El misterio de la mujer a la que el capitán del Concordia entregó un ordenador antes de ser arrestado.#SectorAcuatico

Se trataría de una abogada de la compañía Costa Cruceros, a la que la Policía estaría pensando en interrogar.

El capitán del Concordia, Francesco Schettino, entregó un ordenador a la abogada de Costa Cruceros antes de ser arrestado, según asegura Davide Loreti, el enviado especial de los informativos de la cadena italiana Mediaset que entrevistó al comandante.

«Una señora rubia, no muy alta, entre 50 y 60 años, con un abrigo beige. Irrumpió en el hotel Bahamas cuando acababa de terminar la entrevista con el comandante. Noté cierta deferencia de Schettino hacia la mujer. Nuestra cámara estaba apagada, desafortunadamente no tenemos imágenes de ella», publica «Corriere.it».

Se trata de un personaje importante en esta historia ya que cuando el comandante Schettino huyó del Costa Concordia y se puso a salvo en la isla italiana de Giglio tenía consigo un ordenador que ahora no se encuentra por ningún lado. ¿Dónde está? ¿Se lo pasó a la misteriosa abogado antes de ser arrestado? La Policía de Grosseto está intentando aclarar los hechos y muy pronto convocarán a los altos cargos del Costa Concordia.

Sin embargo, la compañía desmiente que la persona que se encontró con Schettino «haya recibido nada del comandante». ¿Pero en realidad cuál es la identidad de esta mujer?

El propietario del hotel Bahamas, Paolo Fanciulli, revela que las cámaras de vigilancia de las instalaciones tomaron las imágenes de la mujer entrando en el hall pero «por motivos de privacidad las máquinas borran automáticamente las imágenes 48 horas después». ¿Se podrán recuperar?.

«Aquella mañana, Schettino llevaba un abrigo azul de cuello alto que seguro que no llevaba puesto en el momento del hundimiento del Costa Concordia», cuenta Loreti. Y sobre este punto, la Policía está investigando donde y por qué el comandante se cambió de ropa.

«Cuando la mujer se dio cuenta de que Schettino había realizado esta entrevista se enfadó mucho», cuenta el enviado especial Davide Loreti. «¿Comandante, qué está haciendo? Se lo prohíbo, se lo prohíbo», cuenta el reportero del Tgcom.

El propietario del hotel recuerda que la mujer se lo llevó de malas maneras. El comandante Schettino tenía en la mano una bolsa roja que había pedido al mismo Fanciulli que se lo guardara. ¿Qué había dentro? «Algo rígido, rectangular, precisa. Cuando dejó el hotel lo tenía en las manos todavía». ¿Pero luego qué ocurrió?

Una mujer de unos 25 años, de nacionalidad moldava, estuvo sentada en la sala contigua al puente de mando del crucero Costa Concordia cuando ocurrió el naufragio de la nave frente a la Isla italiana de Giglio. Las autoridades locales vienen investigando por qué estaba en un lugar reservado para la tripulación del barco y su relación con el capitán del navío, Francesco Schettino, quien es sindico como el principal responsable de la tragedia.

La rubia y bella mujer identificada como Dominika Cermortan, apareció hoy en la televisión moldava Journal TV y aseguró que era parte de la tripulación del barco, sin embargo, las pesquisas preliminares arrojaron que su nombre no aparece en ninguno de los registros de personal.

 

Cermortan reconoció que estuvo cenando con el capitán en el momento en que la nave colisionó contra las formaciones rocosas, sin embargo, defendió la maniobra de Schettino que, según ella, salvó a millares de personas. “Creo que ha desarrollado un trabajo extraordinario, toda la tripulación es solidaria con él y piensa que ha salvado a más de 3,000 personas”, dijo a los medios italianos.

La joven, quien narró que pudo llegar a un bote salvavidas y ayudar a otros pasajeros durante el naufragio, será interrogada por la Fiscalía de Grosseto, que investiga el hecho y pretende armar el rompecabezas de lo que sucedió exactamente en el puente de mando cuando el Costa Concordia zozobró.

DE VUELTA AL PUEBLO

Por su parte Schettino, quien ahora es llamado el “capitán cobarde” por abandonar la nave cuando aún había pasajeros a bordo, llegó a su pueblo, Meta di Sorrento, con una escolta policial. Contrariamente a lo que podría pensarse, fue recibido de forma cálida y multitudinaria, pues sus paisanos los consideran un héroe por haber evitado una tragedia mayor.

Schettino debe cumplir arresto domiciliario hasta que concluyan las averiguaciones. La versión del capitán es que no escapó de la tragedia, sino que cayó sobre un bote de salvataje de manera casual.

Anuncios

Acerca de JUALPEAC

Consultor marítimo-Portuario
Esta entrada fue publicada en Costa Concordia, MICELANEAS y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s