobierno futuro, si su Estado alguna vez se calló ante una acción, puede perder el derecho a reclamar algo por medio del “Estoppel”. Se trata de una especie de admisión de que ese Estado no defendió eso oportunamente.

30SEP2014

RECLAMACIÓN DE GUAYANA ESEQUIBA[10] “NO VE LUZ”

Un nuevo trabajo informativo fue censurado en la redacción del diario Últimas Noticias. Luego de que esta pauta fuera asignada por decisión de los jefes de la redacción, el trabajo no pudo tener espacio en el periódico, pues a juicio del director del diario, Eleazar Díaz Rangel, la información era inadecuada para la difusión. Parte de los argumentos ofrecidos por el también profesor universitario fueron:

1.- El gobierno no tiene interés en mover ese tema.

2.- El enfoque del trabajo coincide con la oposición.

3.- El trabajo va en contra del gobierno y de su política.

4.- Si se enfoca la investigación desde el interés que tiene Guyana en la plataforma continental y sus riquezas, si podría publicarse.

5.- Estamos removiendo algo que no está en la palestra pública.

Pese a esto, he aquí la investigación íntegra sobre lo que el gobierno no ha hecho para reclamar un territorio que le pertenece.

Odell López Escote

** El gobierno de Guyana busca invalidar el pacto de Ginebra

** La última reunión entre ambos países no arrojó resultado

La disputada soberanía de Venezuela sobre Guayana Esequiba  se ha mantenido por 150 años. En los últimos cinco, los reclamos se han transformado, pues además de la zona territorial ahora la marítima también está en juego.

El 17 de febrero vencieron los cuatro meses establecidos por el canciller Elías Jaua y su par guyanesa, Carolyn Rodrigues-Birkett, para conformar una comisión técnica y solucionar el conflicto limítrofe. La coalición nunca se conformó.

Este compromiso surgió tras la captura por la Armada nacional de un buque de 87 metros de eslora (RV Teknik Perdana) que hacía labores de exploración en la zona económica exclusiva venezolana, justo frente a las costas de Guyana.

Especialistas en diplomacia y derecho internacional consideran que el gobierno nacional ha mantenido una postura permisiva y hasta floja, pese al constante acecho de Guyana.

Durante un foro de la Academia de Ciencias Políticas y Sociales, el vicealmirante (r) Elías Daniels cuestionó que ambos gobiernos acordaran “explorar mecanismos para abordar el tema de la delimitación marítima… La palabra compromiso para solucionar el tema estuvo ausente del pacto”, dijo.

Opinó que deben abandonarse los apasionamientos en este caso y estudiar las distintas aristas, pues “el escenario de 1966, cuando se firmó el Tratado Ginebra”, para solucionar el conflicto de manera mutua, “es muy distinto al de ahora”.

Pelones

El gobierno guyanés introdujo en 2009 ante la ONU una solicitud para ampliar su plataforma marítima. Dentro de su exposición aseguran que no existe ninguna disputa del territorio Esequibo con Venezuela. Según el Estado vecino el Tratado de Ginebra sólo busca definir la validez del laudo del año 1899 que confirió a la Gran Bretaña la totalidad del territorio de Guyana.

“En el reglamento de la comisión de límites de la ONU se establece que no se puede presentar una ampliación de la plataforma si hay una disputa territorial en el área”

, explicó el diplomático Sadio Garavini en el foro de la Academia.

Dos años después el entonces canciller Nicolás Maduro se reunió con Rodríguez-Birkett y logró firmar otro acuerdo que, aunque doblegaba la petición, admitía que el Tratado de Ginebra existe para validar el laudo de 1899.

“La solicitud de Guyana afecta nuestros derechos soberanos no sólo en la fachada atlántica de la zona en reclamación sino también la del estado Delta Amacuro”

, manifestó Garavini.

De altura

El pasado 29 de septiembre de 2011, el fallecido presidente Hugo Chávez descartó debilidad en las relaciones bilaterales con Guyana; aseveró que son “al más alto nivel y de manera muy responsable, aunque algunos no lo quieran entender así”.

Chávez reaccionó ante las críticas que lo responsabilizaban por no fijar una posición contundente de reclamación.

En el año 2000 Chávez manifestó no tener inconvenientes en la explotación extranjera en Guyana, lo que produjo que el gobierno vecino ofertara a una trasnacional nueve bloques para la explotación minera, en dos departamentos fronterizos con Venezuela.

Chávez también atribuyó la reclamación venezolana del territorio a un viejo interés de EEUU en intervenir y desestabilizar a Guyana.Aunque el 9 de marzo de 2012 el gobierno venezolano ratificó sus derechos sobre Guyana, no hay avances actuales en esta reclamación, que además de la tierra firme ahora incluye la fachada marítima.

Opinan los legisladores

En la Asamblea Nacional consideran que la ley de fronteras (instrumento jurídico que está en mora) podría contribuir a buscar una solución eficaz para la reclamación.

El presidente de la Comisión de Seguridad y Defensa de la AN, William Fariñas, espera que para el segundo semestre de este año se discuta y sancione el proyecto de ley. Sobre el diferendo sostuvo, en conversación con ÚN, que:

 el Gobierno “ha sido respetuoso y apegado al derecho internacional en todos los aspectos que contemplan esta relación”.

Recordó que el Gobierno creó un Estado Mayor Fronterizo para vigilar los límites nacionales. Por su parte, el opositor Stalin González criticó que en la comisión no se debata sobre este tema. También cuestionó que en los libros oficiales la conocida “zona en reclamación no se vea en el mapa de Venezuela como antes”. También cree que hay intereses políticos de por medio.

“Tiene que ver con tener el apoyo en las islas del Caribe en detrimento de nuestros intereses”.

La historia nos cuenta

1899: Un laudo conformado por EEUU y Gran Bretaña arrebató a Venezuela los 149.500 km2 del territorio esequibo.

1962: Tras aparición de irregularidades en el laudo de 1899, Venezuela denunció ante la ONU su nulidad. Ese mismo año la ONU falló a favor de Venezuela y lo declaró como irrito.

1966: El gobierno de Raúl Leoni firma el Tratado de Ginebra junto a Gran Bretaña e Irlanda, para buscar solución al conflicto.

1970: El gobierno de Rafael Caldera firmó el Protocolo de Puerto España, que congeló estas conversaciones por 12 años, a raíz de la falta de soluciones.

1989: Ambos países aceptan el método de Buenos Oficios con la secretaría de la ONU como mediador.2004: El presidente Chávez manifestó que no se oponía a la inversión extranjera en territorio Guyanés.

2007: Chávez dijo que reactivación de la reclamación por parte de Raúl Leoni (1962) fue producto de la presión de EEUU, supuestamente interesado en desestabilizar al gobierno guyanés.

2009: Guyana solicitó a la ONU ampliación de la plataforma continental.

2011: Cancillería venezolana dice desconocer la solicitud anterior de Guyana.

2013: La Armada venezolana interceptó a un buque foráneo en la zona económica interna.

24DIC2014

Guyana prevé iniciar acción judicial en 2015 para disputar el Esequibo a Venezuela[11].

Carolyn Rodrigues Birkett, ministra de Asuntos Exteriores de Guyana, infomó que en 2015 la nación emprenderá una acción judicial en la Corte Internacional de Justicia para “tomar una decisión definitiva” con Venezuela sobre la disputa del Territorio Esequibo.

La portavoz del Gobierno declaró a los medios de comunicación que han “busacado nuevas opciones”, para solucionar -“de manera pacífica”- la disputa territorial, en el marco del Acuerdo de Ginebra, firmado por Reino Unido, Guyana y Venezuela en 1966, reseñan agencias internacionales.

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela reconoce a Guayana Esequiba como territorio legítimo, refiere en su artículo 10.

Este terrirtorio integra las jurisdicciones de los estados Bolívar y Delta Amacuro. Se trata de 159.500Km2 en reclamación.

27DIC2014

Diferendo limítrofe, Guyana espera tomar una decisión definitiva sobre el Esequibo venezolano en 2015[12].

Según Rodrigues Birkett, si Guyana decide emprender una acción judicial lo hará vía la Corte Internacional de Justicia / La ministra de Asuntos Exteriores de Guyana detalló que Venezuela ha sido informada de las nuevas vías de soluciones al conflicto.

Guyana mantiene que una decisión judicial irrita tomada en 1899 es la única que establece la frontera con Venezuela.

Caracas, 27 de diciembre de 2014.- El Gobierno de Guyana estudia una solución judicial para resolver su disputa fronteriza con Venezuela y espera tomar una decisión definitiva en 2015, aseguró el pasado martes Carolyn Rodrigues Birkett, ministra de Asuntos Exteriores de ese país.

Rodrigues Birkett señaló en conferencia de prensa que su Gobierno considera emprender una acción judicial para dirimir el reclamo venezolano de soberanía del bosque y la riqueza mineral de la región de Esequibo.

“Si en dos décadas no se ha obtenido el progreso que uno quisiera, en parte debido a otras complicaciones, debemos buscar nuevas opciones”

, dijo la ministra, tras referirse al lento proceso que encabeza Naciones Unidas en busca de una solución desde hace 20 años.

Según Rodrigues Birkett, si Guyana decide emprender una acción judicial lo hará vía la Corte Internacional de Justicia.

La ministra de Asuntos Exteriores de Guyana también detalló que Venezuela ha sido informada de las nuevas vías de soluciones al conflicto.

La funcionaria indicó que se examinan nuevas opciones dentro del marco del Acuerdo de Ginebra firmado entre representantes de Reino Unido, Guyana y Venezuela en 1966.

Ese acuerdo provee herramientas para la solución pacífica de las controversias entre ambos países en conformidad con el artículo 33 de la Carta de las Naciones Unidas.

En 1982, el entonces ministro de Relaciones Exteriores de Guyana, Rashleigh Jackson, sugirió que el reclamo de soberanía en torno a las más de 50.000 millas cuadradas de terreno (unos 129.499 kilómetros cuadrados) de la región de Esequibo debía llevarse a la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Guyana mantiene que una decisión judicial irrita tomada en 1899 es la única que establece la frontera con Venezuela.

El 3 de octubre de 1899 un tribunal de la capital francesa emitió el conocido como Laudo Arbitral de París, establecido con el objetivo de dar respuesta a la disputa surgida entre la frontera oeste de Guyana -entonces colonia británica- y el este de Venezuela.

Este país argumentaba que la frontera debía pasar por la línea media del río Esequibo, mientras que el Reino Unido basaba su postura en un mapa de 1840, cuya línea fronteriza con la antigua colonia española llegaba hasta las bocas del río Orinoco.

El dictamen fue favorable a Reino Unido al adjudicarle la región de Esequibo, al oeste del río del mismo nombre.

Venezuela protestó el laudo y mantuvo su reclamación durante décadas hasta que fue admitida por la ONU, lo que llevó a la firma del Acuerdo de Ginebra del 17 febrero de 1966, actualmente vigente y que no es sino uno transitorio para llegar a un acuerdo final satisfactorio para ambas partes./LFA

27DIC2014

Diferendo limítrofe, Guyana espera tomar una decisión definitiva sobre el Esequibo venezolano en 2015[13].

Según Rodrigues Birkett, si Guyana decide emprender una acción judicial lo hará vía la Corte Internacional de Justicia / La ministra de Asuntos Exteriores de Guyana detalló que Venezuela ha sido informada de las nuevas vías de soluciones al conflicto.

Guyana mantiene que una decisión judicial irrita tomada en 1899 es la única que establece la frontera con Venezuela.

Caracas, 27 de diciembre de 2014.- El Gobierno de Guyana estudia una solución judicial para resolver su disputa fronteriza con Venezuela y espera tomar una decisión definitiva en 2015, aseguró el pasado martes Carolyn Rodrigues Birkett, ministra de Asuntos Exteriores de ese país.

Rodrigues Birkett señaló en conferencia de prensa que su Gobierno considera emprender una acción judicial para dirimir el reclamo venezolano de soberanía del bosque y la riqueza mineral de la región de Esequibo.

“Si en dos décadas no se ha obtenido el progreso que uno quisiera, en parte debido a otras complicaciones, debemos buscar nuevas opciones”, dijo la ministra, tras referirse al lento proceso que encabeza Naciones Unidas en busca de una solución desde hace 20 años.

Según Rodrigues Birkett, si Guyana decide emprender una acción judicial lo hará vía la Corte Internacional de Justicia.

La ministra de Asuntos Exteriores de Guyana también detalló que Venezuela ha sido informada de las nuevas vías de soluciones al conflicto.

La funcionaria indicó que se examinan nuevas opciones dentro del marco del Acuerdo de Ginebra firmado entre representantes de Reino Unido, Guyana y Venezuela en 1966.

Ese acuerdo provee herramientas para la solución pacífica de las controversias entre ambos países en conformidad con el artículo 33 de la Carta de las Naciones Unidas.

En 1982, el entonces ministro de Relaciones Exteriores de Guyana, Rashleigh Jackson, sugirió que el reclamo de soberanía en torno a las más de 50.000 millas cuadradas de terreno (unos 129.499 kilómetros cuadrados) de la región de Esequibo debía llevarse a la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Guyana mantiene que una decisión judicial irrita tomada en 1899 es la única que establece la frontera con Venezuela.

El 3 de octubre de 1899 un tribunal de la capital francesa emitió el conocido como Laudo Arbitral de París, establecido con el objetivo de dar respuesta a la disputa surgida entre la frontera oeste de Guyana -entonces colonia británica- y el este de Venezuela.

Este país argumentaba que la frontera debía pasar por la línea media del río Esequibo, mientras que el Reino Unido basaba su postura en un mapa de 1840, cuya línea fronteriza con la antigua colonia española llegaba hasta las bocas del río Orinoco.

El dictamen fue favorable a Reino Unido al adjudicarle la región de Esequibo, al oeste del río del mismo nombre.

Venezuela protestó el laudo y mantuvo su reclamación durante décadas hasta que fue admitida por la ONU, lo que llevó a la firma del Acuerdo de Ginebra del 17 febrero de 1966, actualmente vigente y que no es sino uno transitorio para llegar a un acuerdo final satisfactorio para ambas partes./LFA

28DIC2014

Diferendo limítrofe

Guyana espera tomar una decisión definitiva sobre el Esequibo venezolano en 2015[14].

El Gobierno de Guyana estudia una solución judicial para resolver su disputa fronteriza con Venezuela y espera tomar una decisión definitiva en 2015, aseguró el pasado martes Carolyn Rodrigues Birkett, ministra de Asuntos Exteriores de ese país.

Rodrigues Birkett señaló en conferencia de prensa que su Gobierno considera emprender una acción judicial para dirimir el reclamo venezolano de soberanía del bosque y la riqueza mineral de la región de Esequibo.

“Si en dos décadas no se ha obtenido el progreso que uno quisiera, en parte debido a otras complicaciones, debemos buscar nuevas opciones”, dijo la ministra, tras referirse al lento proceso que encabeza Naciones Unidas en busca de una solución desde hace 20 años.

Según Rodrigues Birkett, si Guyana decide emprender una acción judicial lo hará vía la Corte Internacional de Justicia.

La ministra de Asuntos Exteriores de Guyana también detalló que Venezuela ha sido informada de las nuevas vías de soluciones al conflicto.

La funcionaria indicó que se examinan nuevas opciones dentro del marco del Acuerdo de Ginebra firmado entre representantes de Reino Unido, Guyana y Venezuela en 1966.

Ese acuerdo provee herramientas para la solución pacífica de las controversias entre ambos países en conformidad con el artículo 33 de la Carta de las Naciones Unidas.

En 1982, el entonces ministro de Relaciones Exteriores de Guyana, Rashleigh Jackson, sugirió que el reclamo de soberanía en torno a las más de 50.000 millas cuadradas de terreno (unos 129.499 kilómetros cuadrados) de la región de Esequibo debía llevarse a la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Guyana mantiene que una decisión judicial irrita tomada en 1899 es la única que establece la frontera con Venezuela.

El 3 de octubre de 1899 un tribunal de la capital francesa emitió el conocido como Laudo Arbitral de París, establecido con el objetivo de dar respuesta a la disputa surgida entre la frontera oeste de Guyana -entonces colonia británica- y el este de Venezuela.

Este país argumentaba que la frontera debía pasar por la línea media del río Esequibo, mientras que el Reino Unido basaba su postura en un mapa de 1840, cuya línea fronteriza con la antigua colonia española llegaba hasta las bocas del río Orinoco.

El dictamen fue favorable a Reino Unido al adjudicarle la región de Esequibo, al oeste del río del mismo nombre.

Venezuela protestó el laudo y mantuvo su reclamación durante décadas hasta que fue admitida por la ONU, lo que llevó a la firma del Acuerdo de Ginebra del 17 febrero de 1966, actualmente vigente y que no es sino uno transitorio para llegar a un acuerdo final satisfactorio para ambas partes.

30DIC2014

Venezuela dispuesta a buscar soluciones prácticas y pacíficas a diferendo limítrofe por el Esequibo[15].

La República Bolivariana de Venezuela ratificó a través de un comunicado su disposición de alcanzar una solución práctica, pacífica y satisfactoria del diferendo limítrofe por el territorio Esequibo que actualmente mantiene con la República Cooperativa de Guyana.

A continuación el comunicado:

El Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela se dirige al Ministerio de Asuntos Exteriores de la República Cooperativa de Guyana, en la oportunidad de referirse a las recientes declaraciones emitidas por la Ministra de Relaciones Exteriores, Carolyn Rodrígues-Birkett, relacionadas con la decisión unilateral de ese gobierno de buscar opciones distintas al Proceso de Buenos Oficios, acordado entre las partes, para dirimir el diferendo limítrofe por el territorio Esequibo que actualmente mantienen ambas naciones.

Resulta sorprendente el anuncio realizado por la Canciller Rodrígues-Birkett a medios de comunicación, obviando los canales diplomáticos establecidos y pertinentes, según el cual la República Cooperativa de Guyana pretendería dar por terminado el proceso de Buenos Oficios convenidos entre las partes, explorando opciones adicionales sin que haya mediado ningún tipo de consulta con la República Bolivariana de Venezuela, lo cual pudiese interpretarse como un acto inamistoso.

La República Bolivariana de Venezuela mantiene su posición histórica de considerar nulo e írrito el Laudo Arbitral de 1899, tal y como consta en el Acuerdo de Ginebra de 17 de febrero de 1966, suscrito por ambos Estados. Esta posición venezolana ha sido reafirmada, una vez más, por la Delegación técnica de Venezuela, el pasado 20 de junio del 2014 en la reunión sostenida en Trinidad y Tobago.

El Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela desea hacer referencia a los reiterados llamados realizados por el Gobierno Bolivariano de Venezuela al Gobierno de la República Cooperativa de Guyana desde el pasado 9 de abril, fecha en la cual ocurrió el lamentable fallecimiento del buen Oficiante, Doctor Norman Girvan, con el propósito de acordar la designación de un nuevo Representante del Secretario General de las Naciones Unidas para continuar el Proceso de los Buenos Oficios.

Tal como lo expresó en distintas oportunidades el Comandante Supremo Hugo Chávez, la República Bolivariana de Venezuela está dispuesta y comprometida, a alcanzar una solución práctica, pacífica y satisfactoria del diferendo limítrofe. Esta política ha sido ratificada por el Presidente Nicolás Maduro, quien ha realizado un importante esfuerzo para estrechar aún más las relaciones bilaterales entre ambos países en todos los campos, con particular énfasis en las relaciones de cooperación y comercio justo a través de Petrocaribe.

El Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela desea reiterar al Ministerio de Asuntos Exteriores de la República Cooperativa de Guyana, que una buena señal de su parte para continuar avanzando decididamente en esa dirección, es la pronta designación de común acuerdo del Representante Personal del Secretario General de las Naciones Unidas para el Proceso de los Buenos Oficios.

La República Bolivariana de Venezuela cree firmemente que este mecanismo sigue siendo la vía jurídica y políticamente adecuada para solucionar el diferendo limítrofe, y de allí la importancia que tiene para la buena marcha del Proceso, que el Ilustrado Gobierno de la República Cooperativa de Guyana atienda las solicitudes realizadas por la República Bolivariana de Venezuela de acordar, lo antes posible, la designación del Buen Oficiante.

Finalmente, la República Bolivariana de Venezuela reitera su compromiso con el legado del Comandante Supremo Hugo Chávez, el cual marcó una nueva etapa en las relaciones políticas, económicas y de cooperación en América Latina y el Caribe.

Sobre esa base y con la voluntad de auspiciar y mantener la paz internacional, el Gobierno Bolivariano de Venezuela expresa una vez más, su voluntad de continuar cultivando y profundizando las relaciones de amistad y solidaridad con sus hermanos latinoamericanos y caribeños, al tiempo que hace un llamado patriótico a la unión nacional, en defensa de la integridad territorial de la República Bolivariana de Venezuela.

[1] http://elvenezolanonews.com/cuba-prohibe-a-maduro-reclamar-territorio-del-esequibo/

[2] http://noticiasmk.com/index.php?option=com_content&view=article&id=23639:venezuela-sigue-ejerciendo-su-historica-y-legitima-reclamacion-sobre-el-esequibo&catid=84&Itemid=639

[3] http://www.elimparcial.es/noticia/99457/america/las-malvinas-y-chavez

[4] http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/140626/cancilleria-nombra-a-militar-activo-como-comisionado-especial-para-guy

[5] http://www.hinterlaces.com/analisis/politica/desestiman-supuesta-participacion-de-la-armada-en-diferendo-del-esequibo

[6] Fuente: Kaieteur News Online http://www.semana.com.ve/v2/2014/07/07/jefes-de-caricom-quieren-pronta-solucion-a-guyana-venezuela-disputa-maritima/

[7] Fuente: AVN http://www.telesurtv.net/news/Venezuela-ratifica-reclamo-sobre-Esequibo-20140723-0021.html

[8] Fuente: Yvke Mundial http://www.aporrea.org/tiburon/n255930.html

[9] Fuente: Maria Alesia Sosa Calcaño/ @MariaAlesiaSosa Unidad de Investigación, http://runrun.es/investigacion/146630/10-claves-para-entender-los-regalos-de-venezuela-guyana-3.html

[10] http://cronicasvenezuela.com/2014/09/30/reclamacion-de-guayana-esequiba-no-ve-luz/

[11] Fuente: YVKE Mundial/ Yordi Piña/ Agencias http://www.radiomundial.com.ve/article/guyana-prev%C3%A9-iniciar-acci%C3%B3n-judicial-en-2015-para-disputar-el-esequibo-venezuela

[12] Fuente: VTV / Agencia http://nuestrolegadoeterno.blogspot.com/2015/01/diferendo-limitrofe-guyana-espera-tomar.html

[13] Fuentes: VTV / Agencias http://webcache.googleusercontent.com/search?

http://nuestrolegadoeterno.blogspot.com/2015/01/diferendo-limitrofe-guyana-espera-tomar.html

[14] Fuente: YVKE Mundial/ Agencias http://www.radiomundial.com.ve/article/guyana-espera-tomar-una-decisi%C3%B3n-definitiva-sobre-el-esequibo-venezolano-en-2015

[15] http://www.lanacion.com.ve/nacional/venezuela-dispuesta-a-buscar-soluciones-practicas-y-pacificas-a-diferendo-limitrofe-por-el-esequibo/

Publicado en DIFERENDOS, ESEQUIBO | Etiquetado , | Deja un comentario

La República Dominicana adelanta la modernización de su Legislación Marítima.#SectorAcuatico.

 Republica Dominicana Codigo de comercio maritimo

A raíz del proceso de Reactivación de la Marina Mercante Nacional iniciado en el año 2000, y en atención al artículo quinto de dicha Ley, el cual establece que:

“El Ejecutivo  Nacional conjuntamente con el Consejo Nacional de la Marina Mercante, con la consulta a los entes vinculados al sector marítimo para que en un lapso de 90 días, presente las políticas acuáticas de Estado y las propuestas que sustentarán el proyecto de Ley Orgánica de Los Espacios Acuáticos e Insulares, y la adecuación de la Legislación Marítima Nacional a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”.

 Se procedió en consecuencia a SUSTITUIR EL LIBRO II, DEL CÓDIGO DE COMERCIO DE 1.873, por una Ley de Comercio Marítimo, vale la pena recordar que el primer Código de Comercio fue promulgado en 1862 bajo el gobierno del General José Antonio Páez y fue redactado bajo la influencia del código francés de 1807, después se sucedieron otros códigos en los años 1873 (Guzmán), 1904 ( Castro), 1919 (Gómez), el cual tiene influencia preponderante del código italiano de 1882, del código español de 1857 y del código francés de 1807. Este último tiene pocas modificaciones en comparación al de 1904. El 23 de julio de 1955,  se introducen pequeñas reformas.

 Venezuela se convertiría en País pionero en Hispanoamérica, en modernizar este importante instrumento de su Legislación Marítima, que como bien lo señala el ilustre maritimista Gustavo Adolfo Omaña Parés, en su ensayo denominado “INTRODUCCIÓN AL ESTUDIO DE LA LEGISLACIÓN ACUÁTICA VENEZOLANA”, nuestra Legislación Acuática:

 “…plantea una visión general de lo acuático estructurada por la legislación, los intereses, las políticas públicas, la infraestructura y la participación de los particulares, se fundamenta en  los siguientes principios:

El principio de la integración: La legislación acuática venezolana concibe el estudio, la planificación,  el desarrollo, la soberanía y la jurisdicción sobre los espacios y las actividades acuáticas desde una perspectiva integral;

  1. El principio de la diferenciación: Las diferentes actividades acuáticas, aun cuando integradas en el sector acuático, tienen características particulares que justifican que se regulen por leyes particulares;

  2. El principio de la conexidad: El desarrollo o no de una parte del sector acuático afecta positiva o negativamente a otras;

  3. Principio de la estructuración institucional: Para desarrollar su Poder Acuático, el Estado crea diversas estructuras administrativas tales como el Instituto Nacional de los Espacios Acuáticos e Insulares, el Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura, el componente Armada de la Fuerza Armada Nacional etc;

  4. Principio de la especialidad administrativa: Cada una de las estructuras institucionales que conforman al sector acuático desarrolla competencias especiales establecidas en el ordenamiento jurídico;

  5. Principio de la coordinación institucional: Las diferentes estructuras administrativas deben coordinar sus esfuerzos para lograr los intereses acuáticos nacionales;

  6. Principio de seguridad: Lo que suceda en el sector acuático afecta la seguridad del Estado en aspectos tales como la defensa, la seguridad alimentaria, el combate a delitos como el contrabando y el tráfico de drogas, etc;

  7. El principio del desarrollo sustentable de los espacios acuáticos y costeros; y

  8. El principio de la conservación del medio ambiente acuático y costero.

 Felicitamos a los maritimistas dominicanos por este significativo avance y a continuación la información de los colegas hermanos:

El Anteproyecto de Ley que crea el Código Marítimo Dominicano, fue oficialmente presentado durante la Primera Conferencia Internacional Marítima y Oceanográfica celebrada los días 21 y 22 de mayo de 2015, organizada por la Autoridad Nacional de Asuntos Marítimos (ANAMAR) después de un proceso de dos años de negociaciones con las principales instituciones del Estado involucradas con el negocio marítimo.

 El Anteproyecto de Ley de Código Marítimo, está compuesto por los siguientes libros, a saber:

  1. Motivaciones.
  2. El libro preliminar: Provisiones generales.
  3. Libro I. De las Naves Marítimas.
  4. Libro II. De los sujetos del Derecho Marítimo.
  5. Libro III. De los contratos de explotación de la nave marítima.
  6. Libro IV. De los hechos jurídicos de la navegación marítima
  7. Libro V. De los seguros marítimos
  8. Libro VI. De la administración marítima.
  9. Libro VII. Disposiciones Finales.

La presentación fue realizada por la Lic. Lludelis Espinal, quien junto a Félix Fernández y Carla Fernández de la firma E&M International Consulting redactaron, revisaron y corrigieron el documento durante su fase de negociación con las instituciones gubernamentales vinculadas con el sector marítimo nacional.

 El Anteproyecto de ley responde a una necesidad nacional de actualizar y modernizar la legislación marítima comercial dominicana, la cual data de los años 1800, sin que haya tenido modificación importante a la fecha.

 Elementos innovadores y actualizados de la legislación internacional más moderna, cónsones con los tratados marítimos internacionales a la luz de las mejores prácticas a nivel mundial.

Es importante destacar que en el Anteproyecto de ley del Código, se establecen los conceptos y definiciones esenciales de naves marítimas, de los sujetos de la navegación, indicando y dándoles el matiz legal a las figuras del practicaje y remolque, ambas sin regulación legal previa.

 Los Contratos de explotación de las naves marítimas, el transporte marítimo bajo conocimiento de embarque, el contrato de pasajeros, el contrato de operación logística y transporte multimodal encuentran respaldo legal conforme a esta nueva legislación.

 El seguro marítimo, que actualmente se encuentra sin reglamentación alguna, encuentra en este nuevo documento una vasta y suficiente regulación. Se incluyen las figuras de las mutuales de seguros o los llamados clubes de protección e indemnización, sus importantes cartas de garantía, a las cuales se les atribuye un valor legal a los fines de levantar oposiciones y embargos a naves.

 Finalmente, un tema de gran relevancia es la definición jurídica de administración marítima, sus competencias y órganos son tratados en este anteproyecto de ley, otorgándoles garantías y transparencia a todos los actores del negocio marítimo en República Dominicana.

 Con la presentación del Anteproyecto de Ley de Código Marítimo consensuado con las instituciones públicas, se inicia ahora la fase de socialización y retroalimentación con el sector privado, proceso que será encabezado por el Viceministerio de Industria, del Ministerio de Industria y Comercio.

 La entrada en vigor de esta ley supone un apoyo certero al comercio marítimo nacional, redundando en un impulso al desarrollo y crecimiento del país y la reducción de la pobreza.

Publicado en MICELANEAS | Etiquetado | Deja un comentario

Trigésima Quinta Entrega, “Las Raíces del tema de los diferendos”.#SectorAcuatico

Trigésima  Quinta Entrega, “Las Raíces del tema de los diferendos”

AÑO 2013

 TEKNIK PERDANA 3

CRONOLOGIA DE  GUYANA-VENEZUELA

6ENE2013

Carretera en el Esequibo[1].

El común de los venezolanos, piensan que los países vecinos nos han quitado territorio desde la separación de la Gran Colombia en 1830, la verdad histórica indica que los gobiernos de Venezuela, se los han regalado por desinterés y falta de visión geoestratégica. La construcción de una carretera en la Zona en Reclamación en el Esequibo, es un hecho una vez más indiferente para Caracas. En el mes de Diciembre del 2012, Brasil y Guyana, firmaron un acuerdo para la construcción de una vía de comunicación que conectará el norte brasileño con la población de Linden cerca de Georgetown, incluyendo la construcción de un puerto de aguas profundas y una central hidroeléctrica. Este hecho, tiene implicaciones geopolíticas y geoestratégicas sobre la soberanía de Venezuela. El territorio venezolano al Este del Río Esequibo, se perdió en el Laudo Arbitral de París de 1899, Venezuela no asistió y fue representada por los Estados Unidos, aliados de Guyana bajo el dominio de los ingleses, sus ancestros. El acuerdo, es producto de la diplomacia secreta entre Brasil y Guyana, contraviniendo normas expresas internacionales de la participación de todos los actores, en estos casos de discusión limítrofe, y el silencio de Caracas se transforma en aceptación. El acuerdo, tiene previsto el inicio de los proyectos en el primer trimestre del año 2013, con antecedentes de la ejecución de acciones por parte de Guyana para él afianzar su soberanía en la Zona en Reclamación. Esta problemática no es nada nuevo, Brasil dispone de una doctrina geopolítica de Estado hacia sus vecinos en Suramérica, indistintamente del gobierno de turno y establecida en “Geopolítica de Brasil” (1980) del Coronel Cuoto Da Silva. Brasil, busca la salida al Caribe a través de Venezuela y Guyana, se evidencia con el ofrecimiento de la construcción de dos puentes sobre el Río Orinoco en nuestro país, uno operativo y ahora una carretera a través de El común de los venezolanos, piensan que los países vecinos nos han quitado territorio desde la separación de la Gran Colombia en 1830, la verdad histórica indica que los gobiernos de Venezuela, se los han regalado por desinterés y falta de visión geoestratégica.

La construcción de una carretera en la Zona en Reclamación en el Esequibo, es un hecho una vez más indiferente para Caracas. En el mes de Diciembre del 2012, Brasil y Guyana, firmaron un acuerdo para la construcción de una vía de comunicación que conectará el norte brasileño con la población de Linden cerca de Georgetown, incluyendo la construcción de un puerto de aguas profundas y una central hidroeléctrica. Este hecho, tiene implicaciones geopolíticas y geoestratégicas sobre la soberanía de Venezuela. El territorio venezolano al Este del Río Esequibo, se perdió en el Laudo Arbitral de París de 1899, Venezuela no asistió y fue representada por los Estados Unidos, aliados de Guyana bajo el dominio de los ingleses, sus ancestros. El acuerdo, es producto de la diplomacia secreta entre Brasil y Guyana, contraviniendo normas expresas internacionales de la participación de todos los actores, en estos casos de discusión limítrofe, y el silencio de Caracas se transforma en aceptación.

El acuerdo, tiene previsto el inicio de los proyectos en el primer trimestre del año 2013, con antecedentes de la ejecución de acciones por parte de Guyana para él afianzar su soberanía en la Zona en Reclamación. Esta problemática no es nada nuevo, Brasil dispone de una doctrina geopolítica de Estado hacia sus vecinos en Suramérica, indistintamente del gobierno de turno y establecida en “Geopolítica de Brasil” (1980) del Coronel Cuoto Da Silva. Brasil, busca la salida al Caribe a través de Venezuela y Guyana, se evidencia con el ofrecimiento de la construcción de dos puentes sobre el Río Orinoco en nuestro país, uno operativo y ahora una carretera a través de Guyana.

Desde el laudo arbitral de París, setenta años, Caracas abandonó el reclamo y por las diferentes acciones diplomáticas del gobierno guyanés, Venezuela las objeta y se firma el Acuerdo de Ginebra en 1969, donde se logra establecer el territorio al Este del Esequibo como “Zona en Reclamación” entre los dos países y, luego, en 1989 pasa a los buenos oficios de la Onu hasta el presente. Guyana, sin la participación a Venezuela, en 1999 firmó concesiones petroleras a empresas extranjeras en la plataforma continental correspondiente a la zona en reclamación, en el Océano Atlántico, según el Derecho del Mar vigente, y actualmente están en plena ejecución.

Estas acciones, con la anuencia tácita de Caracas, se solapan a la proyección de plataforma continental del Delta del Orinoco, limitando nuestra salida natural por el Atlántico hacia el Caribe, Europa y Asia, área de importancia al representar la mitad del comercio mundial. Con la construcción de esta carretera, se lograrían los objetivos geopolíticos y geoestratégicos favorables para Brasil y Guyana y desfavorables para Venezuela. Sería una acción más de desarrollo por parte de Guyana en la zona en reclamación, y su ubicación paralela a la frontera, sería un factor desfavorable en seguridad y defensa para Venezuela. La delimitación con Colombia en el Golfo de Venezuela y con Guyana al Este del Río Esequibo como límite histórico, son la demostración de la indolencia de los gobiernos venezolanos, en detrimento de ventajas comparativas del país y vitales para el futuro en las relaciones internacionales, en un mundo cada día más global.

Desde el laudo arbitral de París, setenta años, Caracas abandonó el reclamo y por las diferentes acciones diplomáticas del gobierno guyanés, Venezuela las objeta y se firma el Acuerdo de Ginebra en 1969, donde se logra establecer el territorio al Este del Esequibo como “Zona en Reclamación” entre los dos países y, luego, en 1989 pasa a los buenos oficios de la Onu hasta el presente. Guyana, sin la participación a Venezuela, en 1999 firmó concesiones petroleras a empresas extranjeras en la plataforma continental correspondiente a la zona en reclamación, en el Océano Atlántico, según el Derecho del Mar vigente, y actualmente están en plena ejecución.

Estas acciones, con la anuencia tácita de Caracas, se solapan a la proyección de plataforma continental del Delta del Orinoco, limitando nuestra salida natural por el Atlántico hacia el Caribe, Europa y Asia, área de importancia al representar la mitad del comercio mundial. Con la construcción de esta carretera, se lograrían los objetivos geopolíticos y geoestratégicos favorables para Brasil y Guyana y desfavorables para Venezuela. Sería una acción más de desarrollo por parte de Guyana en la zona en reclamación, y su ubicación paralela a la frontera, sería un factor desfavorable en seguridad y defensa para Venezuela. La delimitación con Colombia en el Golfo de Venezuela y con Guyana al Este del Río Esequibo como límite histórico, son la demostración de la indolencia de los gobiernos venezolanos, en detrimento de ventajas comparativas del país y vitales para el futuro en las relaciones internacionales, en un mundo cada día más global.

11ENE2013

Construcción del proyecto aurífero Aurora costará 205 millones de dólares[2].

Guyana Goldfields:

Proyecto aurífero Aurora en la Guayana Esequiba venezolana.

TORONTO – Guyana Goldfields Inc. (TSX: GUY) declaró el viernes que su proyecto aurífero Aurora tendrá un costo de 205 millones de dolares americanos para su construccion, menos de la mitad de la estimación anterior ya que la empresa redujo sus planes.

La negociación de las acciones de Guyana Goldfields se había detenido en espera de la convocatoria.

Una estimación anterior para el proyecto en el norte de Guyana* propuso un costo de $ 525 millones para una mina con una vida de 22 años y la producción total de cerca de 4,4 millones de onzas de oro.

La compañía dijo que el nuevo costo estimado en su último estudio de factibilidad incluye varios cambios, incluyendo un enfoque por fases extracción y tratamiento, un espacio reducido para el sitio de la mina y las instalaciones y una flota de equipos móviles optimizados.

El nuevo plan de mina exige la producción de 3,29 millones de onzas de oro durante una vida útil inicial de 17 años a un costo de operación en efectivo de 527 dolares la onza.

El promedio de producción anual de oro durante la vida útil de la mina se espera a 194.000 onzas, y 231.000 oz por año durante los primeros 10 años.

“El estudio de factibilidad actualizado ofrece rendimientos muy atractivos basados ​​en un plan de ejecución sólida”, dijo el director ejecutivo de Guyana Goldfields Patrick Sheridan en un comunicado.

“El proyecto está totalmente permitido y cuenta con el apoyo del gobierno guyanés. Nuestra gerencia contratada recientemente en el área de operaciones nos dan la base para expandir nuestro equipo a medida que continuamos con la construcción de la mina.”

Las acciones de Guyana Goldfields cerraron de cinco centavos a 3,76 dólares en la Bolsa de Valores de Toronto el viernes.

16ENE2013

Proyecto de Exploración Plataforma Deltana contará con participación activa de tucupitenses[3].

De acuerdo con las estimaciones, en el caso del gas, se concibe una regalía hasta de 20 por ciento y hasta 30 por ciento en el caso de los hidrocarburos líquidos, acordándose que dichos montos ingresarán a Tucupita y, por ende, al resto de Delta Amacuro

Darle prioridad a todas las demandas de los habitantes de Tucupita, en el estado Delta Amacuro, “”como actores principales del Proyecto de Plataforma Deltana””, fue el compromiso unánime establecido por todos los organismos y entes nacionales, así como empresas transnacionales que participaron en el Foro Plataforma Deltana ¿Desarrollo para la región?, evento auspiciado por la Comisión Permanente de Energía y Minas de la Asamblea Nacional, realizado este lunes en esa entidad regional.

Así lo confirmó el diputado Róger Rondón (Podemos/Delta Amacuro), presidente de la instancia parlamentaria, quien agradeció en nombre de los habitantes del Delta la oportunidad ofrecida por los representantes de Petróleos de Venezuela, despacho de Energía y Minas, Chevron-Texaco, Statoil de Venezuela, entre otros.

A juicio del parlamentario, el desarrollo de la Plataforma Deltana es imposible de concebir sin tomar en cuenta al protagonista principal de todo esto, “”es decir, los habitantes del Estado””.

A pesar de las fallas

El auditórium “”Aoriwakanoko”” o “”casa de las celebraciones”” en lengua warao, fue el centro del encuentro que a pesar de dos largas fallas de energía eléctrica, no impidió que el público asistente al evento colmara dichas instalaciones para escuchar los diversos planteamientos esbozados por los invitados.

Al hacer uso de la palabra, el ingeniero Luis Marín, director para Oriente de Petróleos de Venezuela, aprovechó la oportunidad, junto al Viceministro de Hidrocarburos del Ministerio de Energía y Minas, para informar a la colectividad haber acordado “”la compra inmediata de un turbogenerador de energía para la población de Tucupita””.

Sobre el proyecto costa afuera, Marín dijo que éste es solamente el inicio del proceso de desarrollo que adelanta Pdvsa, con un área de 550 mil kilómetros cuadrados de costas prospectivas en materia de hidrocarburos, tanto líquidos como gaseosos.

Indicó que de ellos, la plataforma deltana representa apenas 27 mil kilómetros cuadrados, “”lo que representa la potencialidad que, como país, tenemos en materia de hidrocarburos””, para luego agregar que Pdvsa, en conjunto con las empresas Chevron-Texaco, Statoil de Venezuela y la colectividad, son corresponsables en cuanto al desarrollo sustentable de la región””.

Defender el recurso deltano

Mientras, el viceministro de Hidrocarburos del ministerio de Energía y Minas, Luis Vierma, exhortó a los habitantes del Delta “”a defender el recurso de la plataforma””.

Centró su exposición en la conceptualización de la parte oriental de costa afuera, específicamente lo que se conoce como proyecto Plataforma Deltana, cuya exploración de hidrocarburos líquidos y gaseosos “”propicia el fortalecimiento del desarrollo sustentable de las regiones involucradas””.

Vielma explicó que para otorgar las licencias se utilizó lo estipulado en la Ley de Hidrocarburos Gaseosos, “”marco legal que permitió otorgar el pasado 20 de diciembre las licencias a las empresas Chevrón Texaco y Statoil de Venezuela””.

Continúa licitación

Informó que será a mediados de noviembre próximo cuando se reanudará el proceso de licitación, “”esta vez para otorgar los bloques 1, 3 y 5, respectivamente””.

Mientras, el gerente de plataforma deltana de Pdvsa, ingeniero Carlos Barbieri, dijo que para visualizar las expectativas de un proyecto de este tipo “”es necesario observar desde diversos puntos de vista””.

Explicó que cuando se tiene idea de un área que tiene potencial de hidrocarburos, se pasa a la etapa de exploración, donde hay una gran incertidumbre, “”porque se trata de definir si el recurso está presente o no””.

Posteriormente, se pasa a una de desarrollo, se hacen los análisis de cuencas, para luego adelantar una actividad exploratoria con pruebas sísmicas 3-D y una perforación preliminar, seguidamente, se realiza una exploración de lineación, “”en este caso, de mayor detalle, fase que en la actualidad, con la colaboración de las empresas, esperamos conocer obtener más detalles””.

Por último, los representantes de Chevron Texaco y Statoil de Venezuela, Carlos Aguilera y Knut Graue, respectivamente, solicitaron de nuevo la participación de la sociedad civil de Tucupita para que el proyecto deltano se desarrolle “”con la cooperación activa de todos””.

Ambos indicaron, que en los meses venideros la actividad se centrará en la primera fase de exploración, que va durar alrededor de 18 meses, con la perforación de pozos que van a definir finalmente la cantidad de reservas de petróleo y gas que se tiene en la parte asignada de Plataforma Deltana.

Explicaron que, de acuerdo a los planes establecidos, una vez culminada la fase exploratoria e iniciada la fase de perforación de avanzada, se piensa que la primera molécula de gas que se va exportar, será a mediados de 2008.

Acuerdos

Una vez finalizadas las intervenciones, la colectividad de Tucupita intervino planteando sus observaciones. A continuación los acuerdos alcanzados:

1.- La instalación en Tucupita de oficinas bases, tanto de las empresas Chevron-Texaco, Statoil de Venezuela, como de Pdvsa, con el fin de comenzar a trabajar, antes del arribo de los equipos y estructura costa afuera, en el desarrollo sustentable de esta área que genere empleo a la región y se asegure el retorno de las ganancias de la actividad petrolera al estado.

2.- Instalación, a lo sumo en dos semanas, de una planta turbogeneradora de electricidad, con el fin de coadyuvar a la planta de emergencia existente en la región, dañada desde hace dos años.

3.-Creación de cooperativas varias, alimentarias, servicios básicos, turismo, con el objeto de contar con un listado de servicios preparados para prestar asistencia al personal de dichas empresas.

4.-Pdvsa y MEM, a través de varias comisiones, se comprometieron en buscar solución inmediata al problema de agua potable a la población.

5.- De acuerdo a las estimaciones, se concibe una regalía hasta de 20 por ciento en el caso del gas, y hasta 30 por ciento en el caso de los hidrocarburos líquidos, acordándose que dichos montos ingresarán a Tucupita y, por supuesto, al resto del Delta Amacuro.

31ENE2015

Guyana reinicia estudios en fachada venezolana[4].

Ministerio guyanés anunció que hasta marzo realizarán labores exploratorias.

Un nuevo estudio sísmico en la fachada atlántica venezolana, iniciarán las empresas Esso y Shell por instrucción del Gobierno de Guyana.

El Ministerio de Recursos Naturales y Ambiente de Guyana emitió un comunicado en el que informa que las referidas compañías petroleras transnacionales contrataron a la empresa CGG Veritas “para conducir un estudio sísmico en 3D costa afuera en Guyana”.

El inicio del estudio estaba planificado para ejecutarse el 20 de enero pasado y terminará a mediados de marzo de 2013.

La única concesión guyanesa que tienen Shell y Esso es del bloque denominado Stabroek, que afecta la proyección de la fachada atlántica venezolana, tanto por los derechos que le corresponden por la proyección de Delta Amacuro, como por los que reclama sobre el territorio Esequibo.

Previamente el Gobierno guyanés había ordenado un estudio sísmico en dos dimensiones de Stabroek, que fue contratado a la compañía noruega Petroleum Geo Services. En su portal en Internet, dicha empresa muestra la ficha técnica del estudio y el área donde se desarrolló el mismo y puede ser consultada en la siguiente dirección electrónica: http://www.pgs.com/en/Data_Library/South-America/Guyana/Guyana-Stabroek-MC2D/

El estudio sísmico en 2D se realizó en 7,603 kilómetros del bloque, por su parte, el estudio en 3D se efectuará sobre una longitud de ocho kilómetros, una anchura de aproximadamente un kilómetro, y una profundidad de siete metros, según refiere el Ministerio guyanés.

El Gobierno de ese país advirtió que el ejercicio implicará “un navío de estudio que remolca una flámula de dispositivos sensibles”.

El Ministerio de Recursos Naturales guyanés llamó además a todos los marineros y pescadores a estar atentos y tomar las precauciones necesarias “para que evitar el contacto con el equipo sensible que se usa para conducir las actividades de exploración petrolera”, indicó.

Numerosas publicaciones confirman que el estudio sísmico que realiza Shell y Esso corresponden al bloque Stabroek. Por ejemplo, el informe de 2011 de la empresa petrolera canadiense CGX, refiere la adquisición de la data para los estudios en 2D y 3D de la referida zona por partes de dichas trasnacionales petroleras.

Ante la denuncia que realizara El Universal en junio de 2012 sobre los planes de Guyana en la zona, el ministro de Recursos Naturales y Ambiente de ese país, Robert Persaud, dijo que “no hay exploración de crudo en el bloque Stabroek ni fuera del Esequibo” y agregó que no podía hacer ningún otro comentario sobre el tema.

No obstante, el vocero de Exxon (corporación de la que forma parte Esso) Patrick McGinn, aunque aseguró en junio que en el primer semestre de 2012 no se habían realizado labores exploratorias en la zona, reconoció que “en el pasado, se han realizado (levantamientos sísmicos) en zonas del centro y del sur del bloque”.

La historia de Stabroek

La concesión a Exxon Mobil fue otorgada por el Gobierno guyanés en 1999 y ocasionó una contundente respuesta del Gobierno venezolano.

Aníbal Martínez, presidente del Frente Prodefensa del Petróleo Venezolano, dice que en ese “acto hostil”, Guyana entregó concesiones sobre el 60% de la fachada atlántica venezolana, lo que fue protestado por vías diplomáticas por Venezuela al Gobierno vecino. Además, el Frente y el Ministerio de Energía y Minas venezolano, denunciaron el caso ante el Congreso Mundial del Petróleo, en Calgary, Canadá en junio de 2000 y en el de Río de Janeiro, Brasil, en septiembre de 2002.

Para preservar sus intereses en Venezuela y debido a las insistentes denuncias ante distintas instancias, Exxon Mobil, con la aceptación de Guyana, paralizó las labores en Stabroek, pero desde que en 2007 Venezuela incautó equipos de la Exxon y en 2008 rompió todo tipo de relación con las transnacional petrolera estadounidense, la compañía ya no tenía nada que perder y mucho que ganar para avanzar en la exploración de dicho bloque.

1°FEB2013

Brasil prevé construir una carretera en el Esequibo[5].

Georgetown asegura que la vía de comunicación garantizará a Brasilia una ruta de acceso más corta para alcanzar el océano Atlántico

Brasil y Guyana firmaron un memorándum de entendimiento para crear un grupo de trabajo sobre infraestructura que permita definir la construcción de una vía que comunicará el suroeste del Esequibo, y la población de Linden, cerca de Georgetown, así como un puerto de aguas profundas y una central hidroeléctrica.

Los primeros proyectos deben estar listos para el primer trimestre de 2013, según el documento que firmaron Antonio Patriota, canciller de Brasil, y Carolyn Rodrigues, su homóloga de Guyana.

“Esto es el resultado de un trabajo silencioso realizado en los últimos dos años y es un paso importante para desarrollar una infraestructura que facilite la integración, aumente el comercio y el contacto entre nuestros ciudadanos”, expresó Rodrigues.

La carretera es uno de los puntos de mayor importancia. Unirá a la población de Lethem, en el Esequibo, muy cerca del estado de Roraima, al norte de Brasil, con el centronorte de Guyana

“Para aprovechar plenamente el potencial de comercio, es imperativo la vía, que nos beneficiará, en particular al norte de Brasil, que tendrá una ruta de acceso más corta hacia el océano Atlántico”, señaló Rodrigues.

El subsecretario general del Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil para América del Sur y Central y el Caribe, José Antonio Ferreira Simoes, dijo que la carretera era una prioridad en las relaciones entre ambos Estados.

El periódico Guyana Chronicle afirma en un editorial reciente que la vía de comunicación ayudar a “impulsar el potencial agrícola y manufacturero de la zona”, el comercio entre los dos países y “desempeñará un papel fundamental para ayudar a que el país sea una puerta de entrada a Suramérica y llave en la integración en la región”.

No se pudo confirmar en la Cancillería en Caracas si se consultó al país sobre la posibilidad de que se construya la carretera.

Guyana y Venezuela mantienen una diputa sobre el Esequibo y las áreas marinas y submarinas que su proyección genera. Georgetown dice que es su territorio, según el Laudo Arbitral de París, de 1899. Caracas asegura tener derechos de soberanía en el área y pide una “solución satisfactoria para el arreglo práctico de la controversia”, como dice el Acuerdo de Ginebra de 1966. El tema está bajo los buenos oficios de la ONU desde 1989.

Sobre la central hidroeléctrica, Rodrigues dijo que esa obra permitiría a Georgetown enviar energía al norte de Brasil. La propuesta se había presentado ya en 2010 al entonces presidente de Guyana, Bharat Jagdeo, publicó el diario Guyana Times.

23MAR2013

La Cancillería Y El Diferendo Del Esequibo[6].

Valga el socorrido adagio: más vale tarde que nunca, lo que no exime de responsabilidad al Señor Presidente de la Republica, ni a la Cancillería Nacional, por la negligencia y acopio de desinterés, mantenidos en torno al prolongado diferendo de la zona del Esequibo, que Venezuela entablo con el imperio Británico y por efecto de nacionalización, fue transferido, con sus mismos derechos y obligaciones a la Republica de Guyana. Con una duración de casi dos siglos, data desde la época gloriosa de la Independencia, cuando el ínclito General Manuel Piar, desempeñaba la Gobernación de Angostura y todavía ese litigio no muestra perspectivas de inmediata solución.

El Gran Canciller Pedro Gual, ilustre Presidente del Congreso Anfictiónico de Panamá y bajo gestión del Libertador Presidente se emprendió esta primera reclamación, en defensa de la integridad territorial. Bajo la Presidencia de Carlos Soublette y desde esa venturosa ocasión hasta la fecha, todos los Jefes de Estado han conocido de tan histórico asunto. Soublette, en forma designó la primera comisión, para la defensa de tan histórico caso, ligado a nuestro más entrañable patriotismo y nuestra inalienable soberanía. Ese equipo de hombres eminentes y brillantes, integrado por el inteligente y hábil diplomático Doctor Alejo Fortique, Ministro Plenipotenciario y Jefe de Misión, tenía como Secretario a un pensador de la talla de Fermín Toro, asesor de historia, Rafael María Baralt: asesor de Geografía, Agustín Codazzi y de mapas, dibujo y planimetría, el laureado pintor Carmelo Fernández. Ciertamente fue la más docta y brillante misión científica y cultural que Venezuela despachó al viejo mundo.

Como era de esperanza por la inteligencia y probada habilidad del Doctor Fortique, en breve lapso pactó satisfactorio y honorable acuerdo con el Canciller Británico, en un aceptable arreglo, donde Venezuela perdería unos 4.000 kilómetros de superficie, de poca incidencia si tomamos en cuenta que el diferendo actual, reclama la pérdida de 159.500 kilómetros. Un sedicente Consejo de Estado y ataduras de viejo encono y de atávica envidia, frustraron tan válido y conveniente arreglo.

Quedamos con el desconsuelo de sacrificar esta optima oportunidad, que para desdicha de la Patria, siguió la misma suerte del Tratado Pombo Michelena, que nos daba la mitad de la Goajira y ni un adarme de costas a Colombia en el Golfo de Venezuela y que no engendraría en el futuro ningún tipo de diferendo por áreas marinas y submarinas.

Después de tantas reflexiones, sugerencias y críticas, la Cancillería, mediante razonado escrito, como reseña la prensa, se ha dirigido al departamento específico de la ONU, para refutar a la infundada petición de Guyana, donde solicita ampliar su perímetro de la Plataforma Atlántica, con inaceptable desconocimiento de los derechos en la zona del Esequibo y mayor aún, desconociendo nuestra condición de país ribereño y que la ampliación que deslealmente invoca, forma parte del territorio en disputa. Mayor insensatez y desproporción no podían concebirse como en la ventajosa e írrita posición guyanesa.

Venezuela, fiel a lo que ha sido su tradicional posición internacional, acaba de enviar al excelentísimo Señor Ban Kimoon, Secretario General de las Naciones unidas, a través del ente calificado, formal rechazo al petitorio de la Cancillería de Georgetown, por no ajustarse a la verdad de los hechos, porque desconoce enfáticamente que existe la reclamación del Esequibo y el Convenio de Ginebra de 1.966, que rigen el diferendo en vías de solución bilateral.

También, había trascendido por la prensa, según comentarios al respecto, el desgano del Presidente Chávez en las incidencias de este diferendo, ratificado según se dijo por declaraciones suyas, que tal vez, al desconocer la absoluta verdad de la justicia, que en ella nos asiste y compromete y la gloriosa historia que tanto la dignifica por la gestión pionera de nuestros libertadores, consideraba el Jefe de Estado, que el diferendo, obedecía más a influencias del imperialismo, que a su peso irrefutable que le imprimían una validez insuperable por la justicia y la historia, que le dan razón y fundamento irrevocables.

Sean cuales fueren los juicios que se esgrimen en la opinión pública, el trámite oficial del gobierno bolivariano, puede servir, inteligentemente concebido, a la luz de la historia y del derecho, para despejar el habilidoso ardid guyanes, donde solicita la amplitud de los límites de la plataforma continental. De tal manera que por la diafanidad de los alegatos aducidos, esta disidencia concluya en logros satisfactorios, como el establecimiento de bases y consideraciones válidas, de contenido y consonancia bilateral, que orientadas por las pautas del Convenio de Ginebra, febrero de 1.966, aporten un aceptable desiderátum jurídico, que ponga fin al diferendum de manera satisfactoria, honorífica y decisiva.

En este asunto, prolongar el silencio y dar largas a la indiferencia y el desinterés observado hasta ahora por el gobierno nacional, es muy desfavorable a los derechos y posibilidades que nos brindan la justicia y la historia, protección solidaria. Que aumenta aún, cuando conciliamos que el taimado régimen guyanés, podría muy bien, accionar, a su favor, en estrados internacionales, el principio de la Aquiescencia que consagra el Derecho de Gentes y los emblemas éticos de la Ley de Estoppel, que Guyana muy bien podría llevarla a la buena pro, con resultados que no se discuten.

El pueblo venezolano responsabiliza de la suerte de este diferendo, de eso no tengo un jerónimo de duda, al señor Presidente Chávez, al Canciller (en disponibilidad) Nicolás Maduro y al dictador de Venecuba Fidel Castro, por ser quien como padrino del doctor Norman Girvan, lo recomendó Buen Oficiante de la ONU, por Venezuela, ante el Diferendo del Esequibo. Que actúen con la inspiración patriótica y el desvelo nacionalista del Doctor Alejo Fortique, quien siempre tuvo profunda convicción que por el socialismo moribundo y dinástico, no pueden mancillarse los sagrados principios del patriotismo y de la venezolanidad in par.

19JUL2013

El Esequibo reaparece[7].

El 19 de julio de 2013 08:30, elias daniels <eliastimbi@yahoo.com> escribió:

Este un asunto de tanta relevancia que bien podría ser uno de los aspectos indispensables para lograr, al fin, un acuerdo nacional que resguarde los intereses de la nación y nuestra soberanía e integración territorial

En un importante foro organizado por la Comisión de Política Exterior Integración y Soberanía de la Asamblea Nacional, volvió a relucir la importancia que tiene para nuestro país la recuperación del territorio Esequibo, injusta y fraudulentamente arrebatado hace más de un siglo. Lo importante de ese evento fue la presencia de parlamentarios, tanto del oficialismo como de la oposición, quienes pudieron apreciar las intervenciones diferentes, pero en muchos aspectos coincidentes de los ponentes.

Es evidente que en estos últimos 10 años el manejo de la reclamación con base en el Acuerdo de Ginebra de 1966 ha sido muy mal manejada por la Cancillería venezolana, ya que a través de sus silencios ha permitido que Guyana no sólo avance en la explotación de los recursos existentes en el territorio en reclamación, sino que además -y para colmo- no ha ejercido su derecho a protestar por acciones realizadas en el mar, que afectan directamente la fachada atlántica de nuestro país.

La única razón que podría hacer explicable, mas no justificable, no haber oportunamente emitido las notas diplomáticas de protesta, puede haber sido el interés de congraciarse con los países miembros del Caricom, lo cual es un absurdo ya que ellos tienen muy claro que sus intereses y sus amistades no necesariamente coinciden, verbigracia votaron a favor de Inglaterra en el caso de las Malvinas.

Lo importante a recalcar de este primer paso dado en la AN, es que por fin parece entenderse que los problemas de soberanía e integración son materia de Estado y no de gobierno. Ojala que de aquí en adelante se comiencen a enderezar los entuertos y que convenzan a la Cancillería que redacte y envíe todas las notas diplomáticas necesarias para eliminar en los expedientes la presunción de una aquiescencia del Estado venezolano al propósito guyanés de desconocer nuestros derechos tanto en el territorio Esequibo como en nuestra plataforma continental.

Este un asunto de tanta relevancia que bien podría ser uno de los aspectos indispensables para lograr, al fin, un acuerdo nacional que resguarde los intereses de la nación y nuestra soberanía e integración territorial.

18JUL2013

AN NO DEBATIRÁ EL TEMA DEL ESEQUIBO[8].

AN NO DEBATIRÁ EL TEMA DEL ESEQUIBO.#SectorAcuatico

REYES THEIS |  EL UNIVERSAL

jueves 18 de julio de 2013  12:00 AM

La Comisión Parlamentaria de Política Exterior de la Asamblea Nacional -con la presencia de diputados del oficialismo y la oposición- escuchó ayer en un foro a algunas de las figuras que manejan mejor el tema de la reclamación venezolana del territorio Esequibo y se mostró dispuesta a presentar al Ejecutivo Nacional algunas recomendaciones en esa materia.

Emilio Figueredo, uno de los ponentes y antiguo embajador ante las Naciones Unidas para la aplicación del Acuerdo de Ginebra, destacó que la Comisión está tratando de buscar la formulación de una política de Estado y que la instancia entiende que “puede ser un área de consensos mínimos”.

El exdiplomático -uno de los firmes críticos de la posición gubernamental durante los últimos 14 años en la reclamación venezolana- evaluó en forma positiva que la Comisión parlamentaria vea el asunto “como un tema de política nacional, como un problema de Estado y no de Gobierno”.

Otro de los ponentes, el coronel retirado Pompeyo Torrealba, explicó que los integrantes de la Comisión de Política Exterior -presidida ayer por Yul Yabour (PCV)- se comprometieron a hacer reuniones de trabajo para plantear las posibles recomendaciones en el tema y que sean elevadas al Ejecutivo.

“Hubo una receptividad que se la hice saber por escrito al presidente encargado de la Comisión, porque manifestaron (los diputados) un interés al planificar una actividad que la había estado esperando desde hace 26 años”, aseveró Torrealba.

El coronel aseguró que los parlamentarios tuvieron “receptividad y emotividad por los planteamientos”.

Por su parte, Figueredo agregó que “se nota que hay áreas de coincidencias, independientemente del color político y se reconoce que muchas cosas han sucedido porque hubo cierta desidia en el tema”.

Las fórmulas

Pompeyo Torrealba señala que puede haber varias vías para la recuperación del territorio Esequibo. “Desde el punto de vista militar, no podemos pretender una guerra contra Guyana. Desde el punto de vista jurídico, tenemos miles de documentos que prueban que el Esequibo es nuestro, pero hemos cometido unos errores que podrían descartar la posibilidad de tener un beneficio por esta vía. Desde el punto de vista político, visitas y regalos van y vienen y no se concreta en nada. Desde el punto de vista diplomático, estamos en el marco del Acuerdo de Ginebra en el proceso del buen oficiante, donde se puede durar cien años más reclamando el Esequibo”.

Propone que Venezuela no debe escatimar esfuerzos económicos y sociales. “He lanzado (la propuesta de) la Misión Esequibo, valiéndose de un accionar del Estado venezolano basado en la parte social y económica”. Según el coronel, “hay que meterle dinero al Esequibo para recuperarlo”.

Por lo pronto, la Comisión de Política Exterior se ofrece como puente para presentar las distintas alternativas al Ejecutivo y ofrece activarse en otros frentes en materia de fronteras, de hecho, el embajador Figueredo comentó que la referida instancia parlamentaria realizará una sesión en Isla de Aves para hacer un acto de ejercicio de soberanía, la cual algunos estados vecinos ponen en duda.

19JUL2013

REYES THEIS |  EL UNIVERSAL

La Comisión permanente de Política Exterior de la Asamblea Nacional (AN) invitará a actores relacionados con la reclamación venezolana sobre el territorio Esequibo, incluyendo a la Cancillería venezolana, para evaluar el tema, así lo informó el diputado Leomagno Flores (AD), miembro de la instancia parlamentaria.

“En la próxima reunión de la Comisión vamos a hacer un plan de trabajo para hacer unas mesas de discusión sobre la reclamación, en donde vamos a invitar a actores fundamentales y a la Cancillería, para escuchar sus recomendaciones”, explicó.

Uno de los asuntos que la Comisión tiene previsto evaluar es si con los ejercicios de soberanía de Guyana en el Esequibo y la falta de reclamos de la Casa Amarilla, Venezuela tendría en riesgo la reclamación.

“Hay un principio importante en el derecho internacional que es que quien no protesta está reconociendo. Creemos que eso está ocurriendo”, indicó Flores.

Para el parlamentario, el foro que convocó la Comisión de Política Exterior el miércoles pasado sobre el tema fue “muy aleccionador”. “Creemos que el tema va a ser un punto de encuentro entre la oposición y el Gobierno en la Comisión”, vaticinó.

 La instancia parlamentaria decidió debatir el tema y para ello el oficialismo invitó como ponentes al coronel (r) Pompeyo Torrealba y al general (r) Jacobo Yépez Daza y la oposición invitó al embajador (r) Emilio Figueredo. Para sorpresa de ambos bloques, los tres ponentes coincidieron en que los Gobiernos de la llamada Cuarta y Quinta República han incurrido en errores graves sobre el asunto.

20JUL2013

Cecilia Caione.-

El diputado Christian Zerpa, integrante de la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional (AN), aseguró que Venezuela no ha desconocido el derecho que tiene sobre el territorio del Esequibo y descartó que esté previsto tratar el tema en la plenaria del Parlamento.

“En ningún momento nuestro país ha caído en aquiescencia frente a este situación”, dijo al recordar que el Gobierno nacional ha fijado posición frente a algunos actos unilaterales realizados por Guyana.

Zerpa enfatizó que el Gobierno ha ejercido actos de soberanía en ese territorio y precisó que incluso, desde hace aproximadamente tres años, el Saime otorga pasaportes venezolanos a los ciudadanos nacidos en esa región que expresen su deseo de adquirir la nacionalidad.

Asimismo, el parlamentario recordó que en octubre de 2011 Venezuela dejó sentada su posición frente a la petición que hizo Guyana de extender su plataforma marítima.

“Nuestro trabajo es de total concordancia y acuerdo con la Cancillería y el Ejecutivo nacional… La solución a este problema está en buenas manos, no solo del Buen Oficiante de la ONU, sino en la Cancillería y en Guyana”, manifestó.

El pasado miércoles, la Comisión de Política Exterior realizó un foro en el que participaron expertos en la materia, quienes hicieron algunas críticas sobre la forma en que se ha manejado la situación.

El parlamentario precisó que la idea de efectuar ese foro surgió del seno de la comisión, debido a que sus integrantes deseaban conocer el estado de las conversaciones, en el marco del acuerdo de Ginebra.

Agregó que las observaciones, sugerencias y propuestas recopiladas durante el foro podrían ser llevadas a la Cancillería. Aclaró que ese encuentro debe ser acordado entre la Comisión de Política Exterior, el Ministerio de Relaciones Exteriores y la Junta Directiva de la AN, instituciones que decidirán si es procedente, de ser así se analizarán las planteamientos que se consideren oportunos.

31AGO2013

Venezuela y Guyana aseguran que la ONU seguirá mediando en diferendo territorial por la Esequiba[9].

Los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, y Guyana, Donald Ramotar, aseguraron este sábado, a la salida de una cumbre bilateral en Guyana, que su disputa territorial por la zona Esequiba “marcha bien” y continuará contando con los buenos oficios de la ONU.

“Hemos ratificado el mecanismo de los buenos oficios a través del secretario general de la ONU como el mecanismo exitoso, sobre todo por el trabajo hecho por el profesor Norman Girvan para continuar canalizando ese tema a través del derecho internacional”,

Dijo Maduro en una rueda de prensa al término del primer encuentro que sostiene como presidente venezolano con su par guyanés.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, designó en 2010 al diplomático jamaiquino Girvan como enviado especial para contribuir con la resolución de la controversia, luego de que el proceso se detuviera en 2007.

Según Maduro, las negociaciones “marchan bien” dado el uso de la vía diplomática que ha permitido resolver “las diferencias de criterio” y “tensiones”.

Caracas y Georgetown mantienen una disputa territorial hace más de 50 años por la zona “Esequiba”, un territorio rico en recursos minerales y bosques, de unos 159.500 kilómetros cuadrados que los venezolanos reclaman desde 1897.

Aunque ambas naciones destacan sus “excelentes relaciones”, en los últimos años han tenido roces diplomáticos ante las intenciones de Guyana de dar en concesión a empresas petroleras áreas de la zona en conflicto sin esperar a que se resuelva el diferendo.

Un laudo arbitral de 1899 resolvió que la zona “Esequiba”, que constituye dos tercios del territorio de la ex colonia británica, era parte de Guyana. Pero Caracas reactivó su reclamo en 1962 y cuatro años más tarde se firmó el Acuerdo de Ginebra. Desde entonces, las negociaciones se realizan al amparo de la ONU.

Ambos países mantienen una amplia cooperación desarrollada durante el gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013). A través de Petrocaribe, Venezuela, principal productor de petróleo de Sudamérica, vende crudo a precios preferenciales a Guyana, a cambio de arroz blanco.

A la salida del encuentro, el presidente Ramotar resaltó, avalado por Maduro, la “voluntad política” y “determinación de aumentar la cooperación económica” bilateral. Así, el intercambio se ampliará en materia energética, social y diplomática, entre otros.

3SEP2013

Gobierno rechaza acusaciones de haber entregado el territorio Esequibo[10].

El canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Elías Jaua Milano, rechazó enfáticamente este lunes las declaraciones del dirigente de derecha Leopoldo López, quien aseguró sin pruebas que el jefe de Estado Nicolás Maduro le entregó a la República Cooperativa de Guyana los 159.500 kilómetros cuadrados del Esequibo venezolano.

Entrevistado en el programa “Contra Golpe” que transmite Venezolana de Televisión, Jaua le expresó a la periodista Vanessa Davies las siguientes palabras: “No, no se está entregando el territorio Esequibo”, al tiempo que dijo que en 2011 el Ejecutivo Nacional le protestó a Guyana un intento de delimitación territorial de acuerdo a sus intereses.

“Nosotros nunca hemos abandonado el caso de nuestro diferendo con Guyana; sin embargo, nos regimos bajo el mecanismo de los Buenos Oficios de la Organización de las Naciones Unidas, pactado por la IV República, esa es la verdad”,

Recalcó el alto funcionario.

Elías Jaua agregó que el mecanismo de los Buenos Oficios basado en el Acuerdo de Ginebra de 1966 no tiene fecha determinada para su expiración “porque es un tema muy complejo y en el camino van surgiendo dificultades” políticas, económicas, sociales, culturales, entre otras.

Vale destacar que el pasado 30 de agosto el político adepto a la burguesíaLeopoldo López, escribió irresponsablemente en su cuenta Twitter @leopoldolopez que Nicolás Maduro entregó el Esequibo venezolano cuando era canciller (2006-2012) del Comandante Hugo Chávez. “¿Quién era canciller cuando Venezuela entregó el Esequibo? Maduro. Como que si es verdad que es colombiano. Un patriota no regala territorio”, dijo López.

Venezuela y Guyana mantienen una disputa territorial de 114 años, un territorio de unos 159.500 kilómetros cuadrados que usurpó Inglaterra a Venezuela en 1899 por el fatídico Laudo Arbitral de París.

9SEP2013

Venezuela no invadirá militarmente a Guyana[11].

Jaua: Venezuela no invadirá militarmente a Guyana

Asimismo, dijo que “en el fondo de esto lo que hay es racismo y xenofobia, propia de las características del fascismo, como lo expresamos en el discurso del 5 de julio.

El canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Elías Jaua Milano, afirmó este lunes que el Gobierno Bolivariano que encabeza el presidente Nicolás Maduro, no se prestará para invadir a Guyana.

“No iremos a invadir a Guyana. Eso no lo va a hacer un Gobierno Bolivariano como el de Nicolás Maduro”, expresó Jaua, entrevistado en el programa Contragolpe, que transmite Venezolana de Televisión.

El funcionario manifestó que hay sectores interesados en “desempolvar las viejas banderas de la demagogia” y crear un conflicto entre Venezuela y Guyana.

En ese sentido, indicó que el comandante supremo Hugo Chávez construyó una nueva visión de integración en América Latina y el Caribe que ha permitido buscar soluciones a los problemas entre países por la vía pacífica, democrática y respetando el derecho internacional.

Acotó que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) cambió para siempre y no se prestará para una intervención militar en Guyana. “Hugo Chávez nos formó con otra visión de país”, añadió.

15SEP2013

Disputa fronteriza con Guyana

¿Un regalo de Chávez?

VenEconomía Mensual / Septiembre de 2013

Vol. 30 No. 12 – Septiembre de 2013

http://www.veneconomy.com/site/files/articulos/artEsp7930_6340.pdf

Introducción:

A finales de agosto, el diario El Universal informó que Guyana había otorgado una concesión petrolera en territorio marítimo de Venezuela –no en la zona en reclamación, sino en una zona que no está en disputa.

La noticia en sí ya era bastante grave. Pero, lo peor es que el gobierno venezolano no se ha tomado la molestia de protestar por la acción de Guyana, dando lugar a acusaciones de que Chávez (y Maduro) han regalado la soberanía de Venezuela como una forma de comprar lealtades en el Caribe. Entre los que han protestado por la negligencia del gobierno están la diputada María Corina Machado, el ex ministro de Justicia Juan Martín Echeverría y el Frente Institucional Militar (FIM), cuya protesta se reproduce en esta entrega.

Según se informó en un reportaje de El Universal del 30 de agosto, Guyana otorgó en junio de 2012 una concesión de exploración y producción petrolera en el “Bloque Roraima” a Anadarko Petroleum Corp., una empresa independiente con sede en Texas.

La concesión se mantuvo en secreto hasta mayo de este año, cuando el ministro de Ambiente de Guyana hizo referencia a la concesión en una conferencia en San Diego, California. Aun así, no fue hasta finales de agosto que El Universal consiguió una trascripción de las palabras del Ministro.

La adjudicación de la concesión coincidió con la reactivación por parte de ExxonMobil y Shell de la concesión Stabroek de Guyana de 1999 (en la zona en reclamación), que había sido paralizada después de objeciones de Venezuela en 1999-2000. La diferencia es que en esta oportunidad Venezuela no se opuso a la reactivación de Stabroek.

En términos de derecho internacional, el hecho de no protestar constituye la aceptación (un “estoppel”) de las consecuencias de las acciones de Guyana. Además –pensando en voz alta- no hay razones para que Venezuela no pudiera haber autorizado los trabajos en la concesión Stabroek como una forma de negociar una concesión por parte de Guyana en cuanto a la reclamación de Venezuela en la zona. A menos que, por supuesto, el gobierno de Chávez/Maduro haya decidido abandonar los reclamos de Venezuela en esa zona.

Pero, por lo menos la concesión Stabroek está en la zona en reclamación, no así la concesión del Bloque Roraima que se encuentra en el medio de la zona económica exclusiva de aguas territoriales de Venezuela (frente al Delta del Orinoco); es decir, no es de ninguna manera un área en reclamación, por el contrario la zona afectada es el acceso de Venezuela al Océano Atlántico.

Lo insólito es que Venezuela todavía (al cierre de esta edición) no ha presentado una protesta y al no hacerlo confirmaría la teoría de que Chávez decidió no defender los derechos del Estado venezolano en la zona del Esequibo a cambio de votos del Caricom en foros internacionales.

La diputada María Corina Machado, por su parte, ha denunciado que la razón por la cual el gobierno de Maduro no ha protestado por la acción de Guyana es que recibió una “orden directa de La Habana”, que siempre se ha opuesto al reclamo legítimo de Venezuela sobre ese territorio.

La concesión se encuentra en territorio venezolano, y aún así, Venezuela no la ha objetado ante la ONU, como debe hacerse en este caso. Por el contrario, Maduro afirmó que “vamos a resolver los problemas que tenemos con nuestros vecinos, sean graves o no, por la vía de la diplomacia, según el derecho internacional, por medios pacíficos”. ¡Sólo el sabrá lo que quiso decir! Mientras tanto, se aplica el principio de estoppel. El hecho de que Venezuela no proteste constituye una cesión de territorio marítimo venezolano a un vecino, sin motivo aparente.

El Frente Institucional Militar (FIM)

El FIM es una asociación formada por oficiales y personal militar retirados que se han estado pronunciando activamente en temas de soberanía, preparación militar, corrupción y otros temas que afectan a la Fuerza Armada venezolana, y la nación, desde el 2000.

A continuación se presenta la protesta y los comentarios bien documentados del FIM relativos a las relaciones del gobierno con Guyana.

Manifiesto:

A La Fuerza Armada Nacional

El Frente Institucional Militar se dirige respetuosamente a los miembros de la Fuerza Armada con la finalidad de manifestarles nuestra preocupación, la cual también existe en la mayoría de los venezolanos, por la forma irresponsable como el gobierno nacional ha venido conduciendo la reclamación de la Guayana Esequiba y en general la política con el Caribe. Deseamos informarles de un número sorprendente de equivocaciones y omisiones cometidas por el gobierno nacional, en estos últimos años, para que ustedes, con el patriotismo que debe caracterizarlos, las analicen con la objetividad requerida para que hagan oír su voz y se logre la rectificación necesaria antes de que los hechos se hagan irreversibles, ocasionándole una daño irreparable a Venezuela.

  1. Es inaceptable que Nicolás Maduro haya realizado una visita oficial a Guyana, días después que ese país hizo público, a través de una rueda de prensa de su Ministro del Ambiente en la ciudad de San Diego, Estados Unidos, que había entregado una concesión petrolera en el llamado bloque Roraima que afecta a la fachada atlántica de la zona de reclamación y a la del estado Delta Amacuro. Nicolás Maduro, no sólo aceptó dicha invitación, sino que durante su viaje, en lugar de rechazar el derecho de Guyana a ese espacio marítimo venezolano, guardó un sorprendente silencio. Su manifiesta debilidad puede haber generado un estoppel de aquiescencia que podría ser utilizado por Guyana a su favor durante las negociaciones.
  2. Para colmo, en la rueda de prensa ofrecida por Nicolás Maduro, después de la lectura del comunicado conjunto de los dos gobiernos declaró que “recientemente han salido documentos desclasificados de la década del 60, 70, y 80 que demuestran quienes eran los intrigantes que preparaban una guerra con Guyana” sin valorar que ese planteamiento debilita de tal manera nuestra autoridad moral en las negociaciones que puede llegar a comprometer sus resultados. Esa posición coincide con la sostenida por Hugo Chávez en el año 2007 cuando se atrevió a decir que la reclamación venezolana se había originado por presión de los Estados Unidos. Estas dos declaraciones sólo pueden calificarse como traición a la Patria.
  3. La verdad histórica es que nuestro país hizo un consistente esfuerzo, ante la cercanía de la independencia de la Guayana Británica, al lograr firmar el Acuerdo de Ginebra de 1966 entre Venezuela y el Reino Unido, en consulta con el gobierno de la Guayana Británica. Lamentablemente, Guyana, en los ya largos años de negociación, no ha tenido la voluntad política para tratar de “encontrar una solución práctica, pacífica y satisfactoria para las partes” como lo establece el tratado. Al contrario, no sólo ha mantenido una actitud intransigente, sino que ha buscado obtener ventajas ante el problemático escenario que se presenta en la delimitación de las áreas marinas y submarinas del sector atlántico venezolano.
  4. No se puede realizar una posible delimitación de las áreas marinas y submarinas con Guyana mientras no se resuelva la reclamación del territorio de la Guyana Esequiba. Ese territorio venezolano tiene 270 kilómetros de costa sobre el Océano Atlántico los cuales representan una enorme proyección marítima. Sin embargo, la búsqueda de un arreglo práctico como lo plantea el Acuerdo de Ginebra obligaría a ambos países a encontrar una solución al diferendo existente, luego del cual se iniciarían las negociaciones para delimitar las áreas marinas y submarinas. Para complicar aún más la situación, en junio del año 2000, la empresa canadiense GGX Energy comenzó labores de explotación en aguas fronterizas entre Guyana y Surinam.
  5. Este hecho provocó una protesta de parte del gobierno de Surinam, lo que condujo a que ambos países decidieran dirimir la controversia ante el Tribunal Internacional del Derecho del Mar. Este tribunal sentenció el 17 de septiembre de 2007, y aplicó principios equitativos para delimitar las áreas marinas y submarinas entre los dos Estados litigantes. Lo insólito de esta decisión es que en ella fueron tomados como referencia para realizar la delimitación varios puntos ubicados en la costa de la Guayana Esequiba, desconociendo que esa área forma parte de una controversia limítrofe entre Venezuela y Guyana. Aparentemente, este Tribunal reconoce derechos a Guyana sobre la Zona en Reclamación.
  6. Los derechos de soberanía que Surinam podría ejercer hacia el Este de esa línea, no afectan a los intereses de Venezuela; no obstante, la proyección de la plataforma continental de Guyana hacia el Oeste, podría invadir las áreas marinas y submarinas que se proyectan desde las costas de la Guayana Esequiba y del estado Delta Amacuro. Lo que resulta incomprensible es, que hasta la fecha, no se tiene conocimiento de que Venezuela haya presentado protestas ante estos gobiernos, ni ante este Tribunal o ante la Secretaría General de la Naciones Unidas, para denunciar, que la sentencia aparenta desconocer la existencia del Acuerdo de Ginebra, cuyo cumplimiento es responsabilidad directa de esa Secretaría General.
  7. Justamente, este temor acaba de materializarse con la entrega de una nueva concesión petrolera, en junio de 2012, en el bloque Roraima a la trasnacional petrolera Anadarko, cuya ubicación se había mantenido en secreto, hasta la presentación en mayo de este año del ministro del ambiente en San Diego, Estados Unidos, dejando en claro que su ubicación es frente a la fachada Atlántica del estado Delta Amacuro, área marítima tradicionalmente patrullada por la Armada venezolana. En dicha asignación, Guyana aplicó en forma unilateral una línea divisoria con Venezuela con una inclinación aproximada de 30 grados, sin respetar la decisión del gobierno de Venezuela que, desde 1966, ha asumido la inclinación de esta línea en 70 grados ejerciendo plena soberanía sobre esa área.
  8. A la entrega del bloque Roraima, se suma la reactivación de las labores de exploración petrolera en el bloque Stabroek, concedido por Guyana frente a la fachada atlántica venezolana y que habían sido paralizadas tras una protesta de Venezuela entre los años 1999 y 2000. La Stabroek culminó las labores de levantamiento sísmico y están llevando a cabo un proyecto de perforación. En enero pasado el presidente guyanés Donald Ramotar se reunió con funcionarios de Exxon Mobil y hablaron del avance de los trabajos.

Por su parte, sobre el bloque Roraima, la empresa Anadarko informó al gobierno de Guyana que en el último trimestre de 2013 deben estar listos los trabajos en dos dimensiones.

  1. La información presentada por Guyana ante las Naciones Unidas, el 6 de septiembre de 2011, de ampliar los límites de la plataforma continental generada por el territorio al oeste del río Esequibo más allá de 200 millas náutica es una nueva dificultad que surge en la delimitación de las áreas marinas y submarinas entre Guyana y Venezuela. El gobierno nacional dirigió el 9 de marzo de 2012 una carta al Secretario General de las Naciones Unidas Ban Ki Moon en la cual hizo de su conocimiento “las reservas que Venezuela tiene a la información suministrada por el gobierno de Guyana por existir una controversia de soberanía territorial sujeta al Acuerdo de Ginebra de 1966”
  2. Sorprendentemente, la canciller de Guyana, en su respuesta a esta nota del 4 de abril de 2012 refuta el planteamiento de Venezuela por no existir una controversia territorial entre Venezuela y Guyana, “sino una controversia surgida como consecuencia de la contención venezolana de que el Laudo Arbitral de 1899 sobre la frontera entre Venezuela y la Guayana Británica es nulo e irrito” Este planteamiento desconoce el contenido del Acuerdo de Ginebra de 1966, “de encontrar una solución satisfactoria para el arreglo práctico de la controversia entre Venezuela y el Reino Unido como consecuencia de la contención Venezolana de que el Laudo Arbitral de 1899 sobre la frontera entre Venezuela y Guayana Británica es nulo e irrito”.
  3. Con relación a Barbados, los hechos se remontan al año 2004, cuando ese país firmó con Guyana un acuerdo de cooperación en sus zonas económicas exclusivas, por el hecho de que ambos reclamaban un “supuesto” solapamiento de sus espacios marítimos; sin considerar que ese “solapamiento”, se encuentra sobre la plataforma continental de Venezuela frente al estado Delta Amacuro. Luego de catorce años sin haberse pronunciado al respecto, el 14 de febrero de 2004, el gobierno de Barbados, denunció el Tratado de 1990 sobre delimitación de áreas marinas y submarinas subscrito entre Venezuela y Trinidad y Tobago, bajo el argumento de que violaba el Derecho del Mar y menoscababa sus derechos.
  4. Ese mismo año (2004) Barbados y Trinidad y Tobago, recurrieron a un arbitraje para delimitar sus áreas marinas y submarinas. La respectiva sentencia se dictó el 11 de abril de 2006, y trazó una línea equidistante de once (11) puntos geodésicos la cual en su Punto final, el número 11 hace contacto con la línea comprendida entre los Puntos 21 y 22 del Tratado entre Venezuela y, Trinidad y Tobago del año 1990. Como consecuencia Trinidad y Tobago dejó de ejercer soberanía hacia el Noroeste de esa línea (Puntos 21 y 22); a partir del Punto 11, acordado con Barbados, y hasta el Punto 22, acordado con Venezuela. Ese punto 11 pasaría a ser un punto triple entre Trinidad y Tobago, Barbados y Venezuela.
  5. Trinidad y Tobago, no puede desconocer unilateralmente su tratado de límites con Venezuela. Barbados tampoco podría denunciar y desconocer ese Tratado, por el hecho de haber mantenido una actitud aquiescente con relación al mismo durante catorce años, contados desde 1990. Sorprendentemente, el gobierno de Barbados, en el año 2007, abrió una ronda de licitaciones para asignar bloques para la exploración y eventual explotación de hidrocarburos.

Algunos de estos bloques invaden áreas pertenecientes a Venezuela según el límite acordado con Trinidad y Tobago en el Tratado de 1990. El área que se invade, se halla entre los Puntos 11 de 2006 (Trinidad y Tobago-Barbados), y 22 de 1990

  1. Otro aspecto de gran importancia es la posición arbitraria que ha tomado la Comunidad del Caribe (CARICOM) al desconocer que la isla de Aves genera mar territorial y plataforma continental, hecho aceptado por los Estados Unidos y Francia en el momento de establecerse la delimitación de las áreas marinas y submarinas con Venezuela. Esta posición, es una muestra clara de la actitud inamistosa hacia Venezuela de los países del Caribe. Nuestra política internacional siempre ha buscado la cooperación con esos países, pero lamentablemente nuestra actitud ha sido equivocadamente interpretada como una posición imperialista que sólo busca la recuperación del territorio Esequibo.

La responsabilidad de los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro es inmensa. De manera inexplicable, Venezuela ha guardado silencio, en casi todos estos hechos, aún en los más graves, y sólo cuando la opinión pública ha presionado es que se ha decidido a plantear los derechos de Venezuela sobre la Guyana Esequiba, según lo establece el Acuerdo de Ginebra, pero siempre sus notas han sido enviadas con un sorprendente retardo. Han sido tanto los errores cometidos por estos gobiernos, durante estos catorce años, en el manejo de las relaciones con Guyana en particular y con el Caribe en general, que estamos convencidos de que no son equivocaciones sino el resultado del diseño de una política orientada a satisfacer los intereses de Cuba en el Caribe.

El Frente Institucional Militar tiene fe en que los miembros activos de la Fuerza Armada, al hacer oír su voz, logren que el gobierno nacional responda de una manera firme y eficiente las permanentes provocaciones a Venezuela que han venido, con muy mala fe, realizando Guyana y los países del Caribe. Esta respuesta debe estar orientada de la siguiente manera:

  • Frente a Barbados, Venezuela debe manifestar que, bajo ninguna circunstancia, este Estado puede desconocer la delimitación acordada con Trinidad y Tobago en 1990; en razón de su actitud aquiescente asumida entre los años 1990 y 2004, la cual conduce a una situación que perfectamente cabría dentro de un “Stoppel”.
  • Los Tratados firmados entre Trinidad y Tobago y, Barbados; y entre Guyana y Surinam, no pueden vincular a un tercer Estado, por consiguiente, no pueden inferir en los derechos preestablecidos en los Tratados firmados por Venezuela.
  • Ninguno de estos arbitrajes, podría haber interferido en lo acordado entre Venezuela y Trinidad y Tobago en 1990; porque de haberlo hecho, se habría incurrido en un claro caso de “ultra petita” o extralimitación de funciones.
  • Venezuela debe iniciar negociaciones con Barbados sobre la base del reconocimiento, por parte de ese Estado, de la línea limítrofe acordada con Trinidad y Tobago en 1990.
  • Debe ser denunciado ante las instancias pertinentes, el tratado entre Guyana y Surinam. De no hacerse esta denuncia, Venezuela estaría reconociendo derechos a Guyana sobre el territorio en reclamación y sobre su proyección marítima.
  • Este complicado panorama de delimitación de áreas marinas y submarinas en la fachada Atlántica venezolana obliga a la Armada venezolana a mantener un permanente patrullaje, en la zona perteneciente a Venezuela, para ratificar nuestra soberanía sobre dichas áreas.

Los gobiernos presididos por Hugo Chávez y Nicolás Maduro, durante estos catorce años, tienen una inmensa responsabilidad, en particular el ministerio de Relaciones Exteriores y la Asamblea Nacional, en las grandes equivocaciones y omisiones que se han cometido al poner en grave riesgo la integridad territorial de Venezuela. Los miembros activos de la Fuerza Armada Nacional deben entender su inmensa responsabilidad histórica ante los hechos desarrollados en este documento. Es momento de grandes definiciones. Guardar silencio es hacerse cómplice del delito de Traición a la Patria y comprometer el prestigio y el honor de nuestra Institución.

Firman:

Firmas en depósito

Frente Institucional Militar

Caracas, 14 de Septiembre de 2013

Boletín Extraordinario Nro. III

frentemil2@gmail.com  facebook @frentemil1

10OCT2013

Fue interceptado el buque de bandera panameña RV TEKNIK PERDANA (OMI 7353999) por el Patrullero Oceánico de Vigilancia Venezolano YEKUANA (P0-13), en Latitud 10°20´30” NORTE, Longitud 057° 30´07” OESTE, por estar realizando actividades ilícitas dentro del espacio marítimo correspondiente a la zona económica exclusiva venezolana. El Ministerio de Asuntos Extranjeros de Guyana mediante comunicado de prensa del 11OCT2013, informó:

  1. Aproximadamente a las 1600 hrs. del jueves 10OCT2013, el buque naval venezolano YEKUANA detuvo al buque RV TEKNIK, contratado por la empresa ANADARKO que tiene una licencia prospectiva petrolera para búsqueda de hidrocarburos en el bloque Roraima costa afuera de Guyana.

  2. Alrededor de las 1745 hrs. El buque RV TEKNIK se encontraba en Latitud 10°21´07 N, Longitud 57° 31´11”W y el buque naval venezolano le ordenó navegar en dirección oeste a una velocidad de 5 nudos, y aproximadamente a las 2030 hrs. Le ordenó incrementar la velocidad a 7 nudos para navegar hacia la isla de Margarita. Presumiendo que estaba bajo arresto, una acción sin precedente en las relaciones Guyana- Venezuela.

  3. El Gobierno de Guyana solicita la inmediata liberación del buque TEKNIK ya que ningún buque naval venezolano, los agentes de Venezuela, su Gobierno, ni cualquier otro Estado tiene la autoridad para ejecutar acciones en las aguas territoriales guyanesas, su plataforma continental o su zona económica exclusiva sin su expreso consentimiento.

  4. El Gobierno guyanés es de la creencia que las acciones tomadas por el buque naval venezolano constituyen una seria amenaza a la paz de esta subregión y por tanto el Gobierno de Guyana condena fuertemente estas acciones.

  5. Guyana mantiene que el RV TEKNIK PERDANA estaba colectando data sísmica antes de conducir exploración de hidrocarburos, por tanto hay suficiente tiempo para que Guyana y Venezuela discutan cualesquiera diferencias que puedan existir en relación a la frontera provisional marítima entre los dos Estados; y que Guyana, sin embargo, mantiene que la aplicación de los principios de la delimitación internacional marítima reivindicará su posición de que el RV TEKNIK PERDANA estaba dentro de sus fronteras marítimas cuando fue ilegalmente desalojado, como también lo está el bloque Roraima.

  6. El Gobierno de Guyana está comprometido a encontrar una solución diplomática a este problema que ha surgido.

El día 11OCT2013, el Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Exteriores de Venezuela emitió un comunicado de prensa informando:

A continuación el texto íntegro del comunicado de la Cancillería Venezolana:

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA RELACIONES EXTERIORES

COMUNICADO

El Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela se dirige al Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Guyana en la oportunidad de referirse al incidente ocurrido el día de ayer, en aguas jurisdiccionales venezolanas, con el Buque de Servicio e Investigación de bandera panameña “Teknik Perdana”, siglas Nro. OMI 7353999, que se encontraba realizando actividades ilícitas dentro del espacio marítimo correspondiente a la Zona Económica Exclusiva (ZEE) venezolana.

El Patrullero Oceánico de Vigilancia Armada Bolivariana “Yekuana” (PO-13) informó a las autoridades venezolanas que el día 10 de octubre de 2013, a las 5 de la tarde fue detectado e interceptado dicho buque, el cual se encontraba navegando al RV 259°, a una velocidad de 7 nudos, en posición geográfica, latitud: 1Ø°20’3Ø”N y longitud: Ø57°3Ø’Ø7″W, en espacio marítimo que corresponde a nuestra Zona Económica Exclusiva.

Se procedió a efectuar el Control de Tráfico Marítimo donde se constató que el referido buque zarpó el día 08 de octubre del puerto de Georgetown (Guyana), informando este haber sido contratado por el gobierno de Guyana y que se encontraba efectuando labores de investigación científica con el apoyo de sensores (sonar), sin autorización de las autoridades venezolanas. Por lo que se le invitó a cesar los trabajos de investigación, detener las máquinas y posteriormente, se les solicitó acompañar a las autoridades venezolanas al muelle del Morro de Valdez, ubicado en la Isla de Margarita, Estado Nueva Esparta, estimando arribar el día 12 de octubre de 2013 a las 06:00 horas, con el fin de efectuar las averiguaciones pertinentes en el marco del Derecho Internacional Marítimo (DIM) y en cumplimiento del resguardo de nuestra soberanía en los espacios marítimos e insulares de Venezuela.

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela expresa su más enérgica protesta ante la situación que se planteó con respecto a las actividades de prospección científica y exploración de la plataforma continental y el lecho marino venezolano, realizadas por dicha embarcación.

La República Bolivariana de Venezuela expresa su profunda preocupación por la manera en que embarcaciones extranjeras autorizadas por el Gobierno de Guyana irrumpen sin la debida autorización en el mar territorial y zona económica exclusiva de Venezuela.

Reiteramos que nuestra Armada Nacional Bolivariana jamás incursionaría en territorio de un país hermano, pues somos celosamente respetuosos de la soberanía de las naciones. Por tanto, el Patrullero Oceánico de Vigilancia Armada Bolivariana “Yekuana”, estaba realizando patrullaje soberano en nuestras aguas, cuando detectó la incursión ilegal del buque de bandera panameña operado por ciudadanos norteamericanos.

El Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela invita al Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Guyana a que facilite una explicación satisfactoria sobre este preocupante hecho.

Finalmente, la República Bolivariana de Venezuela reitera su vocación pacifista y la voluntad de no volver a las situaciones pasadas de confrontación con la hermana República de Guyana, así como de seguir perseverando en el camino abierto por el Comandante Hugo Chávez de fomentar relaciones de cooperación entre los pueblos y fortalecer la integración latinoamericana y caribeña.

Caracas, 11 de Octubre de 2013

11OCT2013

Armada de Venezuela detiene a tripulantes de buque de EU[12].

La acción del gobierno venezolano generó preocupación en Georgetown que pidió la liberación de los detenidos.

El ministro venezolano negó que se le haya permitido a Guyana hacer actividades de exploración petrolera en un área que está en disputa desde hace más de 50 años. (infobae.com)

El ministro venezolano negó que se le haya permitido a Guyana hacer actividades de exploración petrolera en un área que está en disputa desde hace más de 50 años. (infobae.com)

La Armada venezolana detuvo a la tripulación de un barco de exploración operado por la compañía estadounidense Anadarko Petroleum en aguas que se disputan Venezuela y Guyana, lo que generó preocupación en Georgetown que pidió la liberación de los detenidos.

“Si algún buque que no estaba autorizado estaba (en la zona marítima venezolana), eso es competencia de nuestras fuerzas armadas, y actuará en ese o en otro caso”, afirmó el viernes el ministro venezolano de Petróleo, Rafael Ramírez, al ser consultado sobre el caso, según publica The Associated Press.

“Somos los primeros celosos en la defensa de nuestra patria y nuestra soberanía”, indicó Ramírez en conferencia de prensa al descartar versiones de algunos diarios locales que aseguran que el gobierno del presidente Nicolás Maduro habría permitido que Guyana hiciera actividades de exploración petrolera en un área que está en disputa desde hace más de 50 años.

Según la cancillería guyanesa, el RV Teknik Perdana realizaba un estudio sísmico el jueves cuando fue detenido por un barco de la armada venezolana y llevado a la Isla Margarita, en Venezuela, donde la tripulación quedó bajo arresto.

Guyana dijo que el barco se encontraba dentro de sus aguas territoriales, pero que la Armada de Venezuela expresó a los tripulantes que estaban operando en la zona económica exclusiva de ese país y ordenó la suspensión inmediata del estudio. Los dos países se han disputado las fronteras terrestre y marítima durante décadas.

El RV Teknik Perdana realizaba un estudio sísmico el jueves cuando fue detenido por un barco de la armada venezolana

El gobierno de Guyana expresó sus “serias preocupaciones” a Venezuela y solicitó la inmediata libertad de la embarcación y sus tripulantes.

“Las acciones del buque de la armada venezolana son una grave amenaza a la paz en esta subregión y el gobierno de Guyana por tanto condena enérgicamente esas acciones”, dijo la cancillería.

El ministro venezolano reconoció que han conversado con Guayana sobre exploraciones petroleras en el área en reclamación, y dijo que eso no es un tema que se “habla por el micrófono”.

Venezuela anunció en marzo de 2012 que había acudido ante la Secretaría General de Naciones Unidas para ratificar la disputa territorial que mantiene con Guyana por el denominado Esequibo, que es un territorio de unos 159 mil 500 kilómetros cuadrados que incluye también un área de plataforma marítima y que es rico en oro, bauxita, diamantes, maderas y petróleo.

El gobierno venezolano fijó posición ante la Secretaría General de la ONU en respuesta a un informe que presentó en el 2011 Guyana sobre límites exteriores de la plataforma continental donde no se hizo ninguna mención a la disputa limítrofe que mantiene con el Estado venezolano desde hace más 50 años

El fallecido Hugo Chávez acordó en 2011 con su par guyanés Bharrat Jagdeo retomar el mecanismo del buen oficiante de la ONU para proseguir las negociaciones sobre el diferendo limítrofe del territorio del Esequibo.

A finales del 2009 el mecanismo de mediación de la ONU se reactivó tras el nombramiento del profesor jamaiquino Norman Girvan como buen oficiante. El mecanismo estuvo paralizado por dos años luego de la muerte del diplomático Oliver Jackman, quien era el mediador del organismo internacional.

La reclamación del territorio Esequibo se encuentra en la instancia del secretario general de la ONU desde 1983, por acuerdo entre los dos países, según lo previsto en el Acuerdo de Ginebra del 17 de febrero de 1966.

11OCT2013

Guyana denuncia que Venezuela retiene en sus aguas a un buque de EE UU[13].

Georgetown dijo que la fragata de Armada venezolana “Yekuana” ordenó el jueves al buque “RV Teknik Perdana” -bajo contrato con la estadounidense Anadarko Petroleum- que detuviera sus operaciones y se desviara a la Isla de Margarita, donde permanece su tripulación.

Piden que Gobierno reclame a Guyana por concesiones

El gobierno de Guyana acusó hoy a la Armada venezolana de detener en sus aguas a una embarcación de exploración petrolera operada por una compañía estadounidense, un incidente que calificó de “amenaza para la paz” en la región.

En un comunicado, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Guyana “condenó enérgicamente” este suceso, ocurrido en aguas disputadas entre ambos países suramericanos, que, según dijo, “no tiene precedentes en las relaciones” entre ambos países.

Según detalló, la fragata de Armada venezolana “Yekuana” ordenó el jueves al buque “RV Teknik Perdana” -bajo contrato con la estadounidense Anadarko Petroleum- que detuviera sus operaciones y se desviara a la Isla de Margarita, en Venezuela, donde aún permanece su tripulación.

“Para entonces ya quedó claro que el buque y su tripulación no solo estaban siendo escoltados fuera de las aguas de Guyana, sino que también estaban bajo arresto”, afirma el Gobierno guyanés, que dice haberles comunicado ya a las autoridades de Venezuela su “grave preocupación” por este incidente.

Asegura tener “la intención de utilizar todos los medios pacíficos para facilitar el retorno a la situación anterior, ya que ni la fragata venezolana, ni los agentes de Venezuela, ni su Gobierno ni ningún otro Estado tienen facultad de ejercer cualquier acción en aguas territoriales de Guyana, su plataforma continental o su zona económica exclusiva sin su consentimiento expreso”.

Siempre según la versión de Guyana, la embarcación realizaba un estudio sísmico del fondo marino bajo control guyanés cuando fue detenida el jueves por la Armada venezolana, alegando que se encontraban dentro de sus aguas territoriales.

Anadarko tiene una licencia de prospección de petróleo para buscar hidrocarburos en las aguas del estado guyanés de Roraima, en una zona económica exclusiva de Guyana, que, según sus autoridades, es donde se encontraba el barco en el momento del incidente.

“La tripulación a bordo de la fragata venezolana insistió en que el buque estaba haciendo esos trabajos en una zona económica exclusiva de Venezuela y pidió que el buque apagara sus motores y cerrara su equipo sísmico”, asegura el Gobierno de Guyana en el citado comunicado.

Las autoridades guyanesas defienden que no cabe duda alguna de que la embarcación se encontraba en sus aguas y por ello consideran que el buque venezolano “actuó en contravención de las leyes de Guyana y el derecho internacional”.

Según su escrito, “Guyana cree en la resolución pacífica de los desacuerdos entre Estados” y considera que ambos países “tienen tiempo suficiente para discutir cualquier diferencia” sobre fronteras marítimas.

11OCT2013

La armada actuó apegada al derecho soberano de Venezuela del mar[14].

Emilo Figueredo, internacionalista y abogado venezolano.

El internacionalista, abogado y catedrático explica que es “lógico” el comportamiento de la armada venezolana

El internacionalista Emilio Figueredo, abogado y profesor de Derecho Internacional, se refirió este viernes a la denuncia que hizo el gobierno de Guyana a la armada venezolana por detener un buque de exploración petrolera. En este sentido, aseguró que la armada actuó apegada al derecho soberano que tiene Venezuela sobre los recursos que están en las aguas donde fue detenida la embarcación.

“El comportamiento de la armada venezolana estuvo conforme al derecho del mar que tiene Venezuela”, explicó Figueredo, quien agregó que la zona donde se encontraba la embarcación, operada por una compañía estadounidense, está dentro de la jurisdicción nacional y, por tanto, Venezuela tiene “derechos soberanos” sobre los recursos que estén bajo ese territorio marítimo.

“Cuando la armada ve un barco en una zona de jurisdicción nacional es normal que lo apresen. Es lógico. Eso está en una zona económica exclusiva de Venezuela”, precisó.

Por otro lado, el internacionalista señaló que, desde que Hugo Chávez llegó a la presidencia hasta la actualidad, el gobierno venezolano “se ha hecho de la vista gorda y no ha protestado contra las acciones, concesiones y los tratados que Guyana ha realizado violando la soberanía venezolana”.

Figueredo señaló, además, que hace unos meses el Gobierno mandó a suspender temporalmente el patrullaje en la zona en litigio con Guyana, algo que no se explica, pero hace poco se retomó el patrullaje, gracias al cual “vieron que había un buque en una zona exclusiva”.

El gobierno de Guyana indicó que, al haber detenido el buque, Venezuela estaría emprendiendo una acción que “amenaza” la paz en la región.

11OCT2013

Venezuela detiene buque petrolero estadounidense en zona disputada con Guyana[15].

En Caracas, las autoridades venezolanas acusaron al barco de prospección de estar violando sus aguas territoriales.

El gobierno de Guyana informó que la Armada de la vecina Venezuela detuvo este jueves un buque de una empresa estadounidense que realizaba exploración petrolera estadounidense bajo contrato con Guyana.

Un buque militar venezolano ordenó al barco RV Teknik Perdana, de la Anadarko Petroleum, dirigirse a la Isla de Margarita, en Venezuela, donde la tripulación estadounidense fue retenida, según dijo el Ministerio de Asuntos Exteriores de Guyana.

En Caracas, las autoridades venezolanas acusaron al barco de prospección de estar violando sus aguas territoriales, aunque desde Georgetown aseguran que el navío estaba en su territorio, por lo que llamó al incidente una “seria amenaza para la paz” regional y una amenaza para su seguridad nacional.

“Venezuela expresa su profunda preocupación por la manera en la que barcos extranjeros, autorizados por el gobierno de Guyana, faenan en aguas territoriales de Venezuela y su zona económica exclusiva sin permiso”,

Dijo la Cancillería venezolana en un comunicado.

El año pasado la texana Andarko Petroleun Corp. recibió del gobierno de Guyana una licencia de exploración en aguas profundas en el bloque Roraima.

Venezuela y Guayana mantienen una vieja disputa en torno al llamado Territorio Esequibo, área que fue asignada en un laudo arbitral en el siglo XIX a la entonces colonia británica, pero que fue denunciado formalmente por el gobierno venezolano a principios de los años 60.

Aunque el contencioso se maneja con una comisión especial de la ONU, en la práctica el área está bajo control de Guyana.

11OCT2013

Venezuela pide explicaciones a Guyana por violación de espacio marítimo[16].

 Venezuela exigió, este viernes, una explicación al Gobierno de la vecina República de Guyana por la incursión ilegal, este jueves, en aguas jurisdiccionales venezolanas del Buque de Servicio e Investigación de bandera panameña “Teknik Perdana”.

Mediante un comunicado, difundido este viernes, el Gobierno Bolivariano expresó “su más enérgica protesta ante la situación” e invitó invita al Ministerio de Relaciones Exteriores de Guyana “a que facilite una explicación satisfactoria sobre este preocupante hecho”.

“Reiteramos que nuestra Armada Nacional Bolivariana jamás incursionaría en territorio de un país hermano, pues somos celosamente respetuosos de la soberanía de las naciones. Por tanto, el Patrullero Oceánico de Vigilancia Armada Bolivariana ‘Yekuana’, estaba realizando patrullaje soberano en nuestras aguas, cuando detectó la incursión ilegal del buque de bandera panameña operado por ciudadanos norteamericanos”, señala el documento publicado en el portal web de la cancillería venezolana.

Por otra parte, Venezuela ratificó su voluntad de “seguir perseverando en el camino abierto por el Comandante Hugo Chávez de fomentar relaciones de cooperación entre los pueblos y fortalecer la integración latinoamericana y caribeña”.

12OCT2013

Barco explorador crea nuevo incidente entre Guyana y Venezuela[17].

Guyana denunció el viernes que la Armada de su vecino Venezuela desalojó de aguas guyanesas un buque de una compañía de exploración petrolera estadounidense, calificando el incidente como “sin precedentes” y una “seria amenaza” para la seguridad.

Tras la denuncia el ministerio de Relaciones Exteriores venezolano emitió un comunicado, protestando la incursión y exigiendo una explicación a las autoridades guyanesas por el ingreso del barco en lo que asegura es su espacio marítimo.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Guyana explicó que un buque militar venezolano ordenó el jueves al RV Teknik Perdana que cambiara su curso y abandonara sus tareas de exploración.

El barco, que estaba siendo usado por Anadarko Petroleum Corp, fue luego escoltado a la isla venezolana de Margarita.

“Las acciones que llevó a cabo el buque venezolano constituyen una grave amenaza a la paz de esta subregión”,

Dijo el ministerio de Relaciones Exteriores de Guyana en un comunicado tras el incidente del jueves.

Por su parte, la cancillería venezolana reaccionó manifestando que el buque se encontraba realizando labores en su zona económica exclusiva.

“El Gobierno de Venezuela expresa su más enérgica protesta ante la situación que se planteó con respecto a las actividades de prospección científica y exploración de la plataforma continental y el lecho marino venezolano, realizadas por dicha embarcación”, dijo en un comunicado.

Además, el gobierno del presidente Nicolás Maduro pidió a Guyana “una explicación satisfactoria” del “preocupante hecho”.

CONFLICTO CENTENARIO

La disputa fronteriza entre ambos países se inició hace más de un siglo y la exploración petrolera en los últimos años no ha hecho más que avivarla.

Tras un desacuerdo sobre cuál era el territorio en el que estaba trabajando el RV Teknik Perdana, el ministerio guyanés dijo que la tripulación del barco fue obligada a cambiar el curso de navegación y apagar sus instrumentos topográficos.

“Quedó claro entonces que el barco y su tripulación no sólo estaban siendo escoltados fuera de las aguas de Guyana, sino que estaban bajo arresto. Estas acciones del buque venezolano no tienen precedentes en las relaciones Guyana-Venezuela”, sostuvo el comunicado

Guyana dijo que exigía la inmediata liberación del barco y que buscaba una solución diplomática.

Por su parte, Venezuela expresó su preocupación por el ingreso de embarcaciones autorizadas por Guyana a su mar territorial.

“Reiteramos que nuestra Armada jamás incursionaría en territorio de un país hermano, pues somos celosamente respetuosos de la soberanía de las naciones”, dijo.

Venezuela y Guyana mantienen un diferendo por la región fronteriza Esequibo y por los recursos marinos de esa zona. Venezuela la llama “zona en reclamación” pero en la práctica funciona como territorio guyanés.

12OCT2013

Venezuela exigió explicación a Guyana por violación de espacio marítimo[18].

La Armada detuvo un  buque de exploración petrolera que operaba operado por  una compañía de Estados Unidos.

La Armada de Venezuela interceptó un barco de exploración petrolera y con bandera de Panamá que se encontraba en aguas de la zona económica exclusiva venezolana. La nave es operada por la compañía estadounidense Anadarko Petroleum, que cuenta con una concesión del gobierno de Guyana para realizar prospección de hidrocarburos en la zona por lo que Georgetown acusó a Caracas de amenazar la paz en la región.

La reacción de Guayana se hizo pública antes de que la Cancillería de Venezuela emitiera un comunicado en el que manifestó su protesta ante la situación. “La República Bolivariana de Venezuela expresa su profunda preocupación por la manera en que embarcaciones extranjeras autorizadas por el Gobierno de Guyana irrumpen, sin la debida autorización, en el mar territorial y zona económica exclusiva de Venezuela”, señaló el documento de la Casa Amarilla.

La embarcación de exploración petrolera circulaba, según especialistas, en la fachada atlántica venezolana. “Nuestra Armada ejerció nuestra soberanía y legitimidad. Tomó una acción apegada a la ley”, explicó la especialista en Derecho Internacional Público, María Teresa Belandria.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Guyana, por su parte, expresó sus serias preocupaciones a Venezuela y solicitó que la embarcación dejara de ser retenida. Señaló que este incidente no tiene precedentes en las relaciones entre ambas naciones y que el buque tiene una licencia de prospección de petróleo para buscar hidrocarburos en las aguas del bloque Roraima, que las autoridades de Guyana consideran, zona económica exclusiva de ese país.

 Operación. La fragata de la Armada de Venezuela Yekuana, que fue construida en astilleros de España y puesta en servicio en diciembre de 2011, ordenó el jueves pasado al buque RV Teknik Perdana que detuviera sus operaciones y se desviara a la Isla de Margarita, a donde llegará hoy con el fin de que se efectúen las averiguaciones pertinentes en el marco del  Derecho Internacional Marítimo.

Para Guyana,  la acción de la FAN  fue interpretada como que el buque y su tripulación estaban bajo arresto y que no se trataba de escoltarlos hasta Margarita.

En su comunicado Georgetown manifestó:

“Las acciones del buque de la armada venezolana son una grave amenaza a la paz en esta subregión y el gobierno de Guyana”.

Sin embargo, en el mismo texto las autoridades guyanesas dijeron tener “la intención de utilizar todos los medios pacíficos para facilitar el retorno a la situación anterior, ya que ni la fragata venezolana, ni los agentes de Venezuela, ni su Gobierno ni ningún otro Estado tienen facultad de ejercer cualquier acción en aguas territoriales de Guyana, su plataforma continental o su zona económica exclusiva sin su consentimiento”. Agregaron que desean llegar pronto a un acuerdo con respecto al Esequibo, cuya soberanía es reclamada por Venezuela desde 1966.

12OCT2013

Venezuela pide explicación a Guyana por violación de espacio marítimo[19].

Cancillería señaló que el buque “se encontraba realizando actividades ilícitas dentro del espacio marítimo nacional”

Venezuela expresó “su más enérgica protesta ante la situación que se planteó con respecto a las actividades de prospección científica y exploración de la plataforma continental y el lecho marino venezolano”, que realizaba un buque de bandera panameña autorizado por Guyana.

El pasado jueves Venezuela detuvo a la tripulación de un barco de exploración operado por la compañía estadounidense Anadarko Petroleum.

Cancillería señaló que el buque “se encontraba realizando actividades ilícitas dentro del espacio marítimo correspondiente a la Zona Económica Exclusiva (ZEE) venezolana”.

Ante esta situación “el Patrullero Oceánico de Vigilancia Armada Bolivariana “Yekuana” (PO-13) informó a las autoridades venezolanas que el día 10 de octubre de 2013, a las 5 de la tarde fue detectado e interceptado dicho buque”.

La nota de prensa de la cancillería agrega que “se constató que el referido buque zarpó el día 08 de octubre del puerto de Georgetown (Guyana), informando este haber sido contratado por el gobierno de Guyana y que se encontraba efectuando labores de investigación científica con el apoyo de sensores (sonar), sin autorización de las autoridades venezolanas”.

En el comunicado la Cancillería señala que “Venezuela expresa su profunda preocupación por la manera en que embarcaciones extranjeras autorizadas por el Gobierno de Guyana irrumpen sin la debida autorización en el mar territorial y zona económica exclusiva de Venezuela”.

Se solicitó al gobierno guyanés que “facilite una explicación satisfactoria sobre este preocupante hecho” y “reitera su vocación pacifista y la voluntad de no volver a las situaciones pasadas de confrontación con la hermana República de Guyana”.

14OCT2013

Capitán del Teknik Perdana está detenido en Margarita[20].

El barco está fondeado en playa Valdez frente a Pampatar. Un comunicado de la Cancillería de Georgetown informó que los ministros de Venezuela y de Guyana acordaron reunirse esta semana

Igor Bekirov, capitán del buque Teknik Perdana, de nacionalidad ucraniana continúa retenido por las autoridades venezolanas y el barco está fondeado en playa Valdez, frente a Pampatar. Los otros 36 tripulantes que llegaron ayer al muelle, en una especie de arribo forzoso, permanecen en la embarcación.

Los cancilleres de ambos países se reunirán esta semana para tratar de llegar a un acuerdo, según el periódico de Guyana Stabroek News. El diario informó que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Guyana emitió un comunicado en el que señala que Donald Ramotar, ministro de Relaciones Exteriores de ese país, se puso en contacto el 11 de octubre con el canciller Elías Jaua para discutir la detención de la embarcación.

“Los ministros acordaron que el diálogo es esencial en un esfuerzo por encontrar una solución pacífica a esta cuestión, así como en la preservación de las relaciones que se habían desarrollado entre los dos países en los últimos años. En este sentido, acordaron reunirse la próxima semana”, dice el documento.

El capitán de navío Pablo Cohén Celis, presidente de la Fundación Amigos del Esequibo, informó que la Fuerza Armada Venezolana actúo en defensa de la soberanía nacional. El espacio marítimo en el que fue capturado el buque, según Cohén, son aguas difíciles y que los que patrullaban el área cumplieron con su deber.

“Es apresurado dar más informaciones. Solamente puedo decir que el barco llegó y se están llevando a cabo las investigaciones pertinentes”, expresó.

El Teknik Perdana, que fue interceptado por la Armada Venezolana el jueves pasado, fue puesto a la orden del Ministerio Público al llegar al muelle, para que se indague sobre la presencia de la nave en zona venezolana. El procedimiento de la Fiscalía fue iniciado por el fiscal nacional Andrés Bravo, a cargo del Estado Mayor fronterizo.

Editorial guyanés

El editorial de ayer de Stabroek News dice que lo que dijo el presidente Nicolás Maduro en su última visita a Guyana, cargada de cordialidad y diplomacia, fue olvidado con la intervención del Teknik Perdana.

“La oposición venezolana está librando una campaña implacable sobre el hecho de que Guyana ha estado otorgando concesiones de espacio fuera del Esequibo, que los venezolanos perversamente se refieren como su Frente Atlántico”, argumenta el documento.

Agrega que un grupo de expertos, como el ex embajador de Venezuela ante las Naciones Unidas, Emilio Figueredo, ha mostrado su preocupación acerca del silencio de Miraflores en cuanto al otorgamiento de concesiones en las aguas al oeste del río Esequibo.

“Las fuerzas de oposición también han llegado a la conclusión de que el silencio de su gobierno en esta materia se debe a la influencia cubana en su política exterior”, reseña.

15OCT2013

Cinco estadounidenses detenidos en Venezuela tras captura del Teknik Perdana[21].

La Cancillería de Venezuela confirmó en un comunicado la detención del barco, señalando que la embarcación realizaba actividades “ilícitas dentro del espacio marítimo”

Cinco estadounidense forman parte la tripulación del buque de exploración petrolera enviado desde Guyana que fue detenido por las autoridades venezolanas el viernes, informó el domingo un portavoz del Departamento de Estado.

“Estamos al tanto de los reportes de que cinco ciudadanos estadounidenses están entre los miembros de la tripulación detenidos por autoridades venezolanas a bordo del barco de bandera panameña Teknik Perdana”, dijo el funcionario en un correo electrónico a la AFP.

El funcionario, que prefirió mantener el anonimato, no ofreció más detalles debido a “razones de privacidad” de los detenidos, explicó. Guyana denunció el viernes que la marina venezolana persiguió y detuvo al buque de investigación sísmica Teknik Perdana, que buscaba petróleo en una concesión “offshore”, otorgada por el pequeño país a la petrolera Anadarko, con sede en Estados Unidos.

La Cancillería de Venezuela confirmó en un comunicado la detención del barco, señalando que la embarcación realizaba actividades “ilícitas dentro del espacio marítimo (…) venezolano”, y expresó su “enérgica protesta” por el incidente.

Pero Georgetown asegura que el barco estuvo en todo momento en aguas guyanesas, en el bloque Roirama, frente a la región del Esequibo.         Caracas y Georgetown mantienen una disputa territorial hace más de 50 años por la zona “Esequiba”, un territorio rico en recursos minerales y bosques, de unos 159.500 kilómetros cuadrados que los venezolanos reclaman desde 1897.

A fines de agosto de este año, los mandatarios de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Guyana, Donald Ramotar, aseguraron que su disputa territorial por la zona Esequiba “marcha bien” y que seguirán contando con la mediación de la ONU en este conflicto.

15OCT2013

Acusarán a capitán del Teknik por violar zona económica[22].

El buque estaba, aparentemente, realizando estudios sismológicos sin permiso del gobierno venezolano.

El canciller Elias Jaua, en un comunicado, señaló que se reunirá el jueves con la ministra de exteriores de Guyana

El capitán ucraniano Igor Bekirov será presentado ante un Tribunal de Control de Nueva Esparta, acusado de violar la zona económica exclusiva de Venezuela, informó en una nota de prensa la Fiscalía. La falta se produjo cuando el buque hidrográfico Teknik Perdana fue interceptado el jueves 10 de octubre por efectivos de la Armada Bolivariana de Venezuela que hacían labores de patrullaje en la zona.

“En la audiencia de presentación, el fiscal 2 de Nueva Esparta, Andrés Bravo, quien está designado para atender los casos del Estado Mayor Fronterizo en la Región Estratégica de Defensa Integral Marítima e Insular, imputará al hombre por la presunta comisión de delitos previstos en la legislación venezolana”, reseñó la nota.

El barco de exploración petrolera -con bandera panameña- que llegó el pasado 13 de octubre al puerto de Pampatar resguardado por la embarcación Yekuana de la Armada, era operado por la compañía estadounidense Anadarko Petroleum contratada por Guyana y estaba realizando, presuntamente, estudios sismológicos en espacio venezolano sin autorización del gobierno nacional.

Cita. El ministro de Relaciones Exteriores, Elias Jaua, emitió un comunicado en el que destacó que se reunirá el jueves con la canciller de Guyana, Carolyn Rodrigues-Birkett, con quien sostuvo el 11 de octubre una conversación telefónica para abordar el incidente fronterizo.

“Ambos ministros intercambiaron puntos de vista, en el ánimo de resolver por la vía diplomática cualquier diferencia existente entre las partes. Posteriormente, acordaron, mediante nota verbal, celebrar una reunión el 17 de octubre de 2013, en Puerto España, Trinidad y Tobago, a fin de avanzar en el diálogo bilateral, así como aclarar los temas relacionados al incidente y avanzar en el diálogo que preserve las relaciones que se han profundizado en los últimos años”, señaló el documento.

15OCT2013

Dueño del Teknik Perdana dice que el buque y tripulación fueron liberados[23].

La empresa Sapurakencara Petroleum de Malasia agradeció al Gobierno venezolano por velar por la seguridad y el bienestar de la tripulación.

Kuala Lumpur.- El propietario del buque RV Teknik Perdana, detenido por la Armada venezolana cuando realiza labores de exploración petrolera en aguas de la fachada atlántica venezolana por orden de Guyana, informó que la embarcación y sus 36 tripulantes habrían sido puestos en libertad

Sapurakencara Petroleum expresó en un comunicado su “agradecimiento al gobierno de Venezuela por velar por la seguridad y el bienestar de la tripulación, que incluye varias nacionalidades, durante el tiempo en que estuvieron en Isla Margarita, y también por liberar el navío”, reseñó AFP.

El barco, el Teknik Perdana, “estaba realizando un trabajo de prospección para Anadarko Petroleum USA” por encargo del gobierno de Guyana, cuando fue abordado por la marina de Venezuela y conducido a Isla Margarita, según el comunicado de SapuraKencara.

La empresa malaya dice en su comunicado que se le informó que las aguas donde se produjo el incidente “son objeto de disputa entre los gobiernos de Guyana y Venezuela”.

Guyana denunció el viernes que la marina venezolana persiguió y detuvo al Teknik Perdana, que buscaba petróleo en una concesión “offshore”, otorgada por a la petrolera Anadarko, con sede en Estados Unidos.

Tras confirmar la captura, Venezuela exigió a su vecino una aclaración del incidente, pese a que Georgetown asegura que el barco estuvo en todo momento en aguas guyanesas, en el bloque Roraima.

El lunes, la Fiscalía General de la República informó que presentaría ante un juez al capitán del Teknik Perdana, el ucraniano Igor Bekirov, “por presuntamente violar la zona económica exclusiva de Venezuela con el buque hidrográfico”.

El canciller de Venezuela, Elías Jaua, y su par de Guyana, Carolyn Rodrigues-Birkett, se reunirán este jueves en Trinidad y Tobago para “aclarar” el incidente, informó la Cancillería venezolana.

15OCT2013

El barco que revive el reclamo venezolano sobre la Guayana Esequiba[24].

Barco panameño escoltado por buque venezolano

El Teknik Perdana fue interceptado en aguas que tanto Guyana como Venezuela reclaman.

Un barco venezolano y un barco panameño se encuentran mar adentro en la mitad de la noche. Se saludan. Se revisan el uno al otro.

Y el primero, de la Armada Nacional, le dice al segundo, contratado por el gobierno de Guyana, que está violando la ley internacional y debe irse con él, en caravana, al Tribunal más cercano, en la isla de Margarita.

Por más de un siglo, los países vecinos han estado peleando en cortes internacionales por un área terrestre y marítima conocida como Guayana Esequiba. Se respetan. Se incomodan el uno al otro.

Y por si el asunto no es lo suficientemente complejo, un par de cosas más: el barco guyanés capturado el viernes estaba haciendo labores para una de las empresas de búsqueda de petróleo más grandes del mundo y en él iban cinco estadounidenses que ahora están detenidos en una comisaría de la paradisíaca isla venezolana.

¿Algo más para complicar las cosas? Quizá recordar que la relación entre Caracas y Washington no pasa por un buen momento.

Quién dice qué

Mapa Oficial de Venezuela

El detalle de este mapa oficial de Venezuela muestra el área que reclama Caracas a Guyana, una amplia extensión de territorio al oeste del río Esequibo.

La denuncia la hizo el viernes el Ministerio de Exteriores de Guyana, un país de poco más de 200.000 habitantes que se independizó de Reino Unido en 1966.

El gobierno de Georgetown dijo que Venezuela había detenido al Teknik Perdana, un barco panameño contratado por el gobierno guyanés y la petrolera Anadarko Petroleum Corporation para realizar una investigación sísmica. En el buque viajaban 39 personas.

Anadarko, que tiene contratos con Guyana para buscar crudo, confirmó que el buque había estado examinando el fondo del mar, en preparación para una posible exploración de petróleo.

La tripulación del Teknik Perdana dijo que estaba investigando un área marítima exclusiva de Guyana, mientras los venezolanos dijeron que estaba aguas venezolanas.

La Cancillería en Caracas confirmó la detención y reiteró, con una “enérgica protesta”, que se realizaron actividades “ilícitas dentro del espacio marítimo” de Venezuela.

Guyana

Guyana asegura que el Laudo de París resolvió la disputa territorial.

Estados Unidos, por su parte, se ha mantenido en silencio.

Dónde estaba el barco

Los mapas que se estudian en las clases de geografía en los colegios de Venezuela muestran un pedazo del país rayado: es la zona en reclamación, la Guayana Esequiba, un área que fue delimitada a partir del Laudo Arbitral de París de 1899, que Venezuela afirma tiene vicios que lo hacen nulo por considerar que adolece de una serie de irregularidades.

“Pero el barco de Guyana no estaba en el área de reclamación”, afirma Emilio Figueredo, exembajador de Venezuela ante la ONU y exnegociador en esta disputa.

“La marina de guerra venezolana vio el barco en el delta del río Orinoco, en la plataforma continental venezolana, donde Venezuela tiene derechos soberanos sobre los recursos”, le dice a BBC Mundo.

En su primer comunicado, Georgetown dio las coordenadas en las que estaba el barco cuando lo capturaron: 10 21.0745 N, 57 31.1057W.

Según Figueredo, el lugar que muestran esas coordenadas está dentro del territorio que se desprende de la costa venezolana.

Hugo Chávez muestra el mapa en 2000

“Chávez fue permisivo”, dice el exembajador venezolano Emilio Figueredo.

Pero Guyana dice: “Un punto está claro y eso es que el Teknik Perdana estaba en aguas guyanesas cuando tuvo lugar el incidente”.

Conflicto histórico

Guyana tiene un área de 214.000 kilómetros cuadrados, pero 150.000 de ellos son reclamados por Venezuela, que tiene 900.000.

Esa frontera fue establecida tras el Laudo Arbitral de París, que 67 años después Venezuela impugnó y logró que se declarara área en reclamación.

Guyana ha mantenido la soberanía sobre el territorio desde entonces, a pesar de que el Acuerdo de Ginebra firmado en 1966 establece que ambos países deben resolver la disputa territorial.

La disputa por la Guayana Esequiba, entonces, no está resuelta.

Durante los 13 años de gobierno de Hugo Chávez fueron pocas las controversias que se dieron semejantes a ésta.

“Chávez fue permisivo con estas violaciones al territorio para asegurarse los votos del Caribe en la OEA (Organización de Estados Americanos)”, opina Figueredo.

“Y los guyaneses querían probar si esta política se mantiene”, estima.

El sucesor de Chávez, Nicolás Maduro, estuvo este año en Guyana y dijo que se estaba trabajando para mejorar las relaciones y resolver la disputa territorial.

Pero ahora, con el incidente del Teknik Perdana, la pregunta que queda abierta es si el presidente busca darle un giro a la política sobre Guyana.

15OCT2013

Jaua y la Canciller de Guyana discutirán este jueves caso del buque de exploracion petrolera[25].

Los cancilleres de Venezuela, Elías Jaua, y de Guyana, Carolyn Rodrigues-Birkett, se reunirán el próximo jueves en Trinidad y Tobago para “abordar los últimos incidentes fronterizos”, informó hoy el Ministerio de Relaciones Exteriores venezolano.

En un comunicado de la Cancillería venezolana difundido hoy se informa que los ministros de Exteriores de las dos naciones acordaron “mediante Nota Verbal”, celebrar una reunión el jueves 17 de octubre en Puerto España para “aclarar” los temas relacionados “con los últimos incidentes fronterizos”.

El escrito también informa acerca de una conversación telefónica que sostuvieron los cancilleres el pasado viernes en la que ambos funcionarios manifestaron la voluntad “de resolver por la vía diplomática cualquier diferencia existente entre las partes”.

El viernes pasado Guyana acusó a la Armada venezolana de detener en sus aguas a una embarcación de exploración petrolera operada por una compañía estadounidense contratada por el gobierno guyanés.

Más tarde ese mismo día, Venezuela pidió a Guyana una explicación y a través de un comunicado expresó su “más enérgica protesta” y su “profunda preocupación” por la manera en que “embarcaciones extranjeras autorizadas por el Gobierno de Guyana irrumpen sin la debida autorización” en sus aguas territoriales.

El buque se encuentra desde ayer en la isla venezolana de Margarita y su capitán, el ucraniano Igor Bekirov, será imputado en las próximas horas por la Fiscalía de Venezuela por presuntamente violar su Zona Económica Exclusiva (ZEE).

Asimismo, los 36 tripulantes, entre los que se cuentan 14 indonesios, 5 malayos, 5 estadounidenses, 4 ucranianos, 2 británicos, 2 rusos, 2 brasileños y 1 francés, han sido interrogados por las autoridades venezolanas por el hecho.

Según la Cancillería venezolana, se “constató” que el buque había zarpado el 8 de octubre de Georgetown tras “haber sido contratado por el gobierno de Guyana y que se encontraba efectuando labores de investigación científica con el apoyo de sensores (sonar), sin autorización” de Venezuela.

Venezuela y Guyana mantienen una histórica controversia por el Esequibo, una zona de 167.839 kilómetros cuadrados que reclama Caracas en la frontera con Guyana y que supone tres cuartas partes del territorio guyanés.

15OCT2013

Venezuela libera barco petrolero Teknik Perdana y a sus 36 tripulantes[26].

SapuraKencana Petroleum expresó en un comunicado su “agradecimiento al gobierno de Venezuela por velar por la seguridad y el bienestar de la tripulación”

Venezuela puso en libertad un barco de exploración petrolera Teknik Perdanay a sus 36 tripulantes detenidos el viernes tras una supuesta violación de la zona económica venezolana, indicó el martes la empresa SapuraKencana Petroleum, el propietario malayo del navío.

La corporación expresó en un comunicado su “agradecimiento al gobierno de Venezuela por velar por la seguridad y el bienestar de la tripulación, que incluye varias nacionalidades, durante el tiempo en que estuvieron en Isla Margarita, y también por liberar el navío”, indicó un cable de la agencia AFP.

La empresa malaya dice que se le informó que las aguas donde se produjo el incidente “son objeto de disputa entre los gobiernos de Guyana y Venezuela “.

Se pudo comprobar que en la web de la empresa SapuraKencara Petroleum no ha sido publicado ningún comunicado de prensa relacionado con el buque Teknik Perdana.

Guyana denunció el viernes que la marina venezolana persiguió y detuvo al Teknik Perdana, que buscaba petróleo en una concesión “offshore”, otorgada por el pequeño país a la petrolera Anadarko, con sede en Estados Unidos.

Tras confirmar la captura, Venezuela exigió a su vecino una aclaración del incidente, pese a que Georgetown asegura que el barco estuvo en todo momento en aguas guyanesas, en el bloque Roraima, frente a la región del Esequibo. El lunes, la Fiscalía venezolana informó que presentaría ante un juez al capitán del Teknik Perdana, el ucraniano Igor Bekirov, “por presuntamente violar la zona económica exclusiva de Venezuela con el buque hidrográfico”.

El canciller de Venezuela, Elías Jaua, y su par de Guyana, Carolyn Rodrigues-Birkett, se reunirán este jueves en Trinidad y Tobago para “aclarar” el incidente, informó la cancillería venezolana.

15OCT2013

Venezuela y Guyana tratarán conflicto fronterizo el próximo jueves[27].

Los cancilleres de Venezuela, Elías Jaua, y de Guyana, Carolyn Rodrigues-Birkett, se reunirán el próximo jueves en Trinidad y Tobago para “abordar los últimos incidentes fronterizos”, informó hoy el Ministerio de Relaciones Exteriores venezolano.

En un comunicado de la Cancillería venezolana difundido hoy se informa que los ministros de Exteriores de las dos naciones acordaron “mediante nota verbal”, celebrar una reunión el jueves 17 de octubre en Puerto España para “aclarar” los temas relacionados “con los últimos incidentes fronterizos”.

El escrito también informa acerca de una conversación telefónica que sostuvieron los cancilleres el pasado viernes en la que ambos funcionarios manifestaron la voluntad “de resolver por la vía diplomática cualquier diferencia existente entre las partes”.

El viernes pasado Guyana acusó a la Armada venezolana de detener en sus aguas a una embarcación de exploración petrolera operada por una compañía estadounidense contratada por el gobierno guyanés.

Más tarde ese mismo día, Venezuela pidió a Guyana una explicación y a través de un comunicado expresó su “más enérgica protesta” y su “profunda preocupación” por la manera en que “embarcaciones extranjeras autorizadas por el Gobierno de Guyana irrumpen sin la debida autorización” en sus aguas territoriales.

El buque se encuentra desde ayer en la isla venezolana de Margarita y su capitán, el ucraniano Igor Bekirov, será imputado en las próximas horas por la Fiscalía de Venezuela por presuntamente violar su Zona Económica Exclusiva (ZEE).

Asimismo, los 36 tripulantes, entre los que se cuentan 14 indonesios, 5 malayos, 5 estadounidenses, 4 ucranianos, 2 británicos, 2 rusos, 2 brasileños y 1 francés, han sido interrogados por las autoridades venezolanas por el hecho.

Según la Cancillería venezolana, se “constató” que el buque había zarpado el 8 de octubre de Georgetown tras “haber sido contratado por el gobierno de Guyana y que se encontraba efectuando labores de investigación científica con el apoyo de sensores (sonar), sin autorización” de Venezuela.

Venezuela y Guyana mantienen una histórica controversia por el Esequibo, una zona de 167.839 kilómetros cuadrados que reclama Caracas en la frontera con Guyana y que supone tres cuartas partes del territorio guyanés.

16OCT2013

Venezuela y Guyana reviven un viejo diferendo en el Caribe[28].

Las aguas del Mar Caribe están más revueltas durante la época de huracanes. A tono con ese mar de fondo están las relaciones diplomáticas entre Venezuela y su vecina Guyana. El jueves la Armada de Venezuela interceptó a un barco de bandera panameña mientras exploraba petróleo para la compañía Anadarko Petroleum, con sede en Estados Unidos, que obtuvo una concesión del gobierno de Guyana en el Bloque Roraima. Caracas objeta esa decisión porque considera que ese bloque está en su zona económica exclusiva. Desde el siglo XIX ambos países se disputan la Guayana Esequiba, un territorio de 156.000 km2, casi ignoto y rico en minerales, publica elpais.com.

Los tripulantes fueron obligados a navegar hasta la isla de Margarita donde permanecieron hasta el lunes. El Ministerio Público imputó al capitán de la nave, el ucraniano Igor Bekirov, por ingresar a la zona marítima venezolana y luego lo dejó en libertad junto al resto de la tripulación. En un comunicado la empresa dueña del buque retenido afirmó que el lugar donde se produjo el incidente es objeto de una disputa territorial entre los dos países.

Venezuela ha exigido una aclaración del incidente, aunque Guyana considera que el barco estuvo en todo momento en su jurisdicción. “Este incidente no tiene precedentes en las relaciones entre ambos países”, afirmó el Gobierno de Guayana en un comunicado. “Las acciones del buque de la Armada son una grave amenaza a la paz de esta subregión”, agregó. Antes de que arreciara más la tormenta los cancilleres Elías Jaua, de Venezuela, y Carolyn Rodrigues-Birkett, de Guyana, conversaron para intercambiar opiniones y acordaron reunirse este jueves 17 de octubre en Trinidad y Tobago.

Para Caracas el incidente corona una serie de amagos hechos por su vecino para ampliar sus intereses en el Caribe oriental y tomar ventaja así del potencial económico de la región otorgando concesiones a empresas energéticas transnacionales. Todo esto ha sido posible según la oposición venezolana porque el gobierno ha sido aquiescente con la idea de Guyana de explorar petróleo en la franja de mar frente a la Guayana Esequiba. Pero hay más: los cálculos de los expertos indican que el Bloque Roraima está en la zona de proyección marítima frente al estado Delta Amacuro, al Oriente de Venezuela. “Ese territorio no forma parte de la zona en reclamación”, advierte la diputada María Corina Machado.

Para Caracas el incidente demuestra las intenciones de su vecino para ampliar sus intereses en el Caribe oriental

La oposición considera que esos intentos no han sido debidamente atendidos por la cancillería o por negligencia o para obtener réditos políticos que soporten la expansión del proyecto bolivariano. En septiembre de 2011 el Gobierno de Guyana solicitó a la Comisión de Límites de Plataforma Continental de la Organización de Naciones Unidas (ONU) la extensión de los límites de su plataforma continental de 200 a 350 millas náuticas. Sólo después de la presión de la prensa y los académicos, recuerda la profesora de Derecho Internacional Público de la Universidad Central de Venezuela, María Teresa Belandria, en marzo de 2012 el gobierno formuló un reclamo en el que argumentaba que esa petición lesionaba sus intereses. Dos meses después los países del Caribe oriental integrantes de la Comunidad del Caribe (Caricom) se reunieron para evaluar la situación y cerraron filas con Guyana. Las naciones asumieron la tesis de Guyana según la cual no existe disputa territorial en razón de que la decisión arbitral de 1899 había fijado definitivamente los límites. Venezuela rechaza ese fallo porque a su juicio fue un procedimiento írrito y se ciñe a lo establecido en el Acuerdo de Ginebra de 1966, que plantea encontrar una solución práctica a la controversia entre ambos países.

Fue de algún modo un mazazo para Caracas. Tres de esos países del Caricom –Dominica, Antigua y Barbuda y San Vicente y las Granadinas- pertenecen al Alba, la instancia impulsada por Venezuela para intercambiar petróleo por apoyo político y alimentos. Había, además, una paradoja que remarcaban los especialistas. Cómo fue posible que un gobierno que se presume nacionalista, que establece un lazo directo con la guerra de independencia y que acusa a sus adversarios de “vende patria”, haya sido tan displicente frente a las pretensiones expansionistas del vecino.

La respuesta está en la vacilante actuación del fallecido presidente Hugo Chávez frente a la controversia limítrofe con Guyana. Después de oponerse firmemente en 2000 a la construcción de una base aeroespacial en ese país, en 2004 cambió el discurso. Dijo entonces que su gobierno no se opondría al derecho del gobierno vecino de otorgar concesiones para la exploración petrolera. También agregó años más tarde, cuando declaró socialista a su revolución, que la reclamación ejercida por el Estado venezolano en 1966 obedeció a la presión de Estados Unidos para desestabilizar el gobierno guyanés de la época. “Al calificarlo como una provocación imperialista Guyana tuvo una razón más para no negociar”, explicó el ex embajador en ese país, Sadio Garavini, en un artículo publicado en el diario local El Universal.

La controversia encuentra al país indiferente al reclamo. El gobierno no ha hecho tampoco un gran despliegue por la violación de la soberanía nacional y la oposición muestra sus diferencias estratégicas. María Corina Machado reconoce que aunque el tema es importante porque Guyana cometió un acto hostil, los venezolanos están pendientes de otros asuntos. “La gente no tiene con qué comer”, recuerda. La Mesa de la Unidad, la alianza de partidos opuestos al chavismo, sólo ha respondido en esta coyuntura mediante sus expertos internacionalistas. Siguen concentrados en el protocolo de las elecciones municipales del 8 de diciembre. Y Henrique Capriles se ha focalizado en atacar los problemas derivados del cruel desabastecimiento que acogota al país.

18OCT2013

Buque Teknik Perdana zarpó[29] con sus 36 tripulantes “sin ningún tipo de inconveniente”

El buque de exploración petrolera detenido por la armada venezolana en aguas disputadas por Venezuela y Guyana fue liberado junto con su tripulación de 36 personas, confirmaron el sábado las autoridades venezolanas.

El almirante Ángel Belisario Martínez, jefe de la Región Estratégica de Defensa Integral Marítima e Insular de la Armada de Venezuela, dijo a la AP que el buque Teknik Perdana, siglas H3RN, de bandera panameña zarpó en la víspera a las 17.31 (2201 GMT).

“La embarcación partió sin ningún tipo de inconveniente“, indicó el almirante.

La embarcación, que presuntamente realizaba labores científicas dentro del territorio venezolano sin autorización, fue detenida el 10 de octubre por el patrullero oceánico Yekuana de la armada venezolana.

Guyana, por su parte, sostiene que el barco se encontraba en sus aguas territoriales. Venezuela y Guyana tienen una disputa limítrofe por el Esequibo, un territorio de 159.500 kilómetros cuadrados rico en oro, bauxita, diamantes, maderas y petróleo que Venezuela reclama como suyo desde 1897.

“Prendieron motores a las 17.31 y poco después partió rumbo al horizonte”

El viernes en horas del día, Venezuela y Guyana acordaron continuar sus negociaciones sobre la disputa fronteriza que llevó a la armada venezolana a detener al barco.

Los dos gobiernos habían emitido el viernes un comunicado conjunto en el que aseguraban gozar de “excelentes relaciones” y ratificaban que el diálogo era la mejor manera de hallar una solución a un conflicto que se ha extendido por una década.

Diplomáticos de ambos países se reunieron el jueves por la noche para discutir el asunto.

El capitán de la nave, Igor Bekirov, ucraniano, fue acusado de violar la zona económica exclusiva de Venezuela pero se fue dejado en libertad al igual que el resto de la tripulación.

El almirante comentó que el caso “siguió sus canales regulares en los tribunales, el tribunal dicto una medida cautelar, de modo que ese proceso judicial continúa a la orden del tribunal correspondiente”.

Luego de “llevar a cabo el procedimiento administrativo correspondiente” ante la Capitanía de Puerto de Pampatar, este “sin ningún tipo de inconveniente le dio su zarpe como a cualquier otra embarcación, agregó el jefe castrense.

“La embarcación partió sin ningún tipo de inconveniente”

El capitán Raúl Briceño, coordinador de operaciones de la Capitanía de Puerto de Pampatar en la Isla de Margarita, dijo a la AP que la embarcación partió rumbo a Trinidad y Tobago. “Prendieron motores a las 17.31 y poco después partió rumbo al horizonte”.

El barco fue fletado por la empresa estadounidense Anadarko Petroleum Corporation, dedicada a la exploración de petróleo y gas y que es una de las mayores productoras y exploradoras de petróleo y gas del mundo que cotiza en bolsa.

La tripulación está integrada por cinco ucranianos, entre ellos el capitán, 14 indonesios, cinco malayos, dos británicos, cinco estadounidenses, dos rusos, un francés y dos brasileños, quienes recibieron buenos tratos por las autoridades de Venezuela, *señaló el vocero de Anadarko Petroleum Corp., John Christiansen, quien en paralelo confirmó el partida del buque,

La reclamación de Venezuela se enmarca en su desconocimiento del llamado Laudo Arbitral de París de 1899, mediante el cual, Gran Bretaña despojó a Venezuela “ilícitamente” del Esequibo al establecer arbitrariamente los límites fronterizos de la ahora ex colonia británica y este país.

Venezuela ha considerado nulo ese laudo debido a que el gobierno de Caracas no tuvo una representación propia en las negociaciones y además los comisionados estadounidenses, británicos y rusos encargados de delimitar la frontera ignoraron documentos en que se establecía la posesión venezolana de esos territorios desde tiempos de la colonia española,

En 1966, Venezuela y Guyana firmaron en Ginebra un acuerdo por el cual convinieron en buscar una solución práctica y pacífica a la disputa territorial, bajo el auspicio de las Naciones Unidas.

19OCT2013

Piden que Gobierno reclame a Guyana por concesiones[30].

Advirtieron que inacción del Estado venezolano puede traer consecuencias negativas de acuerdo con el derecho internacional

La Academia de Ciencias Políticas y Sociales solicitó al Gobierno que presente una nota de protesta a Guyana por las violaciones de la soberanía nacional que representan las concesiones otorgadas por ese país en el Océano Atlántico.

“El Gobierno de Guyana ha traspasado todos los límites de la tolerancia y la buena fe al otorgar concesiones a terceros en la fachada atlántica de la exclusiva jurisdicción de Venezuela”, señaló la institución mediante un comunicado.

El texto recuerda que los derechos de Venezuela en el mar territorial, la plataforma continental, la zona marítima contigua y la zona económica exclusiva han sido reconocidos por terceros países.

Cita el tratado de delimitación de áreas marinas con Trinidad y Tobago, firmado en 1990, que establece la línea de frontera marina y reconoce la proyección del área venezolana hasta el talud continental, a más de 360 millas náuticas de la costa.

La Academia advirtió que la inacción del Estado venezolano manifiesta en la ausencia de una protesta ante el atropello a la soberanía nacional por parte de Guyana, puede traer consecuencias negativas de acuerdo con el derecho internacional.

La institución también considera que Guyana ha procedido de forma negativa con respecto al Acuerdo de Ginebra, que insta a la búsqueda de una solución con respecto al reclamo del Esequibo.

“Ha llegado el momento para que, con el apoyo del secretario general de Naciones Unidas, las partes concreten el arreglo práctico de la controversia, de forma que les resulte mutuamente aceptable”, señala el comunicado.

6NOV2013

Es necesario reactivar la reclamación venezolana sobre el Esequibo[31].

Para el ex embajador de Venezuela ante Guyana, Guatemala y Suecia, Sadio Garavini, “es necesario reforzar las negociaciones sobre la reclamación del Esequibo”. Indicó que en esa zona se podrían explotar áreas marítimas y petroleras que tendrían repercusión directa en la economía venezolana.

El ex diplomático precisó que es importante que los venezolanos conozcan a fondo el conflicto entre Guyana y Venezuela, a fin de que se conozcan las consecuencias que genera el hecho de que aún esté en disputa el territorio.

“Es necesario reactivar la reclamación venezolana sobre el Esequibo, porque Guyana trazó una linea unilateralmente en el mar atlántico para darle concesiones a trasnacionales petroleras fundamentalmente en áreas marinas y submarinas que son parte de la zona económica exclusiva venezolana que proyecta el estado Delta Amacuro”, dijo.

De igual forma, indicó que una posible explotación conjunta del territorio en disputa, podría ser una variable a estudiar en la negociación.

Aseguró  que Venezuela debe pronunciarse en referencia a esa línea, que según precisa, ha sido trazada por Guyana, “si no se actúa, el silencio otorga derechos al otro, Guyana ha trazado la  línea y si Venezuela no reclama públicamente ante el mundo, con notas claras de protesta, se les está dando derechos a Guyana sobre esa área”, afirmó.

Garavini aseguró que Venezuela debería nombrar a una comisión encargada exclusivamente del asunto, ya que según éste Roy Chaderton “no tiene tiempo” para ocuparse de dicha negociación.

“Lo que tenemos actualmente es que el embajador Roy Chaderton es el encargado, es también embajador ante la Organización de Estados Americanos, o sea, vive en Washington, es el representante de Venezuela ante las negociaciones con las FARC y el Gobierno colombiano, por lo tanto debe ir a la Habana cada 15 días, es miembro del Consejo de Estado, y ademas es Diputado al Parlatino, o sea, cuándo tiene tiempo para ocuparse de la reclamación y de la negociación con Guyana”, declaró.

El también experto en derecho internacional, ve con buenos ojos que la Armada Venezolana haya retomado el patrullaje en el área, por lo que sugiere que mientras se hacen las negociaciones pertinentes, se debe hacer el recorrido tradicional en la zona fronteriza.

10NOV2013

Diputados viajaron hasta el Esequibo para ejercer soberanía[32].

Diputados de la Movida Parlamentaria y miembros de Voluntad Popular viajaron al territorio Esequibo “como un ejercicio de soberanía”.

Los parlamentarios partieron hoy desde la población de Tumeremo en dirección a San Martín de Turumbán con la intención de llegar hasta Eterinbang, en pleno territorio Esequibo, luego de cruzar el río Cuyuní.

Entre los diputados que integran la comitiva se encuentran Américo de Grazia (LCR), María Corina Machado (Indp),  Leomagno Flores (AD), Andrés Velásquez (LCR), Juan Pablo García (AD), José Gregorio Contreras (Copei), Luis Barragán (Copei),  Eduardo Gómez Sigala (Indp), Ángel Medina (AD), Freddy Marcano (AD) y Juan Guaidó (VP) y el dirigente de Voluntad Popular Leopoldo López.

El pasado 30 de septiembre, los diputados de la Movida Parlamentaria fueron a la Comandancia General de la Armada a solicitar formalmente el apoyo logístico de este componente de la Fuerza Armada Nacional para realizar este recorrido.

En igual fecha y con el mismo fin, enviaron comunicaciones al Comandante General del Ejército y a la Ministra de la Defensa. Al no recibir respuesta de estos altos funcionarios de la Fuerza Armada Nacional, decidieron realizar este recorrido utilizando sus propios medios.

El viaje de los parlamentarios es el segundo que se realiza en el último semestre. El pasado mes de septiembre un grupo de 45 venezolanos bajo el auspicio de Mi Mapa Venezolano incluye el Esequibo realizaron el recorrido hasta Eterinbang luego de llegar hasta los límites de San Martín de Turumbán.

Duro antecedente

La visita de los parlamentarios y dirigentes políticos a la zona estuvo precedida de las declaraciones de la canciller guyanesa, Carolyne Rodrígues- Birkett quien calificó  la reclamación venezolana sobre el territorio Esequibo como “ilegal” y “espuria” ante la Asamblea Nacional de su país el pasado jueves. La canciller realizaba esta visita al Parlamento guyanés tras el incidente en el cual la Armada venezolana capturó a un buque que hacía labores de exploración petrolera por orden de Guyana.

Rodrigues-Birkett abrió su intervención afirmando: “Hace 43 años nuestros predecesores se reunieron en esta honorable casa para hablar con una solo voz denunciando la ilegal reclamación de Venezuela sobre nuestro territorio en el mar y en la tierra”.

Según la canciller, la frontera terrestre con Venezuela fue establecida con el Laudo Arbitral de 1899 que consideran “completo, perfecto y final”.

En su comparecencia Rodrigues-Birkett señaló que, a pesar del impacto positivo de los acuerdos que su país ha firmado con Venezuela, “Guyana no comprometerá sus principios ni sacrificará su patrimonio nacional por unas efímeras ganancias producto del altar de la cooperación”.

La canciller restó importancia al incidente de la nave que realizaba exploraciones por orden del Gobierno de Guyana y aseguró que “estaba en aguas de Guyana”.

10NOV2013

Guyana califica de ilegal la reclamación del Esequibo[33].

La ministra dijo que la ayuda económica de Venezuela no los hará ceder.

La ministra dijo que Venezuela ha intentado confiscar el territorio de su país.

La canciller guyanesa Carolyn Rodrigues-Birkett calificó ante la Asamblea Nacional de su país a la reclamación venezolana sobre el territorio Esequibo como “ilegal” y “espuria”.

Durante su comparecencia el jueves pasado ante el Parlamento para explicar el incidente mediante el cual la Armada venezolana capturó a un buque que hacía labores de exploración petrolera por orden de Guyana, Rodrigues-Birkett abrió su intervención afirmando: “Hace 43 años nuestros predecesores se reunieron en esta honorable casa para hablar con una solo voz denunciando la ilegal reclamación de Venezuela sobre nuestro territorio en el mar y en la tierra”.

Indicó que se han buscado soluciones a los problemas creados “para nosotros, un pequeño país en desarrollo” por la reclamación “espuria” de Venezuela”.

Según la canciller, la frontera terrestre con Venezuela fue establecida con el Laudo Arbitral de 1899 que consideran “completo, perfecto y final”.

“Como todo el mundo sabe, las relaciones entre Guyana y Venezuela, desde la independencia de Guyana en 1966 han sido afectadas por intentos intermitentes: actos de intimidación, confiscación o intentos de confiscación del territorio y varias formas de agresión, todas cometidas por Venezuela en un vano intento por quebrar a Guyana y forzarla a hacer concesiones en la reclamación ilegal sobre la región del Esequibo”, aseveró.

No obstante, señaló que en la última década, particularmente durante el Gobierno de Hugo Chávez, hubo una mejoría en la actitud de Venezuela hacia Guyana y destacó los convenios que se han firmado y que han tenido un impacto positivo para su país.

La diplomática recordó además las palabras del presidente Nicolás Maduro el 31 de agosto pasado durante su visita Georgetown, quien dijo que los desacuerdos sobre el tema fronterizo entre las dos naciones era un legado del pasado que debían ser resueltos de manera madura y responsable.

Rodrigues-Birkett señaló que, a pesar del impacto positivo de los acuerdos que su país ha firmado con Venezuela, “Guyana no comprometerá sus principios ni sacrificará su patrimonio nacional por unas efímeras ganancias producto del altar de la cooperación”.

Sobre el buque

En cuanto a la captura del buque Teknik Perdana por la Armada venezolana el 10 de octubre pasado, la canciller dijo que “estaba en aguas guyanesas”.

Indicó que Guyana ha establecido una línea desde 1977 que ha declarado como un límite provisional y que para eso ha usado el llamado “método de la equidistancia”, por lo tanto consideran que el arresto del buque fue ilegal.

El Teknik Perdana fue encontrado por el patrullero venezolano “Yekuana” en aguas de la fachada atlántica venezolana en la proyección del delta venezolano y fue escoltado hasta la isla de Margarita.

Venezuela protestó la incursión del buque, que según Guyana realizaba labores de exploración en el llamado “Bloque Roraima”, un área que ese país otorgó en concesión para la exploración y explotación petrolera a la trasnacional estadounidense Anadarko.

11NOV2013

Reclamación de Venezuela sobre territorio Esequibo es legal[34].

Elías Jaua:

“El Gobierno no ha hecho discurso sobre la soberanía, la hemos ejercido y defendido”, dijo el canciller al concluir reunión con su homólogo de Níger, Mohammed Bazoum

Aseguró que la reclamación está regida por mecanismo de la ONU (Créditos: Cortesía: Cancillería )

El ministro de Relaciones Exteriores, Elías Jaua, aseguró este lunes que la reclamación que realiza el Gobierno sobre los derechos del territorio Esequibo, es totalmente legal y está regida por un mecanismo de la ONU.

 “El Gobierno no ha hecho discurso sobre la soberanía, la hemos ejercido y defendido, no solo la soberanía territorial, sino también, la soberanía política, económica y petrolera. Por lo tanto nos tiene sin cuidado la demagogia que se ha tratado de generar con respecto al tema del Esequibo”, expresó Jaua al término de la reunión bilateral que sostuvo con el canciller de Níger, Mohammed Bazoum.

Estas afirmaciones las realiza, luego de que la canciller guyanesa Carolyn Rodrigues-Birkett calificara ante la Asamblea Nacional de su país la reclamación venezolana como “ilegal” y “espuria”.

 “La canciller guyanesa tiene derecho a tener su opinión y a fijar su posición, lo único que podemos decir es que nuestra reclamación es tan legal que está siendo ejercida por el propio secretario general de la ONU a través de una persona designada por él y por las partes en conflicto”, indicó Jaua, según boletín de prensa de la cancillería.

11Nov2013

Habitantes del Esequibo deben viajar hasta 5 horas para obtener cédulas[35].

Diputados opositores denunciaron que la policía guyanesa visitó a pobladores de Eterinbang ofreciéndoles la construcción de la escuela y el otorgamiento de becas por 8 meses, luego de los cuales les darían visas guyanesas “lo que muestra el interés de las autoridades de ese país en nuestro territorio”.

Los diputados que visitaron el Esequibo llamaron a defender la soberanía territorial

Caracas.- Diputados de la Movida Parlamentaria, Américo de Grazia, María Corina Machado, Leomagno Flores, Andrés Velásquez, Juan Pablo García, José Gregorio Contreras, Luis Barragán, Eduardo Gómez Sigala, Ángel Medina, Freddy Marcano y Juan Guaidó; junto con el dirigente de Voluntad Popular Leopoldo López, llegaron este domingo a la población de Eterinbang en el territorio Esequibo, como un ejercicio de soberanía. También, acudieron a la zona para constatar las condiciones de sus habitantes, ofrecer respaldo a los hombres y mujeres de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana que, señalan, día a día defienden la integridad territorial y verificar la situación de las instalaciones militares de la Isla de Anacoco y del puesto Venamo.

El pasado 30 de septiembre, los diputados de la Movida Parlamentaria fueron a la Comandancia General de la Armada a solicitar formalmente el apoyo logístico de este componente de la Fuerza Armada Nacional para realizar este recorrido. En igual fecha y con el mismo fin, enviaron comunicaciones al Comandante General del Ejército y a la Ministra de la Defensa. Al no recibir respuesta de estos altos funcionarios de la Fuerza Armada Nacional, decidieron realizar este recorrido utilizando sus propios medios.

Los diputados partieron de Tumeremo,continuaron en San Martin de Turumbán, cruzaron el Río Cuyuní y llegaron hasta Eterinbang. Pudieron verificar que los venezolanos que nacen en Eterinbang y en San Martin de Turumbán, así como en los caseríos cercanos, carecen de una oficina del SAIME donde obtener sus documentos de identidad; por lo que tienen que viajar hasta Guasipati o Upata por más cinco horas para obtener sus documentos de identificación. Igualmente no existe en Eterinbang un puesto de salud, ni una escuela para que lo niños puedan asistir a clases, debiendo atravesar el Río Cuyuní a diario hasta Turumbán.

Los pobladores de Eterinbang comentaron a los diputados, que recientemente la policía guyanesa los visitó, ofreciéndoles la construcción de la escuela y el otorgamiento de becas por 8 meses, luego de los cuales les darían visas guyanesas, cosa que no había ocurrido antes, lo que muestra el interés de las autoridades de ese país en nuestro territorio.

Esta visita, señala una nota de prensa, tiene lugar en un momento delicado para las relaciones entre Venezuela y Guyana. “Aprovechándose de la debilidad política del régimen venezolano, el gobierno de Guyana ha cometido varias y serias provocaciones y agresiones en los últimos años. La más reciente es la asignación de concesiones petroleras en aguas de nuestra zona en reclamación, violando con esta acción el artículo 5 del Acuerdo de Ginebra y más grave aún, ha otorgado concesiones para la explotación petrolera que invaden aguas territoriales venezolanas bajo la soberanía incuestionada de nuestro país”, expresó la diputada María Corina Machado desde la zona en reclamación.

“En este contexto tuvo lugar la visita de Nicolás Maduro a Guyana, en la que omitió mencionar este tema prioritario para la soberanía y la integridad territorial de Venezuela, poniendo en riesgo, por la figura del estoppel, los derechos e intereses que durante generaciones los gobiernos de Venezuela han defendido y que nosotros no estamos dispuestos a renunciar. La detención en aguas venezolanas del barco de exploración de bandera panameña Ternik Perdana por parte de la Armada Venezolana, contratado por Anadarko, es una demostración que en nuestras Fuerzas Armadas hay plena consciencia del riesgo imperdonable al cual la actitud irresponsable de la Cancillería nos ha expuesto”, agregó el diputado Américo de Grazia.

Otro de los diputados que realizó esta visita, el diputado por el estado Táchira, Leomagno Flores, resaltó: “A pesar de las exigencias que hemos formulado los diputados de la Movida Parlamentaria para una inmediata rectificación de la Cancillería venezolana, la actitud del régimen ha sido de absoluta debilidad. Lejos de formular una Nota Diplomática formal de protesta ante la hostilidad de Guyana, que insiste en afirmar que el barco estaba en sus aguas, la Cancillería venezolana al día de hoy sólo ha emitido un confuso comunicado. El Canciller venezolano se reunió con su homóloga de Guyana sin protestar previamente esta agresión y aun más grave, ha aceptado formar parte de una Comisión de Delimitación Marítima, la cual ha anunciado que en 4 meses presentaría una propuesta de negociación promovida por el buen oficiante de la ONU, el Sr. Norman Girvan.”

“Advertimos que esta pretensión de Guyana y avalada hasta ahora por la Cancillería venezolana representa una violación al artículo 5 del Acuerdo de Ginebra, a las normas del Derecho del Mar (la tierra prevalece sobre el mar) y constituye por parte del Sr Maduro un acto de traición a la patria contemplado en los artículos 128 y 129 del Código Penal. Reiteramos que el Sr. Norman Girvan es sólo un buen oficiante y no tiene facultad alguna para formular propuestas o actuar como mediador; por el contrario, su actitud favorecedora al gobierno guyanés lo descalifica para continuar en esta delicada función”, dijo el dirigente político Leopoldo López.

Al final de su recorrido en el pueblo de Eterinbang, la diputada María Corina Machado expresó: “Ante estos hechos, los diputados de la Movida Parlamentaria, en cumplimiento del mandato que recibimos del pueblo de Venezuela y en uso de las facultades que nos otorgan los artículos 187 numeral 3, 222 y 223 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, y Leopoldo López, como dirigente nacional de Voluntad Popular, decidimos ejercer nuestra soberanía en el Esequibo y alertar a todos los ciudadanos venezolanos, civiles y militares, sobre la responsabilidad de nuestra generación en preservar la integridad territorial de Venezuela y combatir la actitud del régimen de Nicolás Maduro quien, por instrucciones directas de La Habana, la ha colocado en riesgo inminente.”

“Hoy, desde nuestra zona en reclamación, nosotros diputados y dirigentes políticos venezolanos rechazamos y calificamos de inaceptables las declaraciones emitidas el 07 de noviembre por la Canciller guyanesa Carolyn Rodrigues-Birkett donde expresó que no hay nada que delimitar con Venezuela y afirmamos con profunda convicción que el Esequibo es de Venezuela”, dijo.

13NOV2013

Queremos decirle al gobierno de Guyana que Venezuela no delimita con Venezuela”

Diputados de la Movida Parlamentaria[36]

Tras la visita al Esequibo el pasado domingo, los diputados de la Movida Parlamentaria María Corina Machado, Américo de Grazia, Andrés Velásquez, Leomagno Flores, Juan Pablo García, Luis Barragán, José Gregorio Contreras, Juan Guaidó y Freddy Marcano, así como Pompeyo Márquez, exministro de Fronteras y el dirigente nacional de Voluntad Popular Leopoldo López, presentaron un pliego de acciones para defender la soberanía territorial de Venezuela frente a Guyana. Desde esta tribuna se emplazó también a la canciller de la República Cooperativa de Guyana Carolyn Rodriguez para que se respete el Acuerdo de Ginebra de 1966.

 “Hoy queremos decirle al gobierno de Guyana que Venezuela no delimita con Venezuela, que la delimitación venezolana será desde la zona en reclamación del Esequibo con Guyana. Durante nuestra visita observamos condiciones deplorables en materia de infraestructura y servicios de salud social. No hay escuelas ni centros de salud y las condiciones de comunicación son terribles”, introdujo la diputada Machado antes de dar a conocer las próximas acciones:

  1. Solicitar al Ministerio de Interior y Justicia que instale una sede del SAIME en San Martín de Turumbán ya que estas personas junto con las que viven en Eterinban, para obtener su documento de identidad, deben afrontar un traslado de varias horas.
  2. Comunicación directa con el gobierno regional y municipal en cuanto a la extensión de los programas sociales para los venezolanos que viven en ambos lados del río Cuyuní.
  3. Desde la AN vamos a hacer dos planteamientos concretos: La solicitud de un crédito adicional para la compra de lanchas y helicópteros a los efectos de dotar tanto a la Armada como al Ejército para las labores que deban realizarse en esta zona. En segundo lugar, haremos entrega a la AN de un proyecto de Ley para el Fortalecimiento de la posición venezolana en el Esequibo y en el Delta Amacuro, a fin de darle marco normativo a una zona de especialísima importancia.
  4. Queremos hacer un reconocimiento al Ejército por el programa de entrenamiento a 150 alistados en la Isla de Anacoco. Y estamos considerando la importancia de recomendar la instalación de un puesto fluvial de la Armada en el Cuyuní.

Acto seguido, Machado cerró su intervención dirigiéndose a la Canciller guyanesa. “Señora canciller, usted nació en Santa Rosa que es territorio venezolano, según lo estableció Simón Bolívar en el Decreto de Angostura en 1815. Recuerde esto señora canciller”.

Sobre este planteamiento, los diputados y dirigentes nacionales solicitaron a la Cancillería venezolana:

  1. Una nota de protesta formal, enérgica y firme con relación a la incursión del buque petrolero en nuestrs áreas marinas y submarinas. Nos preguntamos “Tanto miedo le tienen al régimen cubano que no son capaces de emitir una nota de protesta en defensa de la soberanía venezolana?”
  2. Exigimos que la Cancillería niegue su participación en la supuesta comisión acordada en Trinidad durante la reunión de cancilleres. Esta comisión acordó que en 4 meses se procedería a una delimitación de las áreas marinas y submarinas. Esto es inaceptable porque en el derecho internacional público la tierra precede al mar. Nosotros exigimos que se retracte el canciller. En todo caso, lo que corresponde es fijar la plataforma continental derivada del Delta Amacuro, emulando el Decreto de Raúl Leoni de 1968.
  3. En tercer lugar enviaremos una comunicación al Secretario General de la ONU solicitando el reemplazo del buen oficiante Norman Girvan, porque en nuestra opinión no es neutral ya que favorece los intereses de Guyana y los intereses de Cuba.
  4. Finalmente, solicitaremos a la Cancillería la sustitución del representante de Venezuela ante el buen oficiante, el embajador Roy Chaderton, quien tiene al menos 6 cargos y evidentemente no está defendiendo los intereses de nuestro país.

Por su parte, el dirigente de Voluntad Popular Leopoldo López hizo énfasis en promover los valores de libertad y soberanía:“Nosotros entendemos que en el corto plazo hay una agenda que tiene que ver con el hambre, con la desesperación, con la falta de lo más básico que necesita nuestro pueblo. Si nosotros entendemos el presente y sabemos proyectar un mejor futuro con los recursos que dispone el Estado venezolano, estaremos asumiendo el presente de manera responsable. Por eso celebramos lo que están haciendo nuestros diputados. Deseamos hacer un llamado de alerta sobre lo que es la situación ambiental, nosotros pudimos verificar lesiones muy graves al ambiente por la manera como se están desarrollando las actividades de explotación de oro en nuestra zona en reclamación con un ecosistema debilitado. Además de hacer un llamado de atención sobre la explotación de oro, gas y petróleo, también hacemos un llamado sobre la destrucción del ambiente”.

“Esto es un saqueo a los intereses de los venezolanos, un saqueo por parte de un Estado negligente. ¡El Esequibo es nuestro!”.

15NOV2013

Guyana pone tropas en alerta en la frontera con Venezuela[37].

El Gobierno de Guyana anunció que ha puesto sus tropas en estado de alerta, después de que un informe les revelara que soldados venezolanos podrían cruzar al Esequibo.

 El secretario de Defensa, Roger Luncheon, instó a las Fuerzas Armadas de su país a permanecer “vigilantes”, tras una visita planeada de diputados venezolanos a la Zona en Reclamación.

El Gobierno de Guyana no ha adoptado medidas similares desde 1982, cuando aviones militares venezolanos volaron sobre el área, centro de una disputa fronteriza que se remonta por décadas. Luncheon insistió que ha habido un aumento de la retórica nacionalista de los candidatos a las próximas elecciones municipales de Venezuela.

En octubre, Venezuela detuvo al barco Teknik Perdana fletado por una compañía de petróleo de EE.UU. que tenía una concesión de exploración en aguas de la zona en disputa. Con una tripulación de 36 personas, la nave fue remolcada a territorio venezolano y los tripulantes retenidos por las autoridades, incluyendo al capitán, al cual se le siguió un proceso.

16NOV2013

Acusan a militares guyaneses de hostigar a venezolanos[38].

El amedrentamiento sería en represalia por visita de diputados de la AN

La expedición de los diputados de la Movida Parlamentaria al Esequibo, trajo represalias de las fuerzas militares guyanesas CORTESÍA

La visita de 12 diputados opositores al territorio Esequibo el domingo pasado, fue respondida por la Fuerza Armada guyanesa con actos de hostigamiento a los venezolanos que habitan en la ribera este del rio Cuyuní, en la zona en reclamación, según informó Petar Hrgetic Vitols, miembro del grupo “Mi Mapa de Venezuela incluye nuestro Esequibo”.

La información fue confirmada por el candidato de la oposición a alcalde del municipio Sifontes (estado Bolívar), Carlos Chancellor.

“A consecuencia de la presencia que hicieron los diputados de la oposición venezolana, las fuerzas militares de Guyana reaccionaron violentamente contra los venezolanos que están residenciados en el territorio en reclamación”, dijo el dirigente político.

Añadió Chancellor que la actitud de los soldados guyaneses fue “agresiva, sin ningún tipo de justificación” y explicó que están presionando a los venezolanos para que pasen al estado Bolívar, sin respetar el derecho al trabajo”.

Explicó que la mayoría de los venezolanos están permisados para realizar actividades mineras en esa zona y que las autoridades guyanesas desconocen las autorizaciones. “Según los que nos han informado, han agredido salvajemente a los venezolanos que están ubicados en torno al límite con la zona reclamación”, indicó.

Lamentó las actitudes de parte de los militares de Guyana. “Ellos han venido intercambiando con las comunidades indígenas del lado de Bolívar, incluso algunos tienen familia de este lado. La familia de San Martín de Turumbán (estado Bolívar) tiene familia en la zona en reclamación y eso le da una relación familiar a la comunidad de allá y del estado Bolívar”, comentó.

El secretario de la Presidencia y secretario de Seguridad de Guyana, Robert Luncheon, ya había informado el jueves que los Servicios Conjuntos de seguridad de ese país establecidos en la zona habían sido colocados en “estado de alerta”, por la visita de los parlamentarios y los señaló de ir a la zona acompañados de paramilitares.

Por su parte, los diputados que participaron en la expedición a Eterimbang, (Esequibo), rechazaron ayer las declaraciones del funcionario guyanés.

A través de un comunicado respondieron a Luncheon: “Poner en alerta a las fuerzas militares de su país, frente a nuestra visita, que tuvo como propósito conocer las condiciones de vida de los habitantes del Esequibo con el fin de plantear sus necesidades y encontrarles solución, es una amenaza tan inaceptable como el desconocimiento de los títulos jurídicos e históricos de Venezuela en el territorio Esequibo”.

La expedición estuvo integrada por los diputados de la Movida Parlamentaria: María Corina Machado, Américo de Grazia, Ángel Medina, Leomagno Flores, José Gregorio Contreras, Luis Barragán, Freddy Marcano, Eduardo Gómez Sigala, Juan Pablo García, Juan Guaidó, Andrés Veláquez y Omar González.

24NOV2013

Recuperar el Esequibo es trascendental para el país[39].

*En entrevista en el programa Parlamentado que trasmite ANTV, consideró fundamental el debate de ideas para “quitarnos de la mente” que Venezuela le está exigiendo a Guyana dos tercios de su territorio, “el esequibo es nuestro de eso no hay duda”, expresó * En su opinión “han sido ineficaces los esfuerzos” para recuperar dicho territorio

El coronel del Ejército Pompeyo Torrealba, en entrevista que concedió este domingo 24 de noviembre en programa Parlamentando, que trasmite ANTV, zanjó que recuperar el Esequibo es “trascendental” para el país.

Coronel del Ejército Pompeyo Torrealba, responsable de la Unidad Especial del Esequibo

El alto oficial de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) consideró que es fundamental el debate de ideas para recuperar los 159 mil 500 kilómetros cuadrados que son de Venezuela con base en el principio de derecho uti possidetis iure, expresado en el Acta de la Independencia del 5 de julio de 1811.

Torrealba dedicó parte de su participación en ANTV, para explicar que el problema limítrofe entre Venezuela y Guyana, tiene origen imperial. Apunto que el territorio de la República que está en reclamación es el mismo que conformaba la Capitanía General, creada en 1777, durante la colonización de España.

Reconoció que Venezuela es respetuosa de todo el territorio que constituye Guyana, pero insistió en que el pueblo venezolano debe tener conciencia de la pertenencia del Esequibo. El esequibo es nuestro de eso no hay duda”, expresó. El profesional refirió que tras morir Napoleón, se restituyó la realeza en España igual que en Holanda, y es precisamente a ellos que Inglaterra le compró 37 mil kilómetros cuadrados de terreno.

Torrealba aseveró que las tierras siempre estuvieron del lado de Holanda, por lo tanto no hay duda que el espacio del oeste del Río Esequibo le pertenecía a España. Refiriéndose a este principio, la conclusión, dijo que todo ese espacio que presuntamente le pertenecía a España, es lo que es la actual República Bolivariana de Venezuela, a través de ese principio jurídico utilizado en aquel tiempo por el Libertador Simón Bolívar.

Añadió que la Revolución Bolivariana ha mantenido una estrategia de acercamiento con la República de Guyana, pero en su opinión, “han sido ineficaces los esfuerzos” para recuperar dicho territorio.

[1] Fuente: Oscar Roviro Villamizar http://www.lanacion.com.ve/columnas/opinion/carretera-en-el-esequibo/

[2] Fuente: Brandon Sun.com Canadian Press, http://www.brandonsun.com/business/breaking-news/guyana-goldfields-aurora-gold-project-to-cost-us205-million-to-build-186540791.html?thx=y

[3] Fuente: http://nuestrolegadoeterno.blogspot.com/2013_01_01_archive.html

[4]Fuente:http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/130131/guyana-reinicia-estudios-en-fachada-venezolana#.UQu5lLlcOi0.twitter

[5] fuente: http://www.el-nacional.com/mundo/Brasil-preve-construir-carretera-Esequibo_0_98392979.html#.UQwdey01OMU.facebook

[6] Fuente: Francisco Cañizales Verde, http://elimpulso.com/articulo/la-cancilleria-y-el-diferendo-del-esequibo

[7] Fuente, Editorial, http://elespacioacuaticovenezolano.com/2013/07/19/1343jualpeac/

[8] Fuente: http://elespacioacuaticovenezolano.com/2013/07/22/an-no-debatira-el-tema-del-esequibo-sectoracuatico/

[9] Fuente: AFP, http://www.noticias24.com/venezuela/noticia/190629/venezuela-y-guyana-aseguran-que-la-onu-seguira-mediando-en-diferendo-territorial-por-la-esequiba/

[10] Fuente: YVKE http://noticiaaldia.com/2013/09/gobierno-rechaza-acusaciones-de-haber-entregado-el-territorio-esequibo/

[11] Fuente: http://www.taringa.net/posts/info/17133660/Jaua-Venezuela-no-invadira-militarmente-a-Guyana.html

[12] Fuente: http://sipse.com/mundo/armada-de-venezuela-detiene-a-tripulantes-de-buque-de-eu-55853.html

[13] Fuente: EFE http://www.el-nacional.com/politica/Guyana-denuncio-Venezuela-EE-UU_0_280172077.html

[14] Fuente: Vanessa Peña Rojas, http://www.el-nacional.com/politica/Emilio-Figueredo-Armada-soberano-Venezuela_0_280172176.html

[15] Fuente: BBC MUNDO http://www.wradio.com.co/noticias/internacional/venezuela-detiene-buque-petrolero-estadounidense-en-zona-disputada-con-guyana/20131011/nota/1993464.aspx

[16] Fuente: AVN.- http://www.avn.info.ve/contenido/venezuela-pide-explicaciones-guyana-violaci%C3%B3n-espacio-mar%C3%ADtimo

[17]Fuente:Reuters, http://lta.reuters.com/article/domesticNews/idLTASIE99A07020131012?pageNumber=2&virtualBrandChannel=0&sp=true

[18] Fuente: Anna Carolina Maier, El Nacional, http://www.el-nacional.com/mundo/Venezuela-explicacion-Guyana-violacion-maritimo_0_280172297.html

[19] Fuentes: Emen http://www.elmundo.com.ve/noticias/actualidad/noticias/venezuela-pide-explicacion-a-guyana-por–violacion.aspx

http://www.elmundo.com.ve/noticias/actualidad/noticias/venezuela-pide-explicacion-a-guyana-por–violacion.aspx#ixzz3bqEkbqEz

[20] Fuente: El Nacional, Anna Carolina Maier http://www.el-nacional.com/regiones/Capitan-Teknik-Perdana-detenido-Margarita_0_281372021.html

[21] Fuente: AFP http://www.el-nacional.com/regiones/estadounidenses-detenidos-Venezuela-captura-buque_0_281971876.html

[22] Fuente, El Nacional http://www.el-nacional.com/mundo/Acusaran-capitan-Teknik-violar-economica_0_281971982.html

[23] Fuente: El Universal http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/131015/dueno-del-teknik-perdana-dice-que-el-buque-y-tripulacion-fueron-libera

[24] Fuente: Daniel Pardo, BBC Mundo, Caracas http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2013/10/131014_venezuela_guyana_barco_disputa_dp

[25] Fuente: EFE http://www.noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=994100

[26] Fuente: AFP http://www.el-nacional.com/mundo/Venezuela-libera-petrolero-Teknik-Perdana_0_282571760.html

[27] Fuente: EFE http://agencias.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=1514802

[28] Fuente: Alfredo Meza /Caracas/El País de España http://www.lapatilla.com/site/2013/10/16/venezuela-y-guyana-reviven-un-viejo-diferendo-en-el-caribe/

[29] Fuente: AP http://www.noticias24.com/venezuela/noticia/201250/ap-buque-teknik-perdana-y-sus-36-tripulantes-ya-fueron-liberados/

[30] Fuente: El Nacional http://www.el-nacional.com/mundo/acuerdo_de_ginebra-concesiones-fachada_atlantica-guyana-venezuela_0_274172753.html

[31] fuentes: http://www.elsoldematurin.info/noticia/52765 http://www.venemil.net/t220p480-politica-de-estado-con-guyana

[32] Fuente: http://m.eluniversal.com/nacional-y-politica/131110/diputados-viajaron-hasta-el-esequibo-para-ejercer-soberania

[33] Fuente: Reyes Theis, El Universal http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/131110/guyana-califica-de-ilegal-la-reclamacion-del-esequibo

[34] Fuente: http://www.elmundo.com.ve/noticias/actualidad/noticias/jaua–reclamacion-de-venezuela-sobre-territorio-es.aspx

[35] Fuente: El Universal http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/131111/habitantes-del-esequibo-deben-viajar-hasta-5-horas-para-obtener-cedula

[36] Fuente: http://www.voluntadpopular.com/index.php/ver-noticia/8-noticias/934-queremos-decirle-al-gobierno-de-guyana-que-venezuela-no-delimita-con-venezuela-la-delimitacion-venezolana-sera-desde-la-zona-en-reclamacion-del-esequibo-con-guyana#.UoKmVdz-P7E.twitter

[37] Fuente: AP http://www.venezueladefensa.com/2013/11/guyana-pone-tropas-en-alerta-en-la.html

[38] Fuente: Reyes Theis, El Universal http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/131116/acusan-a-militares-guyaneses-de-hostigar-a-venezolanos

[39] Fuente: http://www.antv.gob.ve/m8/noticiam8.asp?id=54872

Publicado en DIFERENDOS, ESEQUIBO | Etiquetado , | Deja un comentario

Trigésima Cuarta Entrega, “Las Raíces del tema de los diferendos”.#SectorAcuatico

Trigésima  Cuarta Entrega, “Las Raíces del tema de los diferendos”

AÑO 2012

el acuerdo de exploración en Stabroek

El presidente de Guyana, Bharrat Jadgeo; y una representante de Esso firmando en octubre de 2008 el acuerdo de exploración en Stabroek AGENCIA GINA

 CRONOLOGIA DE  GUYANA-VENEZUELA

5ENE2012

El presidente de la República, Hugo Chávez Frías, conversó este miércoles con el mandatario electo de Guyana, Donald Ramotar, para felicitarle por su reciente ascenso y ratificarle el apoyo del pueblo venezolano, informa un comunicado del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores[1].

Ramotar, por su parte, le manifestó al Jefe de Estado venezolano su compromiso con la integración suramericana y caribeña, al tiempo que agradeció la invitación para participar en la cumbre fundacional de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), a la cual Ramotar no pudo asistir porque el evento coincidió con su asunción.

A continuación se presenta el comunicado:

“En el día de ayer, miércoles 4 de enero de 2012, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, comandante Hugo Chávez, sostuvo una conversación telefónica con el nuevo presidente de la República Cooperativa de Guyana, Donald Ramotar, durante la cual transmitió un saludo de año nuevo y sus felicitaciones por el reciente ascenso a la Presidencia de su país, durante el pasado mes de diciembre.

El presidente Ramotar agradeció especialmente la invitación que recibió para visitar Venezuela a participar como presidente electo en la Cumbre de la Celac, y excusó su ausencia por cuanto coincidió con la fecha de su toma de posesión.

En todo caso, manifestó su deseo de mejorar las relaciones entre ambos países, y se comprometió a hacer lo posible por estar presente para cuando se convoque la próxima cumbre de Petrocaribe y poder sostener un encuentro personal con el presidente Chávez.

Por su parte, el presidente Chávez expresó su total disposición para fortalecer las relaciones políticas, económicas y sociales entre ambos pueblos hermanos, y se puso a la orden para trabajar juntos en ese propósito, asegurando que cuenta con Guyana y su Presidente para todos los esfuerzos de integración de los países latinoamericanos y caribeños, para la Unasur y para la Celac.

Para finalizar, el presidente Chávez prometió estar siempre pendiente de Guyana, deseando que este año sea de mucho progreso y paz para ambos países. Por su parte, el presidente Ramotar ofreció al presidente Chávez todo su apoyo ante los retos que se plantean en Venezuela para 2012, para lo cual le deseó que siga contando con una excelente salud.

Caracas, 5 de enero de 2012″.

5ENE2012

PLATAFORMA CANADIENSE EXTRAERÁ PETRÓLEO[2]

Una plataforma semisumergible de perforación de petróleo de Canadá llegará a Guyana a finales de este mes para comenzar la extracción del hidrocarburo mar adentro, informan hoy medios locales de prensa.

La Ocean Saratoga desarrollará sus labores en la zona Águila 1, cuyas aguas tienen unos 75 metros de profundidad, tras el contrato concedido a Diamond Offshore Drilling Inc, filial de la compañía canadiense CGX Energy Inc.

El presidente de la entidad operadora, Stephen Hermeston, manifestó su satisfacción por el traslado de la plataforma, desde el golfo de México donde trabajó hasta fines del pasado año, y los deseos de iniciar la perforación en territorio guyanés.

Según el sitio digital http://www.guyanachronicleonline.com, este país, que busca un mayor desarrollo con el petróleo, había requerido los servicios de Ocean Saratoga desde 2011, pero entonces el equipo no estaba disponible.

CGX, con tres licencias para operar costa fuera en Guyana, estimó, precisa la fuente, que la perforación de Águila 1 y los estudios evaluativos de formaciones geológicas del Eoceno durarán aproximadamente unos 60 días.

De acuerdo con estudios del Servicio Geológico de Estados Unidos, la cuenca Guyana-Suriname tenía hace 12 años 15 millones de barriles de petróleo sin descubrir.

La compañía canadiense también tiene intenciones de perforar en el área Jaguar 1, donde posee una participación del 25 por ciento con los socios de Repsol Exploración S.A, YPF Guyana Limited y Tullow Guyana BV.

1FEB2012

Llega a Guyana plataforma petrolera[3].

La plataforma Saratoga Ocean, de la compañía de exploración petrolera canadiense CGX, llegó a Guyana para iniciar la perforación de un pozo en una concesión establecida en alta mar, informó hoy la agencia oficial GINA.

El presidente y director ejecutivo de la CGX, Stephen Hermestone, hizo la revelación después de reunirse con el presidente guyanés, Donald Ramotar, agregó la fuente.

La plataforma semi-sumergible de perforación partió el Golfo de México hace un mes y en su trayecto hizo escala en la vecina Trinidad y Tobago para labores de mantenimiento.

Hermestone informó inmediatamente después de la llegada del equipamiento el domingo último a Guyana, que las líneas de anclaje fueron aseguradas y el equipo se encuentra listo para acometer la perforación, siguiente operación de gran envergadura.

El directivo dijo esperar un buen funcionamiento y seguridad de la plataforma, aseguró tener confianza en los operadores que realizarán la perforación y manifestó su esperanza de que logren éxito y encuentren petróleo.

Según la Agencia de Información del Gobierno de Guyana, Ramotar se mantiene informado sobre las actividades en el sector de petróleo y gas y confirmó que en la última semana se ha reunido con algunas de las principales empresas involucradas en la perforación costa afuera, incluyendo Repsol y Exxon Mobile.

El sitio digital caribbenewsnow informó que Anadarko, la mayor petrolera independiente de Estados Unidos ha confirmado también al gobierno de Guyana su participación en una concesión en alta mar, ya que considera que el país suramericano y caribeño es una de las grandes promesas en la industria de petróleo y gas.

Según esa fuente, en septiembre pasado, uno de los directivos de esa empresa se reunió con el ex presidente Bharrat Jagdeo con la propuesta y el 17 de enero último contactó con el nuevo presidente Ramotar, con la misma intención.

Otra empresa, Energy LLC Caribe, propuso el año pasado a Guyana la construcción de una refinería modular para refinar 20 mil barriles diarios, trascendió.

6FEB2012

Venezuela debe a la ONU informe sobre el Esequibo[4].

El rezago de la Casa Amarilla puede favorecer a ese país en la controversia.

Está pendiente que la Cancillería de Venezuela informe a la Comisión de Límites de Plataforma Continental de Naciones Unidas (Doalos, por sus siglas en inglés), cuál es su posición oficial con respecto a la petición de Guyana de extender su dominio marítimo, tal como lo solicitó ese país al organismo el 7 de septiembre de 2011.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela -que en un principio negó conocer la solicitud de Guyana, a pesar de que la Embajada venezolana en Georgetown lo informó a Caracas-, dijo en septiembre de 2011 que “sentaría su posición”, pero hasta la fecha no ha sido así, tal como reveló la Comisión a El Universal en respuesta a una solicitud de información.

Con cinco meses de retardo de la Casa Amarilla para un pronunciamiento, Guyana puede sostener que Venezuela no objetó su presentación y reconoce tácitamente su posición, lo que puede favorecerle en la controversia.

La canciller guyanesa Carolyn Rodrigues Birkett, formalizó en septiembre de 2011 ante la ONU una solicitud para extender la plataforma continental de ese país en 150 millas (241 kilómetros), lo que significaría una extensión de su dominio marítimo.

Ya en 2009 Guyana había entregado a la Secretaría General de Naciones Unidas la información inicial y en 2011 consignó todos los documentos para la solicitud.

No obstante, en el documento de solicitud que Guyana presentó a la Comisión de la ONU, ese país ignoró la centenaria reclamación venezolana del territorio Esequibo.

Tras conocerse esta situación y revelarse que Venezuela conocía sobre las intenciones de su vecino, el canciller venezolano Nicolás Maduro se reunió con Rodrigues Birkett el 30 de septiembre de 2011 en Trinidad y Tobago.

En el texto de la declaración conjunta firmado entre ambos ministros, Venezuela se comprometió “a dar a conocer sus puntos de vista ante la Comisión”, un apéndice del comunicado que Caracas se esforzó en que se aprobara, como indicaron fuentes de la Cancillería.

En aquel texto, las partes reconocieron que la delimitación de las fronteras marítimas entre los dos estados sigue siendo un tema pendiente y reafirmaron su compromiso con el Acuerdo de Ginebra.

Discusión pendiente

En la cita de Trinidad y Tobago se acordó también que los facilitadores discutirían los temas relacionados con la petición de Guyana e informarían a sus respectivos gobiernos.

Por el momento no se ha informado públicamente si estas reuniones se concretaron y en qué estado se encuentran.

En dos meses la Comisión de Límites y Plataforma Continental de la ONU se reunirá y expresará su opinión sobre la petición guyanesa, pero habiendo escuchado también la opinión venezolana, la cual no ha llegado.

Guyana ha aprovechado el silencio y rezago de la Casa Amarilla en los últimos años para otorgar concesiones a diversas multinacionales extranjeras en la zona en reclamación.

El más reciente es un proyecto en el que Guyana desarrolla la construcción de una central hidroeléctrica en el área centro-oeste del territorio Esequibo donde confluyen los ríos Amaila y Kuribrong (al margen izquierdo del río Esequibo, en la zona en reclamación) con el objetivo “de crear un suministro confiable de energía eléctrica”.

22FEB2012

Repsol se da un 10 % de posibilidades de hallar crudo en la costa de Guyana[5].

La compañía petrolera hispano-argentina Repsol se da un 10 por ciento de posibilidades de hallar petróleo en la costa de Guyana, donde ha comenzado a perforar, según afirmó hoy un funcionario del gobierno de ese país, sobre un proyecto valorado en 180 millones de dólares.

“Partiendo de la base de que quedan muchos elementos sin conocerse para tener un 10 por ciento de posibilidades, también hay que decir que, no ésa no es una mala expectativa”, añadió el director de la división de petróleo de la Comisión de Geología y Minas de Guyana, Newell Dennison.

La exploración, que se prolongará durante cerca de seis meses, se ha iniciado al menos unos 32 kilómetros de la frontera entre Guyana y Surinam y alcanzará una profundidad de 6.557 metros, según el detalló gerente de Respol en este país, Giancarlo Ariza.

Dennison explicó que el principal reto consiste en comprobar si la formación rocosa del yacimiento puede evitar la fuga del petróleo.

El gerente de Repsol en Guyana, por su parte, detalló que la compañía ya ha establecido un sistema de respuesta ante emergencias para enfrentar la “muy baja posibilidad” de que se produzca alguna explosión durante la exploración.

Embarcaciones cargadas con químicos y equipos antincendios han sido desplegados en la zona y están preparados para asistir en caso de que se produzca algún tipo de incendio o derrame de crudo.

Los hospitales locales también han sido incorporados en los planes de emergencia para que estén listos para brindar asistencia por quemaduras y para tratar a un gran de pacientes en caso de que sea necesario.

13MAR2012

Gobierno de Venezuela ratifica su disputa con Guyana y el apego al derecho internacional[6].

 Venezuela acudió ante la Secretaría General de Naciones Unidas para ratificar su posición en la disputa territorial que mantiene con Guyana por el denominado Esequibo, anunció el martes el gobierno.

Venezuela fijó posición ante la Secretaría General de la ONU por un informe que Guyana presentó el año pasado sobre límites exteriores de la plataforma continental donde no se hizo ninguna mención a la disputa limítrofe que mantiene con el Estado venezolano desde hace más 50 años, indicó la Cancillería en un comunicado.

En respuesta al informe de Guyana, el gobierno venezolano ratificó que el territorio al oeste del río Esequibo “es objeto de una controversia de soberanía territorial”, y que seguirá apoyando los buenos oficios del Secretario General de la ONU en ese caso, sostiene el comunicado

Asimismo, la Cancillería indicó que Caracas “informó oportunamente” al gobierno guyanés sobre la actuación que ejercería ante la ONU.

El gobierno venezolano manifestó el año pasado inquietud por la presentación sobre límites de la plataforma continental que hizo Guyana ante la Comisión de Límites de Plataforma Continental de la ONU sin informar a Venezuela, y confirmó que el gobierno “seguirá defendiendo los intereses vitales del país de la manera más firme, a través de los mecanismos de diálogo internacionalmente establecidos”.

A continuación el texto íntegro del comunicado:

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores

El gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, de conformidad con la Declaración Conjunta suscrita por los cancilleres de Venezuela y Guyana en Puerto España, el 30 de septiembre de 2011, fijó posición ante el Secretario General de las Naciones Unidas en cuanto a una información suministrada el 6 de septiembre de 2011 por el gobierno de la República Cooperativa de Guyana ante la Comisión de Límites de la Plataforma Continental, y objetó que esa información sea considerada o calificada por dicha Comisión.

El gobierno venezolano, al subrayar los lazos de hermandad que unen a los pueblos de Venezuela y Guyana y el excelente estado de las relaciones entre ambos gobiernos, recordó que el territorio al oeste del río Esequibo es objeto de una controversia de soberanía territorial heredada del colonialismo, sujeta al Acuerdo de Ginebra de 1966 y, en ese marco, a los Buenos Oficios del Secretario General de las Naciones Unidas con los cuales Venezuela está plenamente comprometida.

El gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, en consonancia con el espíritu positivo ratificado en Puerto España y en el marco de los contactos permanentes de alto nivel, informó oportunamente al gobierno de la República Cooperativa de Guyana de esta actuación apegada al Derecho Internacional y a los procedimientos de la Organización de las Naciones Unidas. Caracas, 13 de marzo de 2012

13MAR2012

Venezuela reafirma amistad con Guyana y apego al derecho internacional[7].

La República Bolivariana de Venezuela reafirmó, mediante un comunicado, los lazos de hermandad que la unen con la vecina República de Guyana, y ratificó su apego al derecho internacional frente a la controversia territorial que ambas naciones heredaron del colonialismo.

13MAR2012

Guyana lanza punta a Venezuela de ampliar límites[8].

El gobierno venezolano rechazó este martes en un comunicado que una comisión de la Organización de Naciones Unidas (ONU) estudie la petición de Guyana de ampliar los límites de su plataforma continental.

Venezuela fijó posición ante el Secretario General de la ONU sobre “una información suministrada el 6 de septiembre de 2011 por el gobierno de la República Cooperativa de Guyana ante la Comisión de Límites de la Plataforma Continental, y objetó que esa información sea considerada o calificada por dicha comisión”, según un comunicado del ministerio de Relaciones Exteriores.

A su vez, el texto recuerda que existe una:

 “controversia de soberanía territorial (entre los dos países) heredada del colonialismo, sujeta al Acuerdo de Ginebra de 1966 y, en ese marco, a los buenos oficios del Secretario General de las Naciones Unidas con los cuales Venezuela está plenamente comprometida”.

Precisamente, y según expertos, Guyana no debió acudir a la Comisión de Límites a pedir una extensión de su plataforma continental porque aún mantiene un diferendo limítrofe con Venezuela, que se comprometió a resolver de manera amistosa en el marco del Acuerdo de Ginebra y con la ayuda de un mediador de la ONU.

En 2011, después de que Venezuela considerara “irregular” la solicitud de Guyana de ampliar su plataforma continental –incluída la de la zona en reclamación, conocida como ‘Guayana Esequiba’–, ambos países se reunieron y reiteraron que “la delimitación de fronteras marítimas (…) sigue siendo un tema pendiente”.

Venezuela, que este martes subrayó “el excelente estado de las relaciones entre ambos gobiernos”, también aseguró en el comunicado que “informó oportunamente” a Guyana de sus acciones.

13MAR2012

Venezuela reitera a Guyana[9] que territorio del Esequibo está en “controversia”.

La cancillería venezolana emitió este martes un comunicado en el que señala que el territorio del Esequibo se encuentra “en controversia” y que el país está comprometido con las gestiones que realiza la ONU para resolver la disputa.

“El gobierno venezolano, al subrayar los lazos de hermandad que unen a los pueblos de Venezuela y Guyana y el excelente estado de las relaciones entre ambos gobiernos, recordó que el territorio al oeste del río Esequibo es objeto de una controversia de soberanía territorial heredada del colonialismo”, señala el comunicado.

Agrega que en esta condición, la disputa territorial está “sujeta al Acuerdo de Ginebra de 1966 y, en ese marco, a los Buenos Oficios del Secretario General de las Naciones Unidas con los cuales Venezuela está plenamente comprometida”.

“El gobierno de la República Bolivariana de Venezuela fijó posición ante el Secretario General de las Naciones Unidas en cuanto a una información suministrada el 6 de septiembre de 2011 por el gobierno de la República Cooperativa de Guyana ante la Comisión de Límites de la Plataforma Continental, y objetó que esa información sea considerada o calificada por dicha Comisión”, indica el comunicado.

El documento culmina diciendo que el Gobierno:

“informó oportunamente al gobierno de la República Cooperativa de Guyana de esta actuación apegada al Derecho Internacional y a los procedimientos de la Organización de las Naciones Unidas”.

14MAR2012

Venezuela ratifica en la ONU disputa sobre El Esequibo[10].

El Gobierno venezolano, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, solicitó a la Comisión de la ONU de Límites de la Plataforma Continental desestimar la petición que hizo Guyana el año pasado para extender el límite exterior de su plataforma más allá de las 200 millas náuticas.

Opinan los foristas

Uno de los argumentos esgrimidos, es que existe una controversia entre ambos países “por el territorio al oeste del río Esequibo, sujeta al Acuerdo de Ginebra y, en ese marco, a los buenos oficios de la Secretaría General de la ONU, con los cuales Venezuela está plenamente comprometida”.

Así lo reseña El Nacional:

El Gobierno de Venezuela solicitó a la Comisión de la ONU de Límites de la Plataforma Continental desestimar la petición que hizo Guyana el año pasado para extender el límite exterior de su plataforma más allá de las 200 millas náuticas.

“De conformidad con la Declaración Conjunta suscrita por los cancilleres en Puerto España el 30 de septiembre, se fijó posición ante el Secretario General de las Naciones Unidas sobre la información suministrada el 6 de septiembre (…) y objetó sea considerada o calificada por dicha Comisión”, indicó el Ministerio de Relaciones Exteriores en un Comunicado de prensa.

El texto señala que uno los argumentos del Gobierno de Hugo Chávez para extender la petición fue que existe una controversia entre ambos países “por el territorio al oeste del río Esequibo, sujeta al Acuerdo de Ginebra y, en ese marco, a los buenos oficios de la Secretaría General de la ONU, con los cuales Venezuela está plenamente comprometida”.

En diversos foros se comentó como una falla de Georgetown que en la solicitud de septiembre se afirmó que “no hay una disputa revelante” que pudiera afectar la petición.

El artículo 1 del Acuerdo de Ginebra, firmado en 1966 por Venezuela y el Reino Unido, establece que se debe “buscar una solución satisfactoria para el arreglo práctico de la controversia” que surgió “de la contención” de Caracas de que el Laudo Arbitral de 1899 es nulo e írrito. El artículo 8 dice que al obtener Guyana su independencia, su gobierno “será parte del presente acuerdo”.

No se ha alcanzado una solución, por lo que está vigente la controversia entre Venezuela y Guyana por la soberanía en el Esequibo, el mar territorial, la zona económica exclusiva y la plataforma continental que su proyección genera.

El documento se entregó el lunes -explicaron fuentes de la Cancillería-, una semana antes de la Comisión de Límites inicie período de sesiones número 29 -que termina el 27 de abril- y que según, un documento publicado en su página web, es cuando se analizará la solicitud de Georgtown.

El acto se cumplió en Nueva York, ante la Secretaría General de la ONU porque Venezuela no es miembro de la Convención del Mar. La oficina debe distribuirlo a los países que integran la organización mundial, como establece el artículo 76 numeral 9, que dice que “el Estado ribereño” depositará ante la instancia “cartas e información pertinente (…) que describan de modo permanente el límite exterior de la plataforma”.

Las fuentes de la Cancillería indicaron que eso garantiza que todos los Estados miembro de la organización mundial lo recibirán y sabrán cuál es la posición de Venezuela.

Horas antes, el embajador de Venezuela en Georgetown, Darío Morandy, entregó a la canciller de Guyana, Carolyn Rodrigues, una nota diplomática. “Se les dio un documento de remisión, acompañado de una nota del ministro Nicolás Maduro, en el que se participa que estamos acudiendo ante la Comisión de Límites de la Plataforma Continental para consignar los recaudos necesarios para expresar nuestra posición”, precisaron las fuentes.

Se intentó hablar con Morandy pero no fue posible. Desde la Cancillería de Guyana se confirmó la recepción de la nota. “La estamos procesando”, expresaron.

Fuentes de la Casa Amarilla afirmaron que el país tendrá una representación en la Comisión de Límites de la ONU, encabezada por Jorge Valero, embajador ante Naciones Unidas, y Roy Chaderton Matos, facilitador por Caracas ante Norman Girvan, buen oficiante nombrado por el secretario general de la organización mundial.

15MAR2012

Informe aconseja que ONU no evalúe solicitud guyanesa[11].

Existencia de disputa por el Esequibo negaría extensión marítima a Guyana

Un documento académico realizado por un abogado venezolano en el marco de un convenio entre la Organización de las Naciones Unidas y la Nippon Foundation, recomienda a la Comisión de Límites de Plataforma Continental de la ONU (CLCS por sus siglas en inglés) no evaluar la solicitud de Guyana de extender la plataforma continental.

El documento culminado en 2010 de 219 páginas fue realizado por Raúl Curiel, y puede hallarse en el portal electrónico de la ONU.

En el texto, el experto destaca que Guyana en su solicitud de extensión de la plataforma continental, no informó a la CLCS de la controversia territorial con Venezuela.

Señala que de acuerdo a las reglas de procedimientos de la Comisión, el estado que haga la solicitud, debe informar si existen disputas marítimas o terrestres sin resolver.

“Esto es importante a la luz del principio que ‘la tierra domina al mar” y por consiguiente “es relevante el proceso en marcha de Buenos Oficios de la Secretaría General de la ONU para buscar resolver la controversia sobre la frontera” entre Venezuela y Guyana, indica.

Razones para no evaluar

La aseveración guyanesa según la cual “no hay disputas en la zona”, no se trata de un descuido de la diplomacia de ese país, apunta a que la existencia de controversias elimina su posibilidad de extender la plataforma continental.

Al respecto, el documento académico explica que de acuerdo al numeral 5 del anexo I del modus operandi de la Comisión, “en caso donde existen disputas en tierra o mar, la CLCS no debe considerar y calificar la solicitud realizada por cualquiera de los estados en disputa”, como es el caso en referencia.

De acuerdo a fuentes de la Cancillería venezolana, esto explica el fundamento que orienta la estrategia de la Casa Amarilla, que a través de un comunicado informó el martes que envió a la secretaría general de la ONU un documento en el que objetó que la “información” presentada por Guyana “sea considerada o calificada por dicha Comisión”.

De aquí la importancia del comunicado conjunto firmado el 30 de septiembre de 2011 en Trinidad por los cancilleres de Venezuela y Guyana, Nicolás Maduro y Carolyn Rodrigues­Birkett, en el que señalaron “que la controversia en relación al tratado arbitral de 1899 sobre la frontera entre Guyana y Venezuela aún existe”.

Pero lo que se juegan los dos países en la primera sesión de la CLCS del año, que comienza la semana entrante, es de dimensiones importantes.

Guyana históricamente ha asegurado que no existe una disputa sobre el territorio Esequibo, pues señala que el referido tratado arbitral aclaró la frontera terrestre entre los dos países. Indica que lo sí existe es una controversia sobre la legalidad del referido tratado, referido al señalamiento venezolano que el mismo es “nulo e írrito”.

Para Venezuela se trata de preservar su fachada atlántica, conformada por la proyección del estado Delta Amacuro y del Territorio Esequibo, pero además es una oportunidad de oro de reactivar con fuerza su reclamo.

Si la CLCS ­un organismo de la ONU­ confirma que efectivamente hay una disputa territorial y no una controversia sobre un documento, podría constituir un hito importante para la pretensión venezolana.

Según el documento de Curiel, la Comisión debe proceder con cautela a analizar “la compleja situación” y la existencia de “inconsistencias y líneas usadas por diferente estados sobre la misma área”, que provoca una superposición en las solicitudes de extensión de plataforma continental de Guyana, Trinidad y Tobago, Barbados y los derechos que puede tener Venezuela en esta zona.

16MAR2012

Objeción de Venezuela amenaza con bloquear petición de Guyana[12].

Venezuela alega que no fue consultada sobre la decision de Guyana de extender sus límites marinos como si se hizo con sus demás vecinos.

La existencia de la controversia y la ausencia de consulta son la base de la argumentación que la Cancillería dio a la ONU

La existencia de una controversia por la soberanía territorial del Esequibo, que está en la Secretaría General de la ONU; el hecho de que Guyana no consultó a Venezuela para hacer su solicitud, y la ausencia de límites entre los países son los argumentos del Gobierno nacional para objetar que la Comisión de Límites de la Plataforma Continental considere la petición que le hizo Georgetown el 6 de septiembre para extender el límite exterior de su plataforma más allá de las 200 millas náuticas.

El ente de Naciones Unidas publicó ayer en su página web la comunicación -de 2 páginas-, que el canciller Nicolás Maduro envió al secretario general, Ban Ki-moon, con la posición del país sobre el tema.

En el texto, fechado el 9 de marzo, el Gobierno expresa “sus reservas” sobre la información que dio Guyana en su solicitud, dado que “propone un límite a la plataforma continental generada por el territorio ubicado al oeste del río Esequibo” que está bajo “una controversia de soberanía territorial sujeta al acuerdo de Ginebra y a los buenos oficios del Secretario General de la ONU”.

Venezuela manifiesta “su extrañeza y preocupación” porque no fue consultada sobre la petición, como sí se hizo con Barbados, Suriname y Trinidad y Tobago. Califica este hecho de “grave e inexplicable” porque contraviene la legislación de la Comisión.

Objeta que se “evalúe o considere la información” de Guyana, país al que invita a solucionar la controversia dentro del mecanismo de los buenos oficios de la ONU.

Reafirma también los derechos sobre su fachada atlántica, que asegura es “independiente de su ocupación real así como de toda declaración expresa”.

Acierto

Emilio Figueredo y Angelina Jaffé, expertos en temas de delimitación, coincidieron en que el documento es positivo. “Se tendrá el efecto buscado”, agregó Figueredo.

Sobre la controversia, el numeral 5-A del anexo 1 del reglamento de la Comisión de la ONU de Límites establece que en caso de “una disputa marítima o territorial, no se debe considerar ni calificar la petición hecha por un Estado”.

Aunque en el documento que introdujo Guyana se afirma que “no hay una disputa revelante”, el artículo 1 del acuerdo de Ginebra, firmado en 1966 por Venezuela y el Reino Unido, establece que se debe “buscar una solución satisfactoria para el arreglo práctico de la controversia” sobre el Esequibo que surgió “de la contención” de Caracas de que el Laudo Arbitral de 1899 es nulo e írrito. Ese mismo texto estableció en su artículo 8 que al obtener Guyana su independencia ­fue en 1966-, su gobierno es parte del tratado. Como no ha habido salida satisfactoria, la controversia sigue.

El numeral 5-A del anexo 1 del reglamento del ente aclara: “Se puede considerar una o más solicitudes en áreas en disputa con el consentimiento previo del Estado que es parte de ella”. Para la aprobación se debe consultar, algo que no ocurrió.

La Cancillería de Guyana entregó el 12 de mayo de 2009 los datos preliminares a la Comisión de la ONU.

A la Embajada de Venezuela en Georgetown se le informó el 13 de abril, con una nota diplomática acompañada por un resumen con datos sobre los límites de la plataforma.

El país vecino introdujo el 6 de septiembre ante la Comisión la petición para extender su plataforma. La legación de Venezuela en Georgetown fue notificada un día después.

“Guyana reconoce haber consultado a Trinidad, Barbados y Surinam e ignorando a Venezuela, lo que constituye una falta grave por ser vecinos y por estar pendientes la reclamación y la delimitación de áreas marinas y submarinas”, expresó Figueredo.

16MAR2012

Lamenta Guyana la objeción venezolana sobre extensión de plataforma continental[13].

– Guyana lamentó este jueves la objeción de Venezuela a su petición ante una comisión de la ONU de ampliar los límites de su plataforma continental.

“La decisión del gobierno de la República Bolivariana de Venezuela de objetar la solicitud de Guyana a la Comisión de Límites de la Plataforma Continental (CLCS) es (…) profundamente lamentable”, señaló la cancillería guyanesa en un comunicado.

Venezuela rechazó la decisión de la CLCS de considerar la solicitud de Guyana, argumentando que la zona conocida como ‘Guayana Esequiba’ es objeto de una disputa territorial.

En un comunicado, el ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela recordó esta semana que existe una “controversia de soberanía territorial (entre los dos países) heredada del colonialismo, sujeta al Acuerdo de Ginebra de 1966″.

Guyana, por su parte, considera que la controversia está saldada en lo que considera fue un acuerdo completo y final de la frontera de 1899 fijada por un Tribunal Arbitral.

La canciller guyanesa, Carolyn Rodrigues, argumentó que la solicitud a la comisión CLCS se realizó “de manera totalmente acorde con las previsiones de la ley internacional, incluida la Convención” es decir, sin el perjuicio de la delimitación marítima de otros países de acuerdo con las previsiones de la Convención.

Guyana mantiene que es “correcto legalmente y de hecho” que no hay disputas en la región que conciernan a la solicitud de datos e información relacionadas con los límites exteriores de la plataforma continental porque la frontera entre Guyana y Venezuela fue “definitivamente fijada” en 1899 por el Tribunal Arbitral.

La canciller explicó que el acuerdo de Ginebra de 1966 tenía como objeto que las partes solucionaran la reivindicación de la nulidad de la decisión del Tribunal Arbitral por parte de Venezuela y no para reabrir la discusión sobre la frontera entre Guyana y Venezuela.

Rodrigues valoró que “la comisión tendrá que decidir” ahora si la objeción de Venezuela puede afectar la solicitud de Guyana.

16MAR2012

Guyana responde que en tierra no hay delimitación pendiente[14].

Venezuela destacó ante la ONU que sí existe una disputa territorial

Los cancilleres de Venezuela y Guyana se comprometieron ante el secretario general de la ONU con el mecanismo del Buen Oficiante CORTESÍA

El Gobierno de Guyana calificó de “muy lamentable” la decisión de Venezuela de objetar la solicitud de extensión de plataforma continental que Georgetown presentó ante una comisión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

La Cancillería guyanesa a través de un comunicado de prensa recordó ayer que en su informe de solicitud ante la Comisión de Límites de Plataforma Continental (Clcs por sus siglas en inglés) aseguró que “no hay disputas en la región” relativas a su solicitud de extensión de la plataforma. “Esta declaración está legal y objetivamente correcta”, señala.

De acuerdo a Guyana, el Acuerdo de Ginebra, firmado el 17 de febrero de 1966, “tenía como objeto permitir que las partes resolvieran la solicitud de nulidad e invalidez que Venezuela presentó del Laudo Arbitral (de 1899) y no reabrir el tema de delimitación fronteriza entre Venezuela y Guyana”.

Añaden que en dicho Laudo la frontera con Venezuela “fue definitivamente fijada”.

En ese sentido, Georgetown considera que su solicitud a la Clcs fue hecha de manera “consistente con las disposiciones de la ley internacional”.

Lo que dice Venezuela

Con un documento de dos páginas Venezuela objetó esta semana la solicitud guyanesa de extensión de la plataforma continental más allá de 200 millas.

El documento fue dirigido a la Secretaria General de la ONU, quien debe distribuirlo a los 192 países que lo integran y según fuentes diplomáticas, manejó tres argumentos.

En primer lugar Venezuela alegó que contrario a lo que asegura Guyana, sí hay disputa en la zona, tanto así que la misma ameritó apelar a los buenos oficios del secretario general de la ONU, por la aseveración venezolana que el Laudo Arbitral de 1899 es “nulo e írrito”

Venezuela considera que como no está delimitada la parte terrestre no se puede trazar las líneas de los límites marítimos.

En segundo lugar, destaca que la extensión de la plataforma continental de otros países (Barbados, Trinidad y Tobago y Guyana) produce un solapamiento que coincide con la proyección de la fachada atlántica del estado Delta Amacuro.

Además, se cuestiona que Guyana no consultó -aunque sí informó- la solicitud de extensión a Venezuela. Esto se evidencia en el documento que presentó ese país ante la Clcs, donde afirmó que la consulta se hizo con Barbados, Trinidad y Tobago y Surinam.

La consulta supone escuchar la opinión del otro estado y al respecto Venezuela solo recibió una notificación.

También se conoció que Caracas envío otro documento a la Cancillería guyanesa explicando esos argumentos.

La Clcs debe designar una subcomisión integrada por cinco expertos que estudiarán las solicitudes sobre la misma área que han introducido Barbados, Trinidad y Tobago y Guyana, pero deben además tomar en cuenta la posición venezolana adoptada en el comunicado.

La posición de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas estaba pautada que se entregara durante diciembre pasado, pero inexplicablemente fue retrasada y se envió este lunes, una semana antes del inicio de la sesión de la Comisión de Límites de Plataforma Continental.

Tras la deliberación, la Comisión emitirá unas recomendaciones a los estados solicitantes y Venezuela aspira que se inste a Guyana a negociar.

17MAR2012

Solicitud de Guyana apunta a la posibilidad de hallar crudo[15].

Salgueiro cree que Guyana deberá negociar con Venezuela

En 1999, Georgetown ofreció concesiones en la fachada atlántica venezolana

Las 150 millas adicionales que Guyana pretende anexar a su plataforma continental están en una zona potencialmente rica en hidrocarburos. Aníbal Martínez, presidente del Frente Prodefensa del Petróleo, considera que esta es la razón de la solicitud.

“Las perspectivas en la zona (de encontrar yacimientos) son muy interesantes”, declaró el experto. Añadió que entre los indicios de presencia de hidrocarburos destaca que en el mar frente a la Guyana Francesa se hizo un descubrimiento de un depósito petrolífero, que en el área que corresponde a Guyana -en su límite determinado por el Laudo Arbitral con Surinam-, está en perforación un pozo con buenas perspectivas y que del lado oeste, en la Plataforma Deltana, se descubrió gas natural y condensado.

Pero el interés guyanés en los recursos de la zona no es nuevo. Martínez recuerda que en 1999 ese país ofreció concesiones que representaban el 60% de la superficie de la fachada atlántica venezolana.

En esa oportunidad, la Cancillería emitió una nota de protesta, también las acciones del Ministerio de Energía y Minas y del Frente Prodefensa del Petróleo en los Congresos Mundiales del Petróleo de Calgary (Canadá, año 2000) y Río de Janeiro (Brasil, 2003), impidieron que se concretara la entrega de las concesiones.

“La búsqueda de yacimientos petrolíferos es el origen de esta disputa”, asegura Martínez.

De acuerdo al artículo 57 de la Convención del Mar “el Estado ribereño ejerce derechos de soberanía sobre la plataforma continental a los efectos de su exploración y de la explotación de sus recursos naturales”. Esto explica lo importante que es para Guyana las 150 millas adicionales.

Alto riesgo

Pero la jugada de Guyana se puede calificar de alto riesgo. Su solicitud ante la Comisión de Límites de Plataforma Continental (Clcs por sus siglas en inglés) no solo la podría dejar sin la extensión marítima que les interesa, sino que ahora despertaron el reclamo venezolano sobre el territorio Esequibo que lucía aletargado.

“A Venezuela se le abrió un buen camino de negociación, porque lo que Guyana está pretendiendo es realmente importante y nosotros podemos ser una piedra en el zapato. Esto reabre el interés de manejar la solución planteada por el Acuerdo de Ginebra”, asegura Adolfo Salgueiro, experto en derecho internacional.

El referido Acuerdo firmado en 1966 establece la necesidad de buscar una solución “que resulte aceptable para ambas partes” al contencioso venezolano de que el Laudo Arbitral de 1999 -que fijó límites entre ambos países- es nulo e írrito.

Salgueiro considera que el Gobierno venezolano “hizo lo que tenía que hacer”, aunque “tardíamente”, ya que la Cancillería envió a la ONU sus objeciones a la solicitud de Guyana el pasado lunes, apenas una semana antes de que se inicie la sesión de la Clcs.

El experto considera que la Comisión decidirá que Guyana deberá negociar con Venezuela si pretende extender su plataforma. Esto constituiría una buena carta para pedir algo a cambio.

19MAR2012

Con Guyana no se juega[16].

Finalmente Venezuela reaccionó a lo que sin duda fue una movida estratégica y diplomática de alto vuelo de Guyana en su petición de que se le reconociera su derecho de extender su plataforma continental más allá de las doscientas millas náuticas, obviando los legítimos derechos de nuestro país.

Por suerte se dio la respuesta apropiada y se retomó el curso de una única realidad y es que independientemente del origen de la controversia, legado del colonialismo o no, de acuerdos imperiales, de la falta de fortaleza de nuestros negociadores o cualquier otra razón objetiva o subjetiva que se quiera esgrimir, es que existe una controversia entre Venezuela y Guyana por la soberanía en el Esequibo. Por lo tanto al igual que se hizo en gobiernos anteriores y se debe hacer en este con seriedad y firmeza la búsqueda de una solución pacifica y beneficiosa para ambas partes debe ser el centro de nuestra actuación. El acuerdo de Ginebra (1966) claramente establece que se debe buscar un arreglo práctico a la controversia. En ello se resume la existencia de la diferencia y el legítimo derecho a una solución negociada.

No hay espacio para dudar de nuestros derechos. No hay cuentos de caminos sobre el colonialismo o lugar para actitudes que hagan sospechar o demuestren ante la comunidad internacional nuestro desprendimiento o desinterés en continuar nuestra reclamación. Hay declaraciones y omisiones que podrían poner en tela de juicio nuestra primaria responsabilidad que es la de mantener nuestra posición ante la comunidad internacional de que se respete nuestra reclamación y se negocie dentro de los mecanismo de facilitación que se han acordado.

En ese sentido, el Gobierno nacional tiene que ser firme y proactivo. Aunque desmanteló los cuadros profesionales y de expertos en muchas materias que tenía nuestra Cancillería, en el caso del seguimiento temático de Guyana aún cuenta con venezolanos probos que conocen el fondo y que saben que hay que hacer y decir. Nuestra reclamación no se basa en supuestos, ni en una aspiración que se fundó en la debilidad de origen del nacimiento de la República de Guyana sino el cruda realidad de que fuimos víctimas de un despojo.

Desde los setenta nuestra política exterior trabajó con le criterio de que Venezuela y Guyana eran dos países con grandes opciones para complementarse e integrarse. De allí nacieron importantes acuerdos de cooperación y de integración. Lo que nunca en ese acercamiento se dejó poner en duda era nuestra legítima aspiración hacia la solución de ese conflicto que es vital para el futuro de la nación.

Nuestra reclamación no le pertenece al pasado, ni al presente, le pertenece al futuro de las próximas generaciones que tienen el derecho de aprovechar los beneficios de una nación más próspera, integra, con cuantiosos recursos y que en definitiva será el legado de sus antepasados que no permitieron que los abusos y falta de apego permitieran que se perdieran importantes extensiones territoriales de su país. Este al igual que otros tantos temas de la política exterior debería evaluarse con criterio de Estado y en ello trabajar nuestros expertos independientemente de los signos políticos de su preferencia. Esperamos que en los nuevos vientos que le soplan a Venezuela tengamos más visiones de nación que de parcialidades en temas que son fundamentales.

20MAR2012

Comisión que evaluará petición de Guyana inicia sesiones[17].

En EEUU se decidirá extensión marítima objetada por Venezuela.

La Comisión de Límites de Plataforma Continental (Clcs por su siglas en inglés), un ente de la ONU que evaluará la petición de extensión marítima de Guyana, tenía pautada iniciar su vigésima novena sesión ayer en Nueva York.

De acuerdo al cronograma de la Comisión, ayer esstaba pautada la elección de los 21 miembros de la misma, quienes deben ser expertos en geología, geofísica o hidrografía. Se habían postulado 23 técnicos de igual número de países.

Hasta el 5 de abril tienen los expertos para constituirse en subcomisiones y del 9 al 20 de abril se realizará la plenaria. El 11 de abril Guyana presentará ante esa instancia sus alegatos de solicitud de extensión de plataforma continental.

Una subcomisión de cinco miembros analizará la solicitud de Guyana de incrementar en 150 millas esta área. Las sesiones de la Clcs son privadas.

Venezuela objetó la solicitud de Guyana y solicita que no sea evaluada por la Comisión, debido a que no toma en cuenta el reclamo venezolano sobre el Esequibo.

20MAR2012

Disputa Venezuela-Guyana llega a Comisión de la ONU sobre plataforma continental[18].

Una vieja disputa territorial entre Venezuela y Guyana llega esta semana a la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de la ONU, donde los países con costas buscan ampliar su soberanía para hacerse con jugosos recursos este lunes en día en aguas internacionales.

El pasado 6 de septiembre Guyana presentó ante la ONU una demanda para ampliar su plataforma continental a aguas frente a sus costas más allá de las 200 millas que establece hasta ahora el derecho internacional, convirtiéndose en el país número 57 en formular dicho tipo de pedido desde 2001.

Pero su presentación fue objetada por Venezuela, a raíz de la disputa que ambos países mantienen desde hace más 50 años por el denominado Esequibo, un territorio de unos 159.500 kilómetros cuadrados que los venezolanos reclaman como suyo desde 1897.

La Comisión de Límites de la Plataforma Continental de la ONU se reúne desde el lunes hasta el 27 de abril para, entre otras tareas, estudiar nuevas demandas tras su última sesión, que había tenido lugar en agosto, por lo cual sería el turno de examinar el pedido de Guyana.

Lo que está en juego en estas presentaciones no es solo ampliar la soberanía de los países hasta 350 millas de sus costas (o la isóbata de 2.500 metros más 100 millas náuticas), sino hacerse con los recursos disponibles en esas aguas, tanto en la forma de hidrocarburos como pesqueros.

Las recomendaciones de la comisión no son vinculantes y no establecen límites entre Estados que son parte de una controversia territorial o marítima, algo muy importante a saber ya que no pocas veces las demandas se superponen.

Dado el carácter casi secreto de las reuniones de la Comisión, poco se conocerá de sus debates hasta el final de este 29º periodo de sesiones y la publicación de un informe por parte de su presidente, indicó el lunes a la AFP una fuente diplomática de la ONU.

A la falta de información pública sobre los debates se suma el hecho de que muy probablemente no exista ni siquiera un verdadero examen o un pronunciamiento contundente de la comisión sobre el tema, agregó esa fuente, que no quiso revelar su identidad.

De su lado, el experto en derecho internacional Bjorn Kunoy afirmó a la AFP que la comisión se verá impedida de entrar en el estudio de la demanda de Guyana mientras se carezca de un visto bueno de Venezuela.

“Si hay un diferendo territorial es necesario el consentimiento de todos los Estados que forman parte del litigio. Sin el consentimiento de Venezuela no habrá examinación de la demanda de Guyana”, dijo Kunoy.

Este experto recuerda otros casos similares, como el de las aguas en torno a las islas Malvinas, territorio cuya soberanía reclama Argentina y que se encuentra en manos del Reino Unido desde 1833.

Argentina rechazó la demanda del Reino Unido y éste la de Argentina, ya que según ambos la otra parte se estaba adjudicando soberanía sobre territorios que no le pertenecían.

En ocasión del pedido argentino, y según su informe del 1 de octubre de 2009, la Comisión “decidió que, de acuerdo con su reglamento, no se hallaba en condiciones de examinar ni de calificar las partes de la presentación que fuesen objeto de controversia”.

El artículo 5 del anexo 1 del reglamento de este organismo independiente integrado por expertos afirma que “en caso de que haya una controversia territorial o marítima, la Comisión no considerará ni calificará la presentación hecha por cualquiera de los Estados Partes en esa controversia”.

En el caso de Esequibo, un laudo arbitral de 1899 resolvió que era parte de Guyana, aunque Venezuela reactivó su reclamo en 1962 y cuatro años más tarde se firmó el Acuerdo de Ginebra. Desde entonces las negociaciones se realizan al amparo de la ONU.

El pasado jueves, Guyana lamentó la objeción de Venezuela a su petición, que se realizó “de manera totalmente acorde con las previsiones de la ley internacional”, según un comunicado de su cancillería.

Tal como recordó Bjorn Kunoy, los trabajos de la comisión son muy meticulosos y pueden llevar años.

“Desde 2001, sólo se adoptaron 12 recomendaciones finales”, señaló este experto. “Incluso con un consentimiento de Venezuela, pasarían entre 10 y 15 años antes de que la demanda sea examinada”, precisó. /AFP

21MAR2012

Petitorios de 4 países afectan fachada atlántica venezolana[19].

Ban Ki-Moon ha recibido dos cartas de Venezuela (ADI WEDA/EFE)

Consideran que Venezuela debe responder solicitudes ante ente de la ONU.

De esas cuatros solicitudes, Venezuela ha sentado su posición solo en el caso de Barbados y Guyana.

La Comisión de Límites de Plataforma Continental de la ONU (Clcs por sus siglas en inglés) , evaluará solicitudes de extensión marítima que afectan la fachada atlántica venezolana proveniente de Guyana, Barbados y Trinidad y Tobago. Además, ya emitió su recomendación en el caso de Surinam.

De esas cuatros solicitudes, Venezuela ha sentado su posición solo en el caso de las presentaciones de Barbados y más recientemente de Guyana.

En lo referente a Barbados, la solicitud de extensión se presentó en el año 2008 y ocasionó en septiembre de ese año una nota diplomática de Venezuela dirigida al secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon.

En el documento, Venezuela afirmó que tiene derechos sobre la plataforma continental en un área solicitada por Barbados y que ese país no consultó con Venezuela la solicitud.

No obstante, la Clcs consideró que Venezuela no presentó objeciones formales a la presentación de Barbados, por lo que en 2010 emitió sus recomendaciones sobre cuáles deben ser las coordenadas de la extensión de plataforma continental.

El 25 de julio de 2011 Barbados entregó su solicitud adoptando las recomendaciones de la Comisión de Límites. Venezuela no se ha pronunciado sobre la nueva presentación y las recomendaciones de la Clcs que afectan a su fachada atlántica.

En el caso de Trinidad, hizo su solicitud en mayo de 2009 sin que Venezuela se pronunciara al respecto. La Comisión de Límites no ha emitido su opinión sobre el tema.

Surinam presentó su solicitud de extensión de plataforma continental en diciembre de 2008 y en marzo de 2011 la Comisión de Limites emitió sus recomendaciones, que fueron aceptadas por ese país.

Por su parte, Guyana introdujo su solicitud de extensión de plataforma continental el 6 de septiembre de 2011 y el 09 de marzo pasado la Cancillería venezolana envió una comunicación al secretario general de la ONU donde objeta en un documento de dos páginas, la presentación y que “sea considerada o evaluada por la Comisión de Límites”.

En el texto, se recuerda el reclamo del Territorio Esequibo, añade que Guyana efectuó consultas con Barbados, Surinam, y Trinidad y Tobago para su solicitud, pero no con Venezuela y destaca que el país “tiene derecho sobe la plataforma continental que se extiende hasta el borde exterior del margen continental, correspondiente a la región atlántica” .

Recomendaciones

El informe titulado Los Espacios Geográficos Patrimoniales Venezolanos, elaborado en noviembre de 2011 por el vicealmirante Elías Daniels-quien encabeza la Oficina Técnica de Guyana de la Cancillería venezolana-, plantea la necesidad que el Gobierno venezolano se pronuncie sobre las solicitudes de esos cuatros países.

Según Daniels, las presentaciones de Surinam y Trinidad y Tobago, así como las recomendaciones de la Clcs a Surinam y Barbados requieren de un pronunciamiento de Venezuela, por cuanto “esa solicitud de extensión (desde las 200 millas náuticas hasta una distancia máxima de 350 millas) producen un solapamiento en áreas que afectan los derechos venezolanos de soberanía y jurisdicción en la Fachada Atlántica”.

23MAR2012

Esta semana comenzaron las deliberaciones ante la Organización de las Naciones Unidas para atender la solicitud de Guyana de extender su plataforma continental[20].

Figueredo advierte que la solicitud de Guyana le quitaría más de 80 mil kilómetros a Venezuela

Emilio Figueredo, antiguo embajador ante la ONU para la aplicación del Acuerdo de Ginebra y facilitador en la reclamación del Esequibo, explicó que la solicitud de Guyana se hizo omitiendo a Venezuela y consultado al resto de sus países vecinos.

“Y no sólo es un país vecino, sino que tiene pendiente una decisión arbitral sobre ese territorio. Esa extensión parte de un sitio en el Esequibo como si Venezuela no reclamara eso”, dijo durante el programa “Soluciones”, de Globovisión.

Rescató que pese al “comportamiento equívoco del Presidente de la República” sobre el tema desde 2004, la objeción a esa extensión fue acertada y representó un vuelco de 180 grados.

“Pero lo más grave, es que ese trazado de líneas, combinándose con el de Barbados y Trinidad y Tobago, amputaban la fachada atlántica de Venezuela. Si se aplicara la solicitud estaríamos perdiendo más de 80 mil kilómetros (…) en una zona donde hay gas y petróleo”.

Recordó Figueredo que Venezuela ha defendido a ultranza la salida al Delta del Orinoco. “Esto no es una política de Gobierno, es un problema de Estado”.

27MAR2012

¿Guyana y ahora qué[21]?

El 9 de marzo del 2012 el gobierno nacional finalmente respondió al clamor de la opinión pública venezolana, expresado en forma reiterada durante varios meses, y cumple con su deber de defender los derechos venezolanos en relación al territorio Esequibo y a la fachada atlántica del Delta del Orinoco. En una nota diplomática dirigida al Secretario General de la ONU, quien la transmitió a la Comisión de Límites de la Plataforma Continental, Venezuela objeta la solicitud de Guyana de ampliar su plataforma continental de 200 a 350 millas náuticas, sin consultar ni delimitar con Venezuela. En la solicitud Guyana había alegado además que no había ninguna disputa territorial pendiente en el área en referencia. Venezuela debería también enviar una nota similar a Guyana, con copia a todos los países vecinos, en la cual Venezuela hace formal reserva de todos los derechos que le corresponden respecto de la zona marítima exclusiva y la plataforma continental, correspondiente a la costa de la zona en reclamación y de la costa del Delta del Orinoco.

Guyana lamentó la nota de Venezuela y reiteró que no había ninguna disputa territorial en el área, desconociendo así el Acuerdo de Ginebra de 1966, marco jurídico de nuestra reclamación sobre el territorio esequibo.

En el Acuerdo de Ginebra, se afirma que hay buscar soluciones satisfactorias para el arreglo práctico de la controversia, surgida como consecuencia de la contención venezolana de que el Laudo Arbitral de 1899 sobre la frontera entre Venezuela y Guyana es nulo e írrito. Guyana sostiene que el objeto del Acuerdo es establecer la validez de la contención venezolana de que el Laudo es nulo. Se trataría, por tanto de una disputa esencialmente jurídica. Venezuela, por su parte, afirma que no tiene sentido proponer una solución práctica y mutuamente satisfactoria a una controversia estrictamente jurídica. De ser jurídico su mandato, las partes se encontrarían en la insostenible posición de ser juez y parte. Negociar la validez o nulidad de un Laudo entre dos partes es inconcebible. La razón jurídica no es negociable: se tiene o no se tiene. Y difícilmente se confiaría a negociadores diplomáticos la función de adjudicar derechos. Por lo tanto, para Venezuela el Acuerdo pone de lado el fraudulento Laudo de 1899 y su objeto es el arreglo práctico de la controversia, satisfactorio y aceptable para ambas partes.

Efectivamente si, como lo plantea la posición guyanesa, la controversia se limita a establecer la validez o nulidad del Laudo, a primera vista, no se entendería la razón por la cual Guyana aceptó firmar el Acuerdo de Ginebra. Simplemente, se debería haber ido a la Corte Internacional de La Haya.

Es indudable que, jurídicamente, para Guyana, el acuerdo de Ginebra es innecesario y deletéreo. Cheddi Jagan, el ya desaparecido expresidente de la República y líder fundador del Partido Progresista del Pueblo (PPP), actualmente en el Gobierno, como jefe de la entonces oposición guyanesa, se opuso a la firma del Acuerdo de Ginebra y, en su obra “The West on Trial”, escribe al respecto: “El gobierno de coalición PNC-UF firmó conjuntamente con los gobiernos venezolano y británico el Acuerdo de Ginebra…y creó una Comisión Mixta (Guyana-Venezuela). Así se concedió reconocimiento a la espuria reclamación territorial venezolana y lo que era un caso cerrado desde 1899 fue reabierto.” Es interesante destacar que estas palabras del líder fundador del actual partido de gobierno guyanés admiten claramente que, con la firma del Acuerdo de Ginebra, Guyana concede reconocimiento a la reclamación venezolana y acepta reabrir el caso que, supuestamente, había sido cerrado con el Laudo de 1899.

Dado que, en el Reglamento de la Comisión de Límites, se establece que no se puede presentar una solicitud de ampliación de la plataforma continental, si hay una disputa territorial en el área correspondiente y dado el interés de Guyana en ampliar su plataforma, una Cancillería eficiente debería aprovechar esta coyuntura para reactivar la negociación con Guyana que, en el pasado y sin admitirlo públicamente, ha estado dispuesta a analizar posibles soluciones prácticas a la controversia. De esa forma ambos países podríamos sin problemas, ampliar y delimitar nuestras respectivas plataformas continentales y cerrar definitivamente la herida histórica que nos separa.

13ABR2012

Guyana niega en la ONU disputa con Venezuela[22].

La canciller guyanesa defendió extensión territorial ante Naciones Unidas

El mecanismo de buenos oficios no ha dado resultados(ONU)

Una delegación de siete altos funcionarios de Guyana, encabezados por la canciller Carolyn Rodrigues-Birkett, viajaron a Nueva York para presentar el miércoles pasado ante la Comisión de Límites de Plataforma Continental (Clcs) de la Organización de Naciones Unidas (ONU) los alegatos de su solicitud de extensión marítima.

Rodrigues-Birkett hizo una presentación oral ante la instancia en la que expuso las razones legales y geológicas que avalarían la petición de extender la plataforma continental en 150 millas adicionales.

Como parte de la presentación, la diplomática solicitó no se tomara en cuenta la objeción que Venezuela ha presentado a esa solicitud.

Acompañaron a Rodriguez-Birkett, Elisabeth Harper, directora general de la Cancillería de Guyana, George Talbot, representante permanente ante la ONU, Keith George, embajador de Guyana en Surinam, Rudolph Collins y Barton Scotland, consejeros de la Cancillería y Newell Dennison, gerente de la División de Petróleo de la Comisión de Geología y Minas.

El 4 de abril pasado la Cancillería guyanesa envió un comunicado al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en el que cuestionó la objeción venezolana y solicitaba ignorarla.

En marzo pasado en un documento a la ONU, Venezuela había criticado que Guyana afirmara en su solicitud que no había disputas territoriales en la región en la que solicitaba la extensión marítima. Según el Gobierno venezolano esto desconocía el reclamo sobre la parte oeste del Río Esequibo, sujeto al Acuerdo de Ginebra.

Pero en el documento de cinco páginas del 4 de abril, Guyana criticó con dureza la posición venezolana.

Ratificó que no hay “disputa territorial”, pues asegura que el Laudo Arbitral de 1899 estableció los límites terrestres entre los dos países y que el Acuerdo de Ginebra establece una “controversia” por el contencioso venezolano de que el Laudo es “nulo e írrito”.

El buen oficiante

23 años tiene la controversia entre Guyana y Venezuela en manos de un representante del secretario general de la ONU, pero hoy en día no hay acuerdo ni siquiera sobre cuál es la razón de ser de los buenos oficios.

Mientras Venezuela observa que el buen oficiante está actuando en “una controversia de soberanía territorial”, para Guyana, “el mandato es claro” y es buscar una solución a la posición venezolana sobre la invalidez del Laudo Arbitral.

Tres buenos oficiantes -todos provenientes del Caribe angloparlante- han ejercido la función desde 1989 y ni siquiera en esto han podido ponerse de acuerdo los dos países.

Por otra parte, en el documento de Guyana a Ban Ki-moon, acusa al Gobierno de Venezuela de tener una “posición inconsistente”, al no expresar sus reservas ni objeciones a otras solicitudes en la región.

Se refiere a las solicitudes de extensión marítima que también presentaron Barbados, Surinam y Trinidad y Tobago.

Aunque los equipos técnicos de la Cancillería venezolana tenían claro la necesidad de pronunciarse sobre estas peticiones, las comunicaciones a la ONU no se han realizado. En la Casa Amarilla evalúan la posibles respuestas al contundente documento guyanés.

19ABR2012

Cambio de rumbo en el Esequibo[23].

Venezuela no acepta una delimitación de áreas marítimas con Guyana y mucho menos una proyección de su plataforma continental hasta tanto no se haya resuelto, con base en el Acuerdo de  Ginebra, la controversia entre ambos

Después de casi 8 años que lleva el gobierno venezolano mandándole a Guyana mensajes equívocos sobre el alcance de la pretensión y el interés de Venezuela en la reclamación del territorio Esequibo, tuvo que dar un giro de 180 grados con la comunicación que le enviara el 9 de marzo de 2012 el Canciller Nicolás Maduro al Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

Esta comunicación no deja lugar a dudas sobre la objeción del  gobierno venezolano a  la solicitud que formalizara la Canciller de Guyana, Carolyn Rodrigues Birkett, a la Comisión de Límites de Naciones Unidas para extender su plataforma continental en 150 millas.

En el comunicado oficial del gobierno venezolano se expresa que existen reservas en cuanto a la información suministrada por el Gobierno de la Republica Cooperativa de Guyana en el sentido que no existían reclamaciones territoriales pendientes.

Por eso  es  importante la aclaratoria de que está vigente una “controversia de soberanía territorial sujeta al Acuerdo de Ginebra de 1966 y, en este marco, a los Buenos Oficios del Secretario General de las Naciones Unidas” . Esta última observación no es del todo exacta porque quien ejerce los buenos oficios es el  facilitador sugerido por el Secretario General y aceptado por las partes.

El Secretario General es quien sugiere el método de solución de controversias, siempre y cuando las partes no logren ponerse de acuerdo.

El art 4 del Acuerdo de Ginebra señala las opciones disponibles para que las partes puedan resolver su diferendo. En ese artículo se dice que si las partes ( se refiere a la denominada comisión mixta que fue la que durante 4 años trato de lograr, sin éxito, mediante la negociación directa una solución al conflicto) “ no hubiere llegado a un acuerdo completo para la solución de la controversia, referirá al Gobierno de Venezuela y al Gobierno de Guyana  en su Informe Final cualesquiera cuestiones pendientes. Dichos Gobiernos escogerán sin demora uno de los medios de solución pacífica previstos en el Artículo 33 de la Carta de las naciones Unidas”

Los buenos oficios no están expresamente contemplados en el art. 33, sin embargo como en ese mismo texto se señala la posibilidad de que haya otro método, los gobiernos de Venezuela y Guyana le solicitaron al entonces Secretario General Javier Pérez de Cuellar que se utilizara el mecanismo de los Buenos Oficios, el Secretario lo aceptó y designó a un  primer facilitador para desempeñar la tarea correspondiéndole en esa oportunidad al Rector de la Universidad de West Indies, Alister McEntyre. A la fecha  en este largo proceso han habido tres buen oficiantes, por cierto todos caribeños.

Uno de los argumentos más sólidos del comunicado es la referencia a que Guyana no consultó a Venezuela país fronterizo y con una controversia territorial no resuelta, y si lo hizo con Barbados, Trinidad y Tobago y Suriname. Lo que si hizo el gobierno guyanés fue informar a la Embajada venezolana en Georgetown sobre la solicitud lo cual fue objeto de una nota del embajador de Venezuela en Guyana a la Casa Amarilla  sin que hubiese habido ninguna reacción hasta este 9 de marzo.

Si bien en el comunicado no se incluye el concepto de la fachada atlántica venezolana si se dice que:

” … resulta inexplicable por cuanto , parte de la costa cuya proyección utiliza la República Cooperativa de Guyana para efectuar la pretendida extensión, forma parte del territorio en disputa sobre el cual Venezuela reclama y reitera la reivindicación de sus derechos de soberanía”

Esto quiere decir que Venezuela no acepta una delimitación de áreas marítimas con Guyana y mucho menos una proyección de su plataforma continental hasta tanto no se haya resuelto, con base en el Acuerdo de  Ginebra, la controversia entre ambos países.  Y en particular la necesidad de utilizar el mecanismo de los buenos oficios.

Como es sabido Venezuela no ha suscrito la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, sin embargo hace bien el comunicado en resaltar que sus derechos sobre la plataforma continental hasta el borde exterior del margen continental existen con base al Derecho Internacional Consuetudinario.

Tardía pero oportunamente este comunicado coloca la negociación en su punto de origen y obliga a las partes a buscar con ayuda del Buen Oficiante un arreglo práctico y satisfactorio para las partes, lo cual implica buscar una solución global en la que se tome en cuenta no solamente la parte terrestre sino también el área marítima que en extensión puede ser mucho mayor. 

Esperamos que de aquí en adelante no haya mas declaraciones equivocas sino negociaciones.  El tema del colonialismo debe ser olvidado porque el gobierno estaría dejando muy mal parado al Libertad cuando fue precisamente  él quien fijo la frontera con la entonces colonia británica en el decreto 231 en Angostura de fecha 15 de octubre de 1817 en el que señalaba como punto fronterizo al fuerte Muruca situado al oeste del Rio Esequibo. Por cierto ese pudo haber sido el acuerdo logrado entre Alejo Fortique y Lord Aberdeen, si los maximalistas de la época  no lo hubieran rechazado en el Congreso de Venezuela. Esperemos que se construya una solución inteligente y equitativa y no tengamos que lamentarnos dentro de 100 años por la oportunidad perdida.

25ABR2012

Guyana alega silencio de Venezuela ante su solicitud[24].

Representante guyanés confía en el proceso del buen oficiante

Según Rankarram, los límites guyaneses se reconocen internacionalmente

El abogado Ralph Rankarram es desde el año 1994 representante de Guyana ante el mecanismo del buen oficiante del secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para la controversia territorial con Venezuela. Él accedió a responder un cuestionario para El Universal.

-¿Cuál es su opinión sobre la controversia territorial entre Guyana y Venezuela?

-La controversia entre Venezuela y Guyana surge como resultado de la afirmación de Venezuela de que el Laudo Arbitral de 1899 que demarcó la frontera entre los dos países es inválido.

-¿Cómo cree que podría resolverse la controversia de forma satisfactoria para ambas partes?

-No puedo predecir el resultado de ninguna solución, pero ambos países tienen buenas relaciones y han entablado debates amistosos sobre una gama de temas, entre ellos la controversia que es objeto del Proceso de Buen Oficiante. Tales debates brindan una buena posibilidad para lograr una salida a la controversia.

-¿Cuál es su opinión sobre el mecanismo del buen oficiante del secretario general de la ONU? ¿Considera que a través de esta vía puede obtenerse un resultado que permita cerrar la controversia?

-El proceso de Buen Oficiante del Secretario General de Naciones Unidas ha sido convenido por ambos países y se ha renovado ocasionalmente. Los dos países tienen confianza en este proceso, ya que brinda un mecanismo de debate.

-¿Desde que asumió el Sr. Norman Girvan como buen oficiante, cuántas reuniones han sostenido las partes con él? ¿Cómo marcha el proceso de diálogo?

-Hemos sostenido reuniones, nos mantenemos en estrecho contacto y las conversaciones se encuentran en curso.

– El Acuerdo de Ginebra señala que debe hacer una solución práctica y satisfactoria para ambas partes. ¿Eso no implicaría una negociación del territorio?

-El Acuerdo de Ginebra se basa en la afirmación de Venezuela de que el Laudo Arbitral es nulo e inválido. Guyana está en desacuerdo con esta afirmación. Esta afirmación no ha sido resuelta.

-¿La solicitud de Guyana ante la Comisión de Plataforma Continental de la ONU no contraría el Acuerdo de Ginebra al desconocer la existencia de la controversia?

-El Gobierno de Guyana no lo cree así y le informó a Venezuela de su intención de realizar la solicitud, la cual se introdujo sin perjuicio de los derechos de ningún otro país. Las fronteras de Guyana, según se definen en su mapa oficial, son reconocidas internacionalmente y sobre esa base Guyana tiene un derecho legítimo de solicitar una extensión de su plataforma continental. La primera vez que Guyana presentó la petición a la Comisión de Límites de la Plataforma Continental, Venezuela no formuló ninguna objeción.

-¿Cómo evalúa la relación actual entre los dos países?

-Son muy buenas.

26ABR2012

Silencio oficial afecta reclamo del Esequibo[25].

Según Figueredo, errores del Gobierno endurecen posición de Guyana.

La Cancillería no responde señalamientos guyaneses.

Guyana ha empezado a usar como argumentos para desmontar el reclamo venezolano sobre el Esequibo las omisiones de la Casa Amarilla.

En una entrevista con El Universal, el facilitador guyanés para el proceso del buen oficiante de Naciones Unidas para la controversia territorial con Venezuela, Ralph Rankarram, afirmó el martes que Venezuela no se opuso a la solicitud de extensión de la plataforma continental de Guyana cuando la presentó ante la ONU en 2009.

La aquiescencia, como se le denomina en derecho internacional al consentimiento de una parte en un sentido tácito, ha sido advertida por estudiosos del reclamo venezolano.

El vicealmirante retirado Elías Daniels, jefe de la oficina asesora de la Cancillería venezolana sobre el tema Esequibo, en un trabajo académico titulado La Soberanía Venezolana en la Fachada Atlántica, asegura que “los derechos venezolanos, aún estando salvaguardados, también son afectados por la solicitud guyanesa” de extensión marítima.

Añade que:

“para evitar la aquiescencia, es necesario fijar de manera oportuna posición ante la Comisión de las Naciones Unidas y ante el Gobierno de Guyana”.

Por su parte, Emilio Figueredo, quien fuera negociador venezolano en esta controversia, manifiesta que si el Gobierno venezolano no da las respuestas a Guyana en forma oportuna, no va tardar en manifestar que Venezuela no ha reaccionado ante hechos manifiestos y claros que determinan su no interés por el Esequibo.

Venezuela aún no ha respondido a una carta que Guyana entregó el al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon el 4 de abril pasado en la que asegura que con Venezuela no hay ningún disputa territorial y que lo que está pendiente es resolver la controversia basada en la opinión venezolana de que el Laudo Arbitral de 1899 es nulo.

Pero aunque Guyana lo niega, en el proceso de negociación bajo el apoyo de los buenos oficios de un representante del secretario general de la ONU, sí se han estudiado posibles soluciones sobre el territorio.

Figueredo habla de tres hipótesis que llegaron a plantearse: la creación de una zona binacional de conservación en el área del Mazaruni con una cesión simbólica de territorio, una rectificación de fronteras en Punta Playa y una rectificación de 2.000 o 3.000 kilómetros cuadrados entregados en leasing a Venezuela por 99 años renovables, donde podía incluso tener apostaderos navales.

Pero ahora, según el ex diplomático, Guyana “se devuelve al punto uno, por todos los equívocos que desde 2004 está haciendo Chávez”, entre ellos -apunta- levantar las objeciones a la entrega de concesiones en la zona en reclamación.

28ABR2012

Guyana dice que posición venezolana es incongruente[26].

La canciller guyanesa habló de las relaciones con Venezuela ante el Parlamento de su país.

Caracas compró durante el año 2011 a Georgetown $54 millones en arroz

La solicitud que efectuó Guyana para extender su plataforma continental en 150 millas adicionales llegó esta semana al Parlamento de ese país.

En la presentación del presupuesto 2012 de Guyana, la canciller Carolyn Rodrigues-Birkett se refirió a las objeciones que Venezuela ha presentado ante el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, de la solicitud de extensión marítima.

“El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, en septiembre de 2011, y de hecho, más recientemente, declaró su posición incongruente sobre las medidas adoptadas por Guyana”, dijo la diplomática.

Explicó que la solicitud de su país se realizó de acuerdo a lo establecido en la legislación internacional y que “cada guyanés puede estar seguro de que Guyana defenderá en forma resuelta y vigorosa la solicitud” y sus “derechos bajo la Convención de del Mar de las Naciones Unidas”.

A diferencia de Venezuela, donde la labor diplomática no apunta al consenso nacional y las decisiones se toman en forma unilateral, la canciller destacó el apoyo que partidos de la oposición brindaron a la solicitud presentada ante la Comisión de Límites de Plataforma Continental de la ONU.

“Los intereses nacionales deben siempre trascender a los partidistas y esto es un gran ejemplo”, señaló.

La ministra mostró su satisfacción por los convenios establecidos con Venezuela para la venta de arroz. Detalló que han sido en total cuatro contratos por 54,3 millones de dólares en 2011 y que el último garantiza la exportación a Caracas de 70.000 toneladas del cereal.

Acerca de las diferencias con Venezuela, Rodrigues-Birkett señaló que las mismas son “importantes para Guyana y su política exterior”, no obstante “no se debe permitir que excluyan la cooperación de beneficio mutuo, una vez que dicha cooperación no comprometa los derechos legales de Guyana y derechos”.

Ayer terminó la sesión de la Comisión de Límites de Plataforma Continental que abordó la solicitud guyanesa y se espera la publicación del veredicto.

8MAY2012

Guyana: Venezuela incongruente[27].

La canciller guyanesa Carolyn Rodrigues-Birkett, recientemente, se refirió, en el Parlamento guyanés, a las objeciones que Venezuela ha presentado ante el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, sobre la solicitud de extensión de su plataforma continental, acusando al gobierno venezolano de tener posiciones incongruentes sobre el tema. El canciller Maduro, ocupado en hacer las funciones de ministro del Trabajo, de candidato a Vicepresidente y de potencial candidato presidencial sustituto, no ha tenido tiempo de responderle a Guyana. Pero lo peor del caso es que la canciller guyanesa tiene, desgraciadamente, cierta razón. La irresponsabilidad, tanto de acción como de omisión, de este gobierno ha hecho creer al gobierno de Guyana que Venezuela había decidido abandonar la reclamación del territorio Esequibo.

Guyana no podía pensar otra cosa desde el 2004, cuando el presidente Chávez declaró que Venezuela ya no se oponía a que Guyana otorgara unilateralmente concesiones y contratos a compañías multinacionales en el Esequibo, abandonando así unilateralmente y gratuitamente uno de los pocos instrumentos de negociación que Venezuela tenía para inducir a Guyana a negociar. O cuando en el 2007, el mismo presidente Chávez afirmó que la reactivación de la reclamación venezolana sobre el territorio Esequibo en 1962, por parte del Gobierno de Rómulo Betancourt, fue producto de la presión de Estados Unidos, lo cual además de una falsedad es una estupidez. Para colmo, en la exposición de motivos de la Ley de Presupuesto de 2012, se menciona irresponsablemente a Punta Playa, como punto de referencia para negociar con Guyana la delimitación de áreas marinas y submarinas. Punta Playa se encuentra en la Línea del Laudo de 1899, que Venezuela considera nulo e írrito.

Por eso, cuando el canciller Maduro, por la presión de la opinión pública, por fin se decide a enviar la carta al Secretario General de la ONU, reafirmando nuestros derechos sobre el territorio Esequibo y su proyección marítima, es comprensible que el gobierno de Guyana acuse al gobierno venezolano de incongruencia.

Dado que, en el Reglamento de la Comisión de Límites de la ONU, se establece que no se puede presentar una solicitud de ampliación de la plataforma continental, si hay una disputa territorial en el área correspondiente y dado el interés de Guyana en ampliar su plataforma, una Cancillería eficiente debería aprovechar esta coyuntura para reactivar la negociación con Guyana que, en el pasado y sin admitirlo públicamente, ha estado dispuesta a analizar posibles soluciones prácticas a la controversia. De esa forma ambos países, una vez logrado el acuerdo práctico sobre la controversia, podríamos sin problemas, ampliar y delimitar nuestras respectivas plataformas continentales y cerrar definitivamente la herida histórica que nos separa.

El actual facilitador, embajador Roy Chaderton, encargado de la negociación con Guyana, en el marco de los buenos oficios de la ONU, es también embajador ante la OEA, diputado principal en el Parlamento Latinoamericano y miembro del recién “nacido” Consejo de Estado. Espero que el Gobierno se decida a reactivar la negociación con Guyana, empezando por nombrar un facilitador que se ocupe de esta relevante misión a tiempo completo.

8MAY2012

Asesor de Guyana preside comisión marítima de ONU[28].

El mexicano Carrera Hurtado colaboró con la solicitud de Georgetown

La controversia territorial continúa bajo los buenos oficios del secretario general de la ONU.

Buen asesoramiento encontró el Gobierno de Guyana en la solicitud que hizo de extensión de plataforma continental y que podría afectar la fachada atlántica venezolana.

El mexicano Galo Carrera Hurtado es el experto que buscó Georgetown para que asesorara su presentación y en la reciente sesión de la Comisión de Límites de Plataforma Continental de la ONU (CLCS) -que culminó en abril-, fue designado presidente de la instancia.

Carrera Hurtado sustituyó a Alexandre Tagore Medeiros de Albuquerque (Brasil), quien falleció el 29 de marzo 2012.

Al momento de dar a conocer los detalles de la solicitud de Guyana en septiembre de 2011, la canciller de ese país, Carolyn Rodrigues-Birkett, agradeció el apoyo que prestó Carrera Hurtado “para completar la presentación”.

Según el portal en Internet de la Cancillería mexicana, Carrera Hurtado es especialista en ingeniería geodésica y en geofísica, tiene amplia experiencia en temas de hidrografía y derecho del mar; ha sido profesor en distintas universidades en México, Canadá, Holanda y Malta. Es miembro de la CLCS desde su creación en 1997.

En la pasada sesión de la CLCS, Guyana hizo su presentación de extensión marítima, pero de acuerdo a una nota de prensa de la ONU, hubo consenso de la Comisión en cuatro presentaciones, pero ninguna de estas es la de Guyana. En los próximos días debe publicarse la decisión sobre la solicitud guyanesa que Venezuela objetó.

Por otra parte, la Comunidad del Caribe (Caricom) publicó un comunicado tras la reunión del Consejo para la Relaciones Exteriores del bloque, culminada la semana pasada en Surinam, en el cual respaldó la solicitud de Guyana, calificó de lamentable la actitud de Venezuela y afirmó que Guyana no tiene ninguna disputa territorial con Venezuela.

12 MAY2012

La oposición venezolana y el Golfo de Venezuela[29].

Por: Robinson Zapata T.

Sábado, 12/05/2012 12:27 PM

Tras largos años de silencio,vacilaciones y contradicciones por parte de la oposición venezolana respecto a un tema tan neurálgico para la Política Exterior venezolana como el diferendo de aguas marinas y submarinas en el Golfo de Venezuela, el pasado 09 de mayo de 2012, el candidato de la unidad opositora, Henrique Capriles Radosky reveló al fin la opinión del sector antichavista sobre el Golfo de Venezuela y su visión de cómo a su entender debería solventarse la disputa histórica con la República de Colombia. En una lamentable entrevista ofrecida por Capriles al legendario periodista colombiano Yamid Amad, el vocero de la oposición venezolana confesó de una vez por todas como pretende un eventual gobierno de la derecha venezolana afrontar este tema.

Dado la gravedad de lo señalado por Capriles, considero pertinente rescatar algunas de las perlas arrojadas por él candidato de la MUD; estas frases dejaron atónito al Señor Amad e inmediatamente fueron recogidas por todos los medios colombianos y lógicamente silenciadas por los medios en Venezuela. La razón de estas reacciones estriba en el simple hecho que lo dicho por Capriles implicaría en un hipotético gobierno opositor, un cambio radical de nuestra posición histórica respecto al Diferendo. Ante la incisiva pregunta del periodista, sobre si Colombia tenía o no derechos sobre el Golfo de Venezuela, Capriles con su acostumbrado lenguaje difuso y ambiguo, y asumiendo que se la estaba comiendo, hizo un comentario electorero que luego se derrumbó ante el peso de su suprema ignorancia y respondió que el golfo: “No es negociable” y al mismo tiempo dijo que era un “debate superado”; Yamid asombrado repreguntó una y otra vez, pues es bien conocido en Colombia que aún existe una Comisión Negociadora Binacional (CONEG) que trata el tema y que lejos de ser un asunto superado, esto continúa siendo para los dos países un tema bastante espinoso debido a las implicaciones históricas y geopolíticas.

Ante la insistencia del periodista, Capriles arrojó lo que a mi juicio es una verdadera bomba atómica contra los altos interés nacionales de Venezuela, y con una seguridad inequívoca dijo “para eso están las instancias internacionales tal como lo hemos hecho con Guyana…” Capriles sin darse cuenta estaba arrojando por el caño más de cincuenta años interrumpidos de Política Exterior en los cuales Venezuela se ha opuesto contundentemente a cualquier propuesta de Colombia de someter este delicado tema a instancias internacionales. Pero su entuerto no quedó allí y fue más allá. En una demostración de absoluta “estupidez ilustrada”, cuando el periodista neogranadino le consultó si tal instancia internacional sería la Corte Internacional de Justicia, absurdamente el opositor contestó que no, que ahí no sería la cosa, sino en las Naciones Unidas. Queda claro ya en este punto que los Ex-embajadores de la llamada Cuarta República, asesores de la MUD, no le explicaron a este Ex alcalde asaltante de Embajadas, que la Corte Internacional de Justicia es un órgano esencial del sistema de Naciones Unidas, establecido en 1945 en la Haya, Holanda, y que es el organismo internacional que se ocupa de las demandas y disputas territoriales entre los Estados.

Pero más allá de la gran ignorancia demostrada por Henrique Capriles en Política Exterior, Derecho Internacional Público y en Historia Diplomática, (algo muy cuestionable en un abogado aspirante a la máxima magistratura de Estado) lo más preocupante del asunto ha sido la euforia desatada en Colombia por sus declaraciones. Quienes sí nos hemos tomado el tiempo de estudiar estas disciplinas sabemos perfectamente que Colombia siempre ha favorecido las solución de diferencias territoriales en instancias internacionales; caso contrario ha ocurrido con Venezuela, pues bien conocido son los nefastos resultados que en el siglo XIX y XX tuvieron para Venezuela los famosos laudos arbitrales y la participación de terceras instancias en materia de límites y fronteras, tanto con la misma Colombia como con el Guyana, entonces colonia inglesa. Luego de estas terribles experiencias Venezuela ha privilegiado la negociación directa, bilateral y sin intermediarios en sus asuntos limítrofes, como método preferente a cualquier otro en materia de delimitación. Por otra parte, el hecho que Capriles haya dicho que es un tema que no se negocia porque esta superado y que no se debate, pero que al mismo tiempo diga, que debe ser sometido a instancias internacionales, es una tremenda contradicción, porque ciertamente sí es un tema que se ha negociado, se negocia y está aún por negociarse bilateralmente con Colombia en la Comisión Negociadora establecida en la “Declaración de San Pedro Alejandrino en 1989” y que por lo tanto no puede ser un asunto que está superado.

Otro punto a destacar es el garrafal error que comete Capriles al comparar la controversia sobre el Esequibo con el diferendo con Colombia; ambos casos no pueden ser tratados de igual forma, ya que en el caso del Esequibo se trata de un reclamo o disputa territorial, con Colombia se habla es de una delimitación de aguas marinas y submarinas; en el Esequibo existe la actuación de un buen oficiante de las Naciones Unidas que como su nombre bien lo indica, sirve de intermediario de buena voluntad, no decide ni influye en la controversia, ya que al final de cuentas la decisión está en manos de las dos partes negociadoras y no de un organismo internacional.

Este hecho demuestra una vez más que la oposición en su ciega obsesión de poder ha elegido a un candidato que no cuenta con la formación ni con los asesores para defender los más esenciales principios del país y que sin duda responden a un lógica trasnacionalizada que para nada tiene que ver con los más altos interés de Venezuela como Estado Nación.

14MAY2012

Estiman que Guyana alegará desinterés venezolano[30].

Analistas creen que la cooperación con Caricom no ha dado réditos diplomáticos

La carta que envió el Gobierno guyanés a Ban Ki-moon, donde alega que tiene disputa territorial con Venezuela, no fue respondida        CORTESÍA

El 4 de abril pasado Guyana aseguró en una carta al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, que con Venezuela no tiene ninguna disputa territorial, por otra parte, la semana pasada un comunicado de la Comunidad del Caribe (Caricom) respaldó esa postura, pero en la Cancillería venezolana el silencio reina sobre el tema.

“Los guyaneses están clarísimos, estén preparando un caso de estoppel”, señala el ex negociador venezolano en la reclamación del Esequibo, Emilio Figueredo.

Según el Merriam-Webster Online Dictionary, el estoppel es un impedimento legal de que alguien alegue o niegue un hecho que contradiga sus propios hechos o declaraciones previos. Es usado en el derecho internacional y está unido al término aquiescencia que significa consentimiento tácito.

En otras palabras, de Guyana apelar al “estoppel” alegaría que el silencio oficial venezolano significa un apoyo tácito a su posición y que ahora Venezuela no puede presentar elementos que lo contradigan.

El embajador Sadio Garavini, exjefe de la misión diplomática venezolana ante Guyana, respalda la opinión de Figueredo. “Las acciones y omisiones de todos estos años Guyana las ha anotado”, aseguró.

Según Garavini, los hechos del Gobierno venezolano con respecto a este tema llegaron al extremo de hacer creer a Guyana que Venezuela había decidido abandonar la reclamación del Esequibo.

“Aliados”

Amplia ha sido la colaboración venezolana que ha prestado a los países del Caribe a través de iniciativas como la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América y Petrocaribe, sin embargo -según los analistas- estas semillas no parecen estar dando frutos en el campo diplomático.

“Venezuela se dejó entrampar por los países del Caricom a los cuales creía iba a comprar con ayuda petrolera”, sostiene Figueredo en referencia al comunicado de ese bloque que respalda la versión guyanesa.

“Hay que preguntar de qué sirve la Alba y Petrocaribe. La Alba es una una alianza estratégica y estos aliados: Dominica, San Vicent, Antigua y Santa Lucía, que ha pedido el ingreso, no solo dicen algo que no es verdad: que no hay una controversia territorial con Guyana, sino que además se ponen a desconocer la proyección marítima de Isla de Aves, que ha sido aprobada por Francia, Estados Unidos y Holanda”, dijo por su parte Garavini.

Destacó que siempre Caricom mostraba su respaldo a la integridad territorial y soberanía de Guyana, pero esta vez fueron más allá al desconocer la existencia de una controversia territorial.

Figueredo da algunas ideas de lo que la Casa Amarilla podía decir sobre el comunicado de Caricom: que va en contra de la posición de Venezuela, que este es un problema bilateral y que hay una campaña montada para presionar a la Comisión de Límites de Plataforma Continental de la ONU (Clcs) con el objeto que falle a favor de Guyana.

La Clcs tiene en sus manos la solicitud de extensión de plataforma continental que presentó Guyana y que podría afecta la fachada atlántica venezolana. Si decide aprobar la extensión guyanesa, legalmente no surtirá efecto para prejuzgar la delimitación marina, pero si acepta la objeción venezolana, tendrá que negociar y sería entonces una gran oportunidad para reactivar la reclamación del Esequibo.

17MAY2012

Toman en cuenta objeción venezolana sobre Guyana[31].

Una subcomisión evaluará pretensión guyanesa de extensión marítima.

Califican de positiva actuación de la diplomacia (ADOLFO ACOSTA)

La Comisión de Plataforma Continental de la ONU (Clcs por sus siglas en inglés) que estudia la solicitud de Guyana de extender la plataforma continental, no desestimó la comunicación de Venezuela en la que objetó dicha presentación.

Un documento que resume el trabajo de la última sesión de la Clcs, señala que la Comisión tomó en cuenta la comunicación de Venezuela y la respuesta de Guyana sobre el tema y que la presentación será evaluada por una subcomisión que se establecería “en un período de sesiones futuro”.

El artículo cinco de la Convención del Mar señala que: “A menos que decida otra cosa, la Comisión funcionará mediante subcomisiones integradas por siete miembros, designados de forma equilibrada teniendo en cuenta los elementos específicos de cada presentación”.

El presidente de la Clcs, el mexicano Galo Carrera Hurtado, no podrá integrar esa subcomisión, por haber asesorado la presentación guyanesa.

La subcomisión estudiará el caso y presentará sus recomendaciones a la plenaria de la Clcs, que la evaluará después de estudiar las presentaciones que se hayan introducido previamente ante la Comisión.

Para el experto en derecho internacional Adolfo Salgueiro, que se haya tomado en cuenta la objeción venezolana, quiere decir que la diplomacia nacional consiguió darle una reconsideración al caso, lo que calificó como positivo.

17MAY2012

Venezuela y Guyana trabajan en Nueva York para solventar el conflicto fronterizo[32].

Representantes de Venezuela y Guyana se reunieron esta semana en la sede de Naciones Unidas de Nueva York para avanzar en una solución para los problemas fronterizos que desde hace décadas enfrentan, informaron hoy fuentes del organismo internacional.

“El encuentro de trabajo se celebró en el contexto de las relaciones extremadamente amistosas y cordiales que ahora existen entre Guyana y Venezuela”, aseguró Norman Girvan, mediador del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, para ese conflicto, en un comunicado distribuido en la sede central del organismo.

En la reunión, mantenida el pasado martes y presidida por Girvan, se abordó el problema desde diferentes aproximaciones y se estudiaron nuevos enfoques para la resolución de este tipo de controversias, basados en ejemplos tomados de todo el mundo.

“Los participantes mostraron un espíritu tremendamente positivo y constructivo, y todos coincidieron en que estamos mejor preparados, con información relevante”, añadió el representante la ONU, quien detalló que las partes estudian ahora “nuevos pasos”, aunque evitó informar si se han planteado nuevas reuniones.

Por parte de Venezuela asistieron al encuentro los embajadores Roy Chaderton Martos y Jorge Valero, mientras que los representantes de Guyana fueron el expresidente de su Asamblea Nacional Hari Narayen Ramkarran y el embajador George Talbot.

El conflicto entre ambos territorios viene motivado porque Venezuela reclama 167.839 kilómetros cuadrados en la frontera con Guyana, una extensión de tierra conocida como el Esequibo.

Este litigio se remonta a cuando ese territorio guyanés limítrofe con Venezuela pertenecía al Reino Unido y se ha mantenido tras la independencia del país en 1966.

18MAY2012

Venezuela y Guyana reiniciaron el diálogo[33].

Se estudian los próximos pasos

El ex facilitador Emilio Figueredo afirmó que el encuentro sirve para reiniciar la búsqueda de una solución pacífica de la controversia

Los facilitadores ante la ONU para la resolución de la controversia sobre el Esequibo de Venezuela, Roy Charderton, y de Guyana, Ralph Ramkarran, dialogaron el martes sobre el tema y ahora estudian los próximos pasos a seguir.

El buen oficiante de Naciones Unidas, Norman Girvan, dijo que ambos se mostraron comprometidos con una solución pacífica de la diferencia, según un comunicado de la organización mundial.

Ramkarran y Chaderton coincidieron en un taller sobre la resolución de la controversia, que la ONU auspició en Nueva York. “La actividad se realizó en el contexto de las cordiales relaciones que hay entre Guyana y Venezuela y su compromiso con los buenos oficios”, agregó Girvan, a quien se intentó consultar sin éxito.

El diálogo se produce después de que el 27 de abril cerró el período de sesiones 29 de la Comisión de la ONU sobre Límites de la Plataforma Continental, que decidió crear una subcomisión para estudiar la solicitud de Georgetown de extender su plataforma más allá de las 200 millas náuticas.

El ex facilitador por Caracas Emilio Figueredo afirmó que el encuentro es auspicioso. “Mi lectura es que Naciones Unidas busca reducir tensiones al sentar de manera oficiosa a las partes; es bueno, hay que dialogar y dialogar hasta alcanzar una solución pacífica según el Acuerdo de Ginebra de 1966″, precisó.

18MAY2012

Guyana y Venezuela consideran nuevos pasos para negociar[34].

Girvan no informó si hay pautadas nuevas reuniones

Buen oficiante dictó taller técnico a representantes de los dos países

Representantes de Venezuela y Guyana mantuvieron el martes un encuentro en Nueva York organizado por el buen oficiante del secretario general de las Naciones Unidas (ONU) para la controversia territorial, Norman Girvan, tras el cual estudian “nuevos pasos” para negociar.

De acuerdo a un comunicado de la ONU, los funcionarios de los dos países participaron en un taller técnico que presidió Girvan.

El buen oficiante comentó que el taller se concentró en el estudio de enfoques multidimensionales y de buenas prácticas para la solución de controversias aplicadas en distintos lugares del mundo.

“Los participantes mostraron un espíritu tremendamente positivo y constructivo, y todos coincidieron en que estamos mejor preparados, con información relevante”, añadió Girvan y detalló que las partes estudian ahora “nuevos pasos”, aunque evitó informar si están pautadas nuevas reuniones.

Añadió que el evento “se celebró en medio de una atmósfera sumamente amistosa y cordial, donde los asistentes reiteraron el compromiso de Guyana y de Venezuela para alcanzar una solución pacífica a la querella”.

Por parte de Venezuela asistieron al encuentro los embajadores Roy Chaderton Martos y Jorge Valero, mientras que los representantes de Guyana fueron el expresidente de su Asamblea Nacional Hari Narayen Ramkarran y el embajador George Talbot.

Girvan, quien fue secretario general de la Asociación de Estados del Caribe, sustituyó en su actual función al diplomático y jurista de Barbados Oliver Jackman, fallecido el enero de 2007.

El reclamo venezolano por el Esequibo parecía haber quedado relegado tras una serie acciones y omisiones del Gobierno venezolano, pero la presión de la opinión pública del país a finales de 2011 -tras una solicitud de extensión de plataforma continental de parte de Guyana-, obligó a la Casa Amarilla a actuar y ratificar los intereses venezolanos en la zona y además reanimar el proceso de buenos oficios.

18MAY2012

ROGATIVA POR EL DIFERENDO DE GUYANA ESEQUIBA[35].

Escrito por Francisco Cañizales Verde

Mayo 18, 2012

Nos enteramos por los medios de comunicación social que cubren la noticia como la diligente y dinámica Cancillera de Guayana, Carolyn Rodríguez, aventaja en adarmes de reflexión y capacidad al Canciller de Venezuela, Nicolás Maduro, en la tramitación y correcta conducción del diferendo del Esequibo, que mantienen ambos países, desde hace unos sesenta años.

Tal circunstancia se pone de relieve en estos mismos días, cuando el ente especifico de la Comisión de la ONU, de Limites de la Plataforma Continental, debía decidir la premiosa petición, que formula la Republica Socialista de Guayana, desde el seis de septiembre del año pasado, para extender el limite exterior de su plataforma, mas allá de las doscientas millas náuticas fijadas.

El diferendo entre Venezuela y Guyana comprende el Rio Esequibo, el mar territorial, la zona económica exclusiva y la plataforma continental, lo que resulta suficiente para comprender la magnitud de los derechos e intereses que asisten a Venezuela en su jurisdicción y que la Casa Amarilla de Caracas, debe vigilar y defender con absoluta eficiencia y dedicación.

La petición de Guyana de extender su plataforma marina, se debería considerar en el periodo de sesiones Nro. 29, que se inició el 19 de marzo y cerró el 27 de abril último. En todo este tiempo de pleno laborar de la Comisión de Límites, como lo reseña la prensa y demás medios de comunicación social, el Canciller lo empleó por entero, a defender y presentar el Proyecto de la LOT, una tarea completamente distinta a las habituales funciones de la Cancillería, para las cuales no tiene competencia legítima, ni delegada, e insistir en esa faena, como gallito pataruco en corral ajeno, entorpecen por completo su labor en relaciones exteriores y el alejamiento de sus delicadas obligaciones inseparables, de conservación y defensa de nuestra irrenunciable soberanía. Una materia tan delicada, ligada a los intereses más altos de la nacionalidad, puede estar en extranjeras manos de cubanos, comunistas o maximalistas.

En cambio, si revisamos el prontuario de la Cancillería Guyanesa, Carolyn Rodríguez, es seguro que sorprende la actividad y tareas por ella emprendidas y realizadas. Para mirar el panorama desde terreno objetivo y con animo ponderado, obtuvo el apoyo, según se comenta, de la comunidad del Caricom, Bloque Regional del Caribe y los homólogos de la cancillera Rodríguez de esa importante comunidad, de nuestra zona de influencia, le ofrecieron pleno apoyo y se distanciaron de Venezuela. En la reciente Cumbre de las Américas, con sede en Buenos Aires, la Republica Argentina y Bolivia, tuvieron unánime respaldo en la lucha por Las Malvinas y en su derecho a la salida al mar y total respaldo del bloque hemisférico. La Cancillería venezolana, llegó con las manos vacías y no abogó por nuestro justísimo diferendo.

El diferendo de Guyana Esequiba ha generado una descollante historia diplomática e incidencias dignas de evocar. En la actualidad se disciplina por el Convenio de Bruselas de 1.966. Su primer trámite se inicia bajo la presidencia del Prócer Carlos Soublette, quien designo Ministro Plenipotenciario al eminente doctor Alejo Fortique, quien presidió la más descollante comisión que Venezuela destacó al Viejo Mundo. El doctor Fortique celebró con el Canciller Británico Abedeen, convenio muy honorable y satisfactorio a los intereses de Venezuela, pero un sedicente Consejo de Estado, se negó ratificar. Eso malo tienen los Consejos de Estado de torpe criterio. Lo mismo pasó con el Tratado Pombo-Michelena, que nos reconocía la mitad de la Goajira y se rechaza con notable perjuicio.

El laudo de Paris de 1.899 no fue aceptado por Venezuela. Se juzgó írrito y nulo. Después se supo por el eminente Apoderado de Venezuela, doctor Mallet-Prevest Severo, que los Comisionados Británico y Ruso, pactaron en contra de Venezuela y a favor de sus imperios, unos 149.500 KM2. En el arreglo Fortique-Abendeen, se entregaban unos 4500KM2, en la Guayana.

Queda Venezuela en espera de justicia. La reclamación puede ser reemprendida. Estamos en buena oportunidad para la próvida cosecha. Necesitamos saber hacer buen uso, con acierto y efectividad del uti possideti juris. No descuidar el principio de la Aquiescencia diplomática y de la Ley de Topel, que son aceptados en escenarios internaciónales como operadores jurídicos del Jus Gentium y pueden robustecer el derecho ajeno. Con énfasis, increpó el Libertador en su primer discurso: “vacilar es perdernos”. Cuando la fe en la razón vacila no se puede vivir ni convivir.

 18MAY2012

Guyana, el Caribe y la ONU[36].

En un reciente comunicado, la Comunidad del Caribe (Caricom), al final de la reunión de su Consejo para las Relaciones Exteriores y Comunitarias (Cofcor), celebrada en Paramaribo, Suriname, entre el 3 y 4 de mayo, reitera su acostumbrado y automático apoyo al mantenimiento de la integridad territorial y la soberanía de Guyana, en el marco de la controversia con Venezuela  sobre el territorio Esequibo.

Sin embargo en esta ocasión,  el Cofcor califica como lamentable la objeción venezolana frente a la solicitud de Guyana a la Comisión de Límites de la ONU, para ampliar su plataforma continental, sin consultar con Venezuela y sin resolver la controversia sobre el Esequibo.  Además Guyana logró que el Cofcor mencionara que no existe una disputa territorial entre Guyana y Venezuela.  Lo cual es un evidente desconocimiento del Acuerdo de Ginebra de 1966, que es el marco jurídico que regula la controversia venezolano-guyanesa. Incoherentemente, el comunicado toma nota que ambos países mantienen su confianza en el proceso de los Buenos Oficios del Secretario General de la ONU, según previsto en el Acuerdo de Ginebra.

Es incoherente decir que no hay disputa territorial, cuando una de las dos partes afirma que la hay y cuando además existe un proceso de negociación bilateral al respecto, con los Buenos Oficios del Secretario General de la ONU, en el marco del Acuerdo de Ginebra, que afirma:  se debe  buscar “soluciones satisfactorias para el arreglo práctico de la controversia”.

Según Guyana, la controversia mencionada en  el Acuerdo de Ginebra  se limita a establecer la validez o nulidad del Laudo Arbitral de 1899, considerado nulo por Venezuela. Si eso fuese cierto,  no se entendería la razón por la cual  Guyana aceptó firmar el Acuerdo de Ginebra. Simplemente, se debería haber ido a la Corte Internacional de La Haya.

Es indudable que, jurídicamente, para Guyana, el acuerdo de Ginebra es innecesario y deletéreo. Cheddi Jagan, el ya desaparecido exPresidente de la república y líder fundador del Partido Progresista del Pueblo (PPP), actualmente en el Gobierno, como jefe de la entonces oposición guyanesa, se opuso a la firma del Acuerdo de Ginebra y, en su obra “The West on Trial”, escribe al respecto: “El gobierno de coalición PNC-UF firmó conjuntamente con los gobiernos venezolano y británico el Acuerdo de Ginebra… y creó una Comisión Mixta (Guyana-Venezuela). Así se concedió reconocimiento a la espuria reclamación territorial venezolana y lo que era un caso cerrado desde 1899 fue reabierto.” Es interesante destacar que estas palabras del líder fundador del actual partido de gobierno guyanés admiten claramente que, con la firma del Acuerdo de Ginebra, Guyana concede reconocimiento a la reclamación venezolana y acepta reabrir el caso que, supuestamente, había sido cerrado con el Laudo de 1899.

La Comisión de Límites de la Plataforma Continental de la ONU decidió pasar la solicitud de Guyana a una subcomisión. El gobierno venezolano debería iniciar una ofensiva diplomática a través de la Cancillería y del negociador por Venezuela el “facilitador” embajador Roy Chaderton para aclararle a la comunidad internacional, a la Caricom en general  y en particular a los tres países que  son  “aliados” de Venezuela en  el ALBA, la posición venezolana, reafirmando nuestros derechos, pero también nuestra disposición a encontrar en la negociación una solución práctica y mutuamente satisfactoria a la controversia.

Además el  gobierno venezolano, dada la relevancia de las funciones del  Facilitador, debería  nombrar a una persona que pueda atender sus funciones a tiempo completo. Algo imposible en la actualidad, tomando en cuenta que el embajador Chaderton es también embajador ante la OEA, diputado principal al Parlamento Latinoamericano y miembro del recientemente integrado Consejo de Estado.

4JUN2012

Guyana explora área en fachada atlántica venezolana Stabroek[37].

Las labores en el bloque Stabroek había sido paralizada por protesta en 2000.

Aníbal Martínez, del Frente Prodefensa del Petróleo Venezolano, calificó de “hostil” la exploración petrolera ordenada por Guyana ARCHIVO/CHEO PACHECO

ACELERAN TRABAJOS

Lunes 4 de junio de 2012  12:00 AM

Las labores de exploración petrolera en un bloque concedido por Guyana frente a la fachada atlántica venezolana y que habían sido paralizadas tras una protesta de Venezuela entre los años 1999 y 2000, fueron reactivadas por las empresas Exxon Mobil y Shell.

El bloque reactivado es el denominado Stabroek, donde las transnacionales petroleras culminaron las labores de levantamiento sísmico y están llevando a cabo un proyecto de perforación. En enero pasado el presidente guyanés Donald Ramotar se reunió con funcionarios de Exxon Mobil y hablaron del avance de los trabajos.

El bloque no solo ocupa parte del área marítima correspondiente a la zona en reclamación, sino también la fachada atlántica de Venezuela, frente a las costas de Delta Amacuro.

La concesión a Exxon Mobil fue otorgada por el Gobierno guyanés en 1999 y junto a la entrega del bloque llamado Pomeroon a la empresa canadiense CGX, ocasionó una contundente respuesta del Gobierno venezolano.

Aníbal Martínez, presidente del Frente Prodefensa del Petróleo Venezolano, explica que en ese “acto hostil” de Guyana en 1999, entregó concesiones sobre el 60% de la fachada atlántica venezolana, lo que fue protestado por vías diplomáticas por Venezuela al Gobierno vecino. Además, el Frente y el Ministerio de Energía y Minas venezolano, denunciaron el caso ante el Congreso Mundial del Petróleo, en Calgary, Canadá en junio de 2000 y en el de Río de Janeiro, Brasil, en septiembre de 2002.

En el caso del bloque de Pomeroon, la CGX ni siquiera comenzó los trabajos. Sobre el otro bloque, hubo resistencia.

En agosto de 2000 Exxon Mobil rechazó las afirmaciones hechas por el entonces canciller venezolano, José Vicente Rangel, de que esa empresa se retiraría del bloque de exploración Stabroek. “Somos conscientes de los comentarios del ministro de Relaciones Exteriores, pero no tenemos planes actuales de renunciar a esa concesión”, declaró en ese momento a agencias internacionales el portavoz de Exxon Mobil, Bob Davis.

No obstante, para preservar sus intereses en Venezuela, debido a las insistentes denuncias ante distintas instancias por parte de Venezuela y con la aceptación de Guyana, Exxon Mobil paralizó las labores en Stabroek.

Un cable revelado por Wikileaks confirmó la paralización de los trabajos. En un reporte de la Embajada de Estados Unidos en Georgetown, el embajador Roland Bullen afirmó en 2006 que “Exxon Mobil, que tiene una concesión potencialmente lucrativa en los lechos marinos que están dentro de la zona en disputa, no ha sido capaz de explotar el bloque, para que no ponga en peligro su participación en la BRV (República Bolivariana de Venezuela)”.

La ruptura con Exxon

Pero la situación cambió. En el año 2007 Venezuela incautó equipos de la Exxon Mobil y en 2008 rompió todo tipo de relación con las transnacional petrolera estadounidense, que demandó a la nación ante instancias internacionales. De esta forma se esfumó el temor de Exxon de trabajar en el bloque concedido por Guyana.

Por su parte, en el año 2009, Guyana solicitó ante la Comisión de Límites de Plataforma Continental una extensión de la plataforma más allá de las 250 millas – que todavía está pendiente de resolverse- mientras daba luz verde a Exxon a las labores en Stabroek.

En abril de 2009 la Shell anunció que había adquirido una participación del 25 por ciento en la licencia de exploración de Stabroek para expandir sus operaciones en América Latina. La licencia, según informó la Shell, cubre 47.000 kilómetros cuadrados donde la unidad de Exxon, posee el 75 por ciento.

Para Aníbal Martínez, estas labores de exploración que actualmente están llevando a cabo empresas transnacionales mediante una concesión otorgada por Guyana en la fachada atlántica venezolana, deben ser consideradas, como en 1999 un acto “hostil”.

A pesar de que la información es de conocimiento de la Cancillería venezolana, no se ha pronunciado al respecto, pero la participación de José Vicente Rangel en el Consejo de Gobierno -quien como canciller protestó en 1999 las concesiones guyanesas-, podría influir para dar un respuesta.

4JUN2012

Guyana explora área en fachada atlántica venezolana[38].

Aníbal Martínez, del Frente Prodefensa del Petróleo Venezolano, calificó de “hostil” la exploración petrolera ordenada por Guyana ARCHIVO/CHEO PACHECO

Las labores de exploración petrolera en un bloque concedido por Guyana frente a la fachada atlántica venezolana y que habían sido paralizadas tras una protesta de Venezuela entre los años 1999 y 2000, fueron reactivadas por las empresas Exxon Mobil y Shell.

El bloque reactivado es el denominado Stabroek, donde las transnacionales petroleras culminaron las labores de levantamiento sísmico y están llevando a cabo un proyecto de perforación. En enero pasado el presidente guyanés Donald Ramotar se reunió con funcionarios de Exxon Mobil y hablaron del avance de los trabajos.

El bloque no solo ocupa parte del área marítima correspondiente a la zona en reclamación, sino también la fachada atlántica de Venezuela, frente a las costas de Delta Amacuro.

La concesión a Exxon Mobil fue otorgada por el Gobierno guyanés en 1999 y junto a la entrega del bloque llamado Pomeroon a la empresa canadiense CGX, ocasionó una contundente respuesta del Gobierno venezolano.

Aníbal Martínez, presidente del Frente Prodefensa del Petróleo Venezolano, explica que en ese “acto hostil” de Guyana en 1999, entregó concesiones sobre el 60% de la fachada atlántica venezolana, lo que fue protestado por vías diplomáticas por Venezuela al Gobierno vecino. Además, el Frente y el Ministerio de Energía y Minas venezolano, denunciaron el caso ante el Congreso Mundial del Petróleo, en Calgary, Canadá en junio de 2000 y en el de Río de Janeiro, Brasil, en septiembre de 2002.

En el caso del bloque de Pomeroon, la CGX ni siquiera comenzó los trabajos. Sobre el otro bloque, hubo resistencia.

En agosto de 2000 Exxon Mobil rechazó las afirmaciones hechas por el entonces canciller venezolano, José Vicente Rangel, de que esa empresa se retiraría del bloque de exploración Stabroek. “Somos conscientes de los comentarios del ministro de Relaciones Exteriores, pero no tenemos planes actuales de renunciar a esa concesión”, declaró en ese momento a agencias internacionales el portavoz de Exxon Mobil, Bob Davis.

No obstante, para preservar sus intereses en Venezuela, debido a las insistentes denuncias ante distintas instancias por parte de Venezuela y con la aceptación de Guyana, Exxon Mobil paralizó las labores en Stabroek.

Un cable revelado por Wikileaks confirmó la paralización de los trabajos. En un reporte de la Embajada de Estados Unidos en Georgetown, el embajador Roland Bullen afirmó en 2006 que “Exxon Mobil, que tiene una concesión potencialmente lucrativa en los lechos marinos que están dentro de la zona en disputa, no ha sido capaz de explotar el bloque, para que no ponga en peligro su participación en la BRV (República Bolivariana de Venezuela)”.

La ruptura con Exxon

Pero la situación cambió. En el año 2007 Venezuela incautó equipos de la Exxon Mobil y en 2008 rompió todo tipo de relación con las transnacional petrolera estadounidense, que demandó a la nación ante instancias internacionales. De esta forma se esfumó el temor de Exxon de trabajar en el bloque concedido por Guyana.

Por su parte, en el año 2009, Guyana solicitó ante la Comisión de Límites de Plataforma Continental una extensión de la plataforma más allá de las 250 millas – que todavía está pendiente de resolverse- mientras daba luz verde a Exxon a las labores en Stabroek.

En abril de 2009 la Shell anunció que había adquirido una participación del 25 por ciento en la licencia de exploración de Stabroek para expandir sus operaciones en América Latina. La licencia, según informó la Shell, cubre 47.000 kilómetros cuadrados donde la unidad de Exxon, posee el 75 por ciento.

Para Aníbal Martínez, estas labores de exploración que actualmente están llevando a cabo empresas transnacionales mediante una concesión otorgada por Guyana en la fachada atlántica venezolana, deben ser consideradas, como en 1999 un acto “hostil”.

A pesar de que la información es de conocimiento de la Cancillería venezolana, no se ha pronunciado al respecto, pero la participación de José Vicente Rangel en el Consejo de Gobierno -quien como canciller protestó en 1999 las concesiones guyanesas-, podría influir para dar un respuesta.

4JUN2012

Figueredo recomienda protestar concesiones guyanesas en aguas venezolanas[39].

Según el exnegociador en la reclamación del Esequibo, si el Gobierno no rechaza la actuación de Guyana podría configurarse “un delito de traición a la patria”.

Lunes 4 de junio de 2012  04:41 PM

Caracas.- El ex negociador venezolano en la reclamación del territorio Esequibo, Emilio Figueredo, considera que si Venezuela no protesta las concesiones que Guyana ha entregado a empresas transnacionales en la fachada atlántica venezolana “se podría configurar un delito de traición a la patria”.

Explicó que las concesiones otorgadas a las empresas Exxon Mobil y Shell están frente a la proyección del Delta del Orinoco venezolano.

Recomendó que el presidente de la República, Hugo Chávez, de una respuesta rápida y contundente al tema.

Las referidas transnacionales han reactivado las labores en el llamado bloque Stabroek, cuya concesión fue protestada en el año 2000 por la Cancillería venezolana, lo que ocasionó en ese momento que no siguieran adelante con los proyectos exploratorios en la zona.

5JUN2012

Guyana confirma estudios en bloque que protestó Venezuela[40].

Sugieren fijar posición sobre concesiones en aguas venezolanas

Los cancilleres de Guyana y Venezuela coincidieron esta semana en Bolivia, durante la Asamblea de la OEA.

martes 5 de junio de 2012  12:00 AM

El Gobierno guyanés y empresas transnacionales han confirmado los trabajos exploratorios en el bloque petrolero llamado Stabroek, que fue protestado por Venezuela en el año 2000.

El Ministerio de Recursos Naturales y Ambiente de Guyana publica en su portal electrónico los planes para el año 2012 en sectores mineros, forestales y petroleros. En esa última sección confirman la “adquisición de datos sísmicos 2D (dos dimensiones) en el bloque Stabroek de Esso (parte de la corporación Exxon Mobil) /Shell”.

Una porción de dicho bloque está ubicado en la proyección marítima del Delta del Orinoco y otra porción está frente a la proyección de la zona en Reclamación.

En el informe financiero de Exxon, correspondiente al año pasado, la transnacional estadounidense informa: “Tenemos una participación de 50 por ciento para operar el bloque de aguas profundas Stabroek (9.6 millones de acres) de la costa de Guyana. La interpretación de un recién adquirido estudio sísmico 2D para evaluar la prospectividad está en marcha. Adicionalmente, la adquisición del estudio sísmico 3D también está previsto”.

En 2009, Shell compró a Exxon 25% de sus derechos en Stabroek, pero según el portal electrónico de ambas empresas, han decidido asociarse por partes iguales.

Una nota de prensa de la agencia gubernamental guyanesa Gina, confirma que el estudio sísmico de Stabroek está listo. Al reseñar el encuentro entre un representante de Exxon y el presidente guyanés Donald Ramotar en enero pasado se informa: “La compañía está llevando a cabo el proyecto de perforación en un bloque costa afuera en aguas profundas, a través de una empresa conjunta con Shell, y desde entonces ha realizado un amplio estudio sísmico que está pronto a ser examinado como una guía para el futuro.”

Aníbal Martínez, geólogo y del Frente Prodefensa del Petróleo Venezolano , explicó que estos levantamientos sísmicos como los que se han desarrollado en Stabroek, forman parte de las labores previas a la perforación.

El levantamiento sísmico requeriría la presencia en la zona de grandes buques, pero fuentes vinculadas a la Armada venezolana aseguran que no han tenido evidencia de la realización de estos trabajos.

No obstante, la información de la Exxon refiere que los estudios están listos (hablan del bloque y no de una parte) y que culminado el levantamiento en dos dimensiones, ahora se pretende realizar uno en 3D.

El bloque Stabroek y uno de nombre Pomeroon fueron entregados en concesión por Guyana en 1999 y ocasionó una fuerte reacción del Gobierno venezolano en ese momento, que obligó a los concesionarios a no realizar labores exploratorias en la zona, pero de acuerdo a la información proveniente de Guyana, se dio luz verde en el bloque Stabroek.

En espera de reacción

El exnegociador venezolano en la reclamación del Esequibo, Emilio Figueredo, dice que el presidente de la República, Hugo Chávez, “tiene que ratificar su rechazo del año 2000 sobre las concesiones y no aceptar ninguna actividad que se realice en la zona bajo posesión y jurisdicción de Venezuela.

Señaló que en este caso, no solo es la zona en reclamación lo que está en juego, sino “la amputación de la prolongación del Delta”.

Considera que el Gobierno de Guyana está preparando un expediente para presentar la inacción del Gobierno venezolano como falta de interés en el tema y en la zona.

Explicó que las condiciones fiscales que da Guyana deben ser muy interesantes para que estas multinacionales inviertan en la zona.

El embajador Figueredo considera además que si Venezuela no protesta las concesiones que Guyana ha entregado a empresas transnacionales en la fachada atlántica venezolana “se podría configurar un delito de traición a la patria”.

Se conoció que la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) tiene previsto emitir un comunicado sobre el tema, mientras en Cancillería el silencio reina.

El canciller venezolano Nicolás Maduro coincidió ayer en Cochabamba, Bolivia, con su homóloga guyanesa Carolyn Rodrigues-Birkett, durante la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos y se desconoce si hablaron del tema. En ocasiones pasadas, cuando se han presentado diferencias, han convocado una reunión con el buen oficiante del secretario general de las Naciones Unidas.

6JUN2012

Exploración de crudo de Guyana reaviva polémica con Venezuela[41].

Miércoles 6 de junio de 2012 21:13 GYT

La disputa por la región conocida como Esequibo resurgió el año pasado cuando Guyana solicitó a la ONU extender su plataforma continental -el área donde los países controlan los recursos marítimos- hacia una región en la que Venezuela ha otorgado concesiones de gas natural.

REGION DEL ESEQUIBO

Guyana, un país más pequeño y más pobre, aún depende de importaciones para cubrir sus necesidades energéticas y ha invitado a compañías como la española Repsol a buscar petróleo en otras áreas mar adentro no afectadas por la disputa.

En Esequibo, un área de sabana y selva, hay muy pocas señales de presencia venezolana. Muchos guyaneses ven a la región como clave para su futuro económico debido a sus reservas mineras como oro, diamantes y bauxita.

Chávez ha tomado una postura conciliatoria en la disputa, entablando amistad con el ex presidente guyanés Bharrat Jagdeo y vendiendo combustible al país en términos favorables bajo la iniciativa energética Petrocaribe.

Guyana otorgó concesiones para la explotación de bauxita y oro en Esequibo, un punto discutido para los críticos de Chávez.

“Pretenden reactivar dos bloques en concesiones petroleras a la Exxon Mobil y a la Shell, concesiones petroleras que no sólo ocupan parte de las aguas territoriales de nuestra zona en reclamación, sino que llegan a ocupar parte de la plataforma continental de Venezuela”, dijo la diputada opositora María Corina Machado el martes en una sesión legislativa.

“Esto es un hecho gravísimo que amerita una reacción firme y enérgica por parte de la Cancillería y el Gobierno venezolano no ha hecho nada”, agregó.

Los aliados de Chávez calificaron al tratamiento de la oposición sobre el tema como poco más que demagogia manipuladorapara incitar la política partidaria.

Las compañías petroleras han mostrado un creciente interés en la región nororiental de Sudamérica, en donde expertos de la industria describieron un reciente hallazgo mar adentro de la Guayana Francesa como un descubrimiento que cambia el panorama energético de la región.

7JUN2012

Exxon entra en Guyana para volver a la faja[42].

VENEZUELA: “jueves, 7 de junio de 2012″

Guyana ha establecido concesiones petroleras ignorando la demanda venezolana sobre el Esequibo y su mar territorial

Tomado de Entorno Inteligente

Jueves 07 de junio de 2012

La Comisión de Energía y Petróleo de la Asamblea Nacional realizó un conversatorio sobre la política petrolera venezolana, que por momentos se convirtió en un debate o contraste de opiniones entre el diputado Heliodoro Quintero, uno de los asesores en materia energética de la Mesa de Unidad Democrática y del candidato Henrique Capriles Radonski; y de Fernando Travieso, coordinador del Observatorio Socialista Petrolero y asesor de diferentes organismos vinculados al proceso que lidera el presidente Hugo Chávez.

En la exposición salió a relucir la concesión hecha por el Gobierno de Guyana a petroleras transnacionales como Exxon Mobil y Shell, para la exploración en aguas marítimas que, según expertos venezolanos, abarcan espacios que pertenecen a Venezuela por la reclamación del territorio Esequibo.

“Es más que evidente que se trata de una estrategia de Estados Unidos y de Reino Unido de generar un conflicto entre Venezuela y Guayana. El presidente Hugo Chávez lo tiene muy claro y por eso no cae en la provocación”, afirmó Fernando Travieso en su intervención. “En la actualidad no existe ninguna empresa que se quiera quedar fuera de la faja y por eso el interés de tener el control”, añadió.

Más adelante aseguró que “en el fondo Exxon entra en Guyana porque quiere volver a la faja del Orinoco, sabe que son las reservas más grandes del mundo y lo debería hacer, pero siempre y cuando resuelva su problema legal con Pdvsa”.

El parlamentario Quintero criticó que el Ejecutivo no haya fijado una posición sobre los planes que emprende el Gobierno guyanés e insistió en avalar los señalamientos que aseguran que están vulnerando la soberanía del país.

Altos precios. Otro asunto que se debatió en el conversatorio fue el precio del petróleo y la brusca caída que ha registrado en las últimas semanas. En opinión de Fernando Travieso la cotización de los crudos de referencia internacional no puede caer por debajo de un precio que haga inviable las inversiones que se requieren hacer en el área de exploración. “Ese nivel está entre 80 y 90 dólares por barril”, dijo.

Heliodoro Quintero se refirió a los problemas que pudiera afrontar el Gobierno si el precio del petróleo comienza a cotizarse por debajo de 90 dólares por barril. Señaló, no obstante, que aún resulta prematuro anticipar que pueda ocurrir un mayor descenso, y mencionó que en la actualidad el precio promedio del crudo venezolano está en 110 dólares por barril, nivel que marca récord.

9JUN2012

Dilema entre estupidez y traición[43].

No se enteraron que están por amputar la integridad territorial en el mar y la plataforma continental.

Sábado 9 de junio de 2012  12:00 AM

Gracias a la “contraloría patriótica” ejercida incansablemente por el Frente Pro Defensa del Petróleo y su presidente Aníbal Martínez, más el seguimiento acucioso del tema Guyana por el periodista Reyes Theis de este diario, es que los venezolanos nos enteramos de cosas que debieran fluir transparentemente en una democracia participativa y protagónica como la que nos quiere vender el gobierno de turno que -insólitamente- se proclama nacionalista y defensor de la soberanía nacional.

Es así como hace algunos meses salió a la luz que nuestra “nación amiga y vecina” -Guyana- había iniciado una gestión ante el órgano pertinente de Naciones Unidas para extender su plataforma continental mintiendo al afirmar de mala fe ante la respectiva Comisión que no existe contencioso alguno en relación con las áreas reclamadas. Mintieron porque el Acuerdo de Ginebra de 1966, entre las partes, obliga a Venezuela y a Guyana a buscar una solución práctica a la contención venezolana de que el laudo arbitral de 1899 que benefició amplísimamente a Gran Bretaña (entonces potencia metropolitana de su colonia Guayana) es nulo e írrito. Tal acuerdo está tan vigente que existe hasta un buen oficiante designado por el secretario general de Naciones Unidas para facilitar ese diálogo.

Los guyaneses, zamarros como son, herederos de la diplomacia tramposa que caracterizó a la Gran Bretaña imperial, siguen chupando de la teta venezolana a través de Petrocaribe y otros programas de cooperación mientras, junto con sus colegas del Caribe Oriental, nos meten la puñalada trapera cada vez que pueden (caso Isla de Aves).

Ahora nos venimos a enterar que los “hermanos guyaneses” han vuelto a insistir en negociar derechos con las grandes transnacionales petroleras (Exxon y Shell) sobre bloques mar afuera que pueden derivar en la explotación de yacimientos de hidrocarburos que solapan parcialmente no sólo con la fachada de la reclamación del Esequibo sino con la mera prolongación de la fachada territorial venezolana. ¡Y nadie ha dicho nada! ¡Dígame usted cuando en la IV República se toleró cosa siquiera parecida!

Lo insólito es que tengan que ser ciudadanos privados quienes nos den el pitazo mientras el gobierno maneja el asunto con negligencia cuando mínimo culposa y definitivamente sin informar al pueblo al que dicen representar y que no se entera que están por amputarle su integridad territorial en el mar y la plataforma continental.

La información, que ya ha tomado estado público, exige que el gobierno se pronuncie en forma clara y contundente, dejando las carantoñas y pensando en nuestra patria en lugar de las alianzas con el ALBA y la chulocracia del Caribe que solo se acuerda de Venezuela cuando hay que anotarse para una dádiva.

Lo que pasa es que ahora lo que están pensando es en salirse de la OEA, y/o del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, etc., para lo que necesitan todos los apoyos que puedan obtener. Mientras tanto descuidan el otro flanco porque con una Cancillería impedida de hacer su trabajo no pueden caminar y mascar chicle al mismo tiempo como en los tiempos de la “ignominia”.

10JUN2012

Petroleras aprovechan inacción venezolana sobre Guyana.

Se hicieron estudios sísmicos en zonas de Venezuela, por concesión guyanesa

imageRotate: El presidente de Guyana, Bharrat Jadgeo; y una representante de Esso firmando en octubre de 2008 el acuerdo de exploración en Stabroek AGENCIA GINA

El presidente de Guyana, Bharrat Jadgeo; y una representante de Esso firmando en octubre de 2008 el acuerdo de exploración en Stabroek             AGENCIA GINA

domingo 10 de junio de 2012  12:00 AM

29 de septiembre del año 2000, Houston (Estados Unidos). El vicepresidente de la Esso Exploration and Production Guyana Limited (filial de la Exxon Mobil), G.A. Worthington, envía una carta al Ministro de Petróleo de Guyana renunciando temporalmente a las labores de exploración petrolera en el llamado bloque Stabroek.

Dicho bloque había sido entregado en concesión en 1999 por las autoridades guyanesas e incluye una porción frente al Delta venezolano.

El alto ejecutivo recordó en la misiva que había enviado previamente una carta haciendo referencia a la exploración en la frontera con Surinam y Venezuela y que Esso no podría cumplir sus obligaciones en el bloque por razones de fuerza mayor. Alegó la petrolera, que el contrato establecía que “las disputas internacionales afectan la extensión del área contratada” y recomiendan que “el asunto debe ser tratado por los gobiernos involucrados”.

De esta manera, la Exxon respondía a dos hechos: el reclamo expresado por Venezuela mediante la Cancillería, las denuncias formuladas por el Ministerio de Energía y Minas venezolano ante dos Congresos Mundiales de Petróleo y una acción de la Armada de Surinam, que ordenó el retiro del personal que trabajaba en otro bloque asignado por Guyana pero adyacente a Stabroek.

Renovación

30 de octubre de 2008. El presidente de Guyana Bharrat Jagdeo recibe en su oficina a la gerente de área de Esso, Jan Claire Phillips y firman un suplemento y un addendum a la licencia petrolera de Stabroek.

Los documentos adaptan el área a explorar de acuerdo a la sentencia arbitral de 2007 que fijó los límites marítimos entre Guyana y Surinam, además reprograman el plazo de licencia durante el cual las obligaciones de trabajo ESSO se esperan que se cumplan.

De esta forma Exxon Mobil y el Gobierno de Guyana decidieron seguir adelante con la exploración del bloque Stabroek, obviando de esta forma el reclamo venezolano del año 2000, pero que no fue ratificado por las autoridades venezolanas en 2008.

“Si renovaron la concesión, entonces también hay que renovar el rechazo del año 2000″, opina el exnegociador venezolano para el tema del territorio Esequibo, Emilio Figueredo.

Opina que el rechazo tiene que plantearse sobre la concesión y aclarar que “no se acepta que en áreas bajo posesión, jurisdicción y control de Venezuela se realicen actividades”.

Por su parte, la experta en derecho del mar, profesora Angelina Jaffé, alerta que Stabroek “está en territorio de la proyección de la zona en reclamación, pero también se yuxtapone a lo que ni siquiera está reclamando Guyana en su máxima aspiración con Venezuela”. Asegura que “eso es sumamente grave, porque la zona es explícitamente espacio marítimo venezolano”.

Trabajos exploratorios

De los trabajos exploratorios que se han realizado en el bloque Stabroek, lo que se conoce es que ya realizaron los estudios sísmicos.

Un documento obtenido por El Universal, da cuenta de los primeros trabajos ordenados en la zona. La labor fue encomendada a la empresa Geoterrex-Dighem. Desde el 13 de febrero de 2000 y durante 6 semanas la aeronave Cessna 404 y con serial marcado en la cola C-GCTA con 6 personas a bordo realizaron labores de estudios aeromagnéticos.

La duda si la aeronave entró en el espacio aéreo venezolano para realizar el estudio es aclarado en el volumen I de un documento que presentó Guyana en 2005 en el arbitraje por la acción de la Armada de Surinam. Dice Guyana que la prueba aeromagnética se realizó en el bloque “de oeste a este sin que Surinam protestara”. Venezuela tampoco lo hizo.

Más recientemente, la Exxon detalla en su informe financiero de 2011, que en Stabroek -que comparte con Shell- se encuentra “realizando las interpretación de un estudio sísmico en 2D recientemente adquirido” y planean “contratar un estudio en 3D”.

No obstante, el ministro guyanés de Recursos Naturales Robert Persaud, afirmó el jueves que “en estos momentos no hay una pieza simple o una plataforma” (en el bloque), pero no dijo nada de los estudios sísmicos levantados. También un vocero de la Exxon dijo que no se había realizado en Stabroek ningún tipo de actividad en los últimos 6 meses, pero obvió informar qué han hecho en los últimos años.

10JUN2012

Petroleras aprovechan inacción venezolana sobre Guyana[44].

Se hicieron estudios sísmicos en zonas de Venezuela, por concesión guyanesa

Domingo 10 de junio de 2012  12:00 AM

29 de septiembre del año 2000, Houston (Estados Unidos). El vicepresidente de la Esso Exploration and Production Guyana Limited (filial de la Exxon Mobil), G.A. Worthington, envía una carta al Ministro de Petróleo de Guyana renunciando temporalmente a las labores de exploración petrolera en el llamado bloque Stabroek.

Dicho bloque había sido entregado en concesión en 1999 por las autoridades guyanesas e incluye una porción frente al Delta venezolano.

El alto ejecutivo recordó en la misiva que había enviado previamente una carta haciendo referencia a la exploración en la frontera con Surinam y Venezuela y que Esso no podría cumplir sus obligaciones en el bloque por razones de fuerza mayor. Alegó la petrolera, que el contrato establecía que “las disputas internacionales afectan la extensión del área contratada” y recomiendan que “el asunto debe ser tratado por los gobiernos involucrados”.

De esta manera, la Exxon respondía a dos hechos: el reclamo expresado por Venezuela mediante la Cancillería, las denuncias formuladas por el Ministerio de Energía y Minas venezolano ante dos Congresos Mundiales de Petróleo y una acción de la Armada de Surinam, que ordenó el retiro del personal que trabajaba en otro bloque asignado por Guyana pero adyacente a Stabroek.

Renovación

30 de octubre de 2008. El presidente de Guyana Bharrat Jagdeo recibe en su oficina a la gerente de área de Esso, Jan Claire Phillips y firman un suplemento y un addendum a la licencia petrolera de Stabroek.

Los documentos adaptan el área a explorar de acuerdo a la sentencia arbitral de 2007 que fijó los límites marítimos entre Guyana y Surinam, además reprograman el plazo de licencia durante el cual las obligaciones de trabajo ESSO se esperan que se cumplan.

De esta forma Exxon Mobil y el Gobierno de Guyana decidieron seguir adelante con la exploración del bloque Stabroek, obviando de esta forma el reclamo venezolano del año 2000, pero que no fue ratificado por las autoridades venezolanas en 2008.

“Si renovaron la concesión, entonces también hay que renovar el rechazo del año 2000″, opina el exnegociador venezolano para el tema del territorio Esequibo, Emilio Figueredo.

Opina que el rechazo tiene que plantearse sobre la concesión y aclarar que “no se acepta que en áreas bajo posesión, jurisdicción y control de Venezuela se realicen actividades”.

Por su parte, la experta en derecho del mar, profesora Angelina Jaffé, alerta que Stabroek “está en territorio de la proyección de la zona en reclamación, pero también se yuxtapone a lo que ni siquiera está reclamando Guyana en su máxima aspiración con Venezuela”. Asegura que “eso es sumamente grave, porque la zona es explícitamente espacio marítimo venezolano”.

Trabajos exploratorios

De los trabajos exploratorios que se han realizado en el bloque Stabroek, lo que se conoce es que ya realizaron los estudios sísmicos.

Un documento obtenido por El Universal, da cuenta de los primeros trabajos ordenados en la zona. La labor fue encomendada a la empresa Geoterrex-Dighem. Desde el 13 de febrero de 2000 y durante 6 semanas la aeronave Cessna 404 y con serial marcado en la cola C-GCTA con 6 personas a bordo realizaron labores de estudios aeromagnéticos.

La duda si la aeronave entró en el espacio aéreo venezolano para realizar el estudio es aclarado en el volumen I de un documento que presentó Guyana en 2005 en el arbitraje por la acción de la Armada de Surinam. Dice Guyana que la prueba aeromagnética se realizó en el bloque “de oeste a este sin que Surinam protestara”. Venezuela tampoco lo hizo.

Más recientemente, la Exxon detalla en su informe financiero de 2011, que en Stabroek -que comparte con Shell- se encuentra “realizando las interpretación de un estudio sísmico en 2D recientemente adquirido” y planean “contratar un estudio en 3D”.

No obstante, el ministro guyanés de Recursos Naturales Robert Persaud, afirmó el jueves que “en estos momentos no hay una pieza simple o una plataforma” (en el bloque), pero no dijo nada de los estudios sísmicos levantados. También un vocero de la Exxon dijo que no se había realizado en Stabroek ningún tipo de actividad en los últimos 6 meses, pero obvió informar qué han hecho en los últimos años.

31JUL2012

Qué pasa con el Esequibo y la fachada atlántica[46].

Martes 31 de julio de 2012  11:30 AM

Después que en la reunión de cancilleres de la Comunidad del Caribe (Caricom) del 3 y 4 de mayo pasados, Guyana lograra que, en el comunicado conjunto se mencionara que no existe una disputa territorial entre Venezuela y Guyana, lo cual es un evidente desconocimiento del Acuerdo de Ginebra de 1966, Venezuela debería haber iniciado una ofensiva diplomática para aclararle la posición venezolana a la comunidad internacional, a la Caricom en general y, en particular, a los tres países de la Caricom que son “aliados” de Venezuela en el ALBA.

Además, dado el interés de Guyana de ampliar su plataforma continental y que, en el reglamento de la Comisión de Límites de la ONU se establece que no se puede presentar una solicitud de ampliación de la plataforma continental si hay una disputa territorial en el área correspondiente, una Cancillería eficiente debería aprovechar la coyuntura para reactivar la negociación con Guyana. También, dado que la Comisión de Límites pasó la solicitud de Guyana de ampliar su plataforma continental a una subcomisión, deberíamos estar haciendo un intenso trabajo de “lobby” al respecto.

Desgraciadamente, el desinterés de la Cancillería en el tema es evidente, lo cual demuestra el falso nacionalismo de este gobierno, que se “rellena la boca” con la palabra soberanía cuando se trata de atacar retóricamente a EEUU o a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, pero es incapaz de defender la integridad territorial de Venezuela. He tenido información que el consuetudinario patrullaje que la Armada hacía en nuestra fachada atlántica colindante con la Zona en Reclamación ha sido suspendido.  Lo grave es que el desinterés del Gobierno no es solo por la incapacidad de una Cancillería desmantelada y destartalada, sino tiene que ver directamente con la voluntad del Comandante-Presidente. Octavio Paz decía que “la ceguera biológica impide ver, pero la ceguera ideológica impide pensar”, efectivamente la ceguera ideológica marxistoide  y un antiyankismo visceral le hicieron creer al caudillo, y para colmo afirmar públicamente, que la reactivación de la reclamación venezolana en 1962  fue por presión del imperio, que tenía como objetivo desestabilizar al gobierno izquierdista de Cheddi Jagan, que poseía apenas una autonomía interna pero era todavía una colonia británica. Esta patraña no se la creen ni siquiera los guyaneses, efectivamente solo en tiempos relativamente  recientes se ha mencionado esta tesis en Guyana.

La ceguera ideológica marxistoide enfatiza también el internacionalismo de la “lucha de clases” internacional: “países pobres” vs “países ricos”, lo cual induce también al Yo-El Supremo a no defender adecuadamente la soberanía venezolana en el Esequibo, nuestra fachada atlántica y la proyección de nuestra Isla de Aves en el Caribe. Todo esto viene reforzado por la megalomanía de la política exterior. Chávez, “intoxicado” por los abultados y coyunturales ingresos petroleros de los últimos años, cree de verdad que Venezuela es una gran potencia y que su búsqueda de una gran alianza con los países caribeños requiere abandonar, en la práctica, la defensa de los intereses territoriales de Venezuela en el área.

Los venezolanos deberíamos unirnos en la defensa de la soberanía nacional.

El nuevo gobierno, que se instaurará en el 2013, deberá buscar un gran consenso nacional, a través de la consulta y el diálogo con los diversos actores nacionales, para defender los intereses permanentes del Estado venezolano.

14AGO2012

Guyana y la ofensiva diplomática[47].

Martes 14 de agosto de 2012  02:36 PM

Guyana trabaja intensamente en el campo diplomático en función de sus intereses. Recientemente, logró que la Comunidad del Caribe (Caricom) mencionara en un comunicado que no existe una disputa territorial entre Venezuela y Guyana, lo cual implica un desconocimiento del Acuerdo de Ginebra de 1966. La Comisión de Límites de la ONU pasó a una subcomisión la solicitud de Guyana de ampliar la plataforma continental que afecta negativamente los derechos de Venezuela en la Fachada Atlántica del Esequibo y del Delta del Orinoco. Advertimos, en esta misma columna, de la necesidad de una ofensiva diplomática en la comunidad internacional, en general y en el Caribe en particular,  para aclarar la posición venezolana y que además era necesario hacer un serio trabajo de “lobby” en la ONU en el tema de la solicitud guyanesa.

Para esa necesaria y urgente ofensiva diplomática podría ser útil recordarle a la actual Cancillería los siguientes argumentos.

El Acuerdo de Ginebra en el Art. 1 dice que hay: “buscar soluciones satisfactorias para el arreglo práctico de la controversia entre Venezuela y el Reino Unido surgida como consecuencia de la contención venezolana de que el Laudo Arbitral de 1899 sobre la frontera entre Venezuela y Guayana Británica es nulo e irrito. “Según la posición guyanesa, la controversia se limita a establecer la validez o nulidad del Laudo. Venezuela, por su parte, afirma que no tiene sentido proponer una solución “práctica y mutuamente satisfactoria” a una controversia estrictamente jurídica. Por tanto, a primera vista, no se entendería la razón por la cual Guyana aceptó firmar el Acuerdo de Ginebra. Si el tema era solo la validez o nulidad del Laudo de 1899, lo lógico era ir a terceros: Un arbitraje o la Corte Internacional de La Haya.

Para defender internacionalmente nuestra interpretación del Acuerdo de Ginebra deberían utilizarse los argumentos críticos al Acuerdo de Ginebra que  la oposición le hizo al gobierno de Forbes Burnham que lo firmó.

Cheddi Jagan, el ya desaparecido expresidente de la República y líder fundador del Partido Progresista del Pueblo (PPP), actualmente en el Gobierno, como jefe de la entonces oposición guyanesa, se opuso a la firma del Acuerdo de Ginebra y, en su obra “The West on Trial”, escribe al respecto: “El gobierno de coalición PNC-UF firmó conjuntamente con los gobiernos venezolano y británico el Acuerdo de Ginebra…y creó una Comisión Mixta (Guyana-Venezuela). Así se concedió reconocimiento a la espuria reclamación territorial venezolana y lo que era un caso cerrado desde 1899 fue reabierto.” Es interesante destacar que estas palabras del líder fundador del actual partido de gobierno guyanés admiten claramente que, con la firma del Acuerdo de Ginebra, Guyana concede reconocimiento a la reclamación venezolana y acepta reabrir el caso que, supuestamente, había sido cerrado con el Laudo de 1899. Otro importante partido político en la historia guyanesa, la Working People s Alliance (WPA), en un comunicado oficial de los primeros  años ’80 del siglo declara que: “la firma del Acuerdo de Ginebra, por parte de Guyana, pone a nuestro país en una situación que limita considerablemente nuestra libertad de acción. Para Guyana insistir ahora en interpretar el acuerdo como un mero instrumento para ratificar el Laudo de 1899, el cual fue puesto en duda en Ginebra, en 1966, probará severamente la paciencia de todos los interesados. Es tiempo ya de decirle al mundo que Guyana está llevando a cabo una enorme autodecepción al afirmar que su posición es la firme defensa del laudo Arbitral de 1899. (El gobierno Burnham) debe explicarle al pueblo guyanés y al mundo, especialmente al Caribe, qué intención tenía al acordar en 1966 que la disputa debería ser resuelta en una forma satisfactoria tanto para Venezuela como para Guyana. Ya que, en 1966, el Laudo de 1899 no satisfacía más a Venezuela y por la propia evidencia del  Acuerdo de Ginebra eso era bien conocido por Guyana, es el gobierno guyanés que debe decir qué es lo que entendía por una solución práctica de la controversia. Para el gobierno guyanés decir que considera al Laudo de 1899 como una solución definitiva y después ofrecer, en el Acuerdo de Ginebra, de trabajar para una solución práctica aceptable para ambas partes fue muy poco inteligente. Ningún encubrimiento puede ocultar el hecho que el régimen cometió un serio error”.

Este Gobierno ha demostrado su desinterés en defender la soberanía y la integridad territorial de Venezuela. Es tiempo de cambiarlo.

21AGO2012

Comunicado de la ONG Mi Mapa de Venezuela, Incluye nuestro Esequibo[48].

21 AGOSTO, 2012

PUBLICADO EN: NOTICIAS NACIONALES

Asunto: Reclamación Guayana Esequiba Remitente: Mi Mapa de Venezuela Incluye Nuestro Esequibo. COMUNICADO El presente informe pretende difundir la grave declaración emitida por el Jefe de Estado, Hugo Chávez, durante […]

Asunto: Reclamación Guayana Esequiba

Remitente: Mi Mapa de Venezuela Incluye Nuestro Esequibo.

COMUNICADO

El presente informe pretende difundir la grave declaración emitida por el Jefe de Estado, Hugo Chávez, durante el mitin celebrado en el Estado Bolívar, el día 18 de Agosto de 2012 a las 18:15 horas aproximadamente, momento en el cual, indicó ante los asistentes y ante las cámaras del sistema nacional de medios públicos que el sector de San Martin de Turumbam, ubicado en el Estado Bolivar, Municipio Sifontes constituía una “FRONTERA”. Esta grave declaración, emitida por el Jefe de Estado, atenta contra los legítimos Derechos Venezolanos de Soberanía en la Guayana Esequiba, (espacio geográfico ubicado al margen Este del Estado Bolívar),  reclamado por nuestra nación, cuyo status diplomático permanece sometido al Acuerdo de Ginebra del 17 de febrero de 1966.

En consecuencia:

Nosotros, ciudadanos venezolanos, en ejercicio de nuestros deberes constitucionales de honrar y defender a la patria, sus símbolos y valores culturales; resguardar y proteger la soberanía, la nacionalidad, la integridad territorial, la autodeterminación y los intereses de la Nación, establecidos en el Articulo 130 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Manifestamos nuestra indignación ante la evidente aptitud entreguista por parte del Ciudadano Presidente Hugo Chavez, al DESCONOCER de facto la reclamación venezolana sobre la Guayana Esequiba, cuyo litigio permanece VIGENTE a la luz del Derecho Internacional, frente a la Republica Cooperativa de Guyana.

Expresamos nuestra amplia preocupación ante la perjudicial declaración que puede afectar y comprometer negativamente la importante causa nacional de mantener vigente la  reivindicación de los Derechos Venezolanos de Soberanía en el Territorio Esequibo. En consecuencia exigimos:

Primero: Que el Jefe de Estado aclare o rectifique la razón por la cual definió de manera errática al sector de San Martin de Turumbam como “Frontera”. Es fundamental que el Gobierno Nacional explique el motivo que impulso dicha declaración, que puede ser interpretada como una acción entreguista que atenta contra la independencia, la soberanía y la defensa del espacio geografico venezolano, en consecuencia, dicha acción pudiese ser considerada como un acto de ALTA TRAICION A LA PATRIA

Segundo: Que el Gobierno Nacional se mantenga firme y consecuente frente a la ambición de la República Cooperativa de Guyana, sobre la Fachada Atlántica Venezolana, a raíz de la solicitud presentada en Septiembre de 2011 ante la Comisión de Límites de Plataforma Continental de la ONU y se mantenga presto ante las acciones llevadas a cabo por dicho organismo.

Tercero: Que a través de la Comisión Permanente de Política Exterior, Soberanía e Integración de la Asamblea Nacional, se fomente a nivel internacional, el reconocimiento de la Guayana Esequiba como territorio venezolano. Siguiendo como referencia, la práctica geopolítica ejecutada por la República Argentina ante la causa de las Malvinas (Apoyada por Venezuela).

Cuarto: Que desde la Comisión Permanente de Política Exterior, Soberanía e Integración de la Asamblea Nacional se amparen con rectitud y lealtad los supremos intereses del Estado venezolano asociados a la Integridad Territorial, y sea analizado con especial prioridad y atención el tema relativo al litigio del territorio Esequibo.

Por las razones expuestas es menester que los medios de comunicación impulsen una campaña de grandes dimensiones, en la cual reproduzcan las declaraciones del presidente de la Republica, con la finalidad de alertar y fortalecer la conciencia de los venezolanos, que desconocen la gravedad del hecho ocurrido y sus posibles repercusiones negativas ante los intereses nacionales.

24SEP2012

No esquivar el Esequibo[49].

lunes, 24 de septiembre de 2012

Milos Alcalay

Martes, 4 de octubre de 2011

Importante, porque finalmente la Cancillería Venezolana fija una posición publica, y ello era necesario para evitar los efectos que podrían debilitar hacia el futuro, la reivindicación territorial y marítima venezolana

Los Cancilleres Maduro de Venezuela y Rodrigues de Guyana se reunieron en Trinidad para suscribir una declaración conjunta sobre el tema del diferendo sobre el Esequibo. Se trata de un paso importante pero no suficiente.

Importante, porque finalmente la Cancillería Venezolana fija una posición publica, y ello era necesario para evitar los efectos que podrían debilitar hacia el futuro, la reivindicación territorial y marítima venezolana, sin acordar lo que le corresponde a nuestro país a través de negociaciones.

Importante, porque de manera expresa, ambas partes reconocen que existe un diferendo y que es necesario encontrar los mecanismos de solución pacificaestablecidos en el Acuerdo de Ginebra de 1966. A pesar de que no es algo nuevo, es importante, porque Guyana había afirmado ante la Comisión de la ONU, que no había diferendo pendiente.

Importante porque después del prolongado silencio ante la decisión de Guyana de dirigirse a la Comisión de Plataforma Continental de la ONU, la Cancillería Venezolana se pronuncio, pero lo hizo utilizando argumentos “revolucionarios” preocupantes, no solo por desconocer el comunicado de Guyana enviado por intermedio de nuestra Embajada el 13 de Mayo del 2009, sino porque criticaba duramente la posición que Venezuela asumió en defensa del Esequibo en el pasado.

En efecto, al condenar “las viejas actitudes guerreristas y amenazantes de la burguesía venezolana cuyo único objetivo era hostigar a gobiernos progresistas de esa hermana Republica, conforme a los designios de los centros de poder imperiales” y  resaltar que se trataba de  acciones de una “burguesía sometida a los mandatos de Washington”, no solo se basaba en afirmaciones falsas, sino que ponía en peligro los argumentos que se esgrimieron en el pasado y que forman parte del patrimonio histórico-jurídico en el que se fundamento durante décadas la justa defensa de la posición venezolana en el diferendo.

La Declaración Conjunta de Trinidad es importante porque reconoce los alcances del Acuerdo de Ginebra, y porque no repite las descalificaciones hechas en ese comunicado en relación a lo actuado durante la “Cuarta Republica”.

Pero no es suficiente, porque al afirmar que “Guyana reconoce el derecho del Gobierno de Venezuela en dar a conocer sus puntos de vista ante la Comisión”, “reconoce”  un derecho que tiene nuestro Estado como país ribereño de conformidad a lo establecido en el parrafo 2 (a) del Anexo I del Reglamento de la Comisión, y no porque Guyana lo autorice. Queda pendiente que la Cancillería envíe una nota a la Comisión; que realice consultas con instituciones del país ante la nueva dinámica aprobada en Trinidad, y que acelere los mecanismos del Buen Oficiante con un activo facilitador venezolano.

15OCT2012

Reelección de Chávez facilitaría fin de la disputa[50].

 ¿… …? (La Guayana Esequiba-Zona en Reclamación)

Publicado por El Nacional  el Lunes, 15 de Octubre del 2012

La reelección del presidente Hugo Chávez debería permitir que Venezuela y Guyana lleguen a una solución a la controversia por el territorio Esequibo, publicó el diario Guyana Chronicle en su editorial del 9 de octubre.

“El problema se ha extendido por mucho tiempo y en el espíritu de amistad que hoy impera no se debe permitir que se prolongue más”, sugirió.

Destacó que llega a la conclusión después de ver el mensaje que envió el mandatario de su país, Donald Ramotar, a Chávez por su triunfo en los comicios.

“Guyana debería estar aspirando a la profundización y el fortalecimiento de los nexos entre los dos países. Ramotar envió expresó en su mensaje ese sentimiento. Desde nuestro punto de vista, la solución de la controversia es uno de los temas a abordar”, expresó.

El diario Stabroek News, de Georgetown, alertó en su editorial del 13 de octubre que si bien la victoria de Chávez puede ser positiva, no hay razón para alegrías. “Mientras se embarca en la próxima fase de su revolución, surgen dudas sobre su sostenibilidad económica y sobre las implicaciones de ello en su política exterior”, advirtió, a la vez que se hizo eco de que pudiera haber una devaluación en Venezuela.

19DIC2012

Recuperamos el Esequibo[51].

 ¿y ahora qué?

Miércoles, 19 de diciembre de 2012

Regiones de Defensa Integral de Venezuela (FANB)

27-12-12

Por Carlos Oropeza

Desde hace muchos años la principal vindicación patria es el el retorno del territorio de la Guayana Esequiba a la geografía nacional. Muchos ríos de tinta han corrido desde el siglo XIX acerca de los muchos títulos históricos y jurídicos que posee Venezuela y las artimañas británicas que derivaron al robo de 159.500 kilómetros cuadrados en una tarde de París en 1899.

Sin embargo, muy poco se ha escrito acerca de lo que se debe hacer en el momento en que oficialmente la Guayana Esequiba sea reincorporada a la división política venezolana. Esperamos que la diplomacia venezolana este en las condiciones para dar sus argumentos y lograr mediante mecanismos pacíficos de la ONU hacer realidad nuestra principal causa nacional.

En este análisis, apegado a la Constitución Nacional y en las Leyes venezolanas, realizo algunas propuestas a corto, mediano y largo plazo para una adecuada integración del Territorio Esequibo, evitando los traumas para la colectividad esequibana, oprimida por más de 112 años por los gobiernos británico y guyanés.

Luego de las celebraciones por el retorno de todo o parte del Esequibo, el gobierno nacional del momento debe tomar algunas decisiones entre ellas:

1) La toma de inmediato de la Fuerzas Armadas, para garantizar el orden y evitar focos de rebelión pro-guyanés (art.329 CRBV).

2) Declarar a la Guayana Esequiba Territorio Federal bajo la administración del Presidente de la República (art.16 CRBV). este debe nombrar a un gobernador por un cierto periodo de tiempo. Crear una Ley Especial para el territorio Esequibo.

3) Garantizar que los organismos públicos nacionales estén presentes en cada poblado del territorio, afín de propiciar la presencia del Estado. De igual manera incentivar el poblamiento  de venezolanos en toda la región.

4) Garantizar la cedulación de todos los nacidos en el territorio.

5) Elegir a un poblado que de manera temporal servirá como capital del territorio (Bartica, Anai, Letem…)

División del Territorio Esequibo

6) Sudividir el territorio en cuatro regiones: Región Barima-Guainí, Región Moroco-Pomarón, Región Cuyuní-Mazaruni y Región Alto Esequibo.

7) Agilizar la construcción de carreteras para unir las diversas poblaciones y crear puertos marítimos y fluviales para la distribución de bienes y materiales.

8) Realizar un censo de población en el territorio con la intención de medir las necesidades de bienes y servicios.

9) Decreto Ley para la implementación del castellano como segundo idioma en el territorio.

10) Creación de una red eléctrica para el territorio en conjunto con planes de desarrollo hidroeléctrico.

  1. Construcción de acueductos por regiones y mejorar el sistema de distribución de agua potable.

12) Mejora y construcción de centros de salud en todas las poblaciones esequibas.

13) Creación de áreas de protección especial para la flora y fauna regional.

14) Establecimiento de teatros de operaciones del ejercito en la frontera con el Brasil y a lo largo del río Esequibo.

Se deben patrullar los ríos y el mar territorial esequibo.

15) Propiciar la integración de la nación y de la población esequibana, enriqueciéndose ambos de su cultura, lenguaje y forma de vida.

16) Creación de núcleos agrícolas e industriales aprovechando los recursos y la mano de obra esequibana, incorporarla a polo de industrias de Guayana.

17) Incentivar el turismo, la inversión nacional e internacional y la construcción y mejora a los aeropuertos y la industria hotelera existente.

18) Proyectar y construir una nueva capital en el territorio, en una área propicia para la  efectiva administración regional (Madia, Issano).

19) Garantizar los derechos y deberes constitucionales y la calidad de vida de los habitantes esequibanos y en especial de las poblaciones indígenas.

20) El estado debe tomar la decisión en un futuro, de crear un estado en el territorio o reintegrarla a los estados Bolívar y Delta Amacuro.

Estas son algunas propuestas a fin de garantizar que el retorno de la Guayana Esequiba al patria venezolanas. Puede que se haya ignorado alguna, pero desde mi punto de vista es lo esencial para que los esequibanos y el resto de los venezolanos podamos encontrarnos y seguir juntos el camino del desarrollo.

Espero que los habitantes del Esequibo puedan conocer estas propuestas y dar sus sugerencias a fin de mejorarlas, porque no hay duda que muy pronto el Esequibo volverá a ser venezolana

¡El Esequibo es Nuestro!

 [1] Fuente: http://www.avn.info.ve/node/93969

[2] Fuente: http://www.oilwatchsudamerica.org/petroleo-en-sudamerica/region-sudamerica/3774-guyana-plataforma-canadiense-extraera-petroleo.html

[3] Fuente: http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=473649&Itemid=1

[4] Fuente: Frank López Ballesteros, El Universal http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/120206/venezuela-debe-a-la-onu-informe-sobre-el-esequibo

[5] Fuente: Agencia EFE http://noticias.lainformacion.com/economia-negocios-y-finanzas/petroleo-y-gases-secundarios/repsol-se-da-un-10-de-posibilidades-de-hallar-crudo-en-la-costa-de-guyana_iUs794lp0bnrlt5wKRlYp6/

[6] Fuente: Agencia AP,   http://www.noticias24.com/venezuela/noticia/96630/venezuela-reafirma-amistad-con-guyana-y-apego-al-derecho-internacional/

[7] Fuente Agencia AVN, http://www.avn.info.ve/node/103278

[8] Fuente: Agencia EFE, http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/actualidad/politica/guyana-lanza-punta-a-venezuela-de-ampliar-limites.aspx

[9] Fuente: EMEN, http://www.elmundo.com.ve/noticias/economia/internacional/venezuela-reitera-a-guyana-que-territorio-del-eseq.aspx

[10] Fuente: ND.-  http://www.noticierodigital.com/2012/03/venezuela-ratifica-en-la-onu-disputa-sobre-el-esequibo/

[11] Fuente: rtheis@eluniversal.com http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/120315/informe-aconseja-que-onu-no-evalue-solicitud-guyanesa-imp

[12] Fuente: Armando Avellaneda, El Nacional, http://esequibonuestro.blogspot.com/2012/03/objecion-de-venezuela-amenaza-con.html

[13] Fuente: GEORGETOWN (AFP)  http://www.lanacion.com.ve/internacional/lamenta-guyana-la-objecion-venezolana-sobre-extension-de-plataforma-continental/

[14] Fuente: Reyes Theis,  El Universal http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/120316/guyana-responde-que-en-tierra-no-hay-delimitacion-pendiente

[15] Fuente: Reyes Theis, El Universal http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/120317/solicitud-de-guyana-apunta-a-la-posibilidad-de-hallar-crudo

[16] Fuente: Oscar Hernández Bernalette,  El Universal http://www.eluniversal.com/opinion/120319/con-guyana-no-se-juega

[17] Fuente: Reyes Theis,  El Universal http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/120320/comision-que-evaluara-peticion-de-guyana-inicia-sesiones

[18] Fuente: Agencia AFP.- http://www.reporteconfidencial.info/noticia/3167553/-disputa-venezuela-guyana-llega-a-comision-de-la-onu-sobre-plataforma-continental/

[19] Fuente: Reyes Theis, El Universal http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/120321/petitorios-de-4-paises-afectan-fachada-atlantica-venezolana

[20] Fuente: Noticias24 http://www.noticias24.com/venezuela/noticia/98431/figueredo-advierte-que-la-solicitud-de-guyana-le-quitaria-mas-de-80-mil-kilometros-a-venezuela/

[21] Fuente: Sadio Garavini Di Turno, El Universal http://www.eluniversal.com/opinion/120327/guyana-y-ahora-que

[22] Fuente: Reyes Theis, El Universal http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/120413/guyana-niega-en-la-onu-disputa-con-venezuela.

[23] Fuente: Emilio Figueredo, Venepolicy abril-junio 2112:http://diploos.com/venepolicy/item/1827-venepolicy-abril-junio-2012.html

[24] Fuente: Reyes Theis, El Universal http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/120425/guyana-alega-silencio-de-venezuela-ante-su-solicitud

[25] Fuente: Reyes Theis, El Universal http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/120426/silencio-oficial-afecta-reclamo-del-esequibo

[26] Fuente: Reyes Theis, El Universal http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/120428/guyana-dice-que-posicion-venezolana-es-incongruente

[27] Fuente: Sadio Garavini Di Turno, El Universal http://www.eluniversal.com/opinion/120508/guyana-venezuela-incongruente

[28] Fuente: Reyes Theis, El Universal http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/120508/asesor-de-guyana-preside-comision-maritima-de-onu

[29] Fuente: http://www.aporrea.org/oposicion/a143307.html

[30] Fuente: Reyes Theis, El Universal http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/120514/estiman-que-guyana-alegara-desinteres-venezolano

[31] Fuente: Reyes Theis, El Universal http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/120517/toman-en-cuenta-objecion-venezolana-sobre-guyana

[32] Fuente: Agencia EFE http://www.noticias24.com/venezuela/noticia/107949/venezuela-y-guyana-trabajan-en-nueva-york-para-solventar-el-conflicto-fronterizo/

[33] Fuente: Armando Avellaneda El Nacional   http://54.86.143.146/base/krafts/index.php?option=com_content&svt_date=2012-05-18&task=view&id=37649

[34] Fuente: Reyes Theis, El Universal http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/120518/guyana-y-venezuela-consideran-nuevos-pasos-para-negociar

[35] Fuente: http://elimpulso.com/articulo/rogativa-por-el-diferendo-de-guyana-esequiba#

[36] Fuente: Sadio Garavini Di Turno, El Universal http://www.eluniversal.com/opinion/120522/guyana-el-caribe-y-la-onu

[37] Fuente: Reyes Theis, El Universal http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/120604/guyana-explora-area-en-fachada-atlantica-venezolana

[38] Fuente: Reyes Theis, El Universal http://m.eluniversal.com/nacional-y-politica/120604/guyana-explora-area-en-fachada-atlantica-venezolana

[39] Fuente: El Universal http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/120604/figueredo-recomienda-protestar-concesiones-guyanesas-en-aguas-venezolanas

[40] Fuente: Reyes Theis, El Universal http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/120605/guyana-confirma-estudios-en-bloque-que-protesto-venezuela

[41] Fuente: http://lta.reuters.com/article/domesticNews/idLTASIE85602120120607?pageNumber=3&virtualBrandChannel=0

[42] Fuente: http://www.entornointeligente.com/articulo/1274785/VENEZUELA-Exxon-entra-en-Guyana-para-volver-a-la-faja

[43] Fuente: Adolfo P. Salgueiro, El Universal http://www.eluniversal.com/opinion/120609/dilema-entre-estupidez-y-traicion

[44] Fuente: Reyes Theis, El Universal http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/120610/petroleras-aprovechan-inaccion-venezolana-sobre-guyana

[46] Fuente: Sadio Garavini Di Turno, El Universal http://www.eluniversal.com/opinion/120731/que-pasa-con-el-esequibo-y-la-fachada-atlantica

[47] Fuente: Sadio Garavini Di Turno, El Universal http://www.eluniversal.com/opinion/120814/guyana-y-la-ofensiva-diplomatica

[48] Fuente: http://www.untinternacional.org/2012/08/21/comunicado-de-la-ong-mi-mapa-de-venezuela-incluye-nuestro-esequibo/

[49] Fuente: http://nuestrolegadoeterno.blogspot.com/2012/09/no-esquivar-el-esequibo.html

[50] Fuente: http://www.entornointeligente.com/articulo/1323868/VENEZUELA-Reeleccion-de-Chavez-facilitaria-fin-de-la-disputa-11102012

[51] Fuente: http://esequibonuestro.blogspot.com/2012/12/recuperamos-el-esequibo-y-ahora-que.html

Publicado en DIFERENDOS, ESEQUIBO | Etiquetado , | Deja un comentario